Hay esperanza. Hay 21 F

10 07 2018

Un análisis de la dirigente del gremio del gas y de la Alameda, Ximena Rattoni. 

Asistimos en los últimos tiempos a la consumación de uno de los engaños mejor “coucheados” de la historia. Una mayoría de ciudadanos que votó a un gobierno que prometió el oro y el moro y nos terminó entregando al FMI, endeudados de por vida, destruyendo empleos y sumiendo al pueblo trabajador en una escalada de inflación y recesión que, de no tener freno, terminará causando aún más angustia a las familias argentinas.

Muchos amigos y compañeros me plantean estos días que ven cierta desazón, un poco de desánimo y desconsuelo. 

Es lógico en un sentido cuando uno recibe tantos golpes.

Pero a despabilarse porque estamos de pie y aunque nos parezca difícil, hay salida y se está vislumbrando.

No tenemos dudas de que la bomba de tiempo económica que armó el gobierno de Mauricio Macri para saquear las arcas del país, entregar soberanía y recortar derechos, más temprano que tarde explotará.  No hay manera de detenerlo.  Podrán hacer tiempo y emparchar, no más que eso.

Y no podemos permitirnos que cuando se haya caído la última careta, no tengamos alternativa, organización, programa de gobierno y entusiasmo patriótico y militante para ponernos la Patria al hombro.

Eso sí, es con el movimiento obrero a la cabeza.

Por eso desde aquella impresionante movilización unitaria que fue el 21F, comenzamos a trabajar en cada rincón del país el armado de multisectoriales alrededor de una premisa básica: la solidaridad con todas las organizaciones en lucha en cada territorio.  Y debatiendo y enriqueciendo un Programa de 21 puntos que los trabajadores/as levantamos para salir de la catástrofe en la que nos está sumiendo este gobierno oligarca y represor.

El “plan” de Macri no tiene salida. Puede haber debate y opiniones respecto a si en estas condiciones llega al 2019 o no, o eventualmente en qué condiciones. Está por verse, sea en el momento que sea, cuál es la alternativa política posible en esa instancia. Puede venir un nuevo gobierno de transición.  Puede venir incluso lo mejor de estos tiempos.  Venga lo que venga, los trabajadores/as debemos poner en alto nuestras demandas concretas, estratégicas y soberanas para que, gobierne quien gobierne en el futuro, deba escuchar y asumir la voz del pueblo.

El actual gobierno debería llamar a una sincera concertación económica y social.  Si estuviera dispuesto a eso, el Movimiento 21F también pone su Programa para ser tomado y cambiar el rumbo.  Lamento sentir que la administración Macri es absolutamente incapaz de hacer tal llamado porque no es la Patria lo que les quema en las venas.

Compañeros y compañeras: son momentos complejos, recibimos muchos cachetazos, a veces quedamos atontados, de a ratos nos puede sorprender cierto desánimo. Pero miren! estamos de pie, nos arde en el alma el grito de nuestro pueblo, estamos cosiendo unidad a lo largo y ancho del país, tenemos programa de salida y no nos vamos a entregar como corderos.

Por último comparto lo que dice Francisco en su encíclica socio-ambiental Laudato Si que siempre somos más fecundos cuando nos preocupamos por generar procesos más que por dominar espacios de poder.  Son momentos de grandeza, de echar a andar un movimiento nacional con los trabajadores organizados a la cabeza, de poner lo principal por delante de nuestras miserias y heridas.  Es momento de ponernos la Patria al hombro.

 

Miren! Estamos de pie!  Hay esperanza!  Hay 21 F !

Anuncios




Vera en el Vaticano

27 06 2018

Se está desarrollando un coloquio sobre los derechos de los pueblos originarios.

En la Casina Pío IV, sede de la Academia de Ciencias y Ciencias Sociales del Vaticano, inició este miércoles 27 un nuevo capítulo del grupo Ética en la Acción, que es conformado por un selecto grupo de líderes religiosos, teólogos, académicos, líderes empresariales y laborales, profesionales del desarrollo, y activistas para el desarrollo sostenible e integral.

Gustavo Vera, titular de la Alameda, se encuentra en el palco detrás del canciller de la Academia y organizador del coloquio, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo. Junto a Vera un activista antimafia de México, Carlos Cauce, que hace pocos días tuvo su casa tiroteada por narcos, y este miércoles en la audiencia de la Plaza San Pedro, el Papa Francisco lo saludó y firmó un banderín del líder revolucionario mexicano Emiliano Zapata.

Todos los presentes del coloquio

En primera fila se sumó Jeffrey Sachs, profesor y Asesor Especial del Secretario General de la ONU; también los cardenales Lorenzo Baldisseri (Secretario General del Sínodo de los Obispos) y John Onaiyekan (Archidiócesis de Abuja, Nigeria). Otra de las figuras relevantes es Antonio Spadaro, director de la revista católica italiana de la Compañía de Jesús La Civiltà Cattolica.

En el documento por este coloquio se señala que a Ética en  Acción “los impulsa la encíclica sobre ecología integral Laudato Sí y los objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas”.






Un monseñor vaticanista y líderes sindicales en debate

6 06 2018

Vera, Palazzo, Sanchez sorondo, Moyano, Yasky y Micheli

Desde el Vaticano monseñor Marcelo Sánchez Sorondo participó de una charla con los referentes sindicales de la Multisectorial 21 F. En el día del Medio Ambiente el eje fue la encíclica sobre ecología integral del Papa Francisco llamada Laudato Si.

Pablo Moyano (Camioneros), Pablo Micheli (CTA Autónoma), Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores), Sergio Palazzo (Corriente Federal), Gustavo Vera (Alameda) rodearon a monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Academia de Ciencias y Ciencias Sociales del Vaticano.

En el primer piso de la Biblioteca Eva Perón inició la charla el organizador Gustavo Vera. Se concentró en las coincidencias de Laudato Si con el Proyecto Nacional de Juan D. Perón al “advertir el camino suicida de la humanidad con la destrucción de su casa común sólo por el afán de dinero”.

Luego tomó la palabra Sánchez Sorondo quein aseguró algo muy evidente “no tenemos para irnos a otro planeta. Entonces el cuidado de la casa común incluye a quienes tienen buena o mala voluntad porque todos nos vamos a pique”, y por la encíclica del Papa jesuita y argentino definió monseñor que es “una síntesis de biblia, filosofía, teología, ciencia. Es la razón y fe como ya había definido Juan Pablo II”.

Sin dejar de ir al corazón del trabajo del Papa por el cuidado de la casa común (se recordaba en todo el mundo este martes 5 el Día Mundial del Medio Ambiente) reveló este argentino en el Vaticano desde 1971 “que las presiones de los petroleros fueron fuertísimas contra la encíclica y de los políticos que dependen de las petroleras. Porque el Papa no olvida que es el combustible fósil la principal causa del calentamiento global”.

El primer sindicalista en tomar el micrófono fue el bancario Palazzo. “Las implicas en el trabajo es hablar de la destrucción de la casa común. Porque hoy la excesiva financiación por encima del empleo, nos genera este mundo sin justicia social. Por eso cuando criticamos a este gobierno (por Cambiemos que lidera Mauricio Macri) decimos que es una política de mentiras con cinismo. Dicen que quieren dialogo pero cualquiera que los critica es considerado golpista. Por eso no existe el dialogo son el gobierno de la mentira con cinismo”.

Por su lado Pablo Micheli resaltó su pueblo, Junin, de la provincia de Buenos Aires. “Hubo 15 días de lluvia permanente y esto se ocultó hasta en los medios locales. Luego vino el brote de meningitis. Por eso creo que el movimiento obrero debe discutir el cuidado de la casa común como lo hace con los salarios, tarifazos o la reforma laboral”.

En el publico había muchos delegados sindicales, laicos activos de la iglesia, militantes sociales y hasta el senador nacional Fernando Pino Solanas.

“Nuestras creencias, la comunidad organizada y los gremios son nuestra identidad tan fuerte como puede ser el mate. Porque ningún otro país todavía sostiene un 40 por ciento de los trabajadores sindicalizados. En México, Colombia, Paraguay, Perú casi el sindicalismo no existe. A ese modelo nos quieren llevar. Por eso debemos seguir en este camino de un sindicalismo profundamente político que encare estos debates que hacen a la humanidad”, cerró el diputado nacional y dirigente sindical Hugo Yasky.

El coordinador de la charla antes de pasar el micrófono aportó una definición de unidad y perspectiva a futuro. “El movimiento obrero organizado y el Papa unidos nos aportan la esperanza que necesitamos para luchar por la casa común”, aseveró Vera.

Para el cierre Pablo Moyano detalló la contaminación que provocan en los chóferes de camiones para empresas petroleras, mineras y cerealeras. “Ellos depredan el ambiente a costa de la vida de los trabajadores que se enferman y mueren sin ser ancianos”. Por la coyuntura local Moyano anticipó que va a seguir dando pelea que así como estuvimos con monseñor Oscar Ojea y ahora con Marcelo del Vaticano con este respaldo vamos a pedir el paro si no acceden a cumplir con la suba salarial del 27 por ciento”.

El enviado del Sumo Pontifice cerró con la lectura del último documento que emitió sobre la economía y la crítica a quienes fugan sus ganancias al exterior, a través de las llamadas off-shore.





“Los grandes grupos económicos ven en el Papa una amenaza”

30 04 2018

Agustín D’Atellis economista argentino

El Vatican Insider, la web del diario italiano La Stampa, publicó una entrevista a un economista argentino sobre la influencia de Francisco en la realidad económico-financiera global. “No se trata de acabar con el capitalismo, sino de poner la economía al servicio del bien común”

Agustín D’Attellis, economista argentino

PUBBLICATO IL 26/04/2018

Por ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ

La gran economía, obnubilada por el “dios dinero”, favorece al crimen organizado. Existe un vínculo cada vez más estrecho entre los paraísos fiscales, los grandes bancos internacionales y los grupos delictivos más peligrosos del planeta. Por eso, cuando el Papa critica el capitalismo salvaje y la economía de exclusión, muchos grandes poderes lo ven como una amenaza. Quizás no lo critican abiertamente, pero alimentan la resistencia en su contra.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads

Es la convicción de Agustín D’Attellis, economista argentino. Docente de la Universidad de Buenos Aires, especialista en macroeconomía y mercados financieros, en entrevista con el Vatican Insider habla del impacto de “Laudato Si” en el debate económico-financiero mundial.

¿Qué impacto tiene el pensamiento de Francisco en la economía mundial?
El mensaje del Papa incluido en la encíclica “Laudato Si” apunta a un cambio en los pilares mismos sobre los cuales está sostenido el actual modelo económico-financiero que, en estas épocas de retorno neoliberal en el mundo, empieza a dar cada vez más margen para que el crimen organizado tenga una participación fuerte. A final de cuentas se trata de finanzas y moral. Los mercados financieros se rigen, entre otras cosas, por la competencia pero esta conduce a comportamientos muy cuestionables desde lo moral. Poner en duda estas cosas es enfrentar intereses muy poderosos del mundo real.

Entonces, ¿qué se debería hacer?
Tenemos que ir a un esquema que ponga al sistema económica al servicio de lo productivo, del empleo, del bien común. Es ahí donde el mensaje del Papa enfrenta intereses reales y no sólo de mafias o de grupos que trabajan en la ilegalidad, sino de un esquema financiero internacional que está al servicio de ellos. No se pueden negar los vínculos estrechos que existen entre los paraísos fiscales, las empresas “off shore” y los grandes bancos internacionales. No sirve de nada denunciar a los paraísos cuando estos operan con bancos reconocidos, con presencia en todo el mundo y que parecieran estar al margen de esto pero no, trabajan en conjunto. Cuando el Papa denuncia el abuso de las finanzas está apuntando al corazón de Wall Street.

Pero a Wall Street no le interesa lo que el Papa tenga para decir, ¿para qué sirve su palara?
Para empezar a cuestionarnos todas estas cosas, para empezar a armar y organizar fuerzas que contrasten con este modelo enfermo y tratar de ganar la disputa.

Es como la historia de David contra Goliat…
Si, Francisco es como David pero en un espacio estratégico porque el Papa está ubicado en un lugar que no es menor para poder plantear esta disputa. Igualmente creo que es necesario organizarse desde diferentes sitios. Como la Red Antimafia de Argentina, con movimientos sociales y sindicales, así como con otras organizaciones. No es una unidad sólo de dirigentes, sino una unidad de abajo hacia arriba, para que varios sectores de la sociedad puedan poner en jaque el esquema en su base. No es fácil, porque estamos hablando de personas que manejan cientos de millones de dólares todos los días.

¿Sería descabellado pensar que, tarde o temprano, estos intereses promoverán una resistencia al Papa, aunque no sea abierta y desfachatada?
Si, porque los grandes grupos de poder económico concentrado ven en la figura del Papa una amenaza. Él está en un lugar estratégico y, con una habilidad importante, cuestiona los fundamentos del sistema sobre el cual estos grupos operan. Es el individualismo por encima de una sociedad pensada en términos de bien común y de conjunto. Eso Francisco lo pone en cuestión y habla de comportamientos colectivos, del otro, de la necesidad concreta de apuntar contra estas herramientas que permiten el crecimiento de las organizaciones delictivas en el mundo.

¿No es una mirada muy teórica, demasiado global? ¿Eso le importa a la gente?
Toda esa economía macro, obnubilada por el “dios dinero” y corriendo atrás de él, permite que sean cada vez más estrechos los vínculos entre los grandes capitales y el crimen organizado. Pero la consecuencia se da en la microeconomía, en la realidad de todos los días: en ese chico que vende droga y termina matando al vecino por una disputa, en el aumento en los niveles de inseguridad y violencia en los barrios, en las familias. El Papa, desde una visión muy clara del mundo, va en otra dirección. Por eso, la disputa necesariamente pasará a los hechos, porque si bien muchos de estos poderes se cuidan de criticar directamente al Papa por el rol que ocupa y la popularidad que tiene, por abajo se nota que promueven la resistencia a su discurso.

No todos los críticos representan a grandes capitales, una cierta “clase media” dice no comprender al Papa, su crítica al capitalismo salvaje y lo mira con recelo. ¿A qué se debe?
Ahí es muy importante comunicar, llevar el mensaje de “Laudato Si” a la gente que no lee documentos papales. Ese escrito aborda muchas temáticas, no sólo religiosas, por eso se debe transmitir no sólo desde las estructuras de la Iglesia sino desde otros espacios. De otra manera, sectores de clase media confundidos y empujados por esta lógica del retirarse en el interés por las cosas públicas, del individualismo, terminan siendo víctimas del sistema.

¿Por qué dice eso?
Por mensajes cruzados que les llegan a estas personas, por ejemplo, terminan criticando la figura del Papa y defendiendo inocentemente, hasta sin quererlo, cuestiones indefendibles como que ciertos funcionarios públicos sean dueños de sociedades “off shore” en paraísos fiscales. Al hacerlo terminan, sin darse cuenta, defendiendo estructuras que tienen un impacto muy directo sobre las operaciones del crimen organizado. Son los mismos grupos que, después, los afectan a ellos mismos en materia de seguridad. En casos como este, grandes sectores de la “clase media” se activan en contra de sus propios intereses. Inocentemente, sin saberlo, por el mar de confusión al cual se los conduce.

¿Se trata de cambiar el sistema o de reformar lo que ya existe? Porque se suele decir que es absurdo cuestionar al capitalismo siendo el único sistema que “realmente funciona”.
El mundo ya tuvo ese debate de la oposición entre dos sistemas, el capitalista y el socialista. Todo terminó cómo ya sabemos. Hoy por hoy no existe un modelo alternativo al vigente. Entonces deberíamos ir modificando las cosas para evitar que el capitalismo se convierta en salvaje y se ponga al servicio de las mafias que hoy, según algunas estadísticas, manejan negocios por el cinco por ciento del Producto Interno Bruto mundial. Si seguimos así el crimen organizado será cada vez más grande, sus vínculos con el poder cada vez más estrechos, la simbiosis entre la política y estos grupos va a ser completa, los Estados van a trabajar directamente para ellos y terminaremos en sociedades fragmentadas, violentas, invivibles. Eso hay que frenarlo lo antes posible.

¿La palabra del Papa puede ayudar?
Es muy importante en un contexto difícil. Justo después de la crisis económica de 2008 algunas personalidades habían comenzado a cuestionar el impacto de la desregulación financiera y los paraísos fiscales, pero ahora volvimos atrás. Ante un nuevo auge de la cultura neoliberal, que se torna muy peligroso, la figura del Papa resulta clave. Si no tuviéramos a Francisco haciendo contrapeso con otra visión estaríamos en una situación aún más grave.

¿Es realista pensar que las cosas pueden cambiar?
El Papa está donde está, llegó donde llegó, pero no podemos pretender que él desde ahí, solo, cambie el mundo. Es una tarea que nos debemos muchos, cada uno desde su lugar, creando células chiquititas pero con la esperanza de crecer, crecer y sumar a otras personas. Sí, el sistema que tenemos es capitalista, pero como lo plantea el Papa debemos empezar a cuestionar estructuras. No se trata de acabar con las finanzas o con el crédito, por ejemplo, sino de transformarlos y hacer que funcionen al servicio de una sociedad mejor.

La “Laudato Si”, ¿tiene algún tiempo de impacto fuera de la Iglesia?
Creo que sí, me ha tocado estar en varias reuniones en las cuales se cita la encíclica y antes jamás había visto algo por el estilo. Mucha gente que no pertenece a la Iglesia y ni siquiera es creyente toma en cuenta a ese documento, está empezando a influir en diversas ramas del pensamiento. Claro, a nivel de operadores financieros ellos la ignoran completamente, primero porque no la entienden, y luego porque, sin conocerla mucho, la asumen como un enemigo o la etiquetan ideológicamente. Hay mucho de eso.

¿Se estigmatiza la propuesta del Papa?
Si, a través de las redes sociales y con mensajes cruzados se empieza a instalar cierta estigmatización ideológica hacia la figura del Papa. Ahí es importante hacer un contrapeso. Claro, uno lo intenta hacer desde el contenido y desde el pensamiento filosófico, pero jugás contra unos monstruos capaces de impactar sobre millones de perfiles de Twitter o Facebook con una gran capacidad tecnológica. Pero si todo esto sigue y no lo frenamos a tiempo, puede terminar muy mal.





Monseñor Sanchez Sorondo: “Los trabajadores deben luchar”

5 03 2018

“Deben luchar los trabajadores por la dignidad y la justicia. Y seguir la doctrina del Papa que es la doctrina del evangelio”, aseguró monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de la Academia de Ciencias del Vaticano, desde la biblioteca del Sindicato de Chóferes de Camiones este sábado 3 de marzo en el marco de una charla sobre los desafíos de la encíclica del Papa Francisco “Laudato Sì”.

Sánchez Sorondo viene de compartir el retiro espiritual del Papa Francisco con la curia. Es el segundo año consecutivo que se sientan uno al lado del otro en estas jornadas de oración y reflexión. Este monseñor argentino es un histórico en el Vaticano. En 1971 viajó al Vaticano y nunca más volvió a residir en la Argentina. Fue de San Juan Pablo II, el Papa polaco quien lo hizo obispo y designó en el cargo de la Academia de Ciencias y Ciencias Sociales. Al cumplir 75 años presentó su renuncia pero el Papa Francisco no se la aceptó y lo ratificó por cinco años en el cargo de canciller en la Academia por la que fueron miembro desde Galileo Galilei y unos 60 premios nobel. Siempre cuenta que el Papa jesuita y argentino le ordenó ocuparse de las nuevas formas de esclavitud y ahí es que comenzó su vínculo con la Alameda, más precisamente con Gustavo Vera amigo de Jorge Bergoglio.

Vera, Sànchez Sorondo y Moyano

“Me impresionó la Fe y el sentido común, el espíritu de familia de los convocados. Veo que siguen los desafíos del Papa y reconocen su importancia en esta coyuntura mundial tan difícil. La Argentina tiene que llevar la bandera del Papa y quien la lleva en estos momentos son los movimientos sindicales”, aseguró el canciller de la Academia de Ciencias quien a sus espaldas tenía un retrato fotográfico de Hugo Moyano tomando mate con el entonces cardenal Bergoglio.

Para cerrar el reportaje fue muy contundente en su mensaje a los trabajadores argentinos. “Tienen que aguantar, resistir, luchar por la propia dignidad, ustedes son quienes deben defender la dignidad del trabajo y la justicia”, y añadió como avizorando el futuro “seguramente esa resistencia, como fue el modelo polaco (por Solidaridad de Lech Walesa, dirigente de Astilleros que luego se consagró presidente) es lo que va a ganar, porque son la mayoría, creo que la forma es no plegarse, resistir, tener claras las ideas y seguir la doctrina del Papa que es la doctrina del evangelio”.





Charla de Moyano, Sánchez Sorondo y Vera

4 03 2018

Moyano, Sánchez Sorondo y Vera

La encíclica Laudato Si del Papa Francisco reunió este sábado 3 de marzo, por la mañana, a Gustavo Vera referente de la ONG Alameda, a Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo de la Academia de Ciencias del Vaticano y a Pablo Moyano secretario gremial de la CGT y secretario adjunto del Sindicato de Chóferes de Camiones.

En la biblioteca Eva Perón del barrio Parque Chacabuco, la Alameda y Camioneros organizaron una charla titulada “los desafíos de la encíclica Laudato Si”.

Todos con una estampita del papa jesuita y argentino

Moyano, cómo anfitrión recibió a un centenar de trabajadores y aprovechó para recordarles a los presentes la relación que inició con el Vaticano.

“En noviembre fuimos con una delegación de recolectores y barrenderos a partir de la invitación que Francisco le hizo a Maxi un compañero que había perdido las piernas a partir de un accidente mientras hacía la recolección. En ese encuentro le dijimos al Papa que íbamos contra la reforma laboral y cumplimos. Ese mismo día pero a la noche fue que nos recibió en una cena en el Vaticano monseñor Sánchez Sorondo por eso hoy lo recibimos aquí en nuestra biblioteca”, recordó Moyano.

Al micrófono Pablo Moyano a su lado monseñor

El segundo orador fue Gustavo Vera quién hizo hincapié en la encíclica Laudato Si como programa político y de vida para evitar el suicidio de la humanidad y explicó las coincidencias de Laudato Si con la doctrina social de la iglesia y la proyecto nacional de Juan Domingo Perón.

Los panelistas con el cartel de la convocatoria

“Laudato Si nos hace reflexionar sobre el suicidio de la humanidad que se concentra en el dinero sin importar los bosques, océanos, montañas y el aire. Los cuatro o cinco líderes del mundo que priorizan en el dinero no quieren entender que somos forasteros en esta tierra y que como me aconsejo mi amigo el padre Jorge nunca un coche fúnebre lleva detrás un camión de mudanzas”, afirmó Vera ante un auditorio de trabajadores que escuchaba con atención.

No obstante Vera aseguró que Laudato Si “no es un protocolo light de ecología por el contrario viene a decirle a los poderosos neoliberales del mundo que no es la teoría del derrame lo que salva a la humanidad sino construir comunidad como hace la Alameda, camioneros o las parroquias que están con el pueblo. De ahí que debemos entender la relación profunda de Laudato Si la doctrina social de la iglesia y el proyecto nacional de Perón. Porque cuánto más arriba más servidor como nos dice el Papa y esto lo hacemos predicando con el ejemplo porque no se puede vivir en Puerto Madero y hablar de los trabajadores y pobres. Porque siempre el poder te tienta con plata luego te encarpeta para extorsionante y esa es la manera de traicionar en la política a quienes te votaron”.

Vera al micrófono

Por su parte monseñor Sánchez Sorondo habló de la matriz energética que está destruyendo a la tierra como nunca antes sucedió en la historia. “En el punto 23 de Laudato Si el Papa no cedió a las terribles  presiones y sostuvo que se debe cambiar la matriz energética mundial con base en el petróleo y el carbón que está destruyendo nuestra única casa”.

 

El monseñor argentino fue ratificado por el Papa, ya que presentó su renuncia al cumplir 75 años, y reside en el Vaticano desde el año 1971. Sánchez Sorondo contó que vivió personalmente el proceso conocido como solidaridad en Polonia en la época de San Juan Pablo II.

“Todos los papas me han sorprendido pero este es argentino y lo debemos apoyar. Esto lo deben entender todos. Francisco tiene como programa las bienaventuranzas y en su corazón, en su gen, tiene la lucha contra las nuevas formas de esclavitud que son el trabajo forzoso laboral como la explotación sexual porque ninguna mujer quiere ser sometida para la prostitución y el tráfico de órganos como de drogas. Por eso les pido a ustedes trabajadores que lean Laudato Si y trabajen para que se aplique. No es menor que el Papa argentino haya logrado el apoyo de los líderes religiosos del mundo y de Naciones Unidas. Por eso ustedes más que nadie deben salvar a la humanidad de la plutocracia. Pluto es dinero, y las democracias son corrompidas  con las campañas electorales que pagan por ejemplo las petroleras a presidentes como Trump. Por eso los chinos están siguiendo más que nadie el bien común porque es la política que controla la economía y no al revés”, cerró Sánchez Sorondo que participó en el día de ayer en el Congreso Nacional de la presentación de un libro de un jueza argentina sobre trata y género.