Delegados y dirigentes de ATILRA Capital mateada y cena en la Alameda

22 07 2019

Los trabajadores delegados en distintas empresas y dirigentes del gremio de la pauperrizada industria lechera matearon y cenaron en la sede de la Alameda.

La industria lechera está en un momento bisagra. Los trabajadores delegados en distintas empresas instaladas en la provincia de Buenos Aires viven los embastes de las patronales, el gobierno de Macri y la conducción del gremio de Capital Federal de ATILRA, que hoy se encuentra rehén de sus propios malos manejos.

El viernes 19 circularon los mates en la sede de la Alameda, en el barrio porteño de Parque Avellaneda. En la ronda de los verdes amargos fue el titular de la Alameda quien inició el diálogo. Gustavo Vera hizo hincapié en un contexto internacional, nacional y el panorama del movimiento obrero frente al panorama que se complica aún con el desembarco despiadado de la aplicación de las nuevas tecnologías.

“Tenemos que ir a organismos estilo Consejo de Seguridad pero para la aplicación de las nuevas tecnologías donde este sentado el Estado, los trabajadores y empresarios, y que entre los tres sectores si no se está de acuerdo no se aplica una nueva tecnología, porque hoy hacerlo sin control lleva a mecanismos masivos de trabajadores, que sean solo descarte, desocupados, por eso el eje debe ser preservar el bien común”, afirmó Vera.

Quienes escuchaban eran los miembros de las comisiones internas de las empresas Danone, La Serenísima, Ilolay y Sancor, todas agrupadas en la seccional Capital Federal del gremio ATILRA.

Le tocó exponer a Ximena Rattoni, secretaria adjunta del gremio del Gas miembro de la CTA-A y la Alameda, explicar el rol de la Multisectorial 21 F.

Por su lado, Cristian Oliva de la comisión interna de La Serenísima y comisión directiva de ATILRA, agradeció a la Alameda por el recibimiento y contó la crítica situación de la industria lechera y las perspectivas de la lucha gremial “que se está produciendo en unidad con otras empresas del sector”.

Luego vino la ronda de opiniones de cada trabajador, mucho de ellos delegados jóvenes, que estrenan su participación gremial.
En el caso de Danone el proceso del triunfo de la comisión interna por encima de la conducción local de ATILRA fue posible por la máxima unidad y solidaridad entre los trabajadores en la planta y entendiendo que se viene un tiempo muy complicado contra sus derechos.

Muchos delegados hablaron que hoy viven la esperanza de la recuperación de la conducción de ATILRA Capital por la fuerzas que están ganando las comisiones internas, frente a una conducción doblegada ante Mauricio Macri y sin tener ninguna apoyatura, al nivel que no integran ninguna central de trabajadores.

La formación fueron otro de los puntos en común de cada uno de los trabajadores. Vera habló de la doctrina peronista actualizada con la encíclica Laudato Si (Alabado Seas), del Papa Francisco.

Los delegados de la empresa Sancor evidenciaron el proceso de vaciamiento de la empresa ante la conducción nacional de ATILRA que sigue quitando los aportes de los laburantes, y particularmente que el secretario general se lleva la parte administrativa a su empresa en la localidad de Sunchales, en la provincia de Santa Fé, profundizando aun mas el vaciamiento, y no presta ninguna asistencia a los trabajadores bonaerenses.

A la hora de la cena y ya para la conclusión del encuentro los delegados se comprometieron a colaborar en todo lo que necesite la Alameda, mientras que Gustavo Vera con Ximena Rattoni se comprometieron a la formación y profundizar el trabajo gremial con la comunidad barrial en cada empresa, porque es clave profundizar los lazos de solidaridad con la comunidad.

Anuncios




Ponencia de Gustavo Vera en el Vaticano

5 03 2019

Al cierre de la Cumbre Internacional de Trabajadores e industriales del transporte sobre Cambio Climático, Tráfico Humano y Nuevas Tecnologías, que se desarrolla en la Academia de Ciencias y Ciencias Sociales del Vaticano, en la Casina Pio IV, expuso Gustavo Vera, uno de los coordinadores nacionales del 21 F. Aquí sus palabras:

“Quiero resaltar las palabras muy afortunadas del presidente de la ITF (la Internacional de Trabajadores del Transporte), Paddy, que nunca hubiera imaginado estar acá (por el Vaticano) debatiendo una señal inequívoca que los tiempos cambian. Es la primera vez de un coloquio de trabajadores tan plural y masiva junto a empresarios para discutir el cambio climático, trata de personas y nuevas tecnologías que está directamente ligado al magisterio del Papa Francisco que es la bienaventuranzas y la figura de San Francisco de Asís. Acá se está dando voz a los que no tienen voz por eso estamos todos emocionados.

En lo que respecta algunos puntos del debate quiero recordar que Papa Francisco plantea en Laudato Sí que la crisis es ambiental y social producto de este sistema basado en el Dios dinero y la tecnocracia. Los tres problemas centrales son el cambio climático, la cultura del descarte o miles de personas sin trabajo por aquellos que solo buscan la máxima ganancia y no el bien común y luego la tercer consecuencia de este sistema en crisis son las nuevas formas de esclavitud de aquellos que quedaron excluidos que luego son captadas por estas mafias para trata laboral, sexual, explotación infantil, tráfico de órganos.

El Papa tiene la concepción que somos todos hermanos, hijos de Dios y que estamos de paso por esta tierra con la función de dejarla mejor de como la encontramos, Este nuevo mundo, la nueva solidaridad universal se logra restableciendo tres relaciones.

La primera la relación de los hombres entre sí como hermanos, la segunda relación con la naturaleza custodiado y entregarla mejor de lo recibido, y la tercer relación es con Dios.

Por eso no es cuestión de cuidar la casa común solo para un grupo muy pequeño, que no tiene en cuenta la dignidad del trabajado; acá se plantearon dicotomias, como por ejemplo la automatización reduciría las emisiones contaminantes y también podía ayudar a reducir accidentes de tránsito, pero no se demostró que preserve la dignidad del trabajo, por eso es necesario respetar esas tres cuestiones y solo se logra en un diálogo o encuentro de todas las partes y permanente acordando el respeto de la casa común y restableciendo estas tres relaciones que antes cite.

Quería recordar algunos puntos textuales del Papa en Laudato Si sobre la tecnología:

Punto 4 “los progresos científicos y técnicos y el crecimiento económico si no van acompañados por un autentico progreso moral y social se vuelven contra el hombre.

Después en el punto 109 Francisco sostiene que “algunos afirman que la tecnología resolverá todos los problemas ambientales así como otros creen que el crecimiento del mercado solucionará el hambre y la miseria en el mundo. De este modo sostienen que la maximizan de beneficios es suficiente. Pero el mercado no garantiza el desarrollo humano integral e inclusivo.

En el punto 114 “es urgente una revolución cultural. La ciencia y la técnica no son neutrales. No se trata de volver a la época de las cavernas, pero hay que aminorar la marcha, recoger los avances positivos y sostenibles y a la vez recuperar los valores y los grandes fines humanos arrasados por el desenfreno megalomano”. 

En el punto 119 Francisco sostiene “no podemos sanar nuestras relaciones con la naturaleza, sino sanamos las relaciones básicas entre seres humanos”

En el punto 128 vuelve a hablar de la técnica “no debe buscarse que la tecnología reemplace al trabajo porque el trabajo es una necesidad y parte del sentido de la vida en esta tierra. Por eso, la ayuda a los pobres con subsidios debe ser provisoria. Lo correcto es permitirles una vida digna a partir del trabajo”.

Por último en el punto 189 “la política no debe someterse a la economía y esta no debe subordinarse al paradigma tecnocrático. Hay que colocar la política y la economía al servicio de la vida humana”.

Para reencontrarnos como humanidad se requiere de dialogo y encuentro para armonizar la dignidad del trabajo y la preservación del ambiente. Quizás podemos encontrar una formula de resolver esto en la declaración para bregar que en todos los Estados, a través de la OIT y la ONU, entre otros organismos internacionales, promover que existan arbitrajes obligatorios tripartitos cuando los cambios tecnológicos impliquen consecuencias no deseadas en las fuentes laborales y de impacto con el medio ambiente, o sea frente a cambios tecnológicos que hacen cambiar cualitativamente cierta rama de la producción debe haber un consenso que permita un equilibrio entre los intereses del Estado que debe defender el interés común, el interés de los trabajadores por su trabajo, y el interés de los empresarios que quieren dinamizar sus emprendimientos y están en todo su derecho, allí este arbitraje frente a los cambios tecnológicos no se produzcan no deseadas para el ambiente o fuentes de trabajo.

Por lo tanto pensamos que el desarrollo tecnológico debe estar tutelado por la comunidad, en ese marco de ese arbitraje y dialogo, algunas soluciones que se debaten en países escandinavos como el reparto de horas de trabajo sin baja de salario, o en Corea del Sur banco de horas. 

En esta Academia he planteado que debemos tener cuidado con la posición del FMI, y lo dejé en un encuentro de la Academia, su nuevo enfoque social, o contemplativo de la realidad social, y lamentablemente este experimento lo están aplicando en Argentina, donde prestaron como nunca antes una deuda de 57 mil millones. El ajuste esta vez habilita subsidios para personas desocupadas producto de las mismas políticas que impone el FMI, que es la apertura de importaciones, reducción mercado interno, de la planta del Estado. O sea todos los descartados con un subsidio eterno, esto provoca un apartheid de desocupados sin esperanza, no podemos tener una casa común de ultra ricos y los mutantes viviendo en la periferia con una limosna sin dignidad. La frase ganaras tu pan con el sudor de tu frente es para todas las religiones y es justamente la esencia de las personas. 

La otra cuestión son las nuevas formas de esclavitud aquí lo plantearon aquí los trabajadores y empresarios que es revisar la cadena de valor para ver el origen de los productos que se basan en la trata, trabajo esclavo o explotación infantil.

También podríamos adherir a lo que ya subscribieron alcaldes, religiosos, gobernadores, que considere este encuentro a la trata en todas sus formas delito de lesa humanidad, es decir que no prescriba, y que esto figure en la legislación de cada país.

También propongo el método italiano de incautación por el Estado y reutilización de bienes social, en trabajos como lo que sucede con los camioneros filipinos sometidos a la esclavitud en Dinamarca, o sea la incautación con la ley para poner esas estructuras productivas a favor de la dignidad humana, aquí en Italia más de 30 mil incautaciones, es un buen ejemplo.

Otra propuesta es la planteada por el compañero Juan Pablo Brey que es establecer protocolos de intervención, prevención y denuncia sobre temas de trata que adopten empresarios y trabajadores. Es clave la colaboración del sector del transporte para erradicar la trata de personas.

Otro de los puntos que se planteó es el fortalecimiento del transporte público para que no se siga produciendo autos que generan contaminación.





Vera expuso en el Vaticano

11 12 2018

Gustavo Vera

El titular de la Alameda, Gustavo Vera, expuso en la Academia Pontificia de Ciencias y Ciencias Sociales del Vaticano respecto a que la esperanza para la humanidad es en la unidad de los creyentes de todas las religiones, los sindicatos y los movimientos sociales. Además hizo un llamado a estudiar los procesos de México, Bolivia y China.

Aquí el discurso completo en un nuevo encuentro de Ética en Acción, un grupo de referentes políticos, religiosos y académicos de todo el mundo:

  1. Ética en Acción fue un grupo de trabajo que se propuso líneas de acción de acuerdo al Laudato Si (la encíclica socio-ambiental del Papa Francisco) para impulsar los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de Naciones Unidas y el plan para combatir el cambio climático aprobado en la Cumbre de París. Los objetivos loables de los ODS y del tratado de COP21 llegaron muy tarde a los efectos sociales que la globalización de la indiferencia capitalista había provocado en el mundo e incluso en las fuentes de trabajo de los países más desarrollados.
  2. Así fue como asistimos a una pérdida de autoridad cada vez más grande de Naciones Unidas que se parece cada vez más a la Sociedad de las Naciones de 1914 y como en medio de esta tercera guerra mundial en cuotas, sus resoluciones son cada vez más abstractas y desobedecidas. Del mismo modo ocurre con el plan propuesto para combatir el cambio climático en el tratado de París que apenas si ha comenzado y ya hay importantes rupturas con el mismo de parte abierta de Estados Unidos y encubierta de Rusia y Arabia Saudita.
  3. Los ODS realmente son irrealizables sino se reconfiguran las sociedades dejando a un lado al Dios dinero y poniendo a los seres humanos en el centro de la escena para construir sociedades justas, inclusivas y sustentables que garanticen tierra, techo y trabajo como principio de dignidad. También es irrealizable el tratado de Paris en sociedades donde el lucro inmediato está por encima de cualquier consideración ambiental.
  4. La victoria de Trump en Estados Unidos, la ruptura de Inglaterra de la Unión Europea, la victoria de Bolsonaro en Brasil entre otros fenómenos, abrieron un escenario en el cual crecen los esquemas proteccionistas, racistas y del sálvese quien pueda. En semejante escenario los ODS se convierten en muy nobles intenciones totalmente impracticables.
  5. En el Laudato Si, el Papa Francisco describe con total claridad los peligros del planeta con el cambio climático, la desforestación, el monocultivo, el uso indiscriminado de pesticidas, transgénicos entre otras prácticas basadas en el lucro que amenazan con destruir la casa común, es decir, la misma existencia del planeta. También nos explica como una sociedad basada en el dios dinero, en el paradigma tecnocrático lo único que genera son millonarios cada vez más millonarios y un ejército cada vez más grande de seres humanos que son descartados, muchos de los cuales migran desesperadamente y muchos son víctimas de trata y de nuevas formas de esclavitud.
  6. Sin embargo, a pesar del panorama tan oscuro que describe el Laudato, también nos propone formas comunitarias de transformarlo y al final nos da esperanza cuando nos dice que a pesar de todo, el 90 % de la humanidad es creyente de diferentes religiones, pero que tienen el común denominador de buscar la justicia, la verdad, es decir, el bien común y de tener como principio la solidaridad y el amor al prójimo. Claramente la contradicción entre lo que la mayoría cree como valores y principios y el sistema inhumano en el que vive tiene que resolverse mediante la movilización popular. Y en esa movilización, el papel del frente interreligioso estimulando la religiosidad popular para recrear esos valores juega un papel fundamental.
  7. También juegan un papel crucial la sabiduría milenaria de las culturas originarias que vemos reverdecer con esperanza en países como Bolivia o México, donde el principio de mandar obedeciendo, de predicar con el ejemplo, de restablecer la armonía entre hermanos y con la naturaleza rigen o comienzan a regir los destinos de estos países.
  8. Es esperanzador que una de las potencias más desarrolladas del planeta, una de las pocas donde la economía es dirigida por la política como China tenga una apertura a ir corrigiendo problemas importantes que tiene como su revisión y transparentamiento de la política de trasplante de órganos, como admitir que no se puede tratar como peones a países menos desarrollados que ellos y que las relaciones internacionales deben regirse por principios de reciprocidad y fraternidad y no de servidumbre. Es auspicioso que vayan aceptando mayores niveles de religiosidad popular sea bajo la forma de taoísmo, de budismo social o de las enseñanzas que dejo el jesuita Mateo Ricci. Claramente China hoy es el país tecnológicamente más desarrollado y no es una concesión al Vaticano que acepte mayor autonomía de la Iglesia. El consumismo desenfrenado que ha desatado el desarrollo de china entre sus clases medias amenaza con desestabilizar al propio régimen político que necesita los valores y principios de las religiones para volver a restablecer criterios humanitarios de convivencia. Es una oportunidad que el Papa Francisco está desarrollando muy bien y que puede ayudar a cambiar el mundo. Pero en esto no tenemos que dejarlo solo.
  9. Hasta que no tengamos sociedades reformateadas en torno a los seres humanos y no al dinero, el capitalismo seguirá siendo salvaje y despiadado. En el único momento de la historia que el capitalismo se vio obligado a hacer concesiones al pueblo, fue en la época de los estados benefactores. Y fue porque tenían la amenaza de los estados soviéticos, entonces los capitalistas decidieron ceder algo, para no perderlo todo. Una vez desaparecida esa amenaza, volvieron a mostrar su dinámica totalmente inhumana bajo el período de la globalización. Quizás la guerra comercial de China con Estados Unidos, que China acepte cambios respecto a como colaborar en la reducción de los efectos del cambio climático, respecto a como combatir las nuevas formas de esclavitud, que se plantee una mayor tolerancia hacia la religiosidad de su pueblo pueda servir como paraguas para el desarrollo de experiencias como las de Bolivia o México que están formateando profundamente su modelo de sociedad.
  10. A pesar de las turbulencias y pérdida de autoridad de Naciones Unidas en los últimos años, no obstante algunos de los objetivos de desarrollo sustentable fueron parcialmente puestos en práctica con criterios de solidaridad. Recuerdo el coloquio de más de 80 alcaldes europeos a favor de acoger a los migrantes a pesar de las resistencias de sus gobiernos y muchas de las buenas prácticas que se impulsaron en algunas localidades de Italia, Alemania, España e incluso en la Argentina en San Luis. A pesar que la trata y las nuevas formas de esclavitud siguen siendo uno de los dramas más tremendos de la humanidad, gracias a la predica del Papa Francisco, de esta Academia, del trabajo interreligioso y del trabajo de ética en acción en decenas de países la trata ha sido tipificada como delito de lesa humanidad, se ha comenzado a castigar a proxenetas, esclavistas y clientes, en varios lugares se discute el modelo nórdico o el italiano, el tema está en la agenda de los pueblos. Lo mismo podemos decir del tráfico de órganos que era un tema tabú y sin embargo la academia logró reunir hace poco a casi un centenar de países para reproducir buenas prácticas como las de España o Croacia y generar una apertura de carácter histórico en China. Igualmente podemos mencionar como se ha visibilizado en el mundo la situación de los descartados a partir del trabajo de las emergentes organizaciones sociales que luchan por tierra, techo y trabajo. El histórico discurso del Papa en Bolivia por las tres T, tierra, techo y trabajo se ha transformado en una bandera e inspiración de los movimientos sociales que luchan por una sociedad sin esclavos, ni excluidos.
  11. Los debates, las reflexiones que se han llevado adelante en la decena de encuentros de ética en acción han generado una base de recomendaciones que son muy buenas para avanzar en la perspectiva de sociedades justas, inclusivas y sustentables. El punto es que no vamos a avanzar desde arriba hacia abajo y menos en una época donde los organismos internacionales están cada vez más devaluados. Como bien nos enseña el Papa Francisco, los procesos serán fructíferos si avanzamos de la periferia al centro y de abajo hacia arriba.
  12. Ética en acción debe continuar su trabajo incidiendo en el mundo real y para ello es necesario incrementar el consenso interreligioso para trabajar los objetivos de desarrollo sustentables y el cuidado de la casa común desde los valores y principios comunes de la religiosidad popular. Debe desarrollar debates y aprender de procesos como el de México, Bolivia, China y tantos otros estimulando los debates y aprendiendo en lugares donde existan esperanzas de cambio. Debe apoyarse en los sindicatos y en los movimientos sociales como agentes de cambio que van a defender más que nadie la idea de un mundo justo, inclusivo y sustentable porque los trabajadores formales, informales y desocupados son las principales víctimas del capitalismo neoliberal que hoy los degrada y los descarta.
  13. En la Argentina en el último año se ha constituido un frente multisectorial que hoy reúne a más de 1300 organizaciones de todo el país, que ha debatido un programa colectivamente inspirados en el Laudato Si y que va construyendo ensayos de comunidad organizada de abajo hacia arriba. Dentro de esas multisectoriales los sindicatos, las organizaciones sociales, políticas, vecinales, de medianos y pequeños productores comienzan a reconocerse como hermanos de un destino común y comienzan a detectar que es el mismo sistema basado en el lucro de unos pocos lo que nos ataca a todos por igual.
  14. La fe no hace que movamos las montañas, pero si permite que las montañas se vayan moviendo solas. Que el 90 % de la humanidad crea en valores y principios basados en la solidaridad, en la hermandad y el bien común y que vivan en un sistema completamente opuesto a estos valores nos tiene que llamar a la reflexión de que el cambio es posible porque está en el corazón de las mayorías, pero será practicó si seguimos las enseñanzas De Francisco, si cultivamos para el servicio a la humanidad el frente interreligioso, si nos apoyamos en las experiencias que construyen los pueblos más esperanzadoras y sobre todo, si vamos de la periferia al centro.




G-20: Un monumento a la hipocresía que no escucha el clamor de los pobres, ni de la tierra

2 12 2018
Análisis de Gustavo Vera, titular de la Alameda y del equipo de coordinación del frente nacional Multisectorial 21 F, respecto al documento final del G-20 en nuestro país.
“La declaración del G-20 es un catalogo de generalidades que no establece ningún plan de acción concreto ante los temas más urgentes que enfrenta la humanidad.  Nos hablan de un desarrollo del mundo de ficción en supuesto “crecimiento” que omite que el 80 % de la población mundial son pobres y excluidos y  que lo único que “crece” es la especulación y un puñado cada vez más pequeño de multimillonarios; que ignora a los millones sometidos al trabajo forzado o las llamadas nuevas formas de esclavitud; que no fija ningún plan de acción puntual ante el calentamiento global y acepta irresponsablemente que Estados Unidos rompa con el acuerdo de París dando así lugar a que nadie lo cumpla; que omite reconocer lo que crece la desocupación ante el desarrollo tecnológico cuando el mismo está al servicio del lucro y no del bienestar de los seres humanos; que no dice palabra alguna de los paraísos fiscales , ni establece ningún mecanismo real de cooperación internacional en salvaguarda de los países menos desarrollados que no sea el endeudamiento y el ajuste sin fin.
La declaración es un monumento a la hipocresía en el que se repiten lugares comunes y vagos objetivos que suenen “políticamente correctos”, pero no se establecen medidas puntuales ante los principales flagelos de la humanidad y la casa común.
El temblor que precedió a la cumbre y el que afectó a parte de los Estados Unidos ayer o las movilizaciones en París contra el ajuste, quizás sean el llamado de atención más sensato dentro de la insensatez de los líderes mundiales que nos hablan de un mundo de fantasía mientras cada vez tenemos un planeta más injusto, menos inclusivo y menos sustentable.
La encíclica Laudato Si del Papa Francisco nos puede aportar luz en el camino de la lucha de los pueblos para construir sociedades justas, inclusivas y sustentables de verdad. Poniendo en el centro a los seres humanos y no al dios dinero. Planificando desde los gobiernos que representan al pueblo que el desarrollo tecnológico beneficie al conjunto y no a unos pocos, mientras descarta trabajadores. Garantizando que los gobiernos de  los pueblos prioricen el acceso a la tierra, el techo y el trabajo para todos sus habitantes como piso esencial de la dignidad. Y restableciendo la armonía entre la humanidad y de esta con la Casa Común”.




Nace la Alameda en Jujuy

8 10 2018

Olga Molina, María del Rosario Mendoza, Gustavo Vera y Víctor Hugo Sarmiento

Quedó constituida la Alameda en la provincia de Jujuy con compañeros con los que veníamos militando y sosteniendo un debate desde hace meses. María del Rosario Mendoza, Víctor Hugo Sarmiento y Olga Molina quienes sean comprometido ad honoren a sumarse a la causa alamedense por una sociedad sin esclavos, ni excluidos y por una patria justa, inclusiva y sustentable.
La compañera María del Rosario Mendoza se inició en la militancia misionera en la prelatura de Humahuaca y desempeño numerosas tareas sociales de voluntariado en Caritas y junto a los claretianos. Luego como licenciada en trabajo social y especialista en salud social y comunitaria sigue trabajando en comunidades vulnerables y con vínculos con el trabajo solidario de la pastoral social. Participa activamente además como militante del Partido Justicialista.
El compañero Víctor Hugo Samiento también es conocido por su trabajo social. Fue fundador de la agrupación política Victoria Peronista y además ejerció como concejal de San Salvador de Jujuy en el período 2003/2007. Continúa desarrollando actividad política y social dentro de la base justicialista.
La compañera Olga Molina de profesión enfermera y larga trayectoria de militancia justicialista, también ha desarrollado un intenso trabajo político y social en su momento en el complejo Eva Perón, los Alisos, barrio Alto Comedero, entre otros. Como dirigente barrial fue fundadora de la Asociación Vecinos por El Progreso y Club Social y Deportivo San Cayetano que también es conocido por desarrollar un vasto trabajo social.
Para la Alameda es un honor que estos tres compañeros de reconocida trayectoria política y social se sumen voluntariamente a nuestras filas y se comprometan a luchar por la máxima unidad del campo popular para volver a tener un gobierno popular, de la mano del Modelo Nacional, de la Laudato Si, del programa de la multisectorial 21 F que construimos entre todos y con la ética social y la pasión con la que todos los días construimos la Alameda.
En el marco del proceso de construcción del Frente Nacional Multisectorial 21 F que ya nuclea a un millar de organizaciones y que se extiende a lo largo y ancho del país, hemos tenido oportunidad de debatir, construir y militar con centenares de compañeros procedentes del ámbito sindical, social, estudiantil y barrial , varios de los cuales no revistan en organizaciones. Es de publico conocimiento que la Alameda ha jugado modesta, pero consecuentemente un rol de articuladores de la unidad, defensores de la construcción democrática de un programa y de la doctrina del modelo nacional argentino de Perón y de la encíclica Laudato Si del Papa Francisco. El trabajo de la Alameda se ha reforzado en estos meses en Chaco, Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Mar del Plata, Córdoba, Rosario, Tucumán y varios distritos de la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal y ha sumado nuevas agrupaciones a sus filas.