Mendoza: ni el COVID ha podido con la explotación vergonzosa en el campo

Fuente: Diario El Sol – Periodista Marcelo Torrez

Decir que producto de una pandemia los mendocinos descubrieron –a grandes rasgos o reconfirmaron otros– que la explotación de los obreros rurales, más conocidos como obreros golondrina, se ha mantenido viva y coleando luego de denuncias tras denuncias y de años en los que el problema se ha ido visibilizando con mayor fruición, podría sonar a exageración. Y es posible que se considere de esa manera. Lo que puede sorprender, más que nada, es que todavía y bien entrado el siglo XXI, persistan muchos productores, grandes y medianos chacareros, fruteros y vitivinicultores de la provincia con esa costumbre, todavía muy arraigada, de tomar personal en condiciones vergonzosas, infrahumanas y sin siquiera poner el foco en la informalidad del pago por la falta absoluta de registración laboral.

Un total cercano a 140 personas llegaron al control fitosanitario ubicado entre Mendoza y San Juan cuando promediaba el último fin de semana. Se transportaban en cuatro colectivos. Cuando fueron retenidos y se les pidió la documentación especial y extraordinaria que ordenó un protocolo específico que fue publicado a comienzo de mes, sólo 19 la cumplían y se les permitió ingresar. El resto continuó en la ruta, sin alimentos, sin servicios, sin agua, sin baños, con falta de todo. En el contingente también había menores.

El legislador provincial Marcelo Romano, enterado del asunto, documentó en videos la vivencia de los golondrina y subió a las redes las historias. Apuntó al Gobierno y lo acusó de insensibilidad por no permitirles el ingreso a la provincia. La CNRT –organismo encargado de regular el transporte– acudió al lugar a constatar el estado de los vehículos en los cuales los obreros habían transitado varios cientos de kilómetros. Confirmó varias faltas e incumplimientos de las normas, entre ellas, el descanso insuficiente de los choferes. Dos vehículos cumplían con las reglas, los otros dos no. Según se informó, se labraron las multas y sanciones correspondientes.

El caso de los obreros repercutió en varias direcciones. El Gobierno explicó que quienes no han podido ingresar es porque no cuentan con un contrato de trabajo ni con un boleto de regreso en que se consigne la fecha de salida de la provincia. Estas personas sólo podían argumentar que se dirigían a la finca de tal o cual persona, en el mejor de los casos, y otros, que llegaban con la esperanza de encontrar trabajo en la temporada de cosecha.

Las cámaras de empresarios también se han manifestado de modo crítico con muchos de sus colegas del sector de la agricultura. Lo han hecho en voz baja, de manera discreta. Tampoco quieren exponerse frente a los suyos que, advierten, compiten ilegalmente, desde la informalidad y en medio de la pandemia sin advertir el peligro y el riesgo al que exponen al resto de la población; partiendo, claro está, desde el propio contingente de cosechadores que traen para trabajar en sus fincas.

El flagelo de la informalidad no parece cesar en Argentina. Tampoco en Mendoza. La pandemia de Covid –creen ver algunos– podría agravar aún más la situación para el próximo año: menos trabajo y más informalidad. Los sindicatos tampoco han hecho oír sus quejas contra los mismos empresarios ni han llevado adelante una acción de presión sobre los organismos de control del Gobierno dedicados a controlar la registración de los trabajadores. Estas personas arrancan su periplo en Jujuy y Salta, mayormente, y comienzan su temporada laboral en Mendoza para la cosecha de la cereza y el ajo. Suelen finalizar su travesía a fines de abril en la provincia de Río Negro. El transporte, como está visto, resulta siempre deplorable y más que condenable.

Recién conocido el caso, públicamente, una productora se hizo cargo de una parte del contingente y se comprometió a cumplir con el protocolo de ingreso de los obreros y con sus obligaciones, entre ellas, el contrato laboral por el tiempo determinado. “Yo los traje como lo hemos hecho siempre”, explicó a los funcionarios que le indicaron todo lo que le faltaba. Ese “como lo hemos hecho siempre” resultó ser la más clara confirmación de que pocas cosas han cambiado en un sector que todos los años da la nota por incidentes varios o por la exteriorización de casos de explotación, de trabajo esclavo y por la presencia de menores, cada vez menos, trabajando en la cosecha, a la par de los adultos.

Denuncian ante ENACOM a una radio por infringir normativa de Trata

El Comité Ejecutivo de Trata realizó una presentación formal ante el ENACOM por una entrevista emitida en el programa “Vuelta de Página” de la Radio LU5 de la ciudad de Neuquén.

Con la firma del director del Comité Ejecutivo de Lucha contra la Trata, Gustavo Vera y de la Coordinadora de Equipos Técnicos, Patricia Gordon, la nota pone en conocimiento al ENACOM y expresa su preocupación por los conceptos vertidos sobre la trata y explotación de personas durante una entrevista a Teresa Godoy, integrante de la organización Ammar de Neuquén.

Además, la presentación alerta que no se dio a conocer la LINEA 145, lo que es obligatorio para los medios de comunicación cuando abordan la problemática de la trata de personas, a partir de la Resolución 802/2020.

Desde la Fundación Alameda, expresamos nuestra preocupación por esta clase de tratamiento periodístico de la problemática de la trata de personas que desinforma a la población sobre la realidad que padecen las víctimas de la trata y la explotación sexual.


Compartimos un extracto de la entrevista en cuestión:
¿Cómo es el manejo del dinero en un prostíbulo?
T.G: “En un prostíbulo el manejo de nosotras es que compartimos todos los gastos de lo que vale seguridad, limpieza, alquiler, avisos y un montón de avisos de internet. De ahí nosotros pagamos, fraccionamos por día y pagamos por día de lo que corresponde poner el alquiler, porque tenemos
el servicio de internet y todo lo que una casa necesita”.
Ahora…permiso: También es cierto Teresa, que tenés lugares, y esto esta mencionado por quienes denuncian la trata dentro de este rubro, en donde a las chicas le cobran la pieza, en donde a las chicas le cobran de todo, hasta una comisión y las explotan. También pasa eso, eso es inocultable también eh…
T.G: En ese sentido, nosotras no vamos a esa situación porque las compañeras eligen trabajar en esos lugares, ¿me entendés? Entonces ¿qué nosotras podemos hacer? Acompañarlas, llevar los preservativos y saber si están bien esas compañeras. Ahí es donde nosotras decimos, somos
hipócritas porque no le damos derechos para que sean habilitados y realmente las compañeras puedan elegir pagar un tiempo de habitación y haciendo su trabajo como corresponde, como una masajista, como una peluquera, como un montón de…que vos te vas, alquilas un local o un cuarto y ahí trabajas tranquila.

DESCARGA DESDE EL LINK AQUI ABAJO LA DENUNCIA COMPLETA

Aquí el audio del programa cuestionado

La Alameda llega a la Provincia de Formosa

Sigue creciendo la lucha por una Patria sin esclavos ni excluidos

Este jueves 22 de octubre a las 19.30 hs se presentará por vía Zoom a la agrupación de La Alameda en la Provincia de Formosa que la encabezará Luis “Gringo” Baez, actual Secretario General del Sindicato de trabajadores de la Seguridad y Custodios (S.S.C.C.A.yP.) de esa provincia y miembro del Comité Federal del Frente Multisectorial 21F representando a la Región del NEA en esta construcción federal.  

Será acompañado por el principal dirigente nacional de esta histórica organización y actual Director del Comité Ejecutivo de Lucha Contra la Trata de Personas, Gustavo Vera, así como también por los referentes de las regionales de La Alameda CABA, Provincia de Buenos Aires, Mar del Plata, La Pampa, Santa Fe, Tucumán, Corrientes, Misiones, Mendoza y Jujuy.

El “Gringo” Baez viene llevando adelante la defensa de los derechos de los trabajadores y el pueblo desde su sindicato y desde la Multisectorial 21F, detectando y denunciando incluso situaciones de trabajo forzoso y super explotación que llevan adelante los principales empresarios de esa provincia. Este compromiso con la defensa de la dignidad humana cosecha el respeto de trabajadores y organizaciones y el enojo de parte del empresariado, como es el caso del dueño de Supermercado Cáceres que profirió amenazas contra el compañero Luis Baez tras denunciar a Cáceres por pagar a sus trabajadores con vales.

Parte de nuestra historia

La Alameda nació como una asamblea barrial durante la crisis de diciembre del 2001 y tuvo reconocimiento nacional e internacional por su incansable lucha contra todas las formas de esclavitud: la trata sexual, laboral, el trabajo esclavo e infantil. Fue autora de cientos de denuncias que instalaron la problemática en la agenda pública e incidieron en numerosos cambios legislativos nacionales y provinciales para combatir la trata y proteger y asistir a las víctimas.

En la lucha antitrata fueron acompañados durante años por el Cardenal Jorge Bergoglio quien a su vez instaló fuertemente en la agenda mundial el drama de la trata de personas ya siendo Papa Francisco.  

También la Alameda ha desplegado durante sus primeras dos décadas una persistente labor solidaria y comunitaria en su centro de Parque Avellaneda y se ha involucrado fuertemente en el mundo sindical enfrentando la precarización y toda forma de explotación laboral.

Desde principios del 2013 hasta 2015 fue parte de la Campaña Nacional contra el Trabajo Esclavo que se impulsó desde la CGT en tiempos en que la conducía Hugo Moyano. También en ese período, su titular Gustavo Vera, presidió siendo legislador la primer Comisión Especial Contra la Trata de Personas en la Ciudad de Buenos Aires.

Luis Baez

Siguiendo la doctrina de la encíclica Laudato Si del Papa Francisco y el Modelo Nacional de Perón y bajo la inspiración de Hugo y Pablo Moyano, La Alameda se involucró fuertemente en la construcción del Frente Nacional Multisectorial 21 F que hoy cuenta con 62 multisectoriales que de Ushuaia a La Quiaca unieron bajo una misma perspectiva a cientos de sindicatos y organizaciones sociales de base. 

La Alameda sigue extendiendo su organización en todo el territorio nacional, siguiendo siempre el lema que compartían desde hace años con el Cardenal Bergoglio: Con esperanza, denuncia y compromiso, por una Sociedad sin Esclavos, ni Excluidos.