Charla sobre economía y política

21 05 2018

Charla sobre economía y política en Esteban Echeverría. Está convocando y organiza la Multisectorial 21F. Hablarán Gustavo Vera, titular de la Alameda, y Agustín D’Attelis, economista.

Anuncios




“Los grandes grupos económicos ven en el Papa una amenaza”

30 04 2018

Agustín D’Atellis economista argentino

El Vatican Insider, la web del diario italiano La Stampa, publicó una entrevista a un economista argentino sobre la influencia de Francisco en la realidad económico-financiera global. “No se trata de acabar con el capitalismo, sino de poner la economía al servicio del bien común”

Agustín D’Attellis, economista argentino

PUBBLICATO IL 26/04/2018

Por ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ

La gran economía, obnubilada por el “dios dinero”, favorece al crimen organizado. Existe un vínculo cada vez más estrecho entre los paraísos fiscales, los grandes bancos internacionales y los grupos delictivos más peligrosos del planeta. Por eso, cuando el Papa critica el capitalismo salvaje y la economía de exclusión, muchos grandes poderes lo ven como una amenaza. Quizás no lo critican abiertamente, pero alimentan la resistencia en su contra.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads

Es la convicción de Agustín D’Attellis, economista argentino. Docente de la Universidad de Buenos Aires, especialista en macroeconomía y mercados financieros, en entrevista con el Vatican Insider habla del impacto de “Laudato Si” en el debate económico-financiero mundial.

¿Qué impacto tiene el pensamiento de Francisco en la economía mundial?
El mensaje del Papa incluido en la encíclica “Laudato Si” apunta a un cambio en los pilares mismos sobre los cuales está sostenido el actual modelo económico-financiero que, en estas épocas de retorno neoliberal en el mundo, empieza a dar cada vez más margen para que el crimen organizado tenga una participación fuerte. A final de cuentas se trata de finanzas y moral. Los mercados financieros se rigen, entre otras cosas, por la competencia pero esta conduce a comportamientos muy cuestionables desde lo moral. Poner en duda estas cosas es enfrentar intereses muy poderosos del mundo real.

Entonces, ¿qué se debería hacer?
Tenemos que ir a un esquema que ponga al sistema económica al servicio de lo productivo, del empleo, del bien común. Es ahí donde el mensaje del Papa enfrenta intereses reales y no sólo de mafias o de grupos que trabajan en la ilegalidad, sino de un esquema financiero internacional que está al servicio de ellos. No se pueden negar los vínculos estrechos que existen entre los paraísos fiscales, las empresas “off shore” y los grandes bancos internacionales. No sirve de nada denunciar a los paraísos cuando estos operan con bancos reconocidos, con presencia en todo el mundo y que parecieran estar al margen de esto pero no, trabajan en conjunto. Cuando el Papa denuncia el abuso de las finanzas está apuntando al corazón de Wall Street.

Pero a Wall Street no le interesa lo que el Papa tenga para decir, ¿para qué sirve su palara?
Para empezar a cuestionarnos todas estas cosas, para empezar a armar y organizar fuerzas que contrasten con este modelo enfermo y tratar de ganar la disputa.

Es como la historia de David contra Goliat…
Si, Francisco es como David pero en un espacio estratégico porque el Papa está ubicado en un lugar que no es menor para poder plantear esta disputa. Igualmente creo que es necesario organizarse desde diferentes sitios. Como la Red Antimafia de Argentina, con movimientos sociales y sindicales, así como con otras organizaciones. No es una unidad sólo de dirigentes, sino una unidad de abajo hacia arriba, para que varios sectores de la sociedad puedan poner en jaque el esquema en su base. No es fácil, porque estamos hablando de personas que manejan cientos de millones de dólares todos los días.

¿Sería descabellado pensar que, tarde o temprano, estos intereses promoverán una resistencia al Papa, aunque no sea abierta y desfachatada?
Si, porque los grandes grupos de poder económico concentrado ven en la figura del Papa una amenaza. Él está en un lugar estratégico y, con una habilidad importante, cuestiona los fundamentos del sistema sobre el cual estos grupos operan. Es el individualismo por encima de una sociedad pensada en términos de bien común y de conjunto. Eso Francisco lo pone en cuestión y habla de comportamientos colectivos, del otro, de la necesidad concreta de apuntar contra estas herramientas que permiten el crecimiento de las organizaciones delictivas en el mundo.

¿No es una mirada muy teórica, demasiado global? ¿Eso le importa a la gente?
Toda esa economía macro, obnubilada por el “dios dinero” y corriendo atrás de él, permite que sean cada vez más estrechos los vínculos entre los grandes capitales y el crimen organizado. Pero la consecuencia se da en la microeconomía, en la realidad de todos los días: en ese chico que vende droga y termina matando al vecino por una disputa, en el aumento en los niveles de inseguridad y violencia en los barrios, en las familias. El Papa, desde una visión muy clara del mundo, va en otra dirección. Por eso, la disputa necesariamente pasará a los hechos, porque si bien muchos de estos poderes se cuidan de criticar directamente al Papa por el rol que ocupa y la popularidad que tiene, por abajo se nota que promueven la resistencia a su discurso.

No todos los críticos representan a grandes capitales, una cierta “clase media” dice no comprender al Papa, su crítica al capitalismo salvaje y lo mira con recelo. ¿A qué se debe?
Ahí es muy importante comunicar, llevar el mensaje de “Laudato Si” a la gente que no lee documentos papales. Ese escrito aborda muchas temáticas, no sólo religiosas, por eso se debe transmitir no sólo desde las estructuras de la Iglesia sino desde otros espacios. De otra manera, sectores de clase media confundidos y empujados por esta lógica del retirarse en el interés por las cosas públicas, del individualismo, terminan siendo víctimas del sistema.

¿Por qué dice eso?
Por mensajes cruzados que les llegan a estas personas, por ejemplo, terminan criticando la figura del Papa y defendiendo inocentemente, hasta sin quererlo, cuestiones indefendibles como que ciertos funcionarios públicos sean dueños de sociedades “off shore” en paraísos fiscales. Al hacerlo terminan, sin darse cuenta, defendiendo estructuras que tienen un impacto muy directo sobre las operaciones del crimen organizado. Son los mismos grupos que, después, los afectan a ellos mismos en materia de seguridad. En casos como este, grandes sectores de la “clase media” se activan en contra de sus propios intereses. Inocentemente, sin saberlo, por el mar de confusión al cual se los conduce.

¿Se trata de cambiar el sistema o de reformar lo que ya existe? Porque se suele decir que es absurdo cuestionar al capitalismo siendo el único sistema que “realmente funciona”.
El mundo ya tuvo ese debate de la oposición entre dos sistemas, el capitalista y el socialista. Todo terminó cómo ya sabemos. Hoy por hoy no existe un modelo alternativo al vigente. Entonces deberíamos ir modificando las cosas para evitar que el capitalismo se convierta en salvaje y se ponga al servicio de las mafias que hoy, según algunas estadísticas, manejan negocios por el cinco por ciento del Producto Interno Bruto mundial. Si seguimos así el crimen organizado será cada vez más grande, sus vínculos con el poder cada vez más estrechos, la simbiosis entre la política y estos grupos va a ser completa, los Estados van a trabajar directamente para ellos y terminaremos en sociedades fragmentadas, violentas, invivibles. Eso hay que frenarlo lo antes posible.

¿La palabra del Papa puede ayudar?
Es muy importante en un contexto difícil. Justo después de la crisis económica de 2008 algunas personalidades habían comenzado a cuestionar el impacto de la desregulación financiera y los paraísos fiscales, pero ahora volvimos atrás. Ante un nuevo auge de la cultura neoliberal, que se torna muy peligroso, la figura del Papa resulta clave. Si no tuviéramos a Francisco haciendo contrapeso con otra visión estaríamos en una situación aún más grave.

¿Es realista pensar que las cosas pueden cambiar?
El Papa está donde está, llegó donde llegó, pero no podemos pretender que él desde ahí, solo, cambie el mundo. Es una tarea que nos debemos muchos, cada uno desde su lugar, creando células chiquititas pero con la esperanza de crecer, crecer y sumar a otras personas. Sí, el sistema que tenemos es capitalista, pero como lo plantea el Papa debemos empezar a cuestionar estructuras. No se trata de acabar con las finanzas o con el crédito, por ejemplo, sino de transformarlos y hacer que funcionen al servicio de una sociedad mejor.

La “Laudato Si”, ¿tiene algún tiempo de impacto fuera de la Iglesia?
Creo que sí, me ha tocado estar en varias reuniones en las cuales se cita la encíclica y antes jamás había visto algo por el estilo. Mucha gente que no pertenece a la Iglesia y ni siquiera es creyente toma en cuenta a ese documento, está empezando a influir en diversas ramas del pensamiento. Claro, a nivel de operadores financieros ellos la ignoran completamente, primero porque no la entienden, y luego porque, sin conocerla mucho, la asumen como un enemigo o la etiquetan ideológicamente. Hay mucho de eso.

¿Se estigmatiza la propuesta del Papa?
Si, a través de las redes sociales y con mensajes cruzados se empieza a instalar cierta estigmatización ideológica hacia la figura del Papa. Ahí es importante hacer un contrapeso. Claro, uno lo intenta hacer desde el contenido y desde el pensamiento filosófico, pero jugás contra unos monstruos capaces de impactar sobre millones de perfiles de Twitter o Facebook con una gran capacidad tecnológica. Pero si todo esto sigue y no lo frenamos a tiempo, puede terminar muy mal.





Vera en el programa de Legrand

16 04 2018

Este sábado 14 de abril, en el programa de Mirtha Legrand, en canal 13, estuvo el titular de la ong Alameda.

Gustavo Vera en controversia con el jefe del bloque Cambiemos en la Cámara de Diputados Nacional, Nicolás Massot, este reconoció que le gustaría un sueldazo de 300 mil pesos los diputados, todo lo contrario a la práctica de Vera que siendo legislador porteño devolvió el 60 por ciento de su sueldo todos los meses.

También habló de corrupción, narcotráfico, trata, economía, y el rol de los servicios de inteligencia en operaciones políticas.





Congreso Antimafia. Primera parte

13 04 2018

juez Lijo al micrófono, al lado juez Rodriguez, periodista Klipphan y Saín

La Red Nacional Antimafia realiza su sexto Congreso. En su primera parte hablaron Jueces, líderes religiosos, un ex director del Banco Central, un economista, un sociólogo experto en seguridad y un periodista de investigación.

En la biblioteca Eva Perón, del Sindicato de Chóferes de Camiones, en el barrio de Parque Chacabuco, se desarrolla desde las 10 de la mañana, de este viernes 13 de abril, el VI Congreso Antimafia.

Diversas ong’s, lideradas por la Fundación Alameda, fueron creadoras en el 2013 de la Red Nacional Antimafia. Desde entonces que todos los años realizan un encuentro nacional abierto y público para conocer el diagnóstico de crimen organizado en nuestro país y de esa manera encontrar las mejores políticas públicas para erradicar a las mafias que operan en toda la Argentina en diversas modalidades.

En la primera parte del Congreso Antimafia se pudo escuchar a tres jueces federales, Ariel Lijo (Fuero federal CABA), Jorge Rodriguez (fuero Federal en la localidad bonaerense de Morón), y Javier López Biscayart (juez en lo Penal y Económico).

“Terminemos con la puesta en escena”. Frase contundente del juez Lijo. “En causas de consumo de drogas por año se tiran a la basura 12 millones de dólares. Esto se calcula de sueldos que se pagan a los funcionarios policiales, judiciales, en los insumos. Porque son causas que luego terminan siendo calificadas como conductas licitas. Entonces todo el proceso judicial que hace más de diez años se inicia por consumo terminan en nada. Ya gastamos 100 millones de dólares. Por año llegan a los juzgados 15 mil expedientes de este tipo”, aseguró este juez en los tribunales federales de la Ciudad de Buenos Aires ubicados en la avenida Comodoro Py, barrio de Retiro.

Desde la mirada económica, algo que no es usual para analizar al crimen organizado, el director del Banco Central echado por el gobierno de Mauricio Macri sostuvo que “debemos analizar los sistemas de pago de la mafia. Son las redes financieras, los fideicomisos, off-shore, financieras, bancos, vinculados al pago de la mafia. Y es justamente este gobierno quien hace una semana autoriza girar utilidades sin pasar por el Banco Central”, aseveró Pedro Biscay. Que cerró su exposición dando el ejemplo de “Mercado Libre como intermediario ilícito que el Estado no controla”.

En sintonía con la economía, Agustín D’Attelis habló de los 23 mil millones de pesos que se fugaron desde que dirige el gobierno Mauricio Macri. “Para revertir esto tenemos que dar una pelea cultural. Esa es la manera de revertir esta política”.

Los referentes religiosos fueron diversos. Un rabino, un sheij, un monseñor católico y un católico siriano de Antioquia. Desde el público escuchaba con atención una pastora evangélica.

El sheijk Mahmud Aid, que viajó desde la provincia de Tucumán, fue contundente con la falta de diálogo interreligioso profundo y sincero. “Es el gobierno de Tucumán quien maneja el diálogo entre las religiones, que es un diálogo elitista. Desde el 2001 hasta el 2006 que participamos pero luego nos apartaron cuando se produce la guerra de Libia y hubo una nuevo apartamiento discriminatorio cuando un miembro de nuestra comunidad brindó una entrevista a la Gaceta desde Siria. Por eso queremos que se vuelva al diálogo porque el hombre es enemigo de lo que desconoce”.

Ugo Adams, de la iglesia ortodoxa Siriana de Antioquia, explicó que su iglesia llega a la Argentina en 1915 tras la conocida masacre de Armenia, que la mitad eran sirianos. “Nuestra iglesia es pobre, de trabajadores, por eso trabajamos en nuestra identidad, y vemos que el diálogo interreligioso es posible hasta en la propia Siria donde ningún musulmán, por ejemplo, me ha cobrado una comida por ser sacerdote católico”.

Por su lado el rabino Damián Karo, de la sinagoga en la calle Libertad y miembro de la Fundación Judaica, destacó el dilema entre “el héroe pagano y los mártires. Que en definitiva es ser versus tener. Es amor versus ego. Ahí la figura de los profetas. Quienes son los emergentes sociales de una época. Hace 28 siglos atrás el profeta Amos, que era un campesino, se quejaba de lo mismo que nosotros las injusticias sobre el hombre. Por eso hoy nuestro profeta es Jorge Bergoglio, el Papa Francisco quien denuncia las injusticias de este sistema. Por eso debemos ser hacedores de nuestra época haciendo llegar al Papa a su país”.

El último orador de la mesa de diálogo interreligioso, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, quien dirige la Academia de Ciencias del Vaticano. “Es cierto como dijeron mis hermanos que en la tradición se encuentra el diálogo interreligioso. Por eso que el Papa Francisco invitó a todas las religiones a enfrentar juntos a las nuevas formas de esclavitud que son lesa humanidad. Debemos obrar juntos para defender la dignidad humana”.

El creador de Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la primera fuerza de seguridad tras el regreso de la democracia es Marcelo Saín. Este sociólogo creador de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), en su primera versión luego deformada, dijo que la manera de enfrentar “al narcotráfico es teniendo el culo limpio, como es Gustavo Vera. También debemos tener nuestro propio mapeo criminal que este en manos de las fuerzas de seguridad. Más la creación de una policía científica anti-narcotraficantes”.

Para el periodista de investigación, Andrés Klipphan, “los políticos se mueven por interés político y nunca abordaron la lucha contra los narcos desde la salud pública tampoco la trata laboral que hasta involucra hoy a la primera dama. Por eso el propio Forgione, periodista italiano, en su libro Mafia Export registra como capos mafiosos italianos residían en la Argentina con total complicidad de jefes policiales y gobernadores”.

Por el panel de la Casa Común y Desarrollo hablaron el senador nacional Fernando “Pino” Solanas, el juez federal Sebastián Casanello y el miembro de la Pastoral Social Nacional, Joaquín Cocconi.

“Francisco con la encíclica Laudato Si creó un manifiesto contra la desigualdad de generaciones. Es un llamado a una reacción”, aseguró el juez Casanello.

Mientras que el líder de Proyecto Sur, director de cine y reconocido parlamentario por el medio ambiente. sostuvo que “Laudato Si ni se estudia en las parroquias y es un documento más y propone un cambio cultural para toda la civilización. Nos invita a salvar la humanidad consumiendo menos energía.”

Para el joven Coccini de Cuidadores de Casa Común “la iglesia es articuladora de luchas y las políticas públicas hay que hacerse con la gente y no solo para la gente”.





“El gobierno está sin respuesta económica”

11 04 2018

En el programa que conduce Gustavo Sylvestre, este martes 10 de abril por la noche, el titular de la Alameda habló de la delicada economía argentina y la manera de resolver la “catástrofe social” que está provocando el gobierno de Cambiemos que lidera Mauricio Macri.

“Estamos en las vísperas de problemas económicos muy graves –sostuvo en C5N Gustavo Vera-. La suba de tasa de interés norteamericana, aspirando capitales golondrinas que acá están en la timba financiera, y los intereses del campo que quieren un dólar a 30 pesos, esto es una catástrofe social”.

Vera explicó las operaciones y aprietes montados por el gobierno.

“Frente a esa catástrofe primero las bombas de humo y aprietes que ha sido incondicional de la justicia a ellos, por ejemplo dos camaristas muy conocidos que el propio presidente a reprendido públicamente en los medios”.

Por eso se vive en la justicia una ebullición “porque se preguntan de qué sirve ser ladero del gobierno si después pagas el precio de serlo”.

Sin perder el eje, Vera aseguró “que la economía está muy complicada, que están sin respuesta, que están negociando un crédito puente con el FMI a cambio de reforma laboral y cambio en los fondos previsionales, y esto va generar conflictos muy graves.

“Más vale prevenir que curar por eso el 21 F, la movilización del 21 de febrero de medio millón de trabajadores, marca un camino y los dirigentes de las centrales sindicales tienen que entender que debemos ir hacia multisectoriales como la organizada en la provincia de Salta con 37 gremios que se apoyan recíprocamente para resolver una infinidad de conflictos que están teniendo y practicar la solidaridad ante hechos muy graves”.





El cura villero Pepe con Vera y Moreno

13 07 2017

Moreno, Vera y Di Paola

El cura villero Pepe Di Paola recibió en iglesia de La Carcova, partido de San Martín, provincia de Buenos Aires, al legislador y titular de la Alameda, Gustavo Vera, como al ex secretario de Comercio de la Nación, Guillermo Moreno.

Vera y Moreno conversaron con el cura villero con basta experiencia pastoral y social en las villas porteñas y del conurbano.

La charla se desarrolló sobre la problemática social y económica que atraviesa nuestra patria sobre todo los centros urbanos.

 





Reportaje en Canal 26: Inseguridad, economía y política

13 07 2017

Gustavo Vera, el legislador porteño y candidato a renovar su banca por la lista Honestidad y Coraje en el único frente que respeta las PASO en Capital Federal que es “Unidad Porteña”.

Vera habló de inseguridad, la debacle económica y su candidatura política junto a Guillermo Moreno.