“El gobierno induce un caos económico y social para extorsionar al pueblo”

Resultado de imagen para Macri y Pichetto

Gustavo Vera, uno de los coordinadores nacional del Frente Nacional Multisectorial 21F, hizo la siguiente evaluación de la elección y las implicancias económicas:

1. El domingo se expresó con total contundencia el pueblo a favor del Frente de Todos y para terminar con este modelo a favor de los grupos concentrados, que destruye el mercado interno y multiplica la miseria y exclusión. En todo el territorio nacional la victoria de Alberto Fernández fue contundente e incluso en los bastiones donde el macrismo creía ganar como Mendoza, Corrientes, Jujuy o las intendencias que gobiernan en el conurbano, fueron derrotados. En los dos únicos lugares donde ganó el macrismo (Córdoba y CABA) se redujo considerablemente su caudal de votos y corren el riesgo de la derrota en octubre.

2. La victoria del Frente de Todos fue tan contundente que ya es irreversible para octubre. Al gobierno no le alcanzan los votos de sus eventuales aliados, Espert y Gómez Centurión y tampoco puede apelar a porciones significativas de gente que no fue a votar porque el porcentaje de participación fue altísimo.

3. Todas las encuestas fracasaron porque partían de la hipótesis que el “voto vergüenza” o “voto silencioso” era para Macri y en realidad fue masivamente hacia la fórmula de los Fernández. Es el segmento que en el 2015 votó a Macri y ahora lo repudia.

4. La victoria del Frente de Todos no solo significa la recuperación de la Patria, sino además un golpe letal a los planes de colonización de Trump y sus aliados en Latinoamérica. En octubre, los socios del imperio van a una derrota a tres bandas en Uruguay, Bolivia y Argentina que augura una reconstrucción de la Patria Grande y pone en serios problemas a gobiernos cipayos como Bolsonaro en Brasil y Duque en Colombia.

5. Trump y los grupos concentrados habían destinado el mayor crédito de la historia del FMI a Macri para sostener una estabilidad cambiaria e inflacionaria artificial y así llegar a octubre pretendiendo engañar al pueblo con una supuesta mejora de la economía. Ese endeudamiento luego pretendía ser cobrado por el imperio apropiándose completamente de recursos estratégicos de la Patria, como Vaca Muerta, el Acuífero Guaraní, las reservas de litio, el control de las fronteras y de los corredores bioceánicos, la minería y el petróleo.

6. Ante la irrupción masiva del pueblo rompiendo todos los pronósticos y garantizando una victoria popular indescontable en condiciones normales, el imperio, los grupos concentrados y su lacayo Macri aplicaron lo que se conoce como “terapia de shock”, es decir, la inducción de un caos económico y social profundo que genere angustia y pánico entre la población culpando del mismo caos que ellos fabrican al Frente de Todos.

7. La terapia de shock que el imperio ya a aplicado en otros países consiste en imponer medidas y/o gobiernos profundamente impopulares a través de medidas de alto impacto en la psicología social a partir de desastres o contingencias que provoquen conmoción y confusión en la población.

8. Las pruebas de que el caos es inducido son varias, pero nos detendremos en algunas de las principales: a) el gobierno contaba con reservas de libre disponibilidad otorgadas por el FMI para salir a frenar cualquier escalada del dólar hasta octubre y sin embargo cuando comenzó la corrida del lunes no intervinieron; b) entre los bancos principales que impulsaban la corrida están los bancos amigos de Macri que incluso han financiado la campaña de Juntos por el Cambio como el Hipotecario de Eduardo Elstain y el Banco Supervielle que ofrecían la divisa a $65 en momentos en que el gobierno la convalidaba a $60; c) La conferencia de prensa de Macri culpando a la población por haber votado al Frente de Todos al que responsabilizaba por toda la “crisis” en los mercados; d) Las declaraciones del presidente de Brasil y socio de Trump, Bolsonaro criticando el voto popular en la argentina y augurando que si ganaba el Frente de todos habría una crisis de refugiados argentinos en Brasil.

9. Al caos económico inducido, se le suman las tentativas organizadas por el gobierno para provocar una reacción popular a la que después pretendería responsabilizar y las pruebas también son aquí evidentes: a) los trolls de Marcos Peña haciéndose pasar por militancia del Frente de Todos y llamando a supuestos “cacerolazos”; b) un audio con un reportaje realizado por una radio macrista de Córdoba al economista ladero del ultramacrista Sturzeneger, Jorge Ingamaro, diciendo que a este ritmo de corrida cambiaria se va a un escenario peor que en el 2001 y que el gobierno tiene que adelantar las elecciones porque hay “vacío de poder” tanto de hacernos creer que ahora la gente de Sturzeneger apoya a Fernández; c) Periodistas oficialistas haciendo énfasis en la gravedad de la crisis y las tremendas consecuencias para la población y un supuesto “vacío de poder”.

10. Mientras tanto el gobierno deja entrever que está negociando un acuerdo con la Reserva Federal de EE.UU por 20 mil millones de dólares para “calmar los mercados” que contaría con el visto bueno de Trump y que pensarían presentarlo luego de días de tremenda angustia para todo el pueblo argentino.

11. El gobierno piensa seguir induciendo la crisis cuando tiene los resortes para intervenir a fin de profundizar el pánico y la conmoción en la población y muy particularmente en los sectores medios que le han dado la espalda. Luego pretende presentarse como “salvador” en quien “el mundo confía” (Trump) y generar una sensación artificial nuevamente de estabilidad para iniciar su campaña electoral argumentando que si el pueblo vota al Frente de Todos vendrá un “caos” como el que estamos viviendo en estos días e incluso peor.

12. La campaña perversa de Macri y sus aliados no es más que la vieja “terapia de shock” con la que EEUU ha provocado conmoción en muchos países del mundo para pretender manipular la angustia de la población y hacer pasar medidas y modelos antipopulares.

13. Es indispensable mantener la más férrea unidad del pueblo y reforzar la solidaridad entre los más humildes por este ataque brutal del gobierno dispuesto a todo con la ilusión de que el pánico entre las clases medias le otorgará alguna chance de sobrevida. Es crucial no caer en las provocaciones y mantenernos unidos y organizados y garantizar la movilización y fiscalización masiva a fin de echarlos definitivamente en las elecciones de octubre. El imperio y su gobierno títere nos han declarado la guerra porque no se resignan a perder la hegemonía de lo que consideran que es su “patio trasero”. Es fundamental explicarle al pueblo que el caos económico es inducido por Macri a fin de generar miedo y extorsionar al pueblo. Se necesita mucha militancia para garantizar que en paz y de manera contundente como ocurrió el domingo pasado, terminemos en las elecciones de octubre de una vez por todas con esta pesadilla.

Macri contra Moyano: Repudio del 21F

García Longhi, Moyano y Vera

La Multisectorial 21 F se declara en estado de alerta y movilización ante la criminalización y calumnias del presidente Macri sobre los dirigentes sindicales, Hugo y Pablo Moyano.

El Frente Nacional Multisectorial 21 F que agrupa a 60 multisectoriales de Ushuaia a la Quiaca y más de 1800 organizaciones sindicales y sociales repudia las declaraciones del presidente Mauricio Macri que criminaliza y calumnia a los dirigentes del Sindicato de Camioneros y referentes de nuestro movimiento, Hugo y Pablo Moyano.

Nos declaramos en estado de alerta y movilización ante cualquier nueva tentativa de persecución e intimidación por parte del gobierno. Si tocan a uno, tocan a todos.

Como buen sirviente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Macri quiere avanzar con una reforma laboral que destruya el modelo sindical por rama, los convenios colectivos e impulsar el salario y las condiciones laborales a la baja.

Nos quieren divididos y desorganizados para imponer mayor precarización y desocupación y condiciones cada vez más indignas de trabajo. No lo vamos a permitir.

Junto con Hugo y Pablo Moyano resistiremos una y otra vez el ajuste neoliberal y los intentos por destruir a los sindicatos y al movimiento obrero organizado.

Estamos dispuestos a resistir la ofensiva anti obrera del gobierno mientras luchamos para que en octubre humillemos en las urnas a este gobierno colonial y recuperemos la Patria que hoy está en peligro, con un gobierno por y para el pueblo de la mano de la formula de Fernández- Fernández.

Firman: Juan Ignacio Garcia Longhi y Gustavo Vera Coordinadores nacionales del Frente Multisectorial 21 F.

Corrientes clama la emergencia social

La mitad de la población bajo la línea de la pobreza y 7 de cada 10 niños pobres. El gobernador, Gustavo Valdés, y el municipio no abren canal de diálogo pese al masivo reclamo de los merenderos, comedores y cooperativas.

La pobreza apremia a los correntinos. Por eso este martes 18 de junio los merenderos, comedores y cooperativas de trabajo de las organizaciones sociales se unieron para clamar al gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, y a la municipalidad que declaren la emergencia social.

Tanto el gobernador como el intendente se niega si quiera abrir un canal de dialogo siendo que el reclamo es masivo.

El pliego de reivindicaciones son dos “aumento  y regularidad de las partidas alimentarias” y además “la creación de un fondo provincial de capitalización en herramientas y maquinas a las cooperativas a través de la devolución del IVA de los recursos nacionales generados por las mismas organizaciones sociales”.

Para la Corrientes Clasista Combativa (CCC), el Movimiento Evita, la CTEP, el Movimiento Octubres, la Multisectorial Barrial y la FETRAC (Federación de Trabajadores Correntinos) “las políticas del Gobierno Nacional y el FMI han profundizado nuestra pobreza estructural. Pero en vez de asumir las consecuencias el Gobierno Nacional y Provincial obstaculizan nuestra labor con el aumento de la burocracia a través de nuevos tramites sin sentido y con una comunicación agresiva contra las organizaciones sociales”.

Serbin de la 21 F local

“Se reclamó en la Municipalidad de Corrientes, donde se presentó un escrito, de ahí la marcha siguió hasta Casa de Gobierno. Donde también se presentó escrito solicitando la Emergencia Social. El gobierno no dialoga, reprime como a los chóferes de colectivos de UTA, tampoco escuchan a las organizaciones sociales”, aseguró José María Serbin, coordinador local de la Multisectorial 21 F.