Zona liberada en jurisdicción Comisaría 44

23 01 2019

La Alameda con los vecinos viene denunciando el incremento del delito desde las fiestas de navidad a la fecha.

Por eso el móvil desde la parroquia donde nos organizamos, Nuestra Señora de La Salud, y desde el canal, Gustavo Vera.

Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli sigue haciendo agua en seguridad porque siguen pactando con la corrupción y las mafias que organizan el delito.

Anuncios




Zona liberada alrededor de la escuela e iglesia San Antonio

14 11 2018

La nota sellada del Ministerio de Justicia y Seguridad

Aquí la carta dirigida al ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo, y al comisionado mayor jefe de la Comisaria 5, Pablo Kisch, donde denunciamos la falta de intervención de los funcionarios del Estado porteño frente a la zona liberada alrededor de la escuela primaria y capilla San Antonio, histórica en el barrio de Almagro por haber sido fundada por el sacerdote Lorenzo Massa y donde nació el Club San Lorenzo.
La nota fue firmada por el director de la institución educativa, Federico Tirelli, una vecina referente de Boedo de Pie y el titular de la Alameda, Gustavo Vera.
Zona liberada alrededor de las escuelas
Los robos con la modalidad de motochorros están sucediendo todos los días a toda hora. Los medios de comunicación lo han trasmitido en estos días. Los robos con heridos de bala, nuestros chicos menores de edad que son apuntados con esas armadas de fuego y los padres de estos chicos que también son asaltados en las inmediaciones del colegio nos preocupan porque no vemos una intervención de las autoridades. Están los policías en las calles, los patrulleros rondan las calles, todo queda registrado en las cámaras de seguridad pero esto no modifica la realidad en beneficio de la comunidad.
Los propios policías de a pie tienen identificados a los motochorros. También se sabe de la venta de drogas. Nosotros no solo lo denunciamos, lo hemos reflejado a modo de prevención y alertado a través de las reuniones de la comunidad autoconvocada con el nombre Boedo de Pie junto a la Fundación Alameda en nuestras instituciones. La realización del Mapa del Delito es un aporte desde la sociedad civil para que actúen las autoridades de todos los poderes del Estado.
Ante el incremento de los robos y heridos de bala es que solicitamos la confeccionan de un plan de prevención  e intervención porque no queremos lamentar hechos trágicos.
Están en juegos los menores de edad de las escuelas, del barrio y sus padres como cualquier otro miembro de la comunidad.




Desapariciones y secuestros en San Cristóbal

18 10 2018

En el barrio de San Cristóbal a plena luz el primero de octubre secuestraron a un menor de 16 años, en la esquina de Inclán y General Urquiza. En una semana fueron tres casos en la zona. Los subcomisarios quince días después toman los datos de periodistas y la Alameda por hacer el informe en la esquina del secuestro. 

Denuncia penal por el secuestro de Daniel

Tal es la incompetencia del ministro de Seguridad y JusticiaMartín Ocampo, que quince días después de ocurrido el secuestro de Daniel nunca tomaron declaración testimonial en el barrio. Pero ayer que la Alameda se hizo presente, a través de Lucas Schaerer, con el móvil de Crónica aparecieron dos subcomisarios, Ahumada y Bruno. Pero no para tomar declaraciones a potenciales testigos, sólo para pedir los datos de los periodistas y nuestro compañero que brindó testimonio ante Crónica.

segunda hoja de la denuncia

Es la tercera desaparición en una semana en la zona. Y antes en el mes de abril ocurrió con un nene de seis años que encontraron a los días.

Se secuestran niños, adolescentes a plena luz del día y las autoridades del Gobierno de Larreta no pueden decir quién se los lleva y porque razones.

La Alameda está organizando la confección del Mapa del Delito de San Cristóbal junto a las instituciones de la comunidad para que se terminen las zonas liberadas.

Si querés sumarte manda wasap al 15 6621 5919, llama por teléfono al 4671-4690.

La esquina de Inclán y General Urquiza





Zona liberada: robo de medidores de agua

8 06 2018

Los vecinos de la jurisdicción Comisaría 44 coordinados por la Alameda en las parroquias siguen dando a conocer las zonas liberadas.

Esta vez fue noticia que a través de Versailles de Pie (la formación de vecinos, alameda e iglesia) un video que muestra un robo de medidor de agua. Esto ocurrió el martes 5 de junio, a las 3 am, a dos cuadras de comisaria 44, a pocos metros de una cámara estilo domo del Gobierno porteño.

En la filmación se puede ver como un delincuente saca el medidor de agua de casa ubicada en Lisboa al 600 y otro delincuente hace de campana.

Por la mañana varios vecinos amanecieron con las veredas desbordando agua y se contabilizaron 7 medidores robados por las calles de Lisboa, Lascano y Dupuy.

Le exigimos al jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, al ministro de seguridad Martín Ocampo que se hagan cargo y terminen con las zonas liberadas.





Un mapa del delito que omite los cometidos en connivencia con la policía

25 01 2018

nota de Tiempo Argentino

Lo presentaron Horacio Rodríguez Larreta y su ministro de Seguridad, Martín Ocampo, como una herramienta online para que los vecinos de la Ciudad denuncien y sepan dónde ocurren. Incluye robos y hurtos, homicidios y lesiones en hechos viales, pero invisibiliza prostíbulos, talleres clandestinos, puntos de venta de droga y hasta las denuncias contra “trapitos”.

Nota de Gastón Rodríguez publicada por Tiempo Argentino, el sábado 20 de Enero de 2018

https://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/74022/un-mapa-del-delito-que-omite-los-cometidos-en-connivencia-con-la-polica-a?utm_content=buffer7081a&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer#.WmSkuNY5_8M.buffer

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, junto con su ministro de Seguridad, Martín Ocampo, presentaron durante los últimos días de diciembre lo que llamaron el primer Mapa del Delito, “con datos actualizados que permitirán relevar la dinámica criminal en los diferentes barrios y su evolución mensual” y, de paso, acabar con el “apagón estadístico” de los últimos años.

En esta primera versión, aclararon los funcionarios, fueron incluidos sólo los hechos registrados como de “mayor impacto en la vida de las personas” (homicidios dolosos, homicidios y lesiones por siniestros viales) y los de “mayor ocurrencia” (robos y hurtos, sin considerar los que fueron calificados preliminarmente como tentativas o frustrados por la fuerza policial).

Pero pese a los argumentos oficiales, vecinos y organizaciones sociales critican que, convenientemente, fueron “invisibilizados” aquellos delitos que gozan de protección policial o que, por acción u omisión, dejan “mal parado” al Gobierno de la Ciudad.

“Este depurado Mapa del Delito omite cualquier búnker, kiosco, bar, pool o boliche donde se venda cocaína, pasta base, éxtasis o marihuana a lo largo de todos los barrios de la Ciudad. Además, es llamativo que no deje constancias, por citar un caso muy evidente, de los miles de sumarios policiales iniciados sobre el narcotráfico instalado en la villa del Bajo Flores, donde todos los años se producen allanamientos y decenas de causas penales”, se lee en el comunicado difundido por la organización La Alameda luego del anuncio de Rodríguez Larreta y Ocampo ante la prensa.

Respecto de esas omisiones, desde el gobierno sostienen que no incluye los puntos de venta de drogas para “evitar entorpecer las investigaciones” de la justicia federal. Idéntico argumento usa para los delitos sexuales. “Es para evitar identificar el domicilio del hecho, que suele coincidir con el de la víctima”.

Aun peor que esa escueta explicación es el silencio con respecto a la trata con fines sexuales y los prostíbulos. En octubre pasado, Tiempo publicó una nota denunciando los más de 500 prostíbulos que seguían funcionando en la Ciudad, pese a que ya había pasado un año de la sanción de la Ley 5639 que modificó el Código de Habilitaciones y Verificaciones derogando la figura de las “alternadoras”, que es la manera que tienen los tratantes de encubrir como empleadas a las mujeres que son explotadas sexualmente en locales nocturnos “Clase A”, identificados como whiskerías, cabarets, bares o boliches.

En la lista de delitos “borrados” también se encuentran los desarmaderos de autos, las denuncias sobre “trapitos”, el juego clandestino y los talleres textiles que se sostienen con trabajo esclavo.

Zonas liberadas

Este jueves, Larreta y Ocampo volvieron a mostrarse juntos para anunciar “el nuevo despliegue territorial de la Policía de la Ciudad” como parte del Sistema Integral de Seguridad Pública, por el cual “se asignarán las paradas policiales en base a criterios de densidad y circulación de la población, incidencia del mapa del delito y objetivos específicos de seguridad”. Sin embargo, este “despliegue” novedoso no es otra cosa que el viejo modelo de saturación policial que, en palabras de los especialistas, sólo sirve para mostrar que las autoridades “se están ocupando”, aunque nunca se logre la disminución del delito. Pero no es el único “vicio” enquistado. Para La Alameda, “los jefes policiales saben que este mapa fue depurado de los delitos que generan recaudación para ellos mismos y para funcionarios de los tres poderes del Estado”.

El 25 de abril del año pasado, el por entonces primer y flamante jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, quedó detenido (sólo obtuvo la excarcelación 100 días después con el pago de una fianza) cuando se presentó a declarar ante el juez Ricardo Farías en la causa en la que se lo acusa de ser el jefe u organizador de una asociación ilícita que le cobraba coimas a comerciantes y “trapitos” de Núñez y Saavedra.

El 30 de septiembre pasado, en la previa del partido de Los Pumas contra los All Blacks en el estadio de Vélez, los vecinos filmaron a los “trapitos” ubicando autos sobre la plazoleta Ceferino Namuncurá, a escasos 30 metros de la Comisaría 44ª. La impunidad para cobrar el espacio público se explica porque el jefe de la Comuna 10 es Daniel “El Tano” D’Ipollito, histórico barra de Vélez que supo hacer campaña con Rodríguez Larreta. Todo tiene más sentido al conocer que el actual jefe de seguridad del Fortín de Liniers es Eduardo Capuchetti, casualmente, excomisario de la 44ª. 

Una tarde en “la Siberia”, donde los policías nunca alcanzan

La mujer prácticamente le arrebata el micrófono a Juan Pablo Arenaza, subsecretario de Vinculación Ciudadana del Ministerio de Seguridad y Justicia porteño, agita su bastón y grita: “¡La Siberia dijo basta! ¿Usted sabe qué es la Siberia?”. El funcionario se excusa, dice que es de Pacífico, y se gana la reprobación de unos 200 vecinos de ese rincón de Villa Urquiza, casi todos mayores de 65 años, reunidos en la “milonga” del club Sin Rumbo para conocer cómo funciona el Mapa del Delito, desilusionados por la ausencia del ministro Ocampo y sobrecogidos por la muerte, dos días antes, de Mauro Díaz, de 36, baleado en medio de un tiroteo entre policías y ladrones. La vecina reclama mayor presencia policial y exige que venga Gendarmería: “Les damos hasta el domingo a la noche para que empiecen a patrullar, y si no, la Siberia se levanta”. La aplauden.

Los vecinos hablan de la “ausencia total” de policía, en un barrio donde, en realidad, los efectivos de a pie y las luces de LED azul de los patrulleros de la Policía de la Ciudad parecen omnipresentes día y noche. La cantidad de hombres no sería el problema, sino dónde, cuándo y cómo actúan o dejan de hacerlo. Un comerciante de Núñez y Zado, donde murió Díaz, toma la palabra y dice: “Nuestro barrio era muy tranquilo, pero ahora explotó”. Arenaza promete una próxima reunión de Ocampo con los comerciantes. Arrecian los reclamos de más retenes en los accesos desde la Provincia, más controles de alcoholemia, quejas contra los cartoneros, los pibes que se meten en las plazas ya enrejadas y contra todo lo que huela a pobre. Aún no se sabe si la bala que mató al vecino salió del arma de uno de los tres delincuentes que, tras evadir con un Citroën C4 robado un control en General Paz y Constituyentes, huyeron en su Fiat Uno, o si partió de los policías que los perseguían y que de hecho mataron a un ladrón.

Hasta que otra vecina, Rita, habla de un tipo de delito que no está en el mapa. Dice que tiene miedo de denunciar una casa donde venden droga, a una cuadra de la comisaría, que le cuesta creer que no tenga protección policial. Arenaza la invita a hacer la denuncia en el Ministerio. Un instante después, un solícito joven de camisa celeste (son como 12) se acerca a tomarle los datos a la señora. Otro vecino, Luis, señala lo obvio: que estos delitos “fáciles de denunciar”, robos y hurtos, son los subproductos del crimen organizado, del narco y la trata, ausentes en el mapa. Se pregunta por qué. Le explican que es “para no entorpecer la investigación de la justicia federal”. Vuelve a preguntarse: ¿no será el barrio una “zona liberada”?Ahora todos gritan, pero del laberinto de inseguridad de este barrio como tantos, casi nadie pretende salir por arriba: la invariable respuesta es el pedido y la promesa de mayor presencia policial. Y Arenaza regresa rápidamente a los argumentos habituales: muestra en el mapa que la incidencia de tal o cual delito coincide con esta o aquella villa,  y de paso promete un inventario de casas tomadas, “para ver dónde hay conflictividad”. Los vecinos se retiran en paz.





Calviño detenido: “Larreta nombró dos jefes de Policía y ambos están presos”

16 06 2017

“El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, logró lo que ningún político había alcanzado: que los dos jefes de policía que él nombro estuvieran presos, tras la detención de este viernes de Guillermo Calviño”, sostuvo el legislador porteño de Bien Común y titular de la Alameda, Gustavo Vera.

Rodríguez Larreta designó en 2016 a Calviño como jefe de los  traspasados a la Ciudad, mientras que en 2017 nombró a José Pedro Potocar como el jefe de la flamante Policía de la Ciudad (fusión de la Federal y la Metropolitana) hasta que fue detenido por la Justicia en el marco de la causa por asociación ilícita que para el juez Ricardo Farías y el fiscal José María Campagnoli lidera Calviño.

 

Calviño detenido en sede Gendarmería en Retiro

“Lo venimos diciendo en el recinto en la Legislatura y en cada reportaje, Larreta no hizo más que trasladar la vieja estructura corrupta de las zonas liberadas a la Ciudad, sin hacer ningún inventario del patrimonio de los jefes policiales y sus actuaciones frente a los narcos, prostíbulos, trapitos. De hecho no es menor que Calviño fue allanado en su domicilio del country Brickland, en el partido bonaerense de Esteban Echeverría“, afirmó el también titular de la ONG antimafia Alameda.

Gustavo Vera agregó que no le sorprende la detención de Calviño y remarcó: “Ya sabíamos de su proceder cuando dirigió las 54 comisarías en la Ciudad de Buenos Aires a través de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana de la Policía Federal y su segundo era Pedro Potocar en ese momento director General de Comisarías”.

“Desde entonces que venimos denunciando las zonas liberadas para los laboratorios narcos instalados en la villa del Bajo Flores, la zona liberada para los traficantes y explotadores de niñas y mujeres en más de 1200 prostíbulos, como las zonas liberadas para los esclavistas en 3 mil talleres textiles clandestinos distribuidos a lo largo de la Ciudad”, añadió Vera.

Para cerrar el legislador se refirió a la investigación judicial y destacó la tarea del fiscal Campagnoli.

“El fiscal que más conoce a la mafia policial es Campagnoli. Por eso veníamos anticipando que iba ir hasta las últimas consecuencias. Tener fiscales que investigan a fondo con su equipo y un juez que respalda lo actuado por la fiscalía es un gran paso para tener mejor seguridad, porque depurando de mafia a la Policía de la Ciudad todos vamos a tener mejor calidad de vida”, cerró Vera.

Potocar y Calviño sonriendo para la foto en los buenos tiempos

“El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, logró lo que ningún político había alcanzado: que los dos jefes de policía que él nombro estuvieran presos, tras la detención de este viernes de Guillermo Calviño”, sostuvo el legislador porteño de Bien Común y titular de la Alameda, Gustavo Vera.

Rodríguez Larreta designó en 2016 a Calviño como jefe de los  traspasados a la Ciudad, mientras que en 2017 nombró a José Pedro Potocar como el jefe de la flamante Policía de la Ciudad (fusión de la Federal y la Metropolitana) hasta que fue detenido por la Justicia en el marco de la causa por asociación ilícita que para el juez Ricardo Farías y el fiscal José María Campagnoli lidera Calviño.

“Lo venimos diciendo en el recinto en la Legislatura y en cada reportaje, Larreta no hizo más que trasladar la vieja estructura corrupta de las zonas liberadas a la Ciudad, sin hacer ningún inventario del patrimonio de los jefes policiales y sus actuaciones frente a los narcos, prostíbulos, trapitos”, afirmó el también titular de la ONG antimafia Alameda.

Gustavo Vera agregó que no le sorprende la detención de Calviño y remarcó: “Ya sabíamos de su proceder cuando dirigió las 54 comisarías en la Ciudad de Buenos Aires a través de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana de la Policía Federal y su segundo era Pedro Potocar en ese momento director General de Comisarías”.

“Desde entonces que venimos denunciando las zonas liberadas para los laboratorios narcos instalados en la villa del Bajo Flores, la zona liberada para los traficantes y explotadores de niñas y mujeres en más de 1200 prostíbulos, como las zonas liberadas para los esclavistas en 3 mil talleres textiles clandestinos distribuidos a lo largo de la Ciudad”, añadió Vera.

Para cerrar el legislador se refirió a la investigación judicial y destacó la tarea del fiscal Campagnoli.

“El fiscal que más conoce a la mafia policial es Campagnoli. Por eso veníamos anticipando que iba ir hasta las últimas consecuencias. Tener fiscales que investigan a fondo con su equipo y un juez que respalda lo actuado por la fiscalía es un gran paso para tener mejor seguridad, porque depurando de mafia a la Policía de la Ciudad todos vamos a tener mejor calidad de vida”, cerró Vera.





Sin purga en la Policía de la Ciudad

17 01 2017
Horacio Rodríguez Larreta

Horacio Rodríguez Larreta

Horacio Rodríguez Larreta sostiene a la mayoría de los viejos comisarios y subcomisarios de la PFA. De allí que lo presentado como una “reforma” es una falsa noticia. No hicieron más que rotar 31 comisarios y 15 subcomisarios que ahora serán jefes de seccionales. El análisis de los casos más turbios por el legislador porteño de Bien Común, el partido de la Alameda.

“No se puede sostener una nueva policía con los viejos comisarios y subcomisarios de la Policía Federal. La cero tolerancia a la corrupción policial que prometió Rodríguez Larreta no se cumple con estas designaciones de los que no se conocen su patrimonio, ni declaración jurada”, aseguró el legislador porteño de Bien Común, el partido de la ong Alameda.

Gustavo Vera, titular de la Comisión de Trata y hace quince años líder de la Alameda, es conocido por sus denuncias sobre la connivencia policial a la trata laboral, sexual y el narcotráfico en la Ciudad de Buenos Aires.

“El jefe de la Policía de la Ciudad, comisario mayor José Potocar, junto al Ministerio de Justicia y Seguridad porteño que encabeza Martín Ocampo, dicen que cambiaron a 51 de los 54 jefes de las comisarías de la Ciudad, sin aclarar que 31 de ellos fueron rotaciones de comisarios que vienen de la PFA traspasada y 15 son subcomisarios que de ser segundos y terceros jefes pasaron a estar a cargo de diferentes dependencias”.

Gustavo Vera desde el 2008 que viene realizando asambleas vecinales por parroquias, sinagogas, templos u otras entidades de la comunidad, para confeccionar los Mapa del Delito por barrio o comisaria. De allí su conocimiento sobre varios de los comisarios de la vetusta y corrompida PFA en la llamada nueva policía porteña.

“De los comisarios designados por el PRO de Rodríguez Larreta conocemos a varios por organizar e impulsar los mapas del delito que deja en evidencia las cajas de recaudación ilegal con las zonas liberadas. Por citar algunos casos. Azzolina es el comisario de Belgrano que hace un mes descubrimos por denuncias de los vecinos con un prostíbulo frente a su dependencia en plena av. Belgrano al 200. Otro comisario que no ha trabajado por el bien de la comunidad es Dolcemáscolo un viejo comisario de la PFA que ya en el 2011 tuvo que soportar el repudio de 500 vecinos y fue echado de esa seccional por el asesinato de un hincha de San Lorenzo en Veléz. Este mismo comisario hizo un descalabro cuando pasó por Boedo en la Comisaría 10 donde el delito hizo estragos”.

Vera sigue dando detalles de los comisarios cuestionados por los mapas del delito. “Parece ridículo que Tomás Cowes sea ascendido a Director General cuando su paso por la Comisaría 5° en Congreso fue un desastre ya que la complicidad prostibularia es total en esa jurisdicción, lo sabemos por denuncias de vecinos y causas penales que avanzaron con procesamientos en privados ubicados al lado de la seccional que Cowes dirigía”.

No todo fueron denuncias contra comisarios corruptos. Es recordado el caso de la policía Nancy Miño Velezquez que en el 2.010 denunció a los jefes de la PFA y la División Trata de Personas. Ella por su denuncia sobre complicidad de los jefes policiales con tratantes de mujeres y proxenetas fue echada de la fuerza y para salvar su vida se refugia durante tres meses en la sede de la Alameda, en el barrio Parque Avellaneda, con protección de fuerzas federales como Gendarmería y Prefectura. Además es recordada la foto del entonces cardenal Jorge Bergoglio junto a la policía denunciante, y a su vez el respaldo de varios diputados nacionales a su persona en una conferencia de prensa en el Congreso. Nancy Miño fue restituida en su cargo luego de una marcha de la Alameda encabeza por Vera al Departamento Central de la PFA en av Belgrano y Virrey Ceballos.

Para el legislador y titular de la Alameda existen dos jefes de circunscripción turbios.

Por un lado, la comisaria Roxana Corbo de la 54 (la última comisaria creada para Liniers y Villa Luro) “fue ascendida a comisario inspector pese a que la zona de Liniers se encuentra liberada desde bandas de pungas que roban a laburantes en las paradas de colectivos, las entraderas a vecinos, pasando por la trata que llega a la terminal de ómnibus, los prostíbulos simulados de bares o parrillas, los narcos y talleres textiles clandestinos”.

Mientras que el Claudio De Proenca (estaba en Circunscripción IV) en Circunscripción V (dependencias 25ª, 27ª, 29ª, 31ª, 33ª, 37ª y 51ª) “viene de ser comisario en Recoleta primero en la 17 y luego 19 donde denunciamos decenas de narco-prostíbulos. Este Proenca jamás quiso reunirse con los vecinos y la Alameda en la iglesia a dar explicaciones, y sabemos sus miles de razones”.

Por la Comisaría N° 44 donde hace años trabaja la Alameda aseguró el legislador que “sorprende que asciendan a los subcomisarios Gutiérrez y Miguel a responsables de comisarios cuando los vecinos de la jurisdicción 44 cada seis meses realizan multitudinarios reclamos porque las zonas liberadas nunca se terminan para los aguantaderos, las entraderas, y los narcos”.

Gustavo Vera recuerda la falta de democratización y transparencia en la negativa de la sindicalización por parte del PRO en la Ciudad. “No quisieron poner en la ley de seguridad el derecho a la sindicalización que podría dar derechos a los escalafones inferiores para denunciar la corrupción de los altos mandos”.