Narcotráfico: Roncaglia montó un show

30 06 2017

Un borracho retrasó la conferencia de prensa de Patricia Bullrich y Néstor Roncaglia,

“Unos 400 kilos de marihuana como resultado de un megaoperativo con soporte en todos los medios es una fantochada. Hace dos años denunciamos los laboratorios que producen cocaína en la villa 1-11-14 del Bajo Flores. Y nada de esto se descubrió hoy”, afirmó el legislador porteño y titular de la ong Alameda, Gustavo Vera.

Por otro lado, Gustavo Vera recordó que “el jefe de la Policía Federal que hoy encabezó los allanamientos fue el titular de la División Drogas Peligrosas cuando más crecieron los narcos en la villa 1-11-14 provocando en cinco años un total de 500 asesinatos”.

“Venimos denunciando en la Justicia y en todos lados hace dos años la zona liberada de los narcos y no cambio en nada. Los narcos siguen asesinando a tiros y en cuanto a la venta: sigue entrando cocaína por las fronteras, sigue saliendo cocaína al mundo por los puertos y todas las personas que quieren recuperarse de las drogas no tienen donde pedir ayuda”, indicó.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no cumple la ley 2318 que desde 2007 impulsa creación de un “Centro de recuperación de adictos” por Comuna. Deberían haberse creado quince, hoy solo funcionan dos.

En los allanamientos, personal de Gendarmería Nacional se ocupó de la zona de los paraguayos y Policía Federal del lado de los peruanos.

Sobre este detalle, Vera afirmó que “cada cual fue a custodiar lo que siempre ‘custodiaron’.

 





“Bullrich no está capacitada para dirigir el Ministerio de Seguridad”

8 02 2017

El legislador porteño de Bien Común, Gustavo Vera, remarcó desde el Vaticano que “Patricia Bullrich “no está en condiciones ni es la persona más equilibrada para dirigir el Ministerio de Seguridad de la Nación” y afirmó que “hacer una equivalencia entre el delito y el migrante como ella hace es un argumento muy racista”.

Vera afirmó en declaraciones telefónicas a C5N que “Patricia Bullrich debería perseguir el delito sin estigmatizar, a priori, a ninguna nacionalidad. No tendría que discriminar”, precisó el titular de La Alameda desde el Vaticano, donde participa del primer coloquio mundial por el tráfico de órganos y trasplantes.

vera-y-pato-bullrich

GUSTAVO VERA Y PATRICIA BULLRICH

Además, recordó que “Marco Estrada, si, es peruano y está a la cabeza de una de las organizaciones narcos dentro de la Villa 1-11-14 del Bajo Flores, pero alguien lo protegía en el country donde vivía y alguien  lo protegió a lo largo de todo este tiempo para que el tipo pudiera procesar cocaína y pudiera exportarla”. 

Enseguida, Vera planteó: “Qué hacían los servicios de inteligencia, que hacían los Stiuso, qué hacían los Roncaglia, que todavía sigue en funciones, ahora como jefe de la Policía Federal y antes como superintendente de Drogas Peligrosas, y qué hacían un montón de organismos que tenían que velar por la seguridad ciudadana,  como para frenarlo a Marco”.

“Por eso, es un argumento muy simplista y muy racista el hacer una equivalencia entre el delito y el migrante. Patricia Bullrich para mí no está capacitada ni es la persona más equilibrada para estar al frente del Ministerio de Seguridad de la Nación”, señaló.

Por último, Vera recordó que Daniel Awada, hermano de Juliana y cuñado del presidente Mauricio Macri “fue denunciado en forma reiterada no solo por La Alameda, sino por otras personas y organismos por basar la producción de la firma Cheeky en trabajo esclavo”.

“La primera denuncia contra Daniel Awada la hicimos con el gobierno porteño de Jorge Telerman junto a la Defensora del Pueblo de ese entonces, Alicia Pierini, Enrique Martínez, quien era presiente del INTI, y también participó el entonces cónsul de Bolivia y actual presidente del Senado en ese país, José Alberto Gonzáles. Fue una investigación conjunta de muchos organismos que detectaron que esa marca basaba su producción en talleres clandestinos que  no respetan los más mínimos derechos laborales”, cerró.





Crítica a la designación del nuevo jefe policial

17 03 2016

recuadro GV La Nacion

El legislador Gustavo Vera dijo que la elección es “inentendible” en un reportaje en el diario La Nación

La designación del comisario general Néstor Roncaglia como jefe de la Policía Federal no fue bien recibida por el legislador porteño, líder de la Fundación La Alameda, Gustavo Vera, que calificó la decisión del gobierno nacional como “inentendible”.

“Bajo el gobierno kirchnerista el comisario Roncaglia estuvo al frente de la Superintendencia de Drogas Peligrosas y durante su gestión la Argentina pasó a ser el tercer exportador mundial de estupefacientes. Bajo su período creció el narcotráfico. No se entiende el premio de nombrarlo jefe de la Federal”, sostuvo ayer a LA NACION Vera, que desde la Fundación La Alameda denunció zonas liberadas y lugares de venta de droga al menudeo.

Vera, hombre cercano al papa Francisco, hizo otra grave acusación. Dijo que en el ascenso de Roncaglia tuvo mucho que ver el ex hombre fuerte de la Secretaría de Inteligencia Antonio Stiuso. “Es vox populi que Stiuso tuvo mucho que ver con el ascenso de Roncaglia”, añadió Vera.

Explicó también que La Alameda hizo una denuncia con 1200 puestos de venta de droga al menudeo y que el fiscal federal Federico Delgado acreditó la presentación. “Lástima que después la causa quedó en manos del juez Norberto Oyarbide y no avanzó”.

Vera afirmó a LA NACION: “Roncaglia tuvo que ver con el avance del narcotráfico en la Argentina. No se entiende su designación, salvo que quieran liberar más la zona y regular el narcotráfico”.

Ayer, pocas horas después del acto de asunción de Roncaglia, La Alameda difundió un comunicado que tituló “el prontuario de Roncaglia”. Entre otras denuncias, se afirmó: “La primera vez que conocimos a Roncaglia fue en Liniers, en allanamientos a cinco prostíbulos. En ese momento controlaba la División Delitos Complejos y su operativo fue una fiel demostración de complicidad con el crimen organizado, ya que no detuvieron a los cabecillas, la comisaría 44» implicada con los prostíbulos participó de los allanamientos, y los perejiles detenidos, en su mayoría clientes, se fueron sin esposar y en un colectivo de la línea 109”.

Link del reportaje en Los Leucos de TN donde se muestra muy nervioso Roncaglia con nuestras denuncias: http://m.tn.com.ar/politica/el-nuevo-jefe-de-la-federal-dijo-que-las-acusaciones-en-su-contra-por-narcotrafico-son-un-delirio_659385

Aquí la nota del diario Clarín que deja bien claro el fastidio de la nueva jefatura de la PFA 

nota clarin

Lo dijo el comisario Néstor Roncaglia. Y le anticipó a Clarín que van a crear 31 divisiones antidroga en el Interior.

“No le tengo miedo al trabajo y al que trabaja a veces le tiran piedras.

No se preocupen de lo que se dice y habla. Quédense tranquilos, nosotros no negociamos con narcotraficantes y nunca lo vamos a hacer”. Rompiendo el protocolo del acto casi castrense en el cual fue nombrado oficialmente jefe de la Policía Federal, el comisario general Néstor Roncaglia mezcló ayer en su discurso consignas y agradecimientos con algunos mensajes para su detractores.

Roncaglia nunca mencionó puntualmente a la organización La Alameda, que en los últimos días reflotó una vieja denuncia en su contra de complicidad con los narcos de la villa 1–11–14. Pero el nombre del legislador porteño Gustavo Vera –que lidera ese espacio– flotó todo el tiempo en el Patio de las Palmeras. Allí, en el corazón mismo del Departamento Central de la Policía, asumió Roncaglia ayer por la mañana en presencia de la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich; el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco; familiares, amigos, jefes policiales y un nutrido grupo de funcionarios judiciales.

Es que, además de ser el jefe de la Federal más joven de la historia (55 de edad, 35 en la Fuerza), Roncaglia es reconocido en los Tribunales federales y ordinarios por su gestión al frente de la Superintendencia de Drogas Peligrosas, cargo que ocupó hasta ayer.

Junto con Roncaglia fue nombrada como número dos de la Fuerza la comisaria general Mabel Franco, quien estaba al frente del aérea de Asuntos Internos.

Entre discursos –y algún cantito sorpresivo de “Sí, se puede/sí, se puede”– en el acto de ayer quedaron claros tres conceptos que solo el tiempo dirá si pasan de las palabras a la realidad: la prioridad es la lucha contra el delito organizado (principalmente el narcotráfico); la Federal tendrá una fuerte presencia en todo el país; y no se tolerarán actos de corrupción. Luego del acto Roncaglia habló con Clarín y se mostró optimista: -Algunos sostienen que la guerra contra las drogas está perdida…

-Yo no diría perdida, pero sigue siendo un desafío. Lo que ocurre es que las ganancias del narco son muy grandes: el kilo de cocaína que en Bolivia se paga 300 dólares cotiza en Buenos Aires a 5.000 dólares y en Europa se paga 38.000. Con esos márgenes de ganancia metés preso a uno y aparece otro a ocupar su lugar. No es que se arregle con los narcos, es que estos se reproducen rápido.

-¿Es por eso que se pretende que la PFA actúe como un FBI? -La consigna que nos dieron es combatir el crimen organizado (narcotráfico, trata de personas, venta de remedios falsos). En cuanto al problema de la droga, se van a crear 31 divisiones antidroga en todo el país. La idea es federalizar la Federal, que durante años se manejó y percibió como la policía de la Capital Federal.

-¿No hay cierto resquemor interno con el pase de las comisarías a la órbita del Gobierno de la Ciudad? -Se está hablando cláusula por cláusula.

Es un nuevo esquema al que hay que acostumbrarse y aceptar.

Hay resquemores, pero le vamos a encontrar la vuelta y lo haremos por el bien de todos. Las peleas sólo nos llevan a la destrucción y a la parálisis.





Hoy presentación de Laboratorios Narcos

18 11 2015

laboratorios

El legislador porteño de Bien Común y titular de la Alameda presentará este jueves 19 de noviembre, por la tarde, el libro Laboratorios de Cocaína en la Ciudad autónoma de Buenos Aires.

La presentación del libro será a partir de las 18.30 hs en el Espacio Cultural Doblar el Viento, que en la calle Virrey Ceballos 176, en el centro porteño.

El libro fue escrito por Jorge Rodríguez, el ex asesor de la entonces ministra de Seguridad Nacional Nilda Garré, quien investigó la maquinaria de corrupción de 19 comisarías y a los narcos en la villa 1-11-14 que en el Bajo Flores instalaron 10 laboratorios de producción de cocaína de alta calidad protegidos por 300 hombres con armas de guerra y comandados por Marcos Estrada González, que estuvo varios años preso por asociación ilícita por narcotráfico.

El libro de 390 páginas, que abarca más de 200 informes con fotografías y planos recibidos por Garré y su equipo más cercano entre ellos la fiscal hoy titular de las escuchas telefónicas en la Procuración Cristina Caamaño Pais, Natalia Federman, y Ricardo Dios.

Jorge Rodríguez tras ser echado del ministerio presentó todos sus informes ante la justicia, esto incluye desde el juzgado federal de Sebastián Ramos, como el Concejo de Magistratura, Corte Suprema, y la fiscalía especializada en narcocriminalidad PROCUNAR.

Ante la falta de protección, Jorge Rodríguez se acercó al legislador porteño Gustavo Vera quien estaba en septiembre del año pasado junto a los vecinos del barrio Illia del Bajo Flores enfrentando a los narcos que coparon ese barrio lindero a la villa 1-11-14. Desde entonces Rodríguez fue protegido por la Alameda y contratado como asesor de seguridad del legislador permitiendo que actualice los informes sobre las comisarías y los laboratorios narcos.

“Laboratorios de cocaína en la Ciudad de Buenos Aires”, fue impreso por la Legislatura Porteña a pedido de nuestro legislador Gustavo Vera en su calidad de presidente de la Comisión de Trata y Crimen Organizado.

El libro autoria de Jorge Rodríguez es de divulgación gratuita y edición limitada.

CONTACTO: 4338-3050

 





El revuelo mediático por Layla

4 11 2015

Todos los reportajes en noticieros y notas en los diarios de ayer por la aparición de Layla Sainz Fernández que estuvo 11 días fuera de su casa. 

Nota diario La Nación

Nota diario La Nación

Tras 11 días apareció Layla, sana y acompañada por tres adultos

Estaba en una plaza, en Avellaneda y Donato Álvarez; su familia cree que fue víctima de un presunto caso de pedofilia 

Josefina Marcuzzi

Poco antes de las 12 se conoció la mejor noticia: Layla Sainz, la chica de 13 años que llevaba 11 días desaparecida había sido encontrada por la Policía Metropolitana en la plaza Aramburu, en Avellaneda y Donato Álvarez, Flores. Sus padres fueron notificados y de inmediato se dirigieron a la fiscalía descentralizada de Nueva Pompeya y Parque Patricios, en Maza 2255.

Casi a la misma hora, en Acoyte y Rivadavia, la movilización convocada para pedir la aparición de Layla se convirtió en un nuevo reclamo de #NiUnaMenos. Es que, para su familia, Layla es una víctima más de la violencia contra las mujeres. En su caso, supuesta víctima de la pedofilia.

Según la información brindada por el abogado de la querella, Damián Angrisani, Layla “estaba un poco desorientada y su diálogo con la madre fue algo inconsistente”. La chica apareció con tres adultos, dos hombres y una mujer, que fueron citados a declarar. Si bien desde la fiscalía se sostuvo que estaba en buen estado de salud, el legislador porteño Gustavo Vera, que aportó el asesoramiento legal a la familia Sainz, dijo a LA NACION que “tiene sus dudas” y denunció que no se hubiera elevado oportunamente la causa a un juzgado federal.
“Layla estaba rara, hablaba muy pausado, como con dudas. Dijo que estaba bien, pero yo intuía que estaba con alguien más. No pude verla porque fue llevada al Consejo del Menor”, contó a LA NACION Neyva, su madre.

En la conversación telefónica Layla le dijo que “la había pasado un poco bien y un poco mal” y que debía “resolver asuntos pendientes” antes de volver a su casa, en la villa 1-11-14.
El padre de Layla, Sergio Sainz, contó que el día previo a la desaparición había descubierto que su hija chateaba por Facebook con un desconocido y que al ser cuestionada se puso “muy nerviosa” e incluso “se enojó”. La investigación policial determinó que ese hombre, de unos 35 años, tenía en su perfil más de 200 contactos de chicas adolescentes y preadolescentes. Vera vinculó esta causa con otras tres desapariciones de chicas que son investigadas por la Fiscalía de Instrucción N°3. Una de esas víctimas sufrió abuso sexual y las otras dos estuvieron fuera de su casa varios días, al igual que Layla.

Nota diario MUY

Nota diario MUY

Tras la aparición de Layla, denuncian una red de pedofilia 

La piba de 13 años fue hallada ayer en una plaza de Flores, con signos de deshidratación. Pasó 11 días lejos de su familia. 

La desesperación se acrecentaba y las esperanzas comenzaban a disminuirse. Faltaban apenas unas horas para el inicio de una nueva marcha para pedir por la aparición de Layla Nayeli Sainz Fernández, cuando sus padres recibieron la noticia de que la piba de 13 años había sido hallada en la plaza Ángel Gris, de avenida Avellaneda y Donato Álvarez, en el barrio de Flores. La chica presentaba un estado de deshidratación.

Pero anoche, al cierre de esta edición, ya se encontraba fuera de peligro y con su familia. En tanto, los investigadores continuaban con la hipótesis de que la ausencia de la menor está vinculada a una red de pedofilia que opera en la zona. Ayer, cerca de las 11, cuando miembros de la Asociación Docente Ademys y de la ONG La Alameda ultimaban los detalles para llevar a cabo la marcha, un llamado telefónico alertó sobre la aparición. De inmediato, Sergio y Neyva, los padres de Layla salieron en busca de la piba. “Estoy feliz de tenerla cerca de nuevo. Ahora solamente la vamos a acompañar y ayudar para que pueda superar todo esto”, expresó Neyva.
Según detallaron fuentes vinculadas a la investigación, el hallazgo estuvo a cargo de la Policía Metropolitana.
“De inmediato fue asistida por personal médico forense y luego se la trasladó al juzgado para que pudiera declarar bajo la modalidad de Cámara Gesell. Si bien hay que aguardar esos informes, mantenemos la hipótesis de que atrás de todo esto hay una red de pedofilia”, remarcó Lucas Schaerer, de La Alameda. En esa misma dirección se manifestó el legislador Gustavo Vera: “Hicimos varias denuncias al respecto y hubo allanamientos para tratar de dar con esta organización”.-

tres claves del caso: desaparición El 22 de octubre, la chica salió de un cyber ubicado en la Villa 1-11- 14, en el Bajo Flores. Su familia la perdió de vista hasta ayer.
Movilización: Los padres, compañeros de escuela y vecinos de Layla iniciaron una intensa búsqueda con el apoyo de la ONG La Alameda y Ademys.
Investigación: Durante el último fin de semana, efectivos policiales llevaron a cabo dos allanamientos en busca de una red de pedofilia.

“Hay muchas otras nenas acosadas”. Jorge Adaro Secretario de Adamys
“A partir de las reuniones con docentes de la Escuela Normal Superior 4, colegio al que asiste Layla, tomamos conocimiento de la existencia de muchos casos de nenas que fueron acosadas y amenazadas a través de las redes sociales. En medio de las reuniones con los chicos y docentes, se dio la desaparición de Layla y, al unir varios puntos, interpretamos que nos encontrábamos frente hay un caso vinculado a una red de pedofilia que funciona en el Bajo Flores”.

popu layla

INVESTIGAN SI FUE CAPTADA POR UNA RED DE TRATA 
Apareció Layla tras diez días de búsqueda 

Layla Sainz Fernández, la adolescente de 13 años que se encontraba desaparecida desde el 22 de octubre pasado luego de salir de la escuela en el barrio porteño de Caballito, fue hallada ayer sana y salva a pocas cuadras del lugar. 
Layla, la adolescente de 13 años que estaba desaparecida desde el 22 de octubre en la zona del bajo Flores porteño, fue encontrada ayer en la plaza “Angel Gris” de Flores en compañía de tres adultos, dos mujeres y un hombre, y la fiscalía investiga si se trató de un caso de trata de personas.
La niña hizo una llamada a las 7 de esta mañana a su madre Nevya para decirle que estaba bien y que iba a volver en horas de la tarde, pero la Policía Metropolitana rastreó la zona en donde se hizo ese llamado, ya que el celular de su madre estaba intervenido, y la encontró en la plaza junto a tres adultos, informaron fuentes de la investigación.
adolescente declaró en Cámara Gesell y la fiscalía que actúa en la causa, tras disponer de una revisión médica en la que no constató signos de violencia, dispuso que quedara en guarda transitoria en el Consejo de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad de Buenos Aires hasta que se logre la revinculación con la familia, se informó.
Mientras tanto, la fiscalía de Pompeya como la Procuraduría contra la trata y explotación de personas (I’rotex) investigan la hipótesis de si la niña fue captada por una red de trata de personas y que, ante la difusión del caso y los allanamientos efectuados, sus captores dispusieran su liberación.
Sergio, padre de Layla, dijo que su “hija está bien, en principio habría declarado en Cámara Gesell que se había escapado por la conducta radical que yo tenía para con ella, pero pensamos que ella está siendo amenazada por gente adulta que la obliga a decir esas cosas”, expresó.
“Igual estoy feliz que ella está bien, cuando llamó a mi mujer parecía desconcertada, no estaba ubicada en tiempo y espacio” dijo el padre y añadió: “su aparición tiene que ver con los allanamientos y el trabajo de inteligencia que hizo la Policía”.
“Hay muchos casos parecidos de nenas del barrio (la villa 1-11-14) que son amenazadas y coaccionadas por gente adulta que conocen por Facebook y los fiscales no investigan esto”, dijo Sergio y destacó: “Si tengo que vincularme con un psicólogo para estar con ella lo voy a hacer, pero creemos que esto tuvo que ver con alguien que la retuvo durante todo este tiempo, queremos que se investigue esto”, expresó el hombre.
La causa hasta ahora no tiene tipificación de delito y la tarea se focaliza en tratar de revincular a la menor con su madre y padre, ya que luego de haber declarado ante un fiscal y en Cámara Gesell, “sólo quiso ver a su abuela”.
El 22 de octubre pasado Layla fue vista por última vez a las 14.30 en un ciber de la calle San Juan de la villa 1-11-14 tras regresar de la e cuela Normal Superior Estanislao Zeballos del barrio de Caballito, en donde asistía a clases.
Tras su desaparición, la comunidad educativa y el gremio de Ademys denunció que varias menores del barrio estaban siendo amenazadas y que sospechaban de la presencia de captores de una red de trata que operaba en la zona.
“El padre vio que estaba chateando con alguien y le preguntó quién era.
F:lla le dijo que era un amigo pero se puso muy nerviosa, la madre dice que nunca la había visto así. Cuando el padre le sacó la computadora vio que era un perfil de Facebook creado en agosto, con un nombre de varón y con 208 contactos, todas nenas”, contó una amiga de la familiar 

La fundación La Alameda, que dirige el legislador Gustavo Vera, fue aceptada como querellante en la causa y propuso al fiscal tres allanamientos en edificios del barrio de Flores, los cuales fueron efectuados.

B “Hay otras causas similares a la de Layla en la misma zona geográfica, no podemos descartar una red de trata. Está probado que los contactos en Facebook eran reales”, dijo Angrisani.