«Arribas recibió coimas para Calcaterra, el primo de Macri»

El legislador porteño de Bien Común, el partido de la Alameda, aseguró que el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, «recibió coimas para el empresario Angelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri» y sostuvo que con la acusación que se le imputó, «ya no queda nadie en la actual AFI que no esté denunciado por enriquecimiento ilícito y con una causa abierta».

«La investigación es impecable. Está mostrando un soborno que se le entrega al señor Arribas para que se lo haga llegar a Calcaterra, que es el beneficiario por las obras de soterramiento del  Sarmiento que se iban a hacer en esa época  entre la empresa de Calcaterra, primo de Mauricio Macri, con la empresa brasileña que fue condenada en el ‘lava jato'», indicó Vera en el programa «El Destape» que se emite por C5N.

El también titular de La Alameda afirmó que de esa manera «se completa el rompecabezas, porque ya no falta nadie en la actual AFI que no esté denunciado por enriquecimiento ilícito y con una causa abierta».

«Hay que recordar que nosotros somos denunciantes y éramos querellantes hasta que nos sacó la Marcelo Martínez Di Giorgi de la causa por enriquecimiento ilícito de Stiuso y toda su banda con 65 empresa, de Juan José Gallea, de Darío Richarte y de todos estos muchachos que ya vienen de la época de la SIDE en el período de Fernando De la Rúa y que se apropiaron de bienes públicos para convertirlos en bienes privados para su propio beneficio», señaló.

gustavo-vera-y-arribas

GUSTAVO VERA Y GUSTAVO ARRIBAS

Vera recordó que inició una denuncia contra Silvia Majdalani, la subjefa de la AFI, «que está abierta en el Juzgado Federal de Julián Ercolini», al tiempo que pidió «avanzar en la disolución» del organismo de inteligencia, al que calificó como «una cueva de ladrones que no sirve para nada, solo para espiar a la población».

«Claramente hay que avanzar sobre otro tipo de inteligencia que realmente sirva para combatir el crimen organizado, la trata, y que tenga un fuerte control parlamentario y ciudadano. Pero no esta cueva de delincuentes que se han enriquecido en todos los gobiernos y que sirven al mejor postor y a sí mismos», agregó.

Asimismo, precisó: «El gobierno mantiene un doble estándar: a las denuncias infinitamente menores le da una amplitud enorme, por ejemplo el absurdo de pedirle la declaración jurada de un año a Emilio Pérsico, del que todos sabemos que vive en condiciones muy humildes. Pedir la podés pedir, pero de ahí a la amplificación mediática que se le da para tratar de estigmatizar, de ensuciar es otra».

«Y después, el Gobierno trata de disimular semejante elefante de 600 mil dólares que le entregan por parte de un operador de una empresa que fue condenado por corrupción y se acogió a la figura del arrepentido. Eso me parece un hecho gravísimo», aseguró el diputado de Bien Común.

Por último, Vera también precisó que a la AFI «de alguna manera, los gobiernos de turno le van agregando figuritas que están tan salpicadas como las que ya estaban».

La Alameda le respondió a Majdalani: «Las risas de la señora 8»

majdalani-manjonLucas Manjon, jefe de investigación de Bien Común, y uno de los impulsores junto al legislador porteño Gustavo Vera de las denuncias contra la subdirectora de la AFI, Silvia Majdalani, remarcó que «la señora 8 ocupa un lugar de enorme responsabilidad para quien tiene demasiadas causas penales que atender y que no logra recordar las sociedades en las que participó».

Manjon, quien además es coordinador de la Red Nacional Antimafia, salió así a responderle a Majdalani , quien en una entrevista con la revista Noticias rechazó las denuncias que inició La Alameda contra ella por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

En un comunicado titulado «Las risas de la señora 8»,   el jefe de investigación de Bien Común, le recordó a la subdirectora de la AFI todas las imputaciones que realizó él junto a Vera.

El siguiente es el detalle del texto:

«El día viernes, el periodista Rodis Recalt de la revista Noticias publicó una entrevista a la número dos de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia), Silvia Majdalani. Es la segunda vez en estos últimos años qué miembros jerárquicos de la agencia de inteligencia argentina dan una entrevista a medios periodísticos, Antonio Horacio Stiuso y la Señora 8, situación que es poco agradable para las agencias de otros países, lo que lo consideran una muestra de poco profesionalismo.

«En la entrevista, el periodista hace referencia a una denuncia que presentó el legislador porteño por el Bien Común contra Silvia Majdalani, imputándola por los delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. Para poder proseguir con la respuesta que dio Majdalani es fundamental contar que de la misma entrevista participó Hernán Nisenbaum actual vocero de la Agencia Federal de Inteligencia, la equivalente de la CIA en Estados Unidos, y que viene de ser ex relacionista público de un boliche en Palermo y de la marca noventosa de ropa UFO.

«Majdalani contesta con las vaguedades clásica de una pregunta que no se quiere responder: «El señor me imputa la titularidad de no sé qué cantidad de empresas con las cuales no tengo nada que ver y mete tres o cuatro en las que sí tengo que ver. Dice que soy dueña de cadenas de supermercados, empresas de aviación, empresas de Lázaro Báez.

«La señora 8 tiene claro cuales son las empresas en las cuales tuvo participación, pero es necesario tal vez hacer un recuento de esas mismas.

«Su primera participación de la que tenemos noticia es por una causa penal en la cual está imputada bajo los cargos de ‘robo y usurpación’. Formando parte de la empresa Minera Andina SA, que había firmado un convenio para explotar una mina de piedras preciosas en el departamento de Andalgalá, pero dicho acuerdo tuvo que ser revocado en el año 2003 ya que la empresa que Majdalani integraba no cumplio con las obligaciones asumidas. Sin embargo, la empresa decidió seguir ocupando y explotando la mina de manera ilegal hasta el año 2007. Para Septiembre de 2010, el ex juez Norberto Oyarbide decidió sobreseer a la entonces diputada del PRO. La Cámara Federal Nº 2 decidió revertir el fallo y la causa terminó pasando a la justicia catamarqueña donde sigue en curso lento.

 «Desde el año 1998 Silvia Majdalani ingresó como presidente de la empresa Paraná Sociedad Anónima de Seguros, y se retiró de la misma en el año 2009, según se puede ver en el Boletín Oficial del 27 de Marzo de 2009. La primer particularidad de esta renuncia es que la señora Majdalani la presentó el 1 de Julio de 2004 y solo es aceptada y comunicada a terceros cinco años después; misma particularidad surge que durante el año 2008 y también comunicado por Boletín Oficial, Silvia Majdalani es designada presidente de la empresa. ¿Por qué Majdalani firma una renuncia como presidente en 2004, no la oficializó hasta el 2009, pero entre esos años vuelve a aceptar el cargo de presidente? Tal vez es lo cómico que ella encuentra a la denuncia pero que no logra explicar. En medio de esos años la empresa que presidía Silvia Majdalani fue denunciada por realizar maniobras tendientes a vaciar un grupo de compañías de seguros y favorecer la suya propia.

«La segunda empresa en la cual Majdalani participo, es más de carácter familiar: Organizacion Hotelera Ocean Park SA, integrada por su marido, Jorge Norberto Olivero y su hija Valeria Olivero. El antes famoso marido de Majdalani salto a las noticias policiales por haber sido huésped en la cárcel de Devoto cuando fue condenado por el delito de ‘intento de fraude y estafa’ sobre una herencia de 350 millones de dólares sin herederos y del cual Olivero intentó tomar tajada. Condenado a tres años, fue indultado en el ultimo día de gobierno del ex presidente Carlos Menem por pedido de Majdalani como reconoce en la entrevista a Rodis Recalt.

«Esta empresa también se dedicó en un momento a la explotación minera ya con otro denominación para la sociedad anónima: Acuíferos Ocean Park SA. Esta empresa también se vinculó sorprendentemente con la provincia de Catamarca. En el año 2013 presentaron una denuncia contra el municipio de Andalgalá por haber construido un camping municipal en supuestos terrenos propiedad de la empresa de la familia Majdalani. Lo curioso de esta denuncia es que en la misma justicia esos son los delitos por los que ellos mismos están imputados.

 «Dice que soy dueña de cadenas de supermercados, empresas de aviación, empresas de Lázaro Báez», sostuvo Majdalani, que intenta responder con generalidades, mezclando de todo un poco, pero el todo es la suma de las partes y Majdalani en todo forma parte.

«Cuando se refiere a la empresa de aviación la jefa de los espías intenta jugar con las fechas. En el año 2007, Parana Seguros se asoció junto a otra persona y crearon American Jet Net SA, una empresa de aviación. Majdalani asegura no haber participado en esta empresa porque ella firmó una renuncia en 2004 para la empresa Parana Seguros, que nunca fue oficializada y que fue presentada recién en el año 2009. Para terceros y para el Estado, Majdalani siguió formando parte de la empresa de seguros hasta el año 2009 y por la tanto también formó parte de la empresa de aviación, que se constituyó en el año 2007. Otro de los datos más interesantes vinculados a esta empresa es Alejandro Stojadinovic, designado presidente de la sociedad en el año 2007 y con pasado en empresas de Eduardo Eurnekian y Nazareno Natale. Stojadinovic, un hombre de aire y aviones que supo trabar relación con los hermanos Juliá, pilotos narcotraficantes detenidos en Barcelona.

 «La generalidad de responder hablando de supermercados y Lázaro Báez es un clase práctica del duranbarbismo que el PRO tan bien sabe llevar adelante. Majdalani no tiene relación con supermercados y con Lázaro Báez, la tiene su socio, Gustavo Mendivil Larriera.

«En el año 2002 se constituyó la empresa CFC Holding en la cual Silvia Majdalani se desempeñó como Directora Suplente, según el Boletín Oficial del año 2002. En el mismo año pero seis meses después, en el mes de Noviembre, siempre tomando la información del Boletín Oficial, la empresa CFC Holding SA se fusionó a una empresa radicada en Florida, Estados Unidos y que tiene un nombre con demasiadas coincidencias, CFC Group Inc, de la cual su presidente es Gustavo Mendivil Larriera.

«Majdalani no tiene ninguna relación con Lázaro Báez ni con los supermercados de Eduardo Costa, el marido de la parlamentaria del Mercosur, Mariana Zuvic; quien tiene que ver es Gustavo Mendivil Larriera, su socio.

«En 2001, una empresa uruguaya que pertenece a Mendivil Larriera compró acciones de la empresa supermercadista del matrimonio Costa – Zuvic por dos millones de dólares, hasta acá una simple operación comercial. Lo que empieza a enrarecer la actividad es que la empresa uruguaya se había creado en el año 1999 y no había realizado ninguna operación hasta el momento. Majdalani no tiene relación con los supermercados, su socio si. Con respecto a Lázaro Báez, nuevamente es Mendivil Larriera quien tiene los vínculos, ya que mediante una empresa en Panamá que controla una empresa uruguaya compro bonos de la empresa Helvetic Service Group la cual Lázaro Báez usó para lavar dinero y fugar divisas. Majdalani no tiene relación con Lázaro, su socio si.

«Para poder entender la risas de la señora 8 y su confusión de fechas, vale también hacer el recuerdo de que Gustavo Mendivil Larriera tambien paso por Catamarca y por el departamento de Andalgalá. La empresa Minera Andina SA, la que usurpó terrenos y por la cual Majdalani fue imputada vendió la totalidad de sus acciones a la empresa Minera Cerro Atajo SA, la cual tiene como director a Mendivil Larriera.

 «Majdalani es hoy la jefa de los espías, viendo el recuento de las causas lo podría haber sido también Aníbal Fernández pero los cambios de gobierno le dieron ese lugar. Lugar de enorme responsabilidad para quien tiene demasiadas causas penales que atender y que no logra recordar las sociedades en las que participó y en las fechas que lo hizo. Tal vez en esa olvidadiza memoria es que Majdalani encuentra lo cómico de la denuncia, acá fue resumen de nombres y fechas para colaborar».

 

Gustavo Vera rechaza la postulación de Majdalani como subdirectora de la AFI

Silvia Majdalani, subdirectora de la AFI

Silvia Majdalani, subdirectora de la AFI

El legislador porteño de Bien Común y presidente  de la Fundación La Alameda, Gustavo Vera, rechazó la postulación de Silvia Majdalani como subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), luego de que la denunciara por presunto «lavado de dinero, corrupción y evasión tributaria», una causa que se encuentra en proceso judicial de investigación.

El pliego de Majdalani, quien ya fue nombrada por Mauricio Macri en la AFI, al al igual que el del director del organismo, Gustavo Arribas, será tratado este miércoles en la comisión de Acuerdo del Senado.

Vera también remarcó en un escrito presentado ante el presidente de esa comisión, Rodolfo Urtubey, que impugna la designación de Majdalani porque «carece de idoneidad técnica y moral para ocupar un cargo de semejante valor estratégico para el Estado».

El legislador de Bien Común precisó que «fue judicializada una denuncia» que él presentó y que lleva adelante el el Ministerio Público Fiscal con el expediente número 4602/16, de trámite ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal número 10.

En ese sentido, Vera sostuvo que «Majdalani fue denunciada junto a otros tres sujetos, entre quienes se destaca Gustavo Federico Larriera Mendivil, con el objetivo de que sean investigados sobre el origen de los fondos de una importante cantidad de sociedades comerciales constituidas en el país y en el extranjero».

El objetivo de la presentación judicial es saber si “tras esa ingeniería societaria se esconden actos de lavado de dinero, corrupción y/o evasión tributaria”.

En el escrito enviado a Urtubey, se detalló que a la subdirectora de la AFI se la investiga “por integrar tres sociedades anónimas: ‘Paraná Sociedad Anónima de Seguros’, ‘Organización Hotelera Ocean Park SA’ y/o ‘Acuíferos Ocean Park SA’ y ‘CFC Holding SA, a esta última se incorporó ‘CFC Group Sociedad Extranjera’, con sede en la ciudad Miami y registrada a nombre de Gustavo Larriera Mendivil».

En relación al socio de Majdalani, Larriera Mendivil, Vera indicó que  “con la información que se encuentra disponible en bases de datos de internet y colocándolo como eje de un complejo y variado entramado societario se advierte sencillamente que posee una gran red societaria compuesta por 57 empresas en diferentes países, 54 de ellas radicadas en la República de Panamá y las restantes en Nueva Zelanda, República Oriental del Uruguay y Gran Bretaña».

En ese sentido, se detalló que «en ese expediente hay dos hechos bajo investigación que merecen ser conocidos por los miembros de la Comisión Unicameral de Acuerdos al momento de considerar el nombramiento de Majdalani».

«El primero se vincula con la compra de acciones de la empresa ‘El Tehuelche S.A.’, propiedad de Eduardo Costa -esposo de Mariana Zuvic actual parlamentaria del Parlasur-, por parte de la firma ‘Holmen S.A.’ radicada en Uruguay a nombre de Larriera Mendivil, aunque la misma carecería de actividad comercial. Esto último no es un dato menor si tenemos en cuenta el valor de adquisición de esas acciones, el cual habría ascendido a la suma de dos millones de dólares (USD 2.000.000)», explicó Vera.

recibido

«El segundo de los hechos es más amplio e infiere esa mecánica de vínculos entre diferentes sociedades nacionales e internacionales antes señalada», precisó.

Uno de los puntos que remarcó Vera fue el de señalar que Larriera Mendivil integra el directorio de «Latin American Asssets Managment Group», la cual se encuentra radicada en la República de Panamá y es investigada en la causa N°3.017/2013 caratulada «Báez, Lázaro Antonio y otros s/encubrimiento» del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional número 7 de esta Ciudad.

A su vez, esta firma es la principal accionista de una sociedad uruguaya denominada «Latin American Equity Agente de Valores S.A.», donde Luis Andrés y Carlos Sebastián Mornaghi intentaron ingresar a la Bolsa de Valores de ese país, aunque la petición fue rechazada en 2011″, agregó el legislador de Bien Común.

Además, prosiguió: «A su vez, los Mornaghi son titulares de ‘Global Equity Sociedad de Bolsa’, empresa investigada en la mencionada causa judicial por la adquisición de bonos de deuda de la firma ‘Helvetic Service Group’ para repatriar dinero proveniente de presuntos hechos ilícitos de corrupción».

Detalló que «a través de esta presentación se logró el depósito de 225.409.144 millones de pesos en la cuenta bancaria que la empresa ‘Austral Construcciones S.A.’ posee en el Banco de la Nación Argentina, de los cuales 31.630.516 pesos pertenecerían a la empresa ‘Global Equity Sociedad de Bolsa'».

Vera también  rechazó la postulación de Majdalani al cuestionar «su idoneidad, formación y preparación académica para ocupar un cargo de semejante valor estratégico para el Estado, ya que su exigua capacitación en la materia no certifican un cabal conocimiento al respecto, como lo merece un cargo técnico-político de esta envergadura».