Vera superó el millón de pesos donados

16 03 2017

El recibo salarial del legislador Gustavo VeraLo prometió durante su campaña como candidato a legislador porteño y por ello Gustavo Vera llegó finalmente a 1.000.000 de pesos devuelto al pueblo. Con la particularidad que todo quedó registrado ante escribano público y fue filmado. Asimismo el legislador de Bien Común, el partido de la Alameda, hizo publico su recibo salarial y su declaración jurada. 

En este mes de marzo, Vera donó 15 mil pesos de su salario como legislador al Mercado de Economía Solidaria de Bonpland, ubicado en el barrio porteño de Palermo, y los otros 15 mil pesos a la cooperativa periodística InfoNews, que se autogestiona tras la quiebra fraudulenta de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel. La constancia de la donación se realizó este miércoles 15 en la escribanía de Mario Rebasa (Matrícula 2259), ubicada en el Microcentro porteño.

De esa manera, el titular de La Alameda, que llevaba 980 mil pesos donados, pasó a 1.010.000 pesos entregados a diferentes organizaciones sociales, educativas, deportivas y religiososas.

Top Five de los legisladores más productivos

Vera demostró que entregar gran parte de su salario no afecto su rendimiento legislativo. Al punto que en el 2016 se ubicó en el Top Five de los legisladores con más proyectos presentados, con la particularidad que Bien Común es unibloque y compite con aquellos con varios integrantes y algunos con experiencia parlamentaria local, nacional y otros que fueron ministros nacionales o locales.

Sumado a que el rendimiento de Gustavo Vera fue reconocido como el mejor en el 2016 en una convocatoria de Revista Comunas en la votaron cinco mil personas para elegir al mejor diputado porteño.

PROYECTO DE LEY POR EL SALARIO

“Yo me quedo con un sueldo equivalente al de un director de escuela o de hospital. Todas las donaciones las hice ante escribano público y tienen a su disposición mes a mes. Propuse un proyecto de ley que se trató en diciembre de 2014 para que los legisladores ganaran lo mismo que un director de escuela o de hospital, que es de 30 mil pesos promedio y no es un sueldo de indigencia, y los aumentos estuvieran atados a los de ellos, pero perdimos 47 a 4″, indicó.

FOTO: Escribano Rebassa, legislador Vera, Dolber de Infonews, Zambrano Mercado Bonpland

EL AGRADECIMIENTO DE LOS BENEFICIARIOS

El periodista Ezequiel Dolberg, integrante de la Cooperativa InfoNews, sostuvo que “es realmente significativo y lo vamos a usar para sustentar este proyecto de un periodismo autogestionado y desde la mirada de los trabajadores”.

“Éramos parte del grupo periodístico Veintitrés, que era de Szpolski y Garfunkel, y que luego llevaron ese medio a una quiebra fraudulenta que hizo que 800 familias quedaran en la calle. Por eso tomamos la decisión de hacernos cargo del medio y ponerlo a funcionar, preservando los puestos de trabajo. No tenemos prácticamente ayuda para sacarlo adelante más que de las organizaciones solidarias y de los lectores. Por eso este agradecemos este aporte que hace el legislador Gustavo Vera  a la cooperativa”, indicó Dolberg.

Por su lado, Rosa Zambrano, integrante del Mercado de Economía Solidaria de Bonpland, explicó que ese lugar “está formado por ocho cooperativas y se van construyendo y desarrollando un mercado alternativo donde se pone de manifiesto el trabajo sin explotación, sin trabajo infantil”.

“El Estado se comprometió, a través de un convenio marco, a entregarnos el mercado para su funcionamiento con nuestra administración y gestión. Esto no pasó, la obra no se terminó y nosotros estamos con graves problemas con nuestros recursos para llevar adelante nuestras obras. Llegamos a esta donación que hace Gustavo y que nos va a servir para reforzar las puertas del mercado que son muy precarias. También planeamos hacer una reja en la entrada y si nos sobra dinero solucionar algunos problemas de electricidad que tenemos”, precisó Zambrano.





Donación: Vera quedó a un paso de superar el millón de pesos

3 03 2017
En la escribania 60 mil pesos del salario político al pueblo

En la escribania 60 mil pesos del salario político al pueblo

Los Scouts de Argentina, y otras cuatro organizaciones civiles y sociales recibieron una suma dineral del legislador porteño de Bien Común, Gustavo Vera. Este mes otorgó 60 mil pesos correspondiente a su salario de diciembre y enero quedando a un paso de superar el millón de pesos devuelto al pueblo.

En ese sentido, los Scouts de Argentina recibieron 15.000 pesos, el Centro Comunitario por el Bien Común de Esteban Echeverría una suma similar, la Orquesta Infantil “Vamos

Los Pibes” recibió 10.000 pesos, al igual que la Comunidad del Padre Juan Carlos Quiñones en la Iglesia San Antonio de La Matanza y la Asociación Amigos de la Orquesta Infantil y Juvenil de la Ciudad de Buenos Aires.

De esa manera, Vera alcanzó los 980 mil pesos donados y superará el millón de pesos cuando entregue los 30 mil pesos de su sueldo correspondiente a febrero.

Las donaciones se llevaron a cabo en la oficina del escribano Mario Rebasa (Matrícula 2259) para que quede constancia legal y nadie dude de este verdadero acto de solidaridad del legislador. 

Juan Manuel Salgado, director ejecutivo de Scouts Argentina explicó que está a cargo de “un movimiento de educación no formal que tiene como objetivos  aportar, apoyar y acompañar las capacidades de los jóvenes para ser líderes del mañana y para cambiar el mundo y la sociedad”.

“Estamos en todo el país hace más de 100 años y este aporte va a servir para los grupos de alta vulnerabilidad social que trabajan en Buenos Aires, siendo que el aporte ha venido de un legislador de Buenos Aires, para su fortalecimiento institucional y para el desarrollo de su programa educativo. Queremos agradecerle a Gustavo por este gesto, que es un acto que tiene por objeto devolverle al pueblo, de alguna manera, todos los aportes que el pueblo va  generando y realizando”, precisó Salgado.

En tanto, Esteban Antelo, coordinador del Centro Comunitario por el Bien Común de Esteban Echeverría, sostuvo que van “a abrir la primera escuela textil  en el Conurbano, donde se darán clases gratuitas a la gente que le interese el tema, como corte confección y costura”.

“Vamos a usar el dinero para las reformas que necesita el lugar y para acondicionar las instalaciones eléctricas. Le agradecemos al legislador Gustavo Vera por este gesto”, precisó Antelo.

Por su parte, José Solalindes, representante de la Iglesia San Antonio de La Matanza, remarcó que el Padre jesuita Quiñones está a cargo de “cinco capillas que representan la zona de Ciudad Evita y que tienen comedores, además de que Caritas ayuda a la comunidad de General Villegas, una zona humilde, con la feria de ropa”.

“Estamos muy agradecidos al legislador por su acto de beneficencia. Le damos las gracias de parte de la comunidad de La Matanza”, agregó.

Viviana Rodríguez, integrante de la Asociación Amigos de la Orquesta Infantil y Juvenil de la Ciudad de Buenos Aires, señaló que “hace muchos años que se está trabajando para apoyar este proyecto, que últimamente viene bastante golpeado”.

“Mil gracias a Gustavo, porque esto va a servir para sumar insumos e instrumentos para los chicos. Tenemos 12 sedes en la ciudad de Buenos Aires que trabajan con 1.700 chicos sin ningún aporte. Lo usaremos para los chicos que mas lo necesitan”, contó Rodríguez.

Por último, Andrea Vega, coordinadora en la Orquesta Infantil “Vamos Los Pibes”, que funciona en el Centro Cultural de Atlanta y está destinada a 40 chicos de entre 7 y 14 años, reveló que el lugar también “funciona como merendero, con donación de instrumentos” y agregó:“Muchas gracias al legislador por la donación que nos viene bárbaro para afrontar el año y para que los chicos tengan su merienda y los instrumentos”.





La unidad en la acción y en el plano electoral

21 02 2017
gustavo-vera-formal

Gustavo Vera

 

El documento del referente de nuestro partido Bien Común que convoca a la unidad en los reclamos y en el plano electoral de todos aquellos que quieren empleo, salario y bajar los precios de los productos.

Por Gustavo Vera

De los $ 21.746 mensuales, una tercera parte ($ 7.323) de la canasta total se destina a compra de alimentos. Los servicios vinculados a la vivienda (gas, luz y agua) y al transporte subieron muy fuertemente. En diciembre de 2015, una familia pagaba por esos servicios $412, en diciembre de 2016 tuvo que disponer de $1.020, un aumento del 147%. Esto implica que estos gastos pasaron de representar el 2,6% del gasto total, a casi el 5 %. Esos servicios seguirán ganando peso porque este año las tarifas volverán a subir por encima de la inflación.

La mitad de la población económicamente activa percibe un salario promedio de $ 8000/10.000. Un 30 % aproximadamente oscila entre los $ 10.000 y $ 25000 y tan solo un 20 % está percibiendo por encima de los $ 25.000. En la práctica esto significa que más de la mitad de la población que trabaja está teniendo serios problemas para llegar a fin de mes. Hay un proceso de endeudamiento en los hogares para alimentos, algo que no se veía hace muchísimo tiempo. Vía tarjetas de crédito o aquellos informatizados recurriendo a préstamos usurarios, cada uno de estos hogares con problemas para completar el mes está generando una bola de endeudamiento que en breve tiempo les significará una espada de Damocles por los brutales intereses y el poco poder adquisitivo.

Por otra parte, el Banco Central ha habilitado disponer del dinero de los ahorristas para financiar la especulación financiera de grandes fondos en la compra de Lebac y esto a mediano plazo puede traer un corralito de facto para los ahorros del único sector de la población que todavía llega holgadamente a fin de mes y más inflación, porque la cancelación de la deuda de los Lebac es equivalente a prácticamente toda la circulación monetaria.

Con los aumentos de esta semana de peajes, gas, nafta, pan y transporte público la pérdida de poder adquisitivo se agrava y el impacto en los bolsillos se lo verá de lleno entre fines de marzo y mediados de abril.

El gobierno persiste en no restituir los aranceles de protección arancelaria (redujo casi 18 mil posiciones), con lo cual las Pymes continúan agonizando, suspendiendo y despidiendo gente. Rubros como la metalurgia, calzado, textiles, juguetes, gráficos , entre otros, son los más afectados y es altamente probable que , por ejemplo, las 15 mil suspensiones en el verano de metalúrgicos se transformen en marzo y abril directamente en despidos y así en los demás rubros.

Solo en enero hubo 2000 despidos de empresas formales. Se ignora el impacto entre sectores informalizados, pero se estima que por cada empleo registrado se pierden dos en negro. 

Durante el 2016 la cantidad de despidos en el sector formal privado llega a 250 mil. Si le sumamos los informales y siendo benignos, estamos hablando de medio millón de personas que fueron descartadas, medio millón de hogares que no tienen ingresos que se suman a las diez millones de personas que no tienen trabajo o están informalizados en condiciones de aguda pobreza..

También persiste en dejar a los formadores de precios establecer los precios de la canasta básica a discreción, lo cual significa que los precios en los supermercados de los alimentos están más de 100 % por encima de los valores en el Mercado Central. Tan escandalosa es la situación que hasta el oficialista Clarín reconoce que productos argentinos en el exterior son hasta 35 % más baratos que en la Argentina.

Una periodista inglesa del diario The Economist acaba de realizar un estudio comparativo entre Inglaterra y Argentina que echa luz sobre la situación: en Inglaterra el salario promedio es tres veces más alto que en la Argentina y los precios de la canasta básica de alimentos son un 72 % más baratos que en nuestro país.

Horacio Rodríguez Larreta justificó el aumento de los peajes entre el 36 % y 80 % con el argumento de que tenían que adecuarse a la inflación. Sin embargo, en las actuales negociaciones paritarias pretenden que los gremios se conformen con un 18 % de aumento, algo que naturalmente rechazan y por eso hay mañana un paro de tres días de bancarios, ayer hubo una gran movilización de los metalúrgicos y es altamente probable que no comiencen las clases.

Sin restituir las protecciones arancelarias, sin controlar los precios e impedir los abusos de las grandes cadenas y sin recomponer el salario a los niveles inflacionarios reales no hay chances de paz social, el conflicto es inevitable y por eso la movilización del próximo 7 de marzo en la que confluirán la CGT, las CTA, los movimientos sociales y las Pymes promete ser una de las más masivas de la que se tenga memoria.

Ante tal nivel de devastación, el pueblo sufriente empuja hacia la unidad en lo social, en lo sindical y en lo político. Tengo la certeza de que se castigará a quien divida en nombre de principiamos. La unidad en la acción es una cuestión de supervivencia del pueblo y no la alcanzan a percibir algunos políticos que ya están anestesiados con sus suculentos sueldos muy por encima de la realidad. La unidad en la acción es la herramienta para discutir en bloque las reivindicaciones urgentes del pueblo y exigir un cambio en la orientación económica que proteja el mercado interno, genere puestos de trabajo, establezca controles e impida abusos de los formadores de precios y avance hacia un país inclusivo.

Por supuesto que la unidad en la acción no significa renunciar a lo que se piensa y se sabe. No es una amnistía para los que tengan prontuarios. El centro de la pelea es poner las banderas del “Laudato Sí” al frente y trabajar por la reconstrucción del campo popular con referentes que sean expresión de la coherencia del decir y el hacer en la construcción del proyecto nacional.

No obstante, mientras discutimos nuestras diferencias dentro del campo popular, hay que enfatizar primero la patria y lo que nos une, que es la defensa del pueblo trabajador incluido y excluido. Para eso es urgente la máxima unidad en la acción.





Vera en el Top Five de los legisladores más trabajadores

20 01 2017

vera-top-five-foto

El diputado porteño de Bien Común se encuentra entre los cinco legisladores más laboriosos. 

Siendo un monobloque Vera presentó desde el año 2014: unos 25 proyectos de ley, 52 proyectos de declaración, 9 proyectos de resolución y 34 pedidos de informes. Esto deja un total de 120 presentaciones legislativas.

No es menor que Vera es el único legislador que cada mes de su salario devuelve 30 mil pesos a entidades de bien público. Todo esto realizado frente a escribano, mostrando su recibo salarial y filmando cada entrega salarial.


VERA Y LA TABLA DE LEGISLADORES PORTEÑOS 

De esa manera, Vera se ubicó quinto entre 60 en la estadística legislativa, según un relevamiento realizado por la Revista Qué, detrás de Roy Cortina (Partido Socialista) 193, Hernán Rossi 181 (Suma +), Claudio Heredia 129 (Bloque Peronista) y Maximiliano Ferraro 125 (Coalición Cívica).

vera-top-fiveDurante su actividad legislativa, el titular de La Alameda, que tiene como particularidad que encabezó un monobloque, quedó décimo entre los diputados de la Ciudad que más proyectos de ley presentaron, con 25, entre ellos la “Ley Vera” que le dio fin a las habilitaciones que encubren los prostíbulos en la Capital Federal, con 41 votos a favor y 19 abstenciones.

Entre los proyectos de Declaración quedó séptimo y en el rubro Pedido de informes quedó cuarto, por lo que se convirtió en uno de los principales legisladores que puso en jaque tanto a los dos últimos años de mandato de Mauricio Macri como al primer año de gestión de Horacio Rodríguez Larreta.

Sumado al ejemplo concreto de mostrar su recibo salarial y devolver 30 mil pesos cada mes de su salario a entidades de bien público. Esto va significar que en el mes de marzo alcance el millón de pesos donados ante escribano público.

TAREA NACIONAL E INTERNACIONAL

Asimismo, toda la actividad legislativa el diputado de Bien Común que preside la Comisión de Trata en la Legislatura la compartió con su tarea como presidente de la Fundación Alameda.

Por ello organizó congresos y encuentros de la Red Nacional Antimafia en Rosario, Córdoba, Bs. As., Entre Ríos, y Ciudad de Buenos Aires, y asambleas vecinales por iglesias en la Ciudad en lucha contra la inseguridad que genera el crimen organizado.

El fundador del partido Bien Común a su vez impulsó la Red por Laudato Sí (la encíclica del Papa Francisco) que tiene su mesa política y empresarial.

En la lucha contra el narcotráfico acompañó la Comisión de la Corte Suprema Nacional, que impulsó su presidente Ricardo Lorenzetti, que desplegó Mesas Interinstitucionales en diversas localidades de la provincia de Buenos Aires.

Vera desde que asumió como legislador porteño también tuvo un rol internacional, al consagrarse Sumo Pontifice el entonces cardenal de la Ciudad, Jorge Bergoglio, con quien la Alameda coordina la lucha contra la trata laboral y sexual.

De allí que Gustavo Vera fuera protagonista de diversos Coloquios en el Vaticano sobre nuevas formas de esclavitud, crimen organizado y refugiados.

Además de la tarea parlamentaria, lo acompañó con denuncias penales por concesiones ilegales, a narcos, proxenetas, esclavistas, obras de construcción ilegales. 

Y para este año su actividad legislativa coincidió con sus últimos viajes a diversas provincias como San Luis por el corredor humanitario para los refugiafos Sirios, o la provincia de  Tucumán donde denunció el crimen del cura Juan Viroche, y a Rosario por la tragedia de la calle Salta.





“Francisco extendió nuestras banderas”

13 01 2016

vera-475x315

Diputado y referente de La Alameda, ya donó 650 mil pesos desde que asumió como legislador. Critica los salarios de “Emiratos Arabes” de la clase política. Pide más políticas públicas contra el crimen organizado.

Por Diego Ezequiel para Revista Qué

“Nos acercamos a hablar con Jorge Bergoglio luego de que sufriéramos 18 atentados: era bastante común que nos rompieran los vidrios, nos pintaran esvásticas, y recibiéramos agresiones físicas contra denunciantes y militantes. Como cada vez las denuncias que nos llegaban eran más pesadas; temíamos terminar flotando en el Riachuelo, pero queríamos avanzar”, cuenta el diputado Gustavo Vera a Quésobre su relación con el hoy Papa Francisco.

El mismo le abrió un 30 de diciembre la puerta de su despacho a este medio mientras se desarrollaba una incautación de un lavadero de jeans esclavo en el que colaboraron la mayoría de los militantes de La Alameda, la organización que coordina y que desde hace años lucha contra el trabajo esclavo, la trata y el narcotráfico.

Reconocido por su militancia social y su amistad con el Sumo Pontífice, remarca a cada momento su creencia en la política como un “bien común” -tal el nombre del partido político que fundó- y cuestiona con énfasis los salarios “de Emiratos Arabes” de la clase política argentina.

Traza un balance positivo de lo que generó La Alameda, y reclama mayores políticas públicas para terminar con el crimen organizado. “Sin una industrialización mínima no es posible terminar con las mafias”, remarca.

-¿Y cómo se termina con las mafias?

-En la medida en que exista desocupación estructural, clientelismo, pobreza, bolsones de vulnerabilidad, va a haber caldo de cultivo para las mafias. No pasa sólo por denunciar judicialmente, encauzar bienes y reutilizarlos, desmantelar las bases económicas de la mafia, sino que pasa por construir bases de esperanza y futuro. Los jóvenes que terminan en la droga lo hacen por la falta de esperanza en un proyecto propio, en la posibilidad de acceder a un trabajo o una clase propia, y existe una clase política que vive en una nube de pedo con sueldos de los Emiratos Arabes que no comprende, o tan sólo dice que lo hace en tal o cual campaña.

-¿No hubo industrialización en estos años?

-El gobierno anterior cuando hablaba de industrialización no sé si se refería a La Salada, a los talleres clandestinos, o a las empresas que armaban con componentes importados. No hubo una industrialización importante, un crecimiento del trabajo registrado de manera significativa y no veo de parte del gobierno actual más que una idea de relanzar la política agropecuaria, que abarca sólo a un tercio de la población económicamente activa.

vera docente

-Luego de tantos años en la militancia social, ¿por qué pasó al terreno electoral?

-Por la temática en que trabajamos: la lucha contra las mafias, el trabajo esclavo, la trata, el narcotráfico, nos encontrábamos todo el tiempo con redes de complicidad que infestaban de alguna manera el aparato del Estado y eso no lo podíamos transformar desde una ONG. Resolvimos involucrarnos en política en un momento particular: cuando se constituyó UNEN, un frente heterogéneo pero con un objetivo común: luchar contra la corrupción. Se presentó como una alternativa al kirchnerismo y al macrismo en la Ciudad, que luego se rompió. Una alianza como la que proponía Carrió con el PRO nos parecía que era defraudar al electorado que nos votó.

-¿Qué diferencia a Bien Común?

-Siempre nos pareció un escándalo que la política no esté al servicio del bien común. Eso es que cuando uno más responsabilidad tiene, más tiene que predicar con el ejemplo. Nos parecen un disparate las condiciones de privilegio en que se mueve la política: los salarios de Emiratos Arabes que existen comparados a los salarios promedio de la población.

Lo primero que hicimos fue mostrar el recibo de sueldo y presentar un proyecto para que se equipare el salario de los legisladores al de un director de escuela o de hospital público. Que se equipare no quiere decir que se reduzca, también puede ser que se eleve el de los directivos. Lo peleamos bastante y perdimos 47 a 4.

Consecuente con lo que pensamos, mientras tanto, devolvemos el 60% del salario ante escribano público a organizaciones de la sociedad civil, que no tienen vinculación con La Alameda. Ya devolvimos 650 mil pesos.

-¿De dónde nace esa vocación por lo social?

-Me crié en una familia pobre. Mi papá es jubilado metalúrgico, mi mamá, enfermera. Siempre tuvieron una actitud crítica frente a las injusticias y solidaria a la vez. Casi toda mi infancia y adolescencia estuve en grupos scouts, en los que aprendí los valores que tienen que ver con la solidaridad, el compañerismo, con ayudar al otro, a los más necesitados.

-¿Qué experiencia lo marcó?

-Por un lado, la guerra de Malvinas y, por otro, el paro general de la CGT del 30 de marzo, unos días antes. Recuerdo que iba a mi trabajo como peón de limpieza y me encontré con esas movilizaciones que no pudieron llegar a la Plaza de Mayo. Desde ese momento participé de un montón de marchas, y comencé a involucrarme más políticamente, aunque más desde el lado sindical, del territorio.

Al poco tiempo me recibí de maestro de grado. Lo soy desde hace más de 26 años. Estuve afiliado a la Unión de Maestros Primarios (UAP), entidad madre de CTERA. Luego estuve cercano al Partido Obrero y en los noventa integré Tribuna Clasista donde colaboré en la lucha desde las fábricas.

Vera junto a su madre en la cancha de Atlanta

Vera junto a su madre en la cancha de Atlanta

-¿Qué mensaje ha dejado La Alameda?

-La Alameda se convirtió en una suerte de fiscalía para quienes tienen denuncias para hacer pero no se animan por temor a una represalia: la gente sabe dónde están los búnkers, los talleres clandestinos, los prostíbulos, los desarmaderos. Esto nos permitió llegar desde el caso Salazar Nina hasta entender cómo funcionaba la empresa de lavado de Stiuso, el crecimiento del crimen en la época de Aníbal, las palancas fundamentales del narcotráfico, o los prostíbulos en los departamentos de Zaffaroni.

Ahora estamos en una especie de bonus track. Si tuviera que dejar de existir en una semana, los libros de historia van a hablar de La Alameda como un factor convulsivo que ayudó a instalar un montón de temas que estaban en los sótanos de la democracia.

-¿Cómo proyecta el armado político?

-Bien Común pretende ser una herramienta al servicio del pueblo, no pretendemos ningún cargo en particular. Nuestra aspiración es construir políticas públicas para reconstruir la comunidad, al servicio del trabajo digno, la eliminación de toda la “cultura del volquete”. (NdelaR: frase crítica de Jorge Bergoglio para dar cuenta de que las personas que caen en redes de trata son consideradas “desperdicios humanos” en el mundo actual).

-¿Cómo lo define a Gustavo Vera?

-Es díficil -ríe y piensa unos minutos-. Una persona que trata que la palabra y el acto estén en armonía, de que lo que se dice con el pico, se sostiene con el lomo, y que piensa que son imposibles los cambios culturales si no se empieza desde uno mismo.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION IMPRESA N° 65 DE QUÉ.

 





30 mil pesos al hogar para adictos del cura Pepe Di Paola

10 11 2015

Hoy martes 10 de noviembre en la escribanía de Mario Rebasa (matrícula 2259) le tocó la donación del legislador porteño Gustavo Vera al hogar para adictos en José León Suárez en el partido de San Martín provincia de Buenos Aires que fundó el padre Pepe Di Paola tras su paso por la provincia de Santiago del Estero y luego de pasar años trabajando con los primeros adictos al paco en la villa Zabaleta y 221/24 del barrio de Barracas.

Como todos los meses, Gustavo Vera legislador porteño por el Bien Común devolvió 30 mil pesos de su salario, lo que alcanza un total de 620 mil pesos en lo que va de su gestión parlamentaria ya devueltos a decenas de organizaciones no gubernamentales.

Marcos Liberatore, coordinador del Hogar Gauchito Gil, dijo en el video que “se ocupan cambiar el paradigma de los jóvenes adictos, desde el síntoma no desde la enfermedad, lo que está pasando por abajo. Muchos chicos se insertan en la escolaridad, convenios de pasantías y nos encontramos con muchos inconvenientes en el territorio, estamos cerca del CEAMSE. Así que agradecemos y en alguna medida esto que nosotros pagamos con nuestros impuesto vuelva eso es bueno, es un ejemplo y ojalá haya más legisladores haciendo lo mismo”.

El coordinador del hogar junto al legislador

El coordinador del hogar junto al legislador y el abogado del hogar

Como todos los meses Vera devuelve gran parte del sueldo y se queda con el equivalente al salario de un director de escuela. De hecho presentó un proyecto de ley para que los legisladores equiparen su salario al del director de escuela o jefe de guardia de hospital. Este proyecto se logró discutir sobre tablas en el recinto el 11 de diciembre de 2014. El resultado fue 4 por la positiva y todo el resto negativo, o sea los bloques del PRO, K, y el resto de opusieron.

Con esta donación/devolución el legislador y titular de la Alameda ya lleva devuelto al pueblo 620 mil pesos. Esto lo viene realizando como prometió en campaña desde el mes de diciembre de 2013. 





La inflación no se combate con ajuste

19 02 2013

Julio Piumato, Secretario General del Sindicato de Judiciales, escribe en el mes de Febrero para Agenda Oculta sobre como el gobierno nacional intenta combatir la inflación realizando un ajuste sobre los bolsillos de los trabajadores.

Aquí el articulo publicado: http://www.agendaoculta.net/2013/02/la-inflacion-no-se-combate-con-ajuste.html

Piumato

Uno de los ejes del neoliberalismo es culpar al salario por la inflación. Este relato es incorporado por el gobierno de CFK que demoniza los reclamos paritarios mientras que nunca tomó la decisión de una profunda reforma tributaria. No solo eso a la voracidad empresaria, que se traduce en trabajo precario y esclavo, lo promociona con comitivas al exterior.

por Julio Piumato.

Tras una década donde los trabajadores recuperamos la posibilidad de discutir salarios en convenciones colectivas por pedido expreso de la Confederación General del Trabajo (CGT), conducida por Hugo Moyano en el año 2004, época en que Nestor Kirchner facilitara entonces la recuperación salarial luego de décadas neoliberales, comenzó lenta pero sostenidamente a recuperar la Argentina el “círculo virtuoso de la economía”: mayor salario, genera más consumo, el mayor consumo más producción y la mayor producción, más empleo. Así y fundamentalmente del 2004 al 2008 se profundizó la creación de puestos de trabajo que había comenzado desde el sinceramiento del valor de la moneda a partir del 2002.

El afianzamiento de la justicia social requería medidas de fondo para profundizar el modelo. Desafortunadamente, no sólo desistió el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner de impulsar la ley de participación de los trabajadores en las ganancias (artículo 14 bis de la Costitución Nacional) sino que la decisión de no llevar adelante una profunda reforma tributaria que plasmara una más equitativa distribución de la riqueza llevó a que la presión fiscal cayera cada vez con más peso sobre los trabajadores y sectores más humildes; ello a partir de mantener un IVA elevado y presionar cada vez más sobre los salarios con el impuesto a las ganancias, mientras que grupos concentrados de poder económico en nuestro país pagan ínfimos impuestos o no pagan siquiera.

La creciente inflación que viene sufriendo el país desde hace años y que se va profundizando por desaciertos en la gestión económica y la voracidad empresaria, va mellando la recuperación alcanzada y pone en riesgo la base del modelo que es el consumo popular.

Lejos de atacar las causas del flagelo del alza de precios se afianza la presión sobre los salarios con la pretensión de techos en la discusión paritaria golpeando fuertemente las economías de los trabajadores ya afectadas por el ajuste en las asignaciones familiares, donde los hijos de los trabajadores son discriminados ya por seguir, en este caso, con las políticas restrictivas creadas por Cavallo en 2001. Cada año son más los hijos de trabajadores que no perciben su asignación o cobran menos por ella.

Estas políticas de ajuste encubierto se completan con un cuadro salarial donde el sueldo promedio en la Argentina es de $ 3400 y donde más de 2 millones de trabajadores perciben menos que el salario mínimo vital y móvil (a partir de febrero es $ 2.875).

Más aún, el número de trabajadores no registrados ha aumentado, y no ha habido políticas por parte del Gobierno para combatirlo. Existen además hoy más de 500 mil trabajadores sometidos a condiciones de esclavitud en sus“empleos”. Para peor, en la desesperación por frenar los precios, el Gobierno Nacional hace un tiempo ha comenzado a “promocionar” los modelos productivos esclavistas como el de “La Salada”, o el de las Corporaciones como Nidera, que lejos de ser sancionados (por trabajo esclavo que denunció mediáticamente hace menos de 4 años la propia AFIP) han pasado a integrar las comitivas oficiales, en una clara muestra de la dirección de las políticas “antinflacionarias”. Además, en la propia CGT dirigentes del Sindicato del Hielo y Pequeños Mercados denunciaron que en el propio Mercado Central la casi totalidad de los trabajadores están precarizados por orden de la Secretaría de Comercio Interior (a cargo de Guillermo Moreno) con el fin de “mantener los bajos precios a cualquier costo”.

En un claro doble discurso, más allá de lo que se declama, se comienza nuevamente a demonizar el salario echándole la culpa de la inflación y poniendo en marcha todos los mecanismos para poner freno a las justas demandas de los trabajadores.

Nadie puede desde la perspectiva de la Justicia Social, defender la posición neoliberal de que “los salarios generan inflación”. Más aún, esas ideas dominaron la escena nacional el país terminó en bancarrota y el Pueblo pauperizado; puesto que, como es sabido, la variable económica que representa para una empresa el salario del empleado no es más que eso, una de tantas variables, que ni siquiera significa la más importante de ellas ni mucho menos. Eso sin contar que, además, la ganancia que obtiene la empresa y el empresario, obligadamente y sin excepción, es resultado del esfuerzo del trabajador.

La inflación es generada por la voracidad empresaria que trata de concentrar la riqueza mantenido niveles de rentabilidad que lo llevaron a quedarse con la tajada más grande cuando el país crecía a tasas del 9 o 10 por ciento anual y el Gobierno que muchas veces recordó “que se la llevan con pala” no tuvo la decisión política ni tal vez la autoridad moral para llevar adelante una reforma integral del sistema impositivo que favorezca a los humildes y garantice una equitativa distribución de la riqueza, ni tampoco de modificar los sistemas de comercialización y la aplicación efectiva de la ley de defensa de la competencia. La verdad muestra que en estos 10 años creció la concentración de la riqueza..

Hoy, cuando la realidad económica demuestra que no se ha hecho lo necesario en políticas estratégicas de transporte, de energía, o un modelo de industrialización profundo y auténticamente nacional, sino que se han desperdiciado importantes recursos que han enriquecido a los menos, y está todo por hacer, es necesario llamar las cosas por su nombre.

La inflación no se combate con ajuste. Se enfrenta con redistribución del ingreso. Hay que profundizar la Justicia Social antes que sea tarde.

Una política de justicia Social tiene al salario y al empleo digno como herramientas fundamentales para alcanzar ese objetivo. La inflación, la especulación, la corrupción, la codicia y la explotación son enemigos del Pueblo.

En democracia el Gobierno hace lo que el Pueblo quiere y defiende un solo interés, el del Pueblo, decía el General Perón. El Pueblo quiere trabajo, quiere vivienda, quiere seguridad, quiere dignidad.