Recalde: “Tenemos que armar una fuerza política que le gane a Larreta”

17 05 2019

A poco menos de un mes de que cierre la inscripción de frentes electorales y se confirmen las alianzas, el legislador porteño Mariano Recalde analizó en Radio Gráfica el panorama político y cómo se preparan desde el espacio de Unidad Ciudadana.

Link del audio: https://radiocut.fm/audiocut/mariano-recalde-tenemos-armar-una-fuerza-politica-le-gane-a-larreta/

En comunicación con el programa 21F – Con la Patria al Hombro, Recalde precisó que “el panorama social está definiendo el clima electoral. En todo el país la gente la está pasando mal; el gobierno le ha desorganizado la vida. El pueblo está padeciendo las consecuencias de una política económica neoliberal a cargo de un gobierno insensible. Esto va generar una pérdida de votos. Necesitamos representar a la mayoría que quiere que cambie el gobierno en una alternativa que pueda ganar las elecciones”.

“No hay que subestimar al gobierno. Es muy malo gobernando, pero sabe hacer campaña, no tiene escrúpulos ni límites”, enfatizó Recalde.

El legislador porteño afirmó que “la Ciudad de Buenos Aires es la ciudad más rica y a la vez la más injusta. En el sur de la ciudad hay el triple de desempleo que en el norte de la misma. Aumenta cada vez más el índice de mortalidad infantil” y puntualizó en que “el gobierno de Larreta ajusta partidas de educación y salud para pagar los intereses de la deuda”.

Acerca de las elecciones que se darán en el mes de octubre, Recalde manifestó que “no están ganadas las elecciones, tenemos que salir a convencer a todos. Tenemos que trabajar y comprometernos y abrirles las puertas a todos para ganar en octubre. Tenemos que armar una fuerza política que le gane a Horacio Larreta”.

Luego de la reunión del Partido Justicialista que se realizó este martes, donde Cristina Fernández de Kirchner estuvo presente, el legislador porteño aseguró que “hay una gran responsabilidad y una actitud constructiva de dirigentes que están tomando conciencia del estado en el cual estamos. Tenemos la necesidad de dejar de lado las diferencias de otra etapa para confluir en un gran frente, sin exclusiones”.

Finalmente expresó“Necesitamos un gobierno que piense en la gente y que active el consumo interno. Con esperanza y cautela, debemos empujar la unidad para construir una mayoría que gane el 27 de octubre”.

Anuncios




La clandestinidad mata. Muere una menor en un taller textil

13 12 2018

La clandestinidad de la industria textil le quitó la vida a una nena de 11 años. En el barrio de Mataderos la falta de políticas públicas del Estado para combatir la esclavitud empresarial provoca la novena muerte en un taller textil clandestino en la Ciudad que gobierna el PRO.

Mariana Ramos, una niña de 11, falleció este domingo producto de un incendio en el taller clandestino de costura donde vivía junto a su familia en el barrio porteño de Mataderos.

El Estado porteño lleva sobre sus hombros nueve víctimas fatales producto de una industria textil que el 78 por ciento de su producción se basa en la clandestinidad con tráfico de personas y reducción a la servidumbre.

Militantes de la Alameda se acercaron a la casa-taller, ubicada en Cañada Gómez 2765, no había consigna policial, ni faja judicial alguna, sólo habían bajado la persiana metálica y semidestruida y el pasillo lateral de la edificación, que comunica varias viviendas, con rastros de las llamaradas de fuego.

Uno de los vecinos contó a Página/12 que el incendió se desató alrededor de las nueve de la mañana en la habitación donde dormía la nena con su mamá y su hermano de 4 años. En la otra habitación, viven la tía de la nena con su pareja y tres hijos. Y al frente, están las máquinas de costura, y los cortes de tela que recibió unos días antes, que no llegaron a ser afectados por el incendio.

Desde la Alameda creemos que la investigación judicial debe descubrir quien proveía de telas y maquinaria a este taller textil clandestino e ir justamente sobre los fabricantes que tercerizaron la producción.

La muerte de Mariana vuelve a mostrar que la política pública para reconvertir la industria textil esclavista aún no sucedió pese a que se acumula la tercer tragedia en la Ciudad que hace más de una década gobierna el PRO.

Por eso insistimos a los organismos del Estado en seguir replicando la única experiencia de incautación de maquinaria a talleres textiles clandestinos reutilizadas para construir el primer Centro Demostrativo de Indumentaria.

Asimismo, venimos impulsando dos proyectos de ley, uno que es la auditoria de marcas, que significaría la presentación del listado de costureros que los proveen, y la ley de proveedores del Estado, que como venimos informando más del 70 por ciento de los proveedores del Estado porteño son empresas sin empleados, lo que demuestra que en realidad son empresas fantasmas que sirven de fachada para ocultar la clandestinidad de talleres de la muerte, sea por incendios, o enfermedades como tuberculosis.





La impunidad sobrevuela un juicio por trata

29 06 2018

Los jueces del Tribunal Oral Federal Nro. 3 devolvieron un inmueble donde funcionó por más de una década el narco-prostíbulo Stravos, en el barrio de Recoleta. Aunque había sido decomisado en primera instancia para su reutilización social. A su vez la víctima no es parte del juicio, no tiene asistencia y su madre como único sostén tiene cuatro juicios comerciales provocados por el tratante y proxeneta. Falta elevar a juicio a un policía y un alto funcionario de Habilitaciones del Gobierno porteño.

El presidente del Tribunal Oral en los Criminal Federal Nº 3, Andrés Basso, no brindó su aprobación pero sí su vicepresidente Fernando Machado Pelloni, y el vocal Javier Ríos decidieron devolver a los dueños el inmueble de Vicente López 2229 que sirvió por más de diez años de narco-prostíbulo en el barrio de Recoleta.

La decisión de los jueces es contradictoria con el artículo 23 del Código Penal que ordena el decomiso de todo inmueble donde ocurra secuestro o trata.

Este artículo fue esgrimido por el juez de primera instancia para resolver el decomiso preventivo. Sebastián Casanello designó al Gobierno de la Ciudad, más precisamente al aérea de Asistencia a la Víctima que reutilice el inmueble con un destino social junto a la Fundación Alameda. Este fallo nunca fue aplicado por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta pese a los pedidos de nuestra organización.

Este antro de la trata sexual, la explotación sexual, el narcotráfico y la coima sobrevivió más de una década con distintos nombres porque era camuflado con la habilitación de bar. Primero lo apodaron Hellas y luego Stravos. Desde hace tres semanas están siendo juzgados en juicio oral los proxenetas y tratantes Gabriel Nicolás “el Griego” Athanassopoulos, junto a su esposa Betiana Alles.

No son los únicos sentados en el banquillo de los acusados por explotar mujeres y traficarlas.

Gabriel Trovato, de la Dirección de Habilitaciones del Gobierno porteño, quien levantaba clausuras de Stravos y que quedó comprobado la amistad con Athanassopoulos con quien compartió tribuna en Brasil durante el Mundial de Fútbol de 2014.

También quedó implicado el policía Damián Vera de la Comisaría Nº 19 cómplice de esta mafia.

LA INVESTIGACIÓN PREVIA AL JUICIO

Fue el 15 de julio de 2016 que el titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal 7 – secretaria nº 14, en el exp. 3893/2016, procesó a los dueños del prostíbulo camuflado como bar Stravos. Fueron imputados del delito de trata de personas con fines de explotación sexual, agravado por la situación de vulnerabilidad de la víctima.

La causa inició en el 2013 en el marco de la declaración bajo identidad reservada de una mujer ante la Fiscalía Especializada en Trata y Explotación llamada PROTEX.

La víctima es una madre soltera que buscaba trabajo de camarera, fue un aviso en el diario Clarín que hizo conocer Hellas y así llegó a este bar que camuflaba un prostíbulo.

El domingo en A 24 Lucas Schaerer denunciando la debilidad del juicio oral

El proxeneta Athanassopoulos hizo de novio, la forzaba a la explotación y al consumo de cocaína para “aguantar el trabajo”. “el griego” conoce muy bien el sistema de sometimiento porque fue durante un tiempo lugarteniente del capo mafia, Raúl Martins, agente de los servicios de inteligencia de la entonces SIDE, que montaron una red de narco-prostíbulos VIP para la extorsión y acumular fortunas. Martins se mantuvo en nuestro país hasta que fue acorralado por el fiscal José María Campagnoli a fines de la década del noventa.

La víctima llegó a nuestra sede hace poco más de un mes junto a su hijo y su madre. En colectivo vinieron a nuestra sede ubicada en el barrio de Parque Avellaneda. Esto demuestra la falta de protección. Sumado a que hace pocos días fue robado su celular.

La desprotección sobre esta familia denunciante provoca que se llega a un juicio con un total desamparo de los denunciantes, con todos los implicados de poder que saben muy bien quien aportó el testimonio que los incrimina en un delito federal de extrema gravedad y además con los jueces que en su primera decisión devuelven el inmueble que sirvió de sometimiento a quienes hicieron la vista gorda durante diez años.

La víctima cuenta como único sostén económico a su madre, de profesión enfermera, quien por presión del proxeneta Athanassopoulos firmó pagares. Esto implica que la quieren ejecutar de cuatro juicios y el embargo de su salario. Que debería haberse declarado nulos pero nunca ocurrió. La falta de asistencia jurídica como ordena la ley de trata nunca fue aplicada.

Al punto que iniciaron la víctima y su madre dos denuncias por coacción, esto para demostrar que los pagarés eran firmados por la madre a cambio de la libertad de su hija. Agregar que estas dos denuncias se hicieron pese a no contar con ningún tipo de asesoramiento jurídico.

La desesperación de la víctima junto a su madre la acercaron a nuestra organización que hizo todos los esfuerzos posibles ante las distintas autoridades nacionales, porteñas y judiciales sin encontrar una real asistencia.

Tampoco han tenido asistencia permanente en lo psicológico, ni laboral.

EL DECOMISO DEL PROSTÍBULO

El 7 de Septiembre de 2016 el juez Casanello decomisó el inmueble aplicando el párrafo sexto del art. 23 del Código de Fondo que establece: “…En el caso de condena impuesta por alguno de los delitos previstos por los arts. 125, 125 bis, 127, 140, 142 bis, 145 bis, 145 ter y 170 de este Código, queda comprendido entre los bienes a decomisar la cosa mueble o inmueble donde se mantuviera a la víctima privada de su libertad u objeto de explotación. Los bienes decomisados con motivo de tales delitos, según los términos del presente artículo, y el producido de las multas que se impongan, serán afectados a programas de asistencia a la víctima”-.

De allí que el juez solicita a la Dirección General de Atención y Asistencia a la Víctima del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que junto a esta ong, y dice textual “elabore una propuesta de utilización provisoria del inmueble de la calle Vicente López 2229, de esta ciudad, para llevar adelante “programas de asistencia a la víctima” (de conformidad con lo normado por el art. 23 apartado sexto del C.P. (Párrafo sustituido por art. 20 de la Ley Nº 26.842 -B.O. 27/12/2012-)”.

Desde la Alameda nunca pudimos articular con la Dirección para la Víctimas.

Por año la gran participación de los vecinos de la cuadra y el barrio que durante varios años mostraron su descontento con los prostíbulos, puntualmente Stavros, al punto de realizar repudios públicos tras organizar el Mapa de los prostíbulos del barrio desde la Iglesia Patrocinio de San José.

Esta voluntad vecinal con el apoyo de las parroquias locales y la Alameda se reflejó en movilizaciones con cientos de vecinos y fuera reflejado en la prensa.

Por ende el contexto de un inmueble decomisado a estas mafias para ser reutilizado por el Estado junto a la ong vinculada a la denuncia y asistencia a las víctimas creemos que contará con una gran aceptación social algo no menor también en la concientización de la ciudadanía para evitar estos delitos que consideramos, al igual que El Papa Francisco, de lesa humanidad.

Se incautan autos de lujo para hacer publicidad pero no se vota el proyecto de ley por decomiso, ni se incauta para la reutilización social en favor de las víctimas de trata. 





Repudiamos la represión y detención de los trabajadores del subte

22 05 2018

La Alameda como movimiento político, social y antimafia repudia la represión y posterior detención de los trabajadores del Subte, dado los hechos de violencia producidos por parte de la Policía de la Ciudad y Gendarmería Nacional.

Sin represión no hay ajuste. Las medidas de fuerzas adoptadas por el actual gobierno nacional y porteño, encabezado por Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta, son idénticas a aquellas que practicaba el neoliberalismo en la década del 90.

El actual gobierno opta por no dialogar con los trabajadores, su principal arma es  la coacción.

Nos solidarizamos con Néstor Segovia y todos los compañeros.

Decimos basta, basta de de oprimir el legítimo derecho a huelga de los trabajadores.





Un mapa del delito que omite los cometidos en connivencia con la policía

25 01 2018

nota de Tiempo Argentino

Lo presentaron Horacio Rodríguez Larreta y su ministro de Seguridad, Martín Ocampo, como una herramienta online para que los vecinos de la Ciudad denuncien y sepan dónde ocurren. Incluye robos y hurtos, homicidios y lesiones en hechos viales, pero invisibiliza prostíbulos, talleres clandestinos, puntos de venta de droga y hasta las denuncias contra “trapitos”.

Nota de Gastón Rodríguez publicada por Tiempo Argentino, el sábado 20 de Enero de 2018

https://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/74022/un-mapa-del-delito-que-omite-los-cometidos-en-connivencia-con-la-polica-a?utm_content=buffer7081a&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer#.WmSkuNY5_8M.buffer

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, junto con su ministro de Seguridad, Martín Ocampo, presentaron durante los últimos días de diciembre lo que llamaron el primer Mapa del Delito, “con datos actualizados que permitirán relevar la dinámica criminal en los diferentes barrios y su evolución mensual” y, de paso, acabar con el “apagón estadístico” de los últimos años.

En esta primera versión, aclararon los funcionarios, fueron incluidos sólo los hechos registrados como de “mayor impacto en la vida de las personas” (homicidios dolosos, homicidios y lesiones por siniestros viales) y los de “mayor ocurrencia” (robos y hurtos, sin considerar los que fueron calificados preliminarmente como tentativas o frustrados por la fuerza policial).

Pero pese a los argumentos oficiales, vecinos y organizaciones sociales critican que, convenientemente, fueron “invisibilizados” aquellos delitos que gozan de protección policial o que, por acción u omisión, dejan “mal parado” al Gobierno de la Ciudad.

“Este depurado Mapa del Delito omite cualquier búnker, kiosco, bar, pool o boliche donde se venda cocaína, pasta base, éxtasis o marihuana a lo largo de todos los barrios de la Ciudad. Además, es llamativo que no deje constancias, por citar un caso muy evidente, de los miles de sumarios policiales iniciados sobre el narcotráfico instalado en la villa del Bajo Flores, donde todos los años se producen allanamientos y decenas de causas penales”, se lee en el comunicado difundido por la organización La Alameda luego del anuncio de Rodríguez Larreta y Ocampo ante la prensa.

Respecto de esas omisiones, desde el gobierno sostienen que no incluye los puntos de venta de drogas para “evitar entorpecer las investigaciones” de la justicia federal. Idéntico argumento usa para los delitos sexuales. “Es para evitar identificar el domicilio del hecho, que suele coincidir con el de la víctima”.

Aun peor que esa escueta explicación es el silencio con respecto a la trata con fines sexuales y los prostíbulos. En octubre pasado, Tiempo publicó una nota denunciando los más de 500 prostíbulos que seguían funcionando en la Ciudad, pese a que ya había pasado un año de la sanción de la Ley 5639 que modificó el Código de Habilitaciones y Verificaciones derogando la figura de las “alternadoras”, que es la manera que tienen los tratantes de encubrir como empleadas a las mujeres que son explotadas sexualmente en locales nocturnos “Clase A”, identificados como whiskerías, cabarets, bares o boliches.

En la lista de delitos “borrados” también se encuentran los desarmaderos de autos, las denuncias sobre “trapitos”, el juego clandestino y los talleres textiles que se sostienen con trabajo esclavo.

Zonas liberadas

Este jueves, Larreta y Ocampo volvieron a mostrarse juntos para anunciar “el nuevo despliegue territorial de la Policía de la Ciudad” como parte del Sistema Integral de Seguridad Pública, por el cual “se asignarán las paradas policiales en base a criterios de densidad y circulación de la población, incidencia del mapa del delito y objetivos específicos de seguridad”. Sin embargo, este “despliegue” novedoso no es otra cosa que el viejo modelo de saturación policial que, en palabras de los especialistas, sólo sirve para mostrar que las autoridades “se están ocupando”, aunque nunca se logre la disminución del delito. Pero no es el único “vicio” enquistado. Para La Alameda, “los jefes policiales saben que este mapa fue depurado de los delitos que generan recaudación para ellos mismos y para funcionarios de los tres poderes del Estado”.

El 25 de abril del año pasado, el por entonces primer y flamante jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, quedó detenido (sólo obtuvo la excarcelación 100 días después con el pago de una fianza) cuando se presentó a declarar ante el juez Ricardo Farías en la causa en la que se lo acusa de ser el jefe u organizador de una asociación ilícita que le cobraba coimas a comerciantes y “trapitos” de Núñez y Saavedra.

El 30 de septiembre pasado, en la previa del partido de Los Pumas contra los All Blacks en el estadio de Vélez, los vecinos filmaron a los “trapitos” ubicando autos sobre la plazoleta Ceferino Namuncurá, a escasos 30 metros de la Comisaría 44ª. La impunidad para cobrar el espacio público se explica porque el jefe de la Comuna 10 es Daniel “El Tano” D’Ipollito, histórico barra de Vélez que supo hacer campaña con Rodríguez Larreta. Todo tiene más sentido al conocer que el actual jefe de seguridad del Fortín de Liniers es Eduardo Capuchetti, casualmente, excomisario de la 44ª. 

Una tarde en “la Siberia”, donde los policías nunca alcanzan

La mujer prácticamente le arrebata el micrófono a Juan Pablo Arenaza, subsecretario de Vinculación Ciudadana del Ministerio de Seguridad y Justicia porteño, agita su bastón y grita: “¡La Siberia dijo basta! ¿Usted sabe qué es la Siberia?”. El funcionario se excusa, dice que es de Pacífico, y se gana la reprobación de unos 200 vecinos de ese rincón de Villa Urquiza, casi todos mayores de 65 años, reunidos en la “milonga” del club Sin Rumbo para conocer cómo funciona el Mapa del Delito, desilusionados por la ausencia del ministro Ocampo y sobrecogidos por la muerte, dos días antes, de Mauro Díaz, de 36, baleado en medio de un tiroteo entre policías y ladrones. La vecina reclama mayor presencia policial y exige que venga Gendarmería: “Les damos hasta el domingo a la noche para que empiecen a patrullar, y si no, la Siberia se levanta”. La aplauden.

Los vecinos hablan de la “ausencia total” de policía, en un barrio donde, en realidad, los efectivos de a pie y las luces de LED azul de los patrulleros de la Policía de la Ciudad parecen omnipresentes día y noche. La cantidad de hombres no sería el problema, sino dónde, cuándo y cómo actúan o dejan de hacerlo. Un comerciante de Núñez y Zado, donde murió Díaz, toma la palabra y dice: “Nuestro barrio era muy tranquilo, pero ahora explotó”. Arenaza promete una próxima reunión de Ocampo con los comerciantes. Arrecian los reclamos de más retenes en los accesos desde la Provincia, más controles de alcoholemia, quejas contra los cartoneros, los pibes que se meten en las plazas ya enrejadas y contra todo lo que huela a pobre. Aún no se sabe si la bala que mató al vecino salió del arma de uno de los tres delincuentes que, tras evadir con un Citroën C4 robado un control en General Paz y Constituyentes, huyeron en su Fiat Uno, o si partió de los policías que los perseguían y que de hecho mataron a un ladrón.

Hasta que otra vecina, Rita, habla de un tipo de delito que no está en el mapa. Dice que tiene miedo de denunciar una casa donde venden droga, a una cuadra de la comisaría, que le cuesta creer que no tenga protección policial. Arenaza la invita a hacer la denuncia en el Ministerio. Un instante después, un solícito joven de camisa celeste (son como 12) se acerca a tomarle los datos a la señora. Otro vecino, Luis, señala lo obvio: que estos delitos “fáciles de denunciar”, robos y hurtos, son los subproductos del crimen organizado, del narco y la trata, ausentes en el mapa. Se pregunta por qué. Le explican que es “para no entorpecer la investigación de la justicia federal”. Vuelve a preguntarse: ¿no será el barrio una “zona liberada”?Ahora todos gritan, pero del laberinto de inseguridad de este barrio como tantos, casi nadie pretende salir por arriba: la invariable respuesta es el pedido y la promesa de mayor presencia policial. Y Arenaza regresa rápidamente a los argumentos habituales: muestra en el mapa que la incidencia de tal o cual delito coincide con esta o aquella villa,  y de paso promete un inventario de casas tomadas, “para ver dónde hay conflictividad”. Los vecinos se retiran en paz.





La trama mafiosa de los prostíbulos en la Ciudad PRO

4 09 2017

 

 

Así se publicó en Tiempo argentino

 Aquí la columna de opinión que publicó el diario Tiempo Argentino del legislador porteño, titular de la Comisión de Trata y presidente de la ong Alameda, Gustavo Vera.

La doble desaparición de Nadia Rojas, hallada en el mismo lugar donde los familiares decían que estaba con su proxeneta, y la de Layla Nayeli Sainz Fernández, el año pasado, se produjeron en la Ciudad que gobierna hace diez años el PRO, que en este período sumó más de 1200 prostíbulos, sin olvidar que los laboratorios de producción de cocaína se instalaron en la Ciudad PRO y que nuestro país tiene una penetración del narcotráfico que nos ha posicionado como el tercer exportador de cocaína en el mundo. Tampoco nos olvidamos que el propio presidente Mauricio Macri tiene estrechos vínculos con la mafia de la trata internacional, como demuestra la foto que se tomó en el narco-prostíbulo Mix, de la ciudad de Cancún, México, junto al condenado por explotación sexual Gabriel Conde, quien comandó hasta fines de los ’90 el prostíbulo Shampoo, en el barrio de Recoleta, hasta que lo metió preso el fiscal José María Campagnoli.

Desde la Legislatura y desde nuestra ONG en la calle podemos decir que la desaparición de adolescentes, jóvenes y mujeres es un negocio del crimen organizado, porque tras la captación de las chicas, vienen la explotación sexual y el narcotráfico, que usa a estas víctimas no sólo para captar clientes prostibularios sino también en lo que respecta al consumo de drogas. Tanto para usar a las drogas como esclavitud química para sus víctimas, como para multiplicar sus ganancias con los prostituyentes/clientes.

Desde nuestro bloque hemos avanzado en un reclamo histórico, que consiste en poner fin a las habilitaciones en comercios (boliches, whiskerías, pubs) donde se explota sexualmente a las mujeres, mal llamadas coperas o alternadoras. Ahora también tenemos que lograr la aplicación del cierre de los prostíbulos con la adecuada asistencia a sus víctimas, para tener una exitosa reinserción social.

Esto debe construirse de abajo hacia arriba. Ya que en la Ciudad no es política pública la lucha antimafia. Y esto es notorio: los dos jefes de policía que eligió el propio jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, José Pedro Potocar y Guillermo Calviño, terminaron presos por corrupción en las zonas liberadas. 

 





Cañuelas: lanzan buzones antimafia

25 07 2017

Vera titula de la Alameda y Fassi intendenta

El titular de La Alameda y legislador porteño de Bien Común, Gustavo Vera, participó hoy martes del lanzamiento de los buzones antimafia en  localidad bonaerense de Cañuelas junto a la intendenta de ese distrito, Marisa Fassi.

Los buzones antimafia se van a instalar en iglesias, centros de jubilados, clubes y sociedades de fomento de Cañuelas, en una iniciativa que fue creada por La Alameda.

De esa manera, el municipio bonaerense de Cañuelas se suma a la experiencia instalada el año pasado en Esteban Echeverría, que encabeza Fernando Gray, y de Merlo con su intendente Gustavo Menendez. Estas tres intendentes bonaerense entendieron que la lucha contra las nuevas formas de esclavitud (la química que son las drogas, la laboral y sexual) es replicar el pedido del Papa Francisco que nos llama a poner a la política en el plano del bien común.

En la Ciudad de Buenos Aires la experiencia nunca contó con el apoyo del Estado entonces fueron los vecinos con las iglesias que construyeron los buzones y mapas del delito. 

Tras el éxito de la experiencia, si el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta lo replicó en las Comunas con urnas de cartón para denunciar prostíbulos, pero con diferencias notables ya que en las intendentecias los buzones son de material y su apertura se hace de manera oficial con testigos y luego de haber armado una Mesa Inter Institucional con la presencia de la justicia, del poder ejecutivo, legislativo y las organizaciones locales.