El Papa de los recolectores de residuos

12 11 2018

Maxi, un recolector de residuos que perdió sus piernas trabajando, cuenta su encuentro con el Papa junto a una delegación del sindicato de Camioneros de Argentina, que le ha encargado su área de Discapacidad. El Sumo Pontífice se conmovió con la historia de Maxi que sobrevivió al impacto de un automóvil a 130 kilómetros.

Artículo escrito por Lucas Schaerer para el suplemento Alfa y Omega, del arzobispado de Madrid en España. 

Link de la nota: http://www.alfayomega.es/169944/el-papa-de-los-recolectores-de-residuos

Anuncios




El héroe inesperado de Camioneros

22 03 2018

Maxi ingresando al salón del Sindicato de Camioneros

Maximiliano Acuña hace un año perdía sus piernas tras el impacto de un auto mientras estaba recolectando residuos. Desde entonces el gremio lo respaldó en su rehabilitación, impulsó una ley por los recolectores, lo llevó al Vaticano a una misa con el Papa Francisco y ahora pelea para que este día se pague el doble.

La emoción fue total. Maxi es un milagro en vida. Cinco transfusiones, tres paros cardiacos y al tercer día despertó.

Eso fue hace un año y desde entonces hubo muchas acciones que resumen la historia de Maximiliano Acuña, este recolector de residuos padre de familia, que perdía las piernas en plena avenida Juan B Justo esquina Vera, en el barrio porteño de Villa Crespo.

La filmación en su homenaje muestra como quedó el auto tras impactar en Maxi en la madrugada del 22 de marzo de 2017. Luego fotos con sus familias, en marchas, el momento de la votación de la ley del recolector y Maxi junto a la delegación de Camioneros con el Papa Francisco. “Le pedí al Papa pararme devuelta porque llegar al Vaticano con una prótesis era lo que quería después de todo lo que pasé y fue posible porque creo en Dios”, aseguró Maxi en un video filmado en las puertas del Vaticano que cierra con Bergoglio diciendo “vos sos un ejemplo para todos”.

Hugo Moyano y Maxi Acuña

Hugo Moyano, secretario general del Sindicato de Chóferes de Camiones, empezó emocionado su discurso. “Es un día muy especial. Quien no se conmueve con lo sucedido a nuestro querido compañero que estuvo a punto de dejarnos pero nosotros no quisimos que nos deje. La fortaleza que él tiene no la trasmite a nosotros. Cada vez que hablo de este tema y lo veo me emocionó”.

Y para Hugo “la fortaleza de este compañero es impresionante, él nos trasmite fortaleza, de seguir adelante, de mantener a su familia, nosotros necesitamos de esa fortaleza para seguir luchando”.

Al cierre de su discurso Moyano adelantó que estamos “intentando que el día barrendero y recolector se pague el doble, porque éste compañeros nos da la fuerza necesaria para lograrlo”, aseguró y abrazó a Maxi Acuña.

Gustavo Vera al micrófono

El titular de la ong Alameda y ex legislador, Gustavo Vera, recordó cuando conoció al recolector homenajeado.

“El 14 de junio del año pasado en el Vallese (salón de la CGT) estábamos homenajeando a un héroe olvidado, el cura Mauricio Silva, que se cumplía 40 años del cura barrendero desaparecido que pudo haberse ido del país pero que eligió quedarse por los trabajadores, sabiendo que lo podían matar, y ese día que recordamos a un héroe conocimos a otro héroe. Por eso tenemos una conexión mística, que va más allá de nosotros, fue ese día”.

Luego Vera recordó el llamado del Papa a Maxi. “Es muy raro que en dos horas llame inmediatamente, cuando recibe 4 mil cartas por día, y ese día que presentamos el proyecto de ley lo llamó e invitó al Vaticano. A las semanas el proyecto se convirtió en ley por unanimidad”.

Entonces, el ex legislador considera que “Maxi es un ejemplo del movimiento obrero para nutrirnos en momentos difíciles que vive la patria. Este movimiento obrero que además de columna debe ser cerebro para organizar otra vez la Nación”.

El secretario gremial de Camioneros y trabajador del sector de recolección se mostró emocionado en todo su discurso.

“Aprendemos nosotros de él. Es muy difícil ir a hablarle al compañero en la situación de internación. Yo perdí un ojo y uno se siente un impotente en la vida. En cambio cuando fui a verlo me dio él fuerzas a mí, eso demuestra la clase de persona y cuando llegó agarró su rosario y dijo yo creo en él. Luego vino la posibilidad de Maxi a ir a Roma para estar con el Papa”.

El acto finalizó con placas de reconocimiento para Gustavo Vera por ser autor de la ley del día del recolector, a Maximiliano Acuña “por todo lo que brindó a la actividad y la fuerza”. También recibieron Hugo y Pablo Moyano reconocimientos de los trabajadores a toda su lucha.

Hugo, Maxi y Pablo





El Papa llamó a un recolector de residuos argentino

17 07 2017

Vera legislador, Acuña recolector de resiudos, y Moyano dirigente sindical

“Veníamos en el auto para el acto en la Legislatura y me suena el celular desde un número privado, pensé que era un compañero de laburo. Ahí lo primero que dije es quién habla. ‘El Papa Francisco’, nooo en serio, ‘si soy el Papa Francisco, me mandó una carta un compañero (Gustavo Vera), me emocionó y me llegó mucho la fuerza que tenés'”, contó Maximiliano Roberto Acuña, el recolector de residuos por el que impulsa el legislador porteño de Bien Común, Gustavo Vera, con el acompañamiento de Pablo Moyano y el gremio de Camioneros, que el 22 de marzo quede establecido el Día de Recolector de Residuos.

Maxi como lo llaman todos tiene 31 años, vive en el conurbano en el municipio de Lomas de Zamora, de la provincia de Buenos Aires, es padre de cinco hijos y tuvieron que apuntarles las piernas tras un brutal choque de un hombre que venía bebido y drogado manejando a toda velocidad y que se lleva por delante el camión donde venía Maxi recolectando los residuos.

Salón repleto de recolectores de residuos

El llamado del Papa Francisco incluyó algo llamativo que estos días ha inquietado a periodistas y políticos que es el regreso del Papa argentino a la Argentina.

“Le pregunté si estaba en Argentina, porque pensé que estaba acá, y ahí el Papa me dijo que no estaba en Roma, en Italia, y que tenía que ir yo él iba a venir para acá para conocernos y charlar personalmente”, relató Acuña el recolector homenajeado a salón lleno en la Legislatura ante más de 400 trabajadores de la recolección y otro cientos que aguardaron en la puerta de la Legislatura porteña.

Recuerda Maxi Acuña tras el acto, que encabezó junto al legislador Vera y el líder del gremio, Pablo Moyano, que el Papa jesuita le dijo “siempre para adelante, que sos un ejemplo”.

Entrada de la Legislatura porteña

Desde la oficina 206, en el segundo piso del parlamento porteño en el primer día de las vacaciones de invierno, el referente del bloque Bien Común a las 10 horas le escriba a su amigo y referente la historia de Maximiliano Roberto Acuña. Es que anteayer, el domingo por la tarde, Vera había visitado la casa del recolector y de su propia boca escuchó su historia personal y familiar.

Aquí reproducimos textual el mail del legislador porteño al Santo Padre.

En pocas horas habrá un acto con mil quinientos camioneros y la Alameda en la legislatura. Es para presentar el proyecto de ley que declara al 22 de marzo como el día del recolector de residuos. Y es en homenaje al joven de 33 años, Maximiliano Acuña que el pasado 22 de marzo cuando estaba recolectando la basura en Juan B Justo casi esquina Vera fue embestido por un auto a 130 km por hora y perdió sus dos piernas. Maximiliano estuvo internado con pérdida de sangre en gran escala (hubo que hacerle cinco transfusiones) y tuvo varios paros cardíacos. El pronóstico de los médicos era el peor: en el mejor de los casos quedaba en estado vegetativo o con serios daños neuronales y en el peor de los casos era el final. Pero al tercer día, Maximiliano salió del coma y al quinto día ya estaba en sala normal. A las pocas semanas ya estaba en la casa junto con sus cinco hijos y su numerosa familia obrera en la que se destaca el coraje y el empeño de su madre tucumana que me hizo acordar mucho a mi vieja. Cuando Pablo Moyano lo fue a ver y a hacerse cargo de todo el tratamiento (ahora le están preparando dos piernas ortopédicas), Maximiliano no pidió subsidios, ni lloró. Solo pidió trabajo para seguir manteniendo a su familia. Mantiene su buen humor y es un ejemplo de dignidad y amor a la vida.

Ayer estuve en su casa y me contó que en esos tres días inconsciente en los que los médicos lo daban por muerto, Cristo le dijo que tenía que volverse a la vida, que todavía tenía una misión allí y al tercer día regresó. El sábado que viene, a cuatro meses del accidente, cumple 34 años.

Te pido como amigo y como cristiano que le pegues un llamado para saludarlo porque lo merece y porque es un ejemplo en el que se inspiran hoy miles de camioneros que la vez pasada lo homenajearon en la CGT y hoy lo homenajearan en la legislatura. Te mando una foto de ayer tomando mates con su hermosa familia. Su teléfono … Te lo agradeceré mucho.