Gustavo Vera prendió el ventilador y hace revelaciones impactantes

12 07 2019

Este jueves 11 de julio, el titular de la Alameda, Gustavo Vera, reveló en el canal C5N, en el programa ADN que conduce Tomás Méndez, las operaciones ilegales de los servicios de inteligencia, que lidera Antonio Stiuso desde la Agencia Federal de Inteligencia (AF) y el apriete del dueño del diario La Nación, Julio Saguier, contra su persona y organización.

Asimismo reveló como operan los servicios de inteligencia por orden de Macri sobre los jueces Sebastián Casanello y Daniel Rafecas, como la fiscal Alejandra Gils Carbó, y este mismo método de falsas denuncias y operaciones mediáticas  a través de la AFI sobre los dirigentes sindicales Hugo y Pablo Moyano.  

Anuncios




“El dueño de La Nación me apretó en mi casa”

23 04 2019

Hoy en Radio 10, el referente de la Fundación La Alameda, Gustavo Vera, hizo importantes revelaciones, y apuntó contra el presidente del Directorio del diario La Nacion, Julio Saguier, a quien acusó por eventuales intimidaciones en relación a la convocatoria que realizó en El Vaticano a magistrados y funcionarios judiciales no afines al Gobierno.

“El director del Diario la Nación, Julio Saguier, vino a verme a mi casa y me dijo que si seguía invitando a (Sebastián) Casanello, (Daniel) Rafecas y (Alejandra) Gils Carbó a El Vaticano iba a pagar las consecuencias”, enfatizó Vera, y relacionó ese encuentro con las causas judiciales que aparecieron luego en su contra.

“En el expediente D’Alessio hay conversaciones con Garavano sobre las apretadas a (juez Eduardo) Freiler y las apretadas del diario la Nación que sufrí yo” , señaló.

Luego agregó que el caso D´Alessio “está dando a conocer la relación promiscua entre medios de comunicación, servicios de inteligencia, aparato estatal e incluso servicios informáticos”. A la vez que aseguró que se encuentra “en listas negras” de medios, que le impiden participar de programas de Tv.





Caso D’Alessio: Una vez más otra operación de inteligencia ilegal sobre la Alameda

18 03 2019

Gustavo Vera, titular de la Alameda, explica en este escrito porque está mencionado en la causa penal que tramita en localidad de Dolores, más conocida como caso D’Alessio.  

  1. Enterado por una publicación periodística que indicaba que en la documentación encontrada en el allanamiento a Marcelo D’Alessio había un voluminoso informe sobre mi persona (“El brazo de Estados Unidos detrás del agente D’Alessio” Juan Alonso, Diario Contexto 01/03/19)), el 12 de marzo me presente ante el Juzgado Federal en Dolores para tomar conocimiento de estos hechos, declarar y ponerme a disposición del juez Alejandro Ramos Padilla quien días antes me había anticipado que efectivamente existía documentación alusiva a mi persona.
  2. Al momento que me tomaron declaración, pude ver un supuesto dossier con decenas de páginas y en cual se hacía referencia en un 90 por ciento a mi persona y a la organización que presido. En ese mismo “dossier” también había numerosos recortes de diarios sobre denuncias que años antes habíamos hecho contra el proxeneta y tratante de personas Raúl Martins en el marco de una causa que tramita en el Juzgado de Servini de Cubría y en la cual somos querellantes.
  3. El supuesto “dossier” realizado por D’Alessio no era más que una compilación de publicaciones calumniosas que los servicios de inteligencia, las mafias que combatimos desde hace más de quince años realizan habitualmente en diferentes blogs y páginas web con el único objetivo de desacreditarnos. El “dossier” es un compilado de denuncias falsas que ya quedaron demostradas su absoluta falsedad en la justicia.
  4. Para mi sorpresa el “dossier” presumiblemente elaborado por Marcelo D’Alessio indica que nací en la provincia de Entre Ríos, cuando soy oriundo de la Ciudad de Buenos Aires; indica que mi domicilio es la sede de nuestra organización; e indica un teléfono al que refiere que se encuentra bajo mi titularidad cuando en realidad forma parte de una flota de la “Cooperativa de Trabajo 20 de Diciembre”, la cual funciona históricamente en la sede de la Alameda y el cual es de dominio público desde el año 2009 para todas las personas que buscan comunicarse con la organización ya que se encuentra publicado en nuestros portales web.
  5. También en el supuesto “dossier” se adjunta una planilla de supuestos cruces de comunicaciones a través de la plataforma Whatsapp entre el multi denunciado e investigado fiscal Miragaya, el proxeneta y tratante de personas Martins, el productor de televisión Nacho Viale, un periodista deportivo y mi persona. En esta supuesta planilla obtenida con un supuesto sofisticado equipo tecnológico de intercepciones de comunicaciones, indicaba que yo me había comunicado días antes de la emisión del programa de Mirtha Legrand con el multi investigado fiscal Miragaya, el proxeneta y tratante de personas Martins y el productor Viale. En mi declaración testimonial en el Juzgado Federal en Dolores negué rotundamente cualquier tipo de comunicación con cualquiera de estas personas, dos de las cuales (Miragaya y Martins) he denunciado ante la justicia. Respecto al Sr Viale la única comunicación que existió se realizó varios días después de la emisión del programa de Mirtha Legrand en la que fui calumniado por la Sra Jaitt. Viale llamó a teléfonos de nuestra organización para acordar las condiciones del derecho a réplica luego de la intimación que enviamos por carta documento a su productora en la cual solicitábamos la réplica o directamente iniciar demandas por daños y perjuicios.
  6. Es obvio que el magistrado Ramos Padilla cuenta con mi total colaboración y tiene a disposición mi celular para constatar que la supuesta planilla obtenida con un supuesto sofisticado equipo tecnológico de intercepciones de comunicaciones en absolutamente falsa porque jamás he tenido ni directa, ni indirectamente contacto alguno con Martins y con Miragaya, a quienes he denunciado.
  7. Es de público conocimiento que desde el inicio de la causa que tramita en el Juzgado Federal de Servini de Cubría nos constituimos como querellantes y hemos realizado diferentes presentaciones en el expediente y no hemos encontrado ninguna respuesta positiva en la misma. También es público que hemos denunciado al multi denunciado e investigado fiscal Miragaya a raíz de un artículo de abril del año 2017 del periodista Carlos Pagni titulado “El pestilente círculo negro del espionaje”, y en el cual se indicaba que yo era víctima de espionaje por órdenes de Miragaya con la anuencia de Silvia Majdalani. Es por esto mismo que nos hemos constituido como querellante en una causa que investiga estos hechos y que tramita ante el Juzgado a cargo de Rodolfo Canicoba Corral.
  8. Lamentablemente quienes integramos la Alameda, debimos acostumbrarnos a las calumnias sistemáticas sobre nuestra organización replicadas en blogs de servicios y plumas y reproducida por el sistema de trolls montado por el gobierno en las redes, ya que hemos denunciado con numerosas pruebas en la justicia los vínculos promiscuos entre la política, la justicia y los servicios de inteligencia con el crimen organizado en todas sus formas.
  9. El supuesto “dossier” es un rejunte de calumnias y datos falsos de principio a fin. Los datos básicos sobre mi persona son totalmente equivocados, y la supuesta planilla obtenida con un supuesto sofisticado equipo tecnológico de intercepciones de comunicaciones puro humo. Mi declaración testimonial en el Juzgado Federal en Dolores se encuentra disponible para quien la requiera y quiero reafirmar que nos encontramos a disposición del juez de la causa para prestar toda la colaboración que el mismo necesite.
  10. Esperamos con ansias que el juez Ramos Padilla lleve esta investigación hasta las últimas consecuencias, es un reclamo de muchos años por parte de nuestra organización y por lo cual hemos sufrido intimidaciones, agresiones físicas sobre diferentes compañeros referentes de la organización, atentados a nuestra sede y persecuciones judiciales de todo tipo. Es por todo esto y fundamentalmente por la consolidación de la democracia que se deben desarticular las relaciones promiscuas que existen entre los servicios de inteligencia, los sectores mafiosos del poder estatal y las bandas del crimen organizado.
  11. Finalizo con las conclusiones que manifesté en mi declaración ante el Juzgado de Ramos Padilla: “Cabe recordar que esta no es la primer operacional de inteligencia ilegal sobre mi persona y la organización a la que pertenezco. En el año 2016 hubo un seguimiento, un domingo a una quinta de Moreno, a un asado informal que hicimos con funcionarios judiciales y especialistas con los que estábamos preparando, como todos los años, un coloquio en la Legislatura al mes siguiente. Posteriormente el diario Clarín hablo de un “asado secreto” de Gustavo Vera con jueces supuestamente para “bajarles línea” desde Roma. El artículo mencionó algunas patentes de autos estacionados delante de la quinta y no logró identificar al resto de los asistentes. En los días siguientes pidió entrevistarse conmigo Julio Saguier, Director del diario La Nación, por lo que lo invito el 2 de diciembre del 2016 al departamento que alquilaba en el barrio de Boedo, donde me manifestó su admiración por el trabajo que hacíamos contra la trata y por la libertad de las personas, pero me advirtió que si sigo “llevando jueces impresentables al Vaticano” (sic) iba a tener serios problemas. También me pregunto insistentemente quienes eran los que participaron del asado que retrató la inteligencia ilegal y publicó Clarín. Por supuesto que no le di nombres, ni acepte sus condicionamientos. A los pocos días, Antonio “Jaime” Stiuso nos denunció a mí, a los jueces Daniel Rafecas y Sebastián Casanello por tráfico de influencias, en una causa que fue archivada en primera instancia y que Stiuso, miembro de la ex SIDE hoy AFI, acaba de presentar una apelación, argumentándose con el artículo de Clarín que se basa en una operación de inteligencia ilegal. En otra oportunidad, ante requerimientos formales, pero confidenciales de la Inspección General de Justicia (IGJ) sobre la Alameda, curiosamente se filtro información y deformadamente en el programa televisivo de Luis Majul, razón por la cual denunciamos a esos funcionarios de la IGJ por violación de secreto. En lo sucesivo me hicieron denuncias falsas armadas por “plumas” de la policía, como por ejemplo, encubrir bandas de narcotraficantes en El Barrio del Bajo Flores, entre otras, que fueron rápidamente desestimadas por la justicia. Lo que vino después fueron las calumnias de Jaitt, las imputaciones falsas de Bonadío que fueron dos veces desestimadas por la Cámara y luego directamente la prohibición expresa en varios medios de comunicación de no darnos espacios televisivos , lo que nos fue dicho por varios periodistas o incluso por periodistas que nos invitaron y que después tenían problemas laborales. Todo ello me hace pensar que el Gobierno Nacional actual ha resuelto establecer una relación promiscua con la cloaca parainstitucional que representan los servicios de inteligencia y que se vale de ellos para amedrentar, extorsionar, neutralizar y destruir a quienes consideren un oponente”

Gustavo Vera, titular de la Fundación Alameda.





Campaña de falsas denuncias contra la Alameda

1 06 2018

Plan criminal así considera en una denuncia penal la Alameda a las reiteradas denuncias que recibió su titular aunque carecen de fundamentos jurídicos pero útiles para campañas de difamación en los medios y redes sociales.

El juez Sebastián Ramos y el fiscal Guillermo Mairjuán recibieron una denuncia de la Fundación Alameda, representada en su titular Gustavo Vera, que señala un plan criminal contra la organización que hace 17 años trabaja en los social, político, gremial y anti mafia y que este conjunto de actividades, los miembros de la fundación han sufrido más de 18 atentados (agresiones físicas, incendios intencionales en la sede, vandalismo, violencia simbólica, destrucción de la propiedad).

En el expediente 8423/18 se indica que “esta denuncia demostrará que la constitución de la asociación para cometer delitos ha sido cuidadosamente diseñada con la finalidad de provocar mi desprestigio como dirigente social y de la organización que me toca presidir, la Fundación Alameda. Los responsables de esta campaña judicial y mediática, procuran crear la idea de que mi persona y de la organización, lleva adelante prácticas delictivas que desde su propio origen y como fundamento mismo se constituyó para denunciar y proponer políticas públicas tendientes a desalentar la constitución de los delitos que hoy se me acusa”.

Para Vera “detrás de las falsas denuncias judiciales y mediáticas existen personas que podrían estar vinculados a actividades criminales y que la Fundación Alameda denunció por delitos tipificados en el Código Penal”. En la denuncia penal se detallan el listado de seis causas penales iniciadas: dos por anónimos, dos por el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, y otra por un abogado vinculado a los servicios de inteligencia que también había denunciado sin fundamentos a la Diputada Nacional Elisa Carrió.

Estas falsas denuncias generan inconvenientes en el normal funcionamiento de la organización, ya que los abogados deben presentarse periódicamente en los diferentes juzgados para demostrar la falsedad injuriosa de las denuncias, conllevan una gravosa carga humana y económica sobre el ya agobiado sistema judicial argentino.

LAS DENUNCIAS SIN SENTIDO

El 19 de Octubre de 2016, de manera anónima se presentó una denuncia por trata de personas, reducción a la servidumbre y escuchas ilegales en el sistema telefónico 145, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el cual tiene como objeto recepcionar denuncias vinculadas a la trata de personas con fines de explotación sexual, laboral o la desaparición de personas. En la denuncia se refería que en la sede de la Fundación Alameda, ubicada en la intersección de la calle Lacarra y Av. Directorio, en el primer piso del inmueble funcionaba un taller clandestino de confección de prendas de vestir, en el cual diez personas eran sometidas a trabajar y vivir en condiciones insalubres. En la misma denuncia se plantea que en subsuelo del inmueble se practicaban intervenciones telefónicas contra miembros de la Policía Federal Argentina asentados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El 20 de Octubre de 2016, la Lic. Vanesa Lorenzetti, en su carácter de Coordinadora del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las personas damnificadas por el delito de Trata, la cual es dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, presentó la denuncia ante la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal. El sorteo realizado determinó que la causa trámite ante el Juzgado Nº 10 de Julián Ercolini y en la Fiscalía Nº 3 de Eduardo Taiano. Sobre esto el fiscal solicitó que la División Trata de Personas de la Policía Federal Argentina identifique si dentro del inmueble se encuentra emplazado un taller textil; que individualizara a la persona que se encontrará a cargo; si se llevaba adelante explotación laboral de personas; si las personas que allí trabajaban se mantenían en el lugar fuera del horario laboral; y sé que también se establezca qué actividades lleva adelante la Fundación Alameda en el subsuelo del inmueble. En noviembre de 2016 la División Trata de Personas de la Policía Federal Argentina, respondiendo al oficio enviado por la Fiscalía Nº 3, a cargo de Eduardo Taiano, de fecha 20 de octubre, informó que realizó tareas de inteligencia en distintos días, horarios y sectores sobre el inmueble de la Fundación Alameda. El informe refirió que pudo identificar los horarios de ingresos de las personas al inmueble donde funciona la ONG y que pudo identificar con nombre, apellido, y documento nacional identidad a miembros de la organización. El informe certifica que de las vigilancias practicadas sobre el lugar, no se observó movimiento alguno que haga presumir que se estaría infringiendo a la Ley 26.364. Recién para febrero de 2017 el juez Ercolini,  resolvió archivar la causa Nº 15184/16 refiriéndose a que no se ha logrado acreditar siquiera mínimamente las circunstancias denunciadas. Ya en esta causa queda expuesto que los miembros de la organización fueron víctimas de tareas de inteligencia y a individualizó a diferentes miembros de la misma.-

Una segunda denuncia fue el 24 de febrero de 2017 cuando un anónimo denuncia a la Fundación Alameda por un supuesto encubrimiento a un reconocido narcotraficante y financiamiento económico del Papa Francisco. Nuevamente los abogados de la fundación tomaron conocimiento de la causa de manera fortuita, ya que en días posteriores en varios medios de internet se presentaba la denuncia. La causa después de algunos meses fue también archivada.  

La campaña siguió y creció en métodos y personas involucradas.

En diciembre de 2016, un abogado de nombre Mariano Noel Valdez presentó una denuncia contra Gustavo Vera y los Jueces Federales, Sebastián Casanello y Daniel Rafecas por el supuesto delito de trafico de influencias. La denuncia se presenta en base a una nota del periodista del diario Clarín, Claudio Savoia donde se habla de una reunión con esos magistrados para organizar una actividad publica en la Legislatura Porteña. La causa recayó en el Juzgado a cargo de la Dra. Maria Servini de Cubría. El 3 de febrero de 2017 la Fiscalía Nº 12, que en ese entonces se encontraba a cargo del Dr. Patricio Evers, solicitó desestimar la denuncia. Días después, cuando la causa no tenia impulso por parte del fiscal para ser abierta, se presentó en la causa Antonio Horacio Stiuso, ex Director de la ex Secretaria de Inteligencia y a quien la Alameda denuncio en dos oportunidades por enriquecimiento ilícito para constituirse en querellante ya que podría ser victima de un plan en su contra por parte de Vera, Casanello y Rafecas. El 3 de mayo de 2017, Servini de Cubría aceptó la solicitud para constituirse como querellante, aunque la nueva titular de la Fiscalia Nº 12 también volvió a desestimar la denuncia.

Todavía lo más increíble es que el 20 de mayo de 2017, el mismo periodista del Diario Clarín, publicó una nota titulada “La sombra de la AFI, detrás de una falsa denuncia contra Carrió por corrupción”, en la que se describe una conversación que tuvo el periodista con un ex agente de la ex Secretaria de Inteligencia, quien le afirmo que  varios miembros de la Agencia Federal de Inteligencia estaban detrás de una falsa denuncia contra la Diputada Elisa Carrio; la denuncia también fue hecha por Mariano Noel Valdez y que la hizo a cambio de dinero. En la misma nota, el periodista Claudio Savoia afirma que la Jueza Servini de Cubría le aviso al juez de la causa contra Carrio, que la denuncia era trucha.

Es llamativo que la jueza Servini de Cubría reconoce en el denunciante Mariano Noel Valdez una falsa denuncia y una posible vinculación con los agentes de la AFI y la ex SIDE, pero decide sostener a la denuncia de ese mismo sujeto contra Gustavo Vera, y los jueces Casanello y Rafecas, pese a los reiterados pedidos de desestimación por parte de los fiscales y encima aceptar el pedido de querellante por parte de Antonio “Jaime” Stiuso.

Uno de los últimos casos sucedió hace muy poco tiempo. Natacha Jaitt acusó en el programa de Mirtha Legrand (un programa de televisión de importante cantidad de audiencia en todo el país) que Gustavo Vera y otras personas públicas están vinculados con delitos como la pedofilia y la explotación sexual.

Jaitt ese día en el programa estuvo acompañada en el programa de televisión por un ex agente de inteligencia de la AFI y empleada del portal de noticias INFOBAE, la cual desde hace varios años se dedica en sus redes sociales a desacreditar el trabajo de la Fundación Alameda.

Nuevamente los servicios de inteligencia en maniobras sucias de difamación con delitos que la organización pelea hace mas de 15 años y por la cual sufrió todo tipo de agresiones.





El Papa Francisco y el juez Rafecas

27 11 2017

El juez Rafecas y el Papa Francisco

El juez federal Daniel Rafecas brindó una entrevista a la agencia Noticias Argentinas (NA) en la que remarcó que al ser un magistrado “independiente” viene sufriendo embates por parte de los últimos gobiernos democráticos, que dejan de lado la obligación de hacer respetar la independencia de los tres poderes.

Asimismo, en momentos en que se dio a conocer una foto entre Rafecas y el Papa Francisco, el magistrado reveló tramos de la charla que mantuvo con el Sumo Pontífice en la residencia de Santa Marta en el Vaticano.

La siguiente es la nota:

El juez federal Daniel Rafecas afirmó que si con sus fallos sufrió “embates del radicalismo, luego del kirchnerismo y ahora del macrismo” es porque resultó ser “un juez independiente”.

Rafecas realizó estas declaraciones a NA luego de que saliera a la luz una foto que se sacó con el papa Francisco en su residencia de Santa Marta en el Vaticano, tras mantener una charla de alrededor de 50 minutos.

El titular del Juzgado Federal número 3 participó en noviembre del año pasado de un coloquio contra el narcotráfico junto a sus pares María Servini de Cubría y Sergio Torres.

Ese coloquio se llevó a cabo en la Academia Pontificia de Ciencias, a cargo de monseñor Marcelo Sánchez Sorondo y uno de los que estuvo a cargo de la organización y de los invitados argentinos fue el legislador porteño de Bien Común y titular de La Alameda, Gustavo Vera.

Justamente, esa independencia judicial generó que el Sumo Pontífice aprobara su invitación al coloquio y luego se reuniera en privado, en la residencia de Santa Marta, dejando de lado el protocolo papal y dando muestras de absoluto respaldo.

En ese coloquio el Sumo Pontífice remarcó y pidió que el Poder Judicial sea independiente de lo político.

Rafecas fue citado, con impulso oficialista, por la comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura a declarar el próximo 7 de diciembre, como paso previo a un posible juicio político, por supuesto mal desempeño en su actuación al frente de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner.

En declaraciones a Noticias Argentinas, el magistrado remarcó: “A lo largo de mi carrera fue perseguido por un grupo del radicalismo cuando fue la causa de los sobornos en el Senado, la famosa ‘Banelco’, después recibí embates del kirchnerismo por la causa Ciccone y ahora por el macrismo. Será entonces que debo ser un juez independiente”.

“Yo decido conforme a las pruebas que me presentan los fiscales y la defensa y actúo conforme a eso, sin importar a quien perjudique”, precisó.

Rafecas agregó que está “tranquilo” y sostuvo que el 7 de diciembre se presentará y responderá “todas las preguntas” que le hagan.

“Mi actuación para decidir el fallo fue correcta y transparente, no tengo nada que ocultar”, indicó.

Respecto a la foto que se sacó con el Papa, quien respalda a aquellos magistrados con independencia judicial.

Rafecas sacó un libro en 2012 llamado “Historia de la solución final”, que habla sobre el exterminio del pueblo judío.

Ese fue uno temas abordados en una charlas íntima mantenida con Francisco en su residencia.

“Le pareció interesante que siendo católico aborde ese tema. También quería que el holocausto sea aplicado como enseñanza en colegios y universidades de Latinoamérica. Me dijo que siga por ese camino, el de la difusión y la enseñanza”, precisó el juez.

Rafecas reveló que a él lo “impresionó el gesto del Papa cuando fue a Auschwitz y en lugar de hablar como hacen todos, prefirió guardar silencio, un silencio que fue atronador”.

“Coincidimos también en que la lucha contra el antisemitismo es tarea primordial y primaria de todos los hombres de bien, no solo de la comunidad judía”, detalló el magistrado, quien además de causas políticas lleva adelante otras vinculadas con el trabajo esclavo, la trata sexual y el narcotráfico.

Asimismo, recordó aquella reunión con Francisco que lo marcó de por vida.

“Era la primera vez en mi vida que lo veía, estuvimos hablando durante 50 minutos y sin dudas que es el honor más grande que tuve en mi vida personal y mi carrera judicial”, reveló Rafecas, quien el pasado 13 de marzo fue el único juez que asistió a la misa por los 4 años de Papado de Francisco en en el convento de los Franciscanos, ubicado en la calle Alsina 380 de la Ciudad.





Vera se solidarizó con Rafecas: “La ofensiva contra él, es de manual”

9 09 2016

El legislador porteño de Bien Común, el partido de La Alameda, Gustavo Vera, salió en defensa del juez federal Daniel Rafecas tras la solicitada que pide echarlo de su cargo, al tiempo que atribuyó la arremetida a intentar sacarle la causa del ex funcionario kirchnerista José López.

“La ofensiva contra Rafecas es d manual. Los republicanos pierden la elección y necesitan demonizar a Irán y Stiuso necesita otro juez p/López (se refiere a José López el ex secretario de Obras Públicas Nacional hoy detenido por orden del juez Rafecas)”, advirtió el diputado de la Ciudad.

Al micrófono el juez Rafecas a su lado el legislador Vera y el monseñor Sánchez Sorondo

Al micrófono el juez Rafecas a su lado el legislador Vera y el monseñor Sánchez Sorondo

Y agregó otra definición de análisis internacional con la avanzada de las élites en Estados Unidos representados por Donald Trump y sus vínculos con los servicios de inteligencia en la Argentina liderados por Antonio Stiuso.

La semana pasada el juez Rafecas daba una charla en la Legislatura porteña junto a monseñor Marcelo Sanchez Sorondo de la Academia de Ciencias del Vaticano, su colega Sebastián Casanello y el legislador Gustavo Vera para hablar de derechos humanos de ayer y hoy y lesa humanidad.

“Interesante que la cámara ratifico lo actuado por Rafecas (en la causa por la muerte de Alberto Nisman), pero no piden la renuncia de los camaristas. Todo muy obvio, todo muy trucho”, escribió Vera en su cuenta de Twitter.

Aquí les dejamos el reportaje radial del titular de la Alameda al juez Rafecas por la charla del juez sobre trata y crimen organizado ligado al respeto de los derechos humanos.





Rafecas, Casanello y Sánchez Sorondo coincidieron: “La trata es lesa humanidad”

29 08 2016
Colombo, Casanello, Sanchez Sorondo, Rafecas y VEra

Colombo, Casanello, Sanchez Sorondo, Rafecas y Vera

Los jueces federales Daniel Rafecas y Sebastián Casanello y el enviado del Papa Francisco, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo coincidieron este lunes en señalar que “la trata de personas debe tomarse como un delito de lesa humanidad”.

El legislador porteño de Bien Común, el partido de La Alameda, Gustavo Vera, abrió la charla en la Legislatura porteña sobre Derechos Humanos y Delitos de Lesa Humanidad y sostuvo que “en los talleres textiles clandestinos se violan sistemáticamente los Derechos Humanos” y detalló que “solo en la Ciudad hay 3.000 talleres”.

Luego llegó el turno de Sánchez Sorondo, canciller de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales del Vaticano, quien afirmó que “la trata es la nueva forma de esclavitud y debe ser sancionada como delito de lesa humanidad, porque afecta la dignidad más esencial que es la libertad”.

“Por eso se produce el crimen organizado, el tráfico de órganos, el tráfico de niños, el narcotráfico”, indicó el enviado del Sumo Pontífice en un panel que compartió con Rafecas, Casanello y el fiscal antitrata Marcelo Colombo.

Justamente, Colombo, señaló: “Hoy, después de instalarse la ley de trata y mediante un convenio internacional del crimen organizado, consideraban a la explotación como un delito tipificado. Igual, falta conseguir una verdadera reparación de esas víctimas”.

Por su parte, Rafecas señaló que hay “1.500 procesados por delitos de Lesa Humanidad y un tercio fueron condenados”.

“Estas personas se habían reciclado en democracia ya que llegaron a gobernador, diputados, intendentes, fiscales, jueces. Hoy podemos decir que para la comunidad internacional es histórico”, sostuvo el magistrado federal.

Sin embargo, aclaró que “la cultura autoritaria continúa por la trata y explotación de personas, como las torturas en cárceles y comisarías”.

“El punto en común es la deshumanización en la cultura autoritaria y ver entonces a las víctimas sin derechos. Los crímenes de hace 30 años y los actuales de trata y tortura son crímenes contra el Estado de derecho”, indicó.

Asimismo, Rafecas remarcó que “así como se logró una política de Estado contra los delitos de la Dictadura, se debe lograr con la trata y la tortura, que también son de lesa humanidad”.

En tanto, Casanello precisó que los delitos de tortura de la dictadura, la trata y la explotación laboral tienen en común “la cosificación” y son “delitos de lesa humanidad”.

Asimismo, el juez citó al Papa Francisco y sostuvo que hay “una globalización de la indiferencia”, al tiempo que precisó que “los delitos generalizados contra la población civil también forman parte de una indiferencia”.

“La política como algo virtuoso es el ejemplo del juzgamiento a la Junta y el Nunca Más. Y la política cancerígena es la de los delitos de trata y explotación”, detalló.

Además, explicó: “Los funcionarios judiciales necesitamos que exista un movimiento social-político para prevenir, investigar y sancionar estos delitos”.

Por su parte, Vera cerró la charla con la beatificación de Mama Antula en Santiago del Estero y la citó “como el ejemplo en la lucha contra la trata, desde los orígenes, incluso antes de la creación del Estado argentino, siguiendo la labor de los jesuitas”.