Visita de la viuda de Marielle Franco

11 09 2018

Gustavo y Mónica en el taller de la cooperativa textil

Mónica Benicio, fue la compañera durante 17 años de Mariella Franco, la concejal brasileña asesinada el 14 de marzo por su lucha a favor de los derechos humanos. 

El titular de la Alameda, Gustavo Vera, fue en su momento el puente del Papa Francisco con la familia de Marielle. Es por ello que este viernes 7 de septiembre, Mónica, la viuda de Mariella, en su visita a la Argentina quería conocer la sede de la Alameda, en la Comuna 9, barrio Parque Avellaneda, y conversar con su referente.

El asesinato de la concejal en Río de Janeiro aún sigue impune. No se ha descubierto quien es el responsable intelectual y los autores materiales del asesinato en una ciudad que se encuentra bajo control del Ejército de Brasil.

Vera recibió a Mónica para charlar de la crisis política en Brasil, la resistencia del campo popular del país hermano y las experiencias en común para lograr una verdadera Patria Grande.

El abrazo de la despedida

Anuncios




El Papa conforta a la familia de Marielle, cuyo asesinato sacude Brasil

21 03 2018

Tras el homicidio que conmueve al país sudamericano, el Papa se comunicó telefónicamente con la madre de Marielle Franco, la concejala brasileña y activista por los derechos humanos, acribillada la semana pasada en Río de Janeiro

ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ

CIUDAD DEL VATICANO

http://www.lastampa.it/2018/03/21/vaticaninsider/es/en-el-mundo/el-papa-conforta-a-la-familia-de-marielle-cuyo-asesinato-sacude-brasil-BrOF7UnkoWfODJoXePnhTM/pagina.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

Un gesto de cercanía, en medio del dolor. El Papa ofreció su consuelo a la familia de Marielle Franco, cuyo violento asesinato conmueve por estas horas a Brasil y Latinoamérica. Francisco tomó el teléfono y se comunicó con Marinette, la madre de la concejala del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), famosa defensora de los derechos humanos y responsable de investigar la intervención militar en las favelas de Río. Tuvo para ella palabras de afecto y solidaridad.

Todo ocurrió este martes 20 de marzo. Lo contó la hija de Marielle, Luyara Santos -de 19 años-, a algunas personas después de una misa dedicada a la memoria de la activista, asesinada a tiros exactamente una semana atrás en el centro de Río, mientras se desplazaba en coche tras un debate de mujeres negras.

La comunicación con el Vaticano había tenido lugar algunas horas antes. Con ella, Jorge Mario Bergoglio quiso responder a una carta que le había llegado el lunes 19 y que fue escrita por la propia Santos. En esa misiva, breve pero emotiva, contaba que su madre era muy creyente, que le hablaba siempre del evangelio y le insistía en lo más importante de la vida: el amor.   

El líder católico buscaba hablar con Luyara, pero terminó conversando con su abuela. La llamada fue confirmada por Andressa Caldas, directora del departamento de relaciones institucionales del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur. La noche del martes, escribió un breve mensaje en su perfil de la red social Facebook: “Hoy el Papa Francisco llamó a la familia de Marielle. Gracias Flexa Correa Lopes, Lucas Schaerer y Gustavo Vera por articular ese puente. Es emocionante ver si mueve esa red de amor y solidaridad. Marielle hacía eso. Seguirá haciéndolo. Política con afecto. #MarielleVive”.

De esa manera, Caldas agradeció el vínculo establecido por Vera, referente de la fundación argentina “La Alameda”, activista contra la trata de personas y hombre de confianza del líder católico. Tras algunas manifestaciones de la comunidad afroamericana y brasileña en el centro de Buenos Aires, para protestar por el asesinato de Franco, él entró en contacto con organismos de derechos humanos de ese país. Luego, fungió como puente para que la carta de Luyara Santos llegase hasta la Casa Santa Marta del Vaticano. Y Francisco respondió pocas horas después.

Marielle Franco es ya un símbolo del activismo social y feminista en Brasil. Afrodescendiente, fue ejecutada mientras volvía a su casa. También falleció su chófer, su asistente salvó la vida de milagro. Apenas dos semanas antes, ella había sido designada como responsable de una comisión encargada de investigar y supervisar la intervención militar ordenada por el gobierno de Michel Temer en el estado de Río de Janeiro.

“Nuestra posición de crítica contra las operaciones de policía en las favelas no cambia. El ejército en las calles no es la solución al problema de la violencia y, aún menos, el camino para resolver el homicidio de Marielle”, dijo a la prensa, conmovido, Tarcisio Motta, también él concejal de Río de Janeiro por el PSOL.

Según reportes de la prensa brasileña, la investigación del crimen demuestra que las municiones utilizadas para matar a Marielle formaban parte de unos lotes que la Policía Federal había comprado en 2006 y que fueron usadas, también, en la masacre de Osasco y Barueri, suburbio de São Paulo, en la que murieron 17 personas y, por la cual, fueron condenados tres policías militares y un policía. Los compañeros de partido de Franco apuntan a la hipótesis de un crimen político, mientras el gobierno de Temer afirmó, en una nota, que dará seguimiento al caso.