Un juez anuló mega-torres

14 07 2017

ASÍ SEGUÍAN CONSTRUYENDO EN ROCCATAGLIATA

El juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario porteño, Osvaldo Otheguy, hizo lugar al amparo presentado por el candidato a legislador porteño por la lista Honestidad y Coraje, Gustavo Vera, y declaró “la nulidad de la obra y los planos de construcción” de dos torres donde está el Palacio Roccatagliata, en el barrio de Coghlan.

Asimismo, el magistrado rechazó las disposiciones que declararon la factibilidad urbanística del megaproyecto.

Vera, con el patrocinio del asesor de Vivienda del bloque Bien Común y abogado, Jonathan Baldiviezo, se presentaron ante la Justicia para lograr el amparo frente al megaemprendimiento inmobiliario que destruyó la mansión emplazada en la Avenida Balbín 2063/77.

De acuerdo al fallo judicial, las empresas a cargo de la construcción “violaron las previsiones del Código de Planeamiento Urbano (CPU)”

“Bajo ninguna circunstancia se puede interpretar que la norma en cuestión permite el incumplimiento del resto de las previsiones del CPU. Si se busca desarrollar un proyecto que exceda los parámetros del código, será la Legislatura quien deba aprobarlo a través del dictado de una ley de doble lectura”, señaló el fallo del magistrado.

Este proyecto retomó la construcción en 2013 a partir de informes incorrectos que señalaban que no había impacto ambienta cuando en realidad no se había hecho ningún estudio, algo que le hizo saber el diputado porteño de Bien Común al magistrado con esta presentación judicial.

En ese sentido, en los planos fueron aprobados el 14 de abril de 2014, por lo que continuaron con la construcción, incluso no se detuvieron cuando un fallo judicial de fines de noviembre de 2016 les exigía la suspensión de la obra.

Anuncios




Inspección ocular en Roccatagliata

26 04 2017

La mega-obra en el barrio de Coghlan paralizada por orden judicial, a partir de un amparo del legislador porteño Gustavo Vera, fue inspeccionada orden del juez. Para que sepas que ocurrió.

La Mansión Villa Roccatagliata, del barrio de Coghlan, que fue destruida por un mega emprendimiento inmobiliario fue inspeccionada por orden judicial. Allí estuvieron los abogados del legislador porteño de Bien Común, Gustavo Vera, y te contamos lo ocurrido.

El viernes 21 de abril, a las 11 hs, en av Balbín 2063/77, por orden del titular del Juzgado Contencioso Administrativo y Tributario N 8 de la CABA, Osvaldo O. Otheguy ,  se presentaron en el inmueble Villa Roccatagliata la apoderada por el Gobierno porteño, Silvina Analía Aquino del Huerto; Walter A. Duhalde, consultor técnico; Alejandro Pablo Castro por la Dirección General de Interpretación Urbanística.

Por parte de Palacio Roccatagliata S.A., su letrada apoderada Ana Laura Palmucci, el arquitecto Sebastian G. Zelwianski, la arquitecta M. E. Hojman, el director de obra Walter Luis Colombo, el representante de la dirección de obra, Martín Leandro Salomón y el ingeniero calculista,  Armando R. Stescovich.

Por la demanda a favor de los vecinos de Coghlan estaba Carlos Beizhun, apoderado del legislador de Bien Común, y su letrado patrocinante, Jonatan Baldiviezo.

Beizhun contó que “las napas se encuentran a cinco metros y la empresa Korn dijo que excavaron 20 metros de profundidad. Así que han puesto bombas extractoras de agua y mantienen lo que quedó la estructura de la casona de 1900 sólo con dos grandes pilares de hormigón”.

Y continuó el apoderado del legislador Vera que estuvo en la inspección ocular. “Acá si se hubiera respetado la ley nada de esto hubiera ocurrido, porque esta obra faraónica no respeta los derechos del vecino de a pie del barrio de Coghlan y alrededores. Después nos preguntamos porque colapsan las cloacas en las lluvias, o los servicios de luz, porque justamente la infraestructura existente no soporta estas mega-obras”.

La empresa Korn reconoce en una publicidad que invirtió 200 millones de pesos, y están desesperados por la aplicación de la ley o sea el Código de Planeamiento Urbano que realizó el magistrado Osvlado Otheguy.

El legislador porteño y autor del amparo a favor de Roccatagliata sostuvo que “con jueces probos aplicando la ley no estaría pasando estas mega-obras con infraestructura que no da. Porque acá se privilegia la ganancia sin importar el impacto a la comunidad, a los barrios y por ende a toda la ciudad. Por eso quiero revalorizar la posición tan firme del juez Otheguy en sostener lo que marca la ley”.

La obra avanzó un 33% sobre el proyecto final. Un proyecto que incumple las normas vigentes, que debió haber sido discutido en la Legislatura de la Ciudad, que intenta imponer una torre de 27 pisos, de alto impacto ambiental, para satisfacer la voracidad inmobiliaria.

Los vecinos en este compás de espera piden a la Justicia, recurra a las normas vigentes para expedirse, aquellas que no fueron aplicadas ni por el Gobierno de la Ciudad, ni por el co-demandado, Palacio Roccatagliata S.A.”

 





Video por Roccatagliata: sigue la obra pese al fallo judicial

30 11 2016

La empresa a cargo de construir dos torres alrededor de la mansión de la Villa Roccatagliata, en el barrio porteño de Coghlan, incumple el fallo que suspende la obra. Aquí el video que lo demuestra.

En ese sentido, Palacio Roccatagliata S.A y Don Delfín, responsables de las construcciones, no les importa el fallo judicial del miércoles 23 de noviembre pasado y durante este martes y miércoles avanzó con la construcción de ambas torres en la intersección de la calle Roosevelt  y la avenida Ricardo Balbín.

Los vecinos a Roccatagliata que ayer martes y hoy miércoles 30 filmaron e hicieron fotos que aquí expusimos también llamaron al 911 y al número de Emergencias 103 para dejar constancia que la obra sigue su curso pese al fallo del juez Otheguy.

La obra hoy miércoles 30. Incumpliendo el fallo judicial

La obra hoy miércoles 30. Incumpliendo el fallo judicial

UNA MEDIDA JUDICIAL TOMADA EL MIÉRCOLES PASADO

La Justicia ordenó que se suspendiera la construcción de dos torres alrededor de la Villa Roccatagliata en el barrio porteño de Coghlan, luego de una denuncia presentada por el legislador porteño de Bien Común, Gustavo Vera.

Días atrás, vecinos de ese barrio, de Saavedra y Belgrano habían realizado una movilización para evitar que se continúe con ese emprendimiento que iba en detrimento del edificio cultural emplazado entre la calle Roosevelt y la avenida Ricardo Balbín.

En la Justicia cursaba un pedido para que se interponga una medida cautelar urgente contra el avance de la construcción de las torres -la principal tendría 28 pisos, en los que habrá alrededor de 350 unidades, y la segunda, 13 pisos-.

Vera había presentado una demanda que quedó radicada en el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario número 8, a cargo de Osvaldo Otheguy, quien finalmente se expidió este jueves y dispuso esa medida cautelar para suspender ambas construcciones.

El legislador Vera explicó que cuestionaron “los permisos de obra que otorgó el gobierno porteño porque atentan contra el Código de Planeamiento Urbano (CPU)”.

“La construcción supera el factor de ocupación del terreno (FOT) permitido por el CPU, una de las torres tiene más altura que la autorizada y, además, se ocupa en gran proporción el pulmón de manzana, algo que también está prohibido”, completó el denunciante y diputado porteño.

Jonathan Baldiviezo, abogado del despacho de Bien Común y patrocinador de la demanda señaló que el magistrado “hizo un primer examen exhaustivo y dispuso la suspensión de la obra hasta tomar una resolución definitiva” que sería dar marcha atrás con las dos torres o avanzar en el emprendimiento edilicio.

Además de los cuestionamientos a las características técnicas del megaproyecto, los vecinos más movilizados se muestran disconformes con la construcción de esas dos torres modernas justo alrededor de la histórica casa.

El inmueble, que data de 1900, pertenecía a la familia Roccatagliata, también propietaria de la tradicional Confitería del Molino. En un primer momento, cuando esa zona de Coghlan estaba “alejada” del centro de la ciudad, era utilizada por los miembros de la familia como una estancia de fin de semana, ya que contaba además con un extenso parque.