Vera se afilió al PJ en la casa de Perón

9 10 2017

Foto: Mariano Mera, Gustavo Vera y el intendente Juan Carlos Gasparini

El intendente, Juan Carlos “Chinchu” Gasparini y el titular de la Alameda, Gustavo Vera recordaron el sábado pasado el nacimiento de Juan Domingo Perón en su casa natal de Roque Pérez, donde el legislador porteño aprovechó para afiliarse al Peronismo.

En ese contexto, recordaron su legado y los puntos estratégicos de concordancia que tiene con la agenda que en el presente el Papa Francisco plantea desde la encíclica Laudato Si.

La decisión de Vera de afiliarse al Peronismo “es una convicción que venía madurando desde hacía un tiempo” y que este sábado finalmente logró “materializar”.

Perón había nacido el 7 de octubre de 1893 en un humilde ranchito en la localidad de Roque Pérez y  fue hijo natural de su madre de descendencia tehuelche, Juana Sosa y de Mario Tomas Perón.

Desde que se supo la verdad con la documentación que lo acredita, el rancho fue restaurado y declarado sitio de interés histórico a fines de los noventa.

 

LAS COINCIDENCIAS ENTRE PERÓN Y EL PAPA

Curiosamente la escrituración del terreno donde fue la cuna de Perón es la número 13.313, cinco meses antes del nacimiento de Juan Domingo Perón, anotado inicialmente como Juan Sosa. Ese mismo número, 120 años después. coincide con la consagración del cardenal Jorge Bergoglio como Papa Francisco, precisamente el 13 de marzo (3) del 2013 (13).

Foto: integrantes de La Alameda con funcionarios de Roque Pérez y Mera con el Laudato Sí en la casa donde nació Perón.

Sin embargo, los números pueden ser una casualidad del destino, no asi la perspectiva estratégica que Perón plantea para el modelo argentino en el Proyecto Nacional presentado ante el congreso el 1 de mayo de 1974 con la agenda que plantea la encíclica socioambiental Laudato Si publicada por el Papa Francisco a mediados del 2015. Y el punto de convergencia estratégica se basa en que el Proyecto Nacional de Perón hunde sus raíces en la doctrina social de la Iglesia que hoy Francisco representa como Sumo Pontífice.

Perón advertía la inevitable universalización planetaria, hoy llamada globalización y alertaba sobre la marcha suicida de la humanidad que estaba destruyendo el medio ambiente a través de un sistema basado en el rédito inmediato, en el fetichismo tecnocrático y en el consumismo desenfrenado.

Los peligros del cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, el monocultivo, la desforestación y la explotación despiadada de las personas y los recursos naturales fue una de las mayores preocupaciones del General en sus últimos años plasmada no sólo en el proyecto nacional, sino también en la carta ambiental a los pueblos.

Estas preocupaciones que llevaron a Perón a plantear la necesaria unidad internacional de los trabajadores y los pueblos,  fueron ampliamente desarrolladas a escala universal por Francisco que nos llama a reconstruir la hermandad entre los hombres y el cuidado de la casa común hoy seriamente deteriorada.

Otras de las convergencias  es la idea de fraternizar entre los pueblos para no caer en lo que el Papa Francisco llama hoy la globalización de la indiferencia y la cultura del descarte que deja a millones de personas excluidas de toda fuente de subsistencia.

Foto: Arreglo floral que fue dejado en un monumento de Perón.

La necesidad de poner el centro en los seres humanos y no en el dinero o el fetichismo tecnocrático es otra de los parentescos entre lo que plantea Perón en el Proyecto Nacional y Francisco en la encíclica Laudato Si. Por eso asi como Perón llamaba a la construcción de patrias justas , libres y soberanas, hoy Francisco convoca  a la construcción de sociedades justas,  inclusivas y sustentables.

En ambos casos también hay una preocupación por la etica social en el ejercicio del poder y la necesaria revolución cultural que cada uno de nosotros debe hacer individualmente para recuperar una ética cristiana basada en la hermandad y en la certeza de que nadie se desarrolla plenamente en una sociedad que no se desarrolla. Por eso la necesidad de garantizar tierra, techo y trabajo como pisos de dignidad humana para enfrentar a la cultura del descarte.

Son esas miradas estratégicas convergentes  las que convencieron al titular de la Alameda a afiliarse al peronismo con la plena convicción de que es en la Argentina el movimiento nacional doctrinariamente más cercano a las ideas que hoy el Papa Francisco predica en el mundo para reconstruir la hermandad entre los pueblos y el cuidado de la casa común.

 

Anuncios




“No es una cofradía, se trabaja en red y haciendo política”

13 10 2016
Plaini, Vera, Solá, Solanas y Pierini

Plaini, Vera, Solá, Solanas y Pierini

Un grupo de dirigentes políticos, sindicales y empresariales que conformaron una red de trabajo denominada “los Laudatistas” presentaron este jueves un documento denominado “Ponernos la Patria al Hombro” que está basado en la encíclica Laudato Sí creada por el Papa Francisco y en los principios del Modelo Argentino legado por Juan Domingo Perón.

El acto se llevó a cabo en el sindicato de los Canillitas que encabeza Omar Plaini, quien agradeció la gran concurrencia al evento, y luego Alicia Pierini, ex defensora del Pueblo de la Ciudad, quien leyó el documento luego firmado por los laudatistas.

“Esto es una red de personas que viene de distintos sectores. Queremos confluir con otras redes que están trabajando el Laudato Sí. Es un desafío para nosotros  y queremos salvar a la humanidad de su propia autodestrucción”, precisó el legislador porteño de Bien Común y titular de La Alameda, Gustavo Vera.

Héctor y Rodolfo Daer juntos, el intendente Katopodis, y los empresarios Pepe Albistur y Federico Cuomo

Héctor y Rodolfo Daer juntos, el intendente Katopodis, y los empresarios Pepe Albistur y Federico Cuomo

Vera, uno de los que encabeza el grupo de Laudatistas, aclaró que no son una cofradía, como se los intentó catalogar, sino que trabajan “en red y haciendo política, porque justamente el Papa Francisco dijo que él hace política, porque es la más alta caridad como lo señaló Pablo VI. Política por los valores universales de la humanidad.

Por su parte, el senador de Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas, indicó: “Venimos a decir que la unidad es superior al conflicto. Fue el general Juan Domingo Perón quien vino a plantear la Concertación”.

“El Laudato Sí se pone encima de todos, va por el gran llamado dramático, por la unidad nacional y la vida, para cuidar la casa común, por el calentamiento global . Entendemos que los diez puntos presentados en el documento son los esenciales”, agregó “Pino” Solanas.

Por último, el diputado nacional y ex gobernador bonaerense Felipe Solá remarcó que “se recurre a Perón para una unidad nacional, no por una litúrgica peronista” y añadió que esta “es una red de confianza por ideas y sentimientos”.

Habla Vera a su lado Solá y Plaini

Habla Vera a su lado Solá y Plaini

El siguiente es el detalle del documento que firmaron los “Laudatistas”:

“Ponernos la Patria al hombro”. Declaración del Bicentenario.

Al Pueblo Argentino

A todos los hombres y mujeres de buena voluntad

LA ETAPA ACTUAL

Interpelados como nunca antes en la historia por el destino de la Humanidad y nuestra casa común, y por el despojo del patrimonio argentino, nos convocamos e invitamos a los argentinos a buscar un nuevo comienzo, a realizar la experiencia de una conversión personal y colectiva, emancipándonos de los residuos culturales de una modernidad agonizante basada en el consumismo desenfrenado y el rédito inmediato, que es urgente cambiar en pos del reencuentro con los valores esenciales del ser humano.

Estamos inmersos en una crisis civilizatoria, en el cambio de una época y en una nueva revolución científica y tecnológica sin precedentes. Hay amenazas que asoman vinculadas a nuestra situación geopolítica y a la crisis medio ambiental, así como a los posibles acuerdos de libre comercio (Unión Europea y Acuerdo Transpacífico). Y más grave todavía, la posibilidad de que se incremente lo que el papa Francisco ha dado en llamar la tercera guerra mundial en fases, impulsada por la disputa de territorios y fuentes energéticas.

Estas son las principales manifestaciones de la sociedad del despilfarro. Inmersos como estamos en ese proceso, nos llegan advertencias sobre acciones que buscan involucrar a nuestro País en la confrontación, escenario ideal para la industria multinacional que vive de las guerras y aumenta sus ganancias fabricando conflictos y armamentos.

Como reflejo de la situación global, se está produciendo un brusco cambio en los alineamientos regionales. En coincidencia con ellos, se ha instalado en nuestro País un gobierno en cuyo seno crece una concepción tecnocrática del estado, persistiendo en imponer la teoría del derrame con sus graves consecuencias de concentración económica y exclusión social que ya son evidentes.

En situaciones similares, el Pueblo Argentino alumbró grupos inspirados por el patriotismo y el sentido común, que fueron capaces de realizar la tarea de unificación popular con elevado espíritu de servicio. Las fuerzas dispersas del Movimiento Nacional hoy requieren de una conducción que nos provea la imprescindible estrategia de conjunto y mantenga la unidad de doctrina para los desafíos del presente y del futuro. Este es el propósito al que queremos coadyuvar.

Se impone explicitar y actualizar las causas. Toda refundación se origina en razón de una necesidad y tiene una finalidad. En su retorno definitivo a la Patria y en el marco de una grave crisis, Perón convocó a la unidad nacional de todos los argentinos –trabajadores, empresarios, partidos políticos, artistas, científicos o ciudadanos comunes- para cortar la subordinación neocolonial.

En su histórico discurso del 1° de mayo de 1974, ante el Congreso planteó: “Existen dos únicas alternativas: neocolonialismo o liberación”. Y definió la liberación en lo político, económico, socio-cultural; en lo científico-tecnológico y en la preservación ecológica.

Por el contrario, en la Argentina se profundizó la dependencia, el endeudamiento externo, la desindustrialización, y la entrega de los bienes y recursos propios, al costo de una generación diezmada.

HACIA UNA NUEVA ETAPA

Necesitamos concebir y desarrollar una nueva organización social que encolumne a los militantes y cuadros auxiliares de conducción en la tarea de fomentar el encuentro entre los argentinos, enfrentar la cultura del descarte, luchar por la reconstrucción y defensa de la soberanía nacional y la independencia económica dentro de una comunidad inclusiva donde se pueda convivir fraternalmente.

Es en el “subsuelo de la Patria” donde se asegura el punto de apoyo vital para garantizar la paz y preparar el futuro despliegue de una democracia social y participativa con un Estado democrático que posibilite la revalorización de lo local, y una administración ejercida con ética pública para la integración continental con la Antártida, Islas Malvinas y del Atlántico Sur, y con la Patria Grande profundizando el Mercosur, la Unasur y la Celac.

Convencidos, según nos enseña la encíclica Laudato Si´, de que “el tiempo es superior al espacio”, que siempre “somos más fecundos cuando nos preocupamos por generar procesos más que por ocupar espacios” y que “la grandeza política se muestra cuando, en momentos difíciles, se obra por grandes principios y pensando en el bien común a largo plazo”, nos comprometemos a rescatar el proyecto emancipatorio de Perón, con sus tres banderas fundantes –independencia económica, soberanía política y justicia social-, e incluir como cuarta causa el cuidado de la naturaleza y de la Casa Común.

En consecuencia, nos planteamos las siguientes acciones:

  1. Constituirnos en una comunidad basada en el Modelo Argentino para el Proyecto Nacional de Juan Perón, en la encíclica Laudato Si´ y en el papa Francisco, guía misionero y ecuménico al servicio de la humanidad.
  2. Recuperar la soberanía energética y los recursos estratégicos, revisando las lesivas concesiones petroleras, y el rol de las empresas de servicios públicos, y reconstruyendo los ferrocarriles y la flota mercante.
  3. Redistribuir la riqueza con equidad social, generar empleo registrado y estable e incorporar al tercio de la población “descartada”
  4. Industrializar el país capitalizando la riqueza y el trabajo argentinos. Y para crecer desde lo nuestro, tener una política de desendeudamiento público; fomentar a las economías regionales, y a las Pymes incentivando especialmente su potencial exportador.
  5. Exigir al Estado que garantice la seguridad, luchar contra el crimen organizado, las mafias y el narcotráfico, confiscando los bienes mal habidos en beneficio de la sociedad.
  6. Defender el agua, la tierra y la naturaleza, promoviendo el cambio cultural y la ecología integral.
  7. Desplegarnos como red de redes, vinculándonos con una fluida comunicación, para mantener la unidad de concepción y reunir la masa crítica suficiente con el doble objetivo de promover una conducción y desarrollar una organización de base protegida de la inmediatez política.
  8. Trabajar para conformar el Concejo para el Proyecto Nacional, como lugar de encuentro del conjunto de las fuerzas sindicales, políticas, sociales, productivas y culturales, que forman parte del Movimiento Nacional en su nueva etapa en ciernes.
  9. Propiciar una red de comunidades en base a organizaciones populares, pues a los problemas sociales se responde con redes comunitarias, no con la mera suma de bienes individuales. Una cadena de comunicación que asegure la paz social en el repliegue y constituya la primera línea que ordena la marcha en el momento oportuno.
  10. Y finalmente, convocar a todos los dirigentes políticos y sociales que concuerden con el espíritu de este documento a sumarse a esta gesta, para dejar constituido un método de coordinación.

Porque, como dice el Padre Francisco: “…pensando en el bien común, necesitamos que la economía y la política se coloquen decididamente al servicio de la vida…”





Los Laudatistas presentan el documento “Ponernos la Patria al hombro”

12 10 2016

papa-laudato-2La guía ecuménica del Papa Francisco, sobre todo por su encíclica Laudato Si, inspiración para el nombre de este grupo, y los principios del Modelo Argentino legado por Juan Domingo Perón fue la base para constituir una red de políticos, sindicalistas, empresarios, que en el debate de varias jornadas se pusieron de acuerdo en un documento titulado “Ponernos la patria al hombro”.

La presentación pública de los Laudatistas y su documento es este jueves 13, a partir de las 12 hs, en Venezuela 2365, sede del Sindicato de vendedores de diarios, de la Ciudad de Buenos Aires.

Estarán en la presentación: el diputado nacional y ex gobernador bonaerense, Felipe Solá;  el legislador porteño y titular de la Fundación Alameda, Gustavo Vera; uno de los líderes del Triunvirato de la CGT y diputado nacional, Héctor Daer; el senador nacional, Fernando “Pino” Solanas; el secretario general de los Canillitas y diputado nacional, Omar Plaini; el ex embajador argentino en el Vaticano, Eduardo Valdésel intendente de San Martín, Gabriel Katopodis; el jefe comunal de Merlo, Gustavo Menéndez; el ex diputado nacional, Julián Domínguez; y el empresario Federico Cuomo.

También participarán: la diputada nacional, Cristina Álvarez Rodríguez; el secretario general de SUTERH, Víctor Santa María, el secretario general de Alimentación, Rodolfo Daer; el secretario general de UPCN, Andrés Rodríguez; la ex defensora del Pueblo porteña, Alicia Pierini; y el empresario de publicidad, Pepe Albistur, entre otros.





Emotiva presentación del libro “El Legado” en el Salón Felipe Vallese de la CGT

6 10 2016

veraAnte un salón Felipe Vallese colmado, el senador Fernando Pino Solanas presentó su libro “El Legado” en la CGT acompañado en el escenario por Juan Carlos Schmid (secretario General del triunvirato de la central obrera).

Participaron en primera fila el legislador de Bien Común y titular de la Alameda, Gustavo Vera. También estaba el diputado nacional y sec administrativo de la CGT unificada, Omar Plaini, Pacho O’Donell, Julio Bárbaro, Julio Piumato.

También estuvieron el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, el diputado nacional Facundo Moyano y los ex gobernadores de Santa Cruz y Formosa Sergio Acevedo y el sec gral de UPCN Andrés Rodríguez.  

El escenario elegido (el Salón Felipe Vallese del histórico edificio de la CGT), el contenido del libro, el mensaje de Juan Domingo Perón y la figura indiscutida de Fernando Pino Solanas transformaron el encuentro en acto plagado de emociones y de recuerdos. Como así también el legado del General y el aporte doctrinario que Solanas ha venido realizando desde que filmó aquellas famosas entrevistas a Perón en la década del 70.

“Desde la muerte de Juan Perón, el país navega a la deriva sin un plan estratégico”, dijo Fernando Pino Solanas.

“El último proyecto que se propuso cortar la telaraña neocolonial, fue el suyo. A cuarenta años de su muerte, sus banderas históricas continúan tan vigentes como su convocatoria a la unida nacional. Lo que no pudo destruir la dictadura lo hizo la corrupción y el olvido: su proyecto fue falsificado o reemplazado por el de sus enemigos históricos”, agregó Solanas

Además, prosiguió: “Su figura y sus banderas continúan tan vigentes que el 60% de los argentinos se declaran “peronistas”. Desde la gran Revolución Mexicana, ningún otro gobierno latinoamericano había realizado una transformación tan original y avanzada”.

Solanas llamó también a la unidad nacional y fundamentalmente a construir una alternativa de poder en torno a la doctrina peronista que, dijo “hoy está vigente y necesitamos de ella para consolidar un país justo y soberano”.

Facundo Moyano, diputado nacional y secretario de cultura de la CGT,  señaló que “es muy gratificante que la presentación del libro se haga en esta casa. Por lo más importante es recibir a Pino que ha alimentado la actualización doctrinaria del peronismo. Muchos pretenden matar al peronismo y por eso es importante la película de Pino y este libro que nos permiten absorber los principios de Perón”.

Vicente Joga manifestó: “Pino nos está indicando el camino que tenemos que seguir. Este libro es un faro para quienes tienen la responsabilidad de conducir el movimiento peronista y el objetivo de máxima es la unidad nacional”.

Alberto Rodríguez Saá, por su parte, señaló que “la película es una obra de arte y el libro tiene 20 proposiciones que hizo Pino para entender el peronismo”.

“Gracias Pino -dijo el gobernador de San Luis- por traerlo a Perón con tanta ternura y rescatar la necesidad de la unidad nacional que no supimos entender en aquellos tiempos”.