Hoy el cardenal Poli dará la Misa por las víctimas de Trata y Exclusión

Imagen

Al aire libre, en la Plaza Constitución, esquina av. Juan de Garay y Lima, se instalará hoy jueves 26 de septiembre la carpa misionera y el altar para la misa que encabezará el cardenal primado y arzobispo porteño, Mario Poli. A partir de las 17 horas Poli brindará la misa en favor de las víctimas de trata y exclusión, un modelo de iglesia en salida y callejera que el entonces cardenal Jorge Bergoglio implementó a partir del 2009 junto a la organización Alameda, que encabeza Gustavo Vera, y los cartoneros del MTE, liderados por Juan Grabois.

La duodécima misa “por una sociedad sin esclavos ni excluidos”, es el lema convocante que se enmarca en el “Día Internacional contra la explotación sexual y la trata de personas”, que se conmemora cada 23 de septiembre.

Las actividades comenzarán al mediodía con una animación misionera. A las 14 habrá una muestra por la inclusión, y a las 17 se celebrará la Eucaristía donde las organizaciones aportarán su ofrenda y oración particular.

Esta misa se celebra desde 2008 en apoyo a los esclavos en los talleres textiles y las esclavas sexuales en los prostíbulos.

El entonces cardenal Jorge Bergoglio presidió las celebraciones entre 2008 y 2012. Su sucesor, el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli, encabezó algunas misas sucesivas, mientras que el año pasado fue presidida por el obispo auxiliar para las villas, Gustavo Carrara, y el año anterior por el obispo auxiliar zona centro, José María Baliña.

Los organizadores religiosas y no confesionales a participar es un trabajo en red entre: las parroquias del decanato Boca-Barracas-Constitución, los equipos de sacerdotes para las Villas de Emergencia, las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor, Puerta Abierta Recreando, la Red Kawsay, el departamento de Migraciones del arzobispado de Buenos Aires, el Hogar de Cristo, la fundación La Alameda, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), el Equipo No a la Trata de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, y la Comisión Episcopal de la Pastoral de Migrantes e Itinerantes (CEMI).

El Papa conforta a la familia de Marielle, cuyo asesinato sacude Brasil

Tras el homicidio que conmueve al país sudamericano, el Papa se comunicó telefónicamente con la madre de Marielle Franco, la concejala brasileña y activista por los derechos humanos, acribillada la semana pasada en Río de Janeiro

ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ

CIUDAD DEL VATICANO

http://www.lastampa.it/2018/03/21/vaticaninsider/es/en-el-mundo/el-papa-conforta-a-la-familia-de-marielle-cuyo-asesinato-sacude-brasil-BrOF7UnkoWfODJoXePnhTM/pagina.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

Un gesto de cercanía, en medio del dolor. El Papa ofreció su consuelo a la familia de Marielle Franco, cuyo violento asesinato conmueve por estas horas a Brasil y Latinoamérica. Francisco tomó el teléfono y se comunicó con Marinette, la madre de la concejala del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), famosa defensora de los derechos humanos y responsable de investigar la intervención militar en las favelas de Río. Tuvo para ella palabras de afecto y solidaridad.

Todo ocurrió este martes 20 de marzo. Lo contó la hija de Marielle, Luyara Santos -de 19 años-, a algunas personas después de una misa dedicada a la memoria de la activista, asesinada a tiros exactamente una semana atrás en el centro de Río, mientras se desplazaba en coche tras un debate de mujeres negras.

La comunicación con el Vaticano había tenido lugar algunas horas antes. Con ella, Jorge Mario Bergoglio quiso responder a una carta que le había llegado el lunes 19 y que fue escrita por la propia Santos. En esa misiva, breve pero emotiva, contaba que su madre era muy creyente, que le hablaba siempre del evangelio y le insistía en lo más importante de la vida: el amor.   

El líder católico buscaba hablar con Luyara, pero terminó conversando con su abuela. La llamada fue confirmada por Andressa Caldas, directora del departamento de relaciones institucionales del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur. La noche del martes, escribió un breve mensaje en su perfil de la red social Facebook: “Hoy el Papa Francisco llamó a la familia de Marielle. Gracias Flexa Correa Lopes, Lucas Schaerer y Gustavo Vera por articular ese puente. Es emocionante ver si mueve esa red de amor y solidaridad. Marielle hacía eso. Seguirá haciéndolo. Política con afecto. #MarielleVive”.

De esa manera, Caldas agradeció el vínculo establecido por Vera, referente de la fundación argentina “La Alameda”, activista contra la trata de personas y hombre de confianza del líder católico. Tras algunas manifestaciones de la comunidad afroamericana y brasileña en el centro de Buenos Aires, para protestar por el asesinato de Franco, él entró en contacto con organismos de derechos humanos de ese país. Luego, fungió como puente para que la carta de Luyara Santos llegase hasta la Casa Santa Marta del Vaticano. Y Francisco respondió pocas horas después.

Marielle Franco es ya un símbolo del activismo social y feminista en Brasil. Afrodescendiente, fue ejecutada mientras volvía a su casa. También falleció su chófer, su asistente salvó la vida de milagro. Apenas dos semanas antes, ella había sido designada como responsable de una comisión encargada de investigar y supervisar la intervención militar ordenada por el gobierno de Michel Temer en el estado de Río de Janeiro.

“Nuestra posición de crítica contra las operaciones de policía en las favelas no cambia. El ejército en las calles no es la solución al problema de la violencia y, aún menos, el camino para resolver el homicidio de Marielle”, dijo a la prensa, conmovido, Tarcisio Motta, también él concejal de Río de Janeiro por el PSOL.

Según reportes de la prensa brasileña, la investigación del crimen demuestra que las municiones utilizadas para matar a Marielle formaban parte de unos lotes que la Policía Federal había comprado en 2006 y que fueron usadas, también, en la masacre de Osasco y Barueri, suburbio de São Paulo, en la que murieron 17 personas y, por la cual, fueron condenados tres policías militares y un policía. Los compañeros de partido de Franco apuntan a la hipótesis de un crimen político, mientras el gobierno de Temer afirmó, en una nota, que dará seguimiento al caso.

Monseñor Sanchez Sorondo: “Los trabajadores deben luchar”

«Deben luchar los trabajadores por la dignidad y la justicia. Y seguir la doctrina del Papa que es la doctrina del evangelio», aseguró monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de la Academia de Ciencias del Vaticano, desde la biblioteca del Sindicato de Chóferes de Camiones este sábado 3 de marzo en el marco de una charla sobre los desafíos de la encíclica del Papa Francisco “Laudato Sì”.

Sánchez Sorondo viene de compartir el retiro espiritual del Papa Francisco con la curia. Es el segundo año consecutivo que se sientan uno al lado del otro en estas jornadas de oración y reflexión. Este monseñor argentino es un histórico en el Vaticano. En 1971 viajó al Vaticano y nunca más volvió a residir en la Argentina. Fue de San Juan Pablo II, el Papa polaco quien lo hizo obispo y designó en el cargo de la Academia de Ciencias y Ciencias Sociales. Al cumplir 75 años presentó su renuncia pero el Papa Francisco no se la aceptó y lo ratificó por cinco años en el cargo de canciller en la Academia por la que fueron miembro desde Galileo Galilei y unos 60 premios nobel. Siempre cuenta que el Papa jesuita y argentino le ordenó ocuparse de las nuevas formas de esclavitud y ahí es que comenzó su vínculo con la Alameda, más precisamente con Gustavo Vera amigo de Jorge Bergoglio.

Vera, Sànchez Sorondo y Moyano

“Me impresionó la Fe y el sentido común, el espíritu de familia de los convocados. Veo que siguen los desafíos del Papa y reconocen su importancia en esta coyuntura mundial tan difícil. La Argentina tiene que llevar la bandera del Papa y quien la lleva en estos momentos son los movimientos sindicales”, aseguró el canciller de la Academia de Ciencias quien a sus espaldas tenía un retrato fotográfico de Hugo Moyano tomando mate con el entonces cardenal Bergoglio.

Para cerrar el reportaje fue muy contundente en su mensaje a los trabajadores argentinos. “Tienen que aguantar, resistir, luchar por la propia dignidad, ustedes son quienes deben defender la dignidad del trabajo y la justicia”, y añadió como avizorando el futuro “seguramente esa resistencia, como fue el modelo polaco (por Solidaridad de Lech Walesa, dirigente de Astilleros que luego se consagró presidente) es lo que va a ganar, porque son la mayoría, creo que la forma es no plegarse, resistir, tener claras las ideas y seguir la doctrina del Papa que es la doctrina del evangelio”.