Banderazo vecinal contra «Zona Calma»

El slogan del PRO «Zona Calma» provocó el efecto contrario. Al punto que intranquilizó a los vecinos del barrio de Villa Real que convocan para mañana miércoles 10 de octubre a un banderazo, que recorrerá las calles de este tranquilo barrio conmocionado por la obra de achicamiento de calles llamada «Zona Calma».

La iniciativa del PRO que no fue consultada con los vecinos en una audiencia pública y sin un estudio de rigor de impacto ambiental provocó una organización inédita en este pequeño barrio ubicado al oeste de la Ciudad, en los márgenes de las avenidas General Paz y Beiró.

Más de 60 vecinos se autoconvocaron este lunes en el Club Deportivo Camioneros, ubicado en Víctor Hugo entre Tinogasta y Simbrón, para escuchar a los asesores del legislador porteño de Bien Común, Gustavo Vera, que impulsan con los vecinos y el gremio de Camioneros un amparo para frenar las obras de achicamiento de calles hasta tanto no se cumpla con un estudio de impacto ambiental y una audiencia pública.

De la reunión informativa en el club del Sindicato de Camioneros se llegó a la conclusión que además de las presentaciones judiciales, en la Legislatura y a los funcionarios es necesario involucrar al vecindario en «esta obra que es un negocio para el sector privado con una licitación que alcanza los 14 millones de pesos pero un perjuicio para la circulación del camión de bomberos, camiones, ambulancias o micros escolares», aseguró el abogado Carlos Beizhun e integrante de Bien Común.

El propio Horacio Rodríguez Larreta vivió el fastidio que genera «Zona Calma» en los vecinos de Villa Real la semana pasada en un encuentro en el Club Jorge Newery.

Mientras que en la Legislatura porteña este lunes en la Comisión de Transporte fue votado por unanimidad el pedido de informes al Poder Ejecutivo por las obras llamadas «Zona Calma».

CONTACTO:

15 6621 5919 / 4338-3552

La Policía de la Ciudad a la deriva

El legislador de Bien Común, el partido de La Alameda, Gustavo Vera, presentó un proyecto de declaración para que el Ejecutivo porteño designe «de manera urgente» un jefe en la Policía de la Ciudad, ya que la renuncia de José Pedro Potocar en ese cargo se produjo el pasado 12 de mayo, cuando se le negó la excarcelación al verse involucrado en casos de coimas como principal miembro «de una asociación ilícitas, formada dentro de la fuerza».

Vera sostuvo que ese hecho «resulta inaceptable, puesto que se trata de un área de absoluta sensibilidad como es la seguridad de los vecinos y vecinas de la Ciudad de Buenos Aires».

«Entiendo que como representante de los  ciudadanos es mi deber poner a consideración el presente proyecto de declaración, solicitando al Poder Ejecutivo de la Ciudad, que de forma urgente ponga en funcionamiento el mecanismo que la ley 5688 establece en  el capítulo III y más precisamente en los aetículos 76 y 77», precisó el diputado de la Ciudad.

Días antes de ser detenido, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, determinó suspender como jefe de la Policía de la Ciudad a Potocar y en ese momento asumió como interino el secretario de Seguridad, Marcelo D’ Alessandro.

Sin embargo, ante la renuncia de Potocar, el Gobierno de la Ciudad debe terminar con el interinato y nombrar en forma oficial a un nuevo jefe de Policía.