Bloquean a religiosos y ong en un juicio de trata

13 07 2018

Los jueces del Tribunal Oral Criminal Nº 3 prohibieron el ingreso de referentes religiosos y de la ong Alameda al juicio oral y público sobre los gerenciadores del narco-prostíbulo Stavros de Recoleta. Estos jueces devolvieron el inmueble al dueño que permitió durante una década el sometimiento sexual y el narcotráfico. Mientras la víctima nunca recibió asistencia integral.

Uno de los pocos juicios orales y públicos sobre trata sexual que se desarrollan en los tribunales federales de la Ciudad de Buenos Aires hoy fue vedado al público. Esto no había ocurrido en las anteriores audiencias pero sí este jueves 12 “justo cuando se encontraban referentes religiosos y de la Alameda que estamos preocupados por los destinos de un juicio donde sobrevuela la impunidad”, aseguró Ximena Rattoni dirigente de la Alameda que se encontraba indignada de la actitud de los jueces Andrés Basso, Fernando Machado Pelloni, y Javier Ríos.

Mesa de entrada del TOC N° 3 que bloqueó a los referentes religiosos y ong

Hace dos semanas los magistrados Machado Pelloni y Ríos permitieron que el inmueble donde funcionó por diez años el narco-prostíbulo volviera a los dueños, que recibieron sus ganancias de alquilarle de los imputados por trata sentados en el banquillo de los acusados, Gabriel Nicolás “el Griego” Athanassopoulos y su esposa, Betiana Alles.

“Decimos que sobrevuela la impunidad en este juicio porque tiraron abajo el decomiso de primera instancia dictado en primera instancia por el juez Casanello. Por eso hoy vinimos a apoyar el juicio para que encuentren verdad y justicia. No queremos dejar sola la víctima como si lo hicieron los funcionarios del Estado Nacional y porteño”, agregó Rattoni que se encontraba en la planta baja del edificio en avenida Comodoro Py 2002, barrio de Retiro.

Acompañaban a los miembros de la Fundación Alameda, las pastoras evangélicas Graciela Giménez y Jane Caldcleugh junto a otras integrantes de su Iglesia de Cristo Puente a la Vida, como Enrique Halac Secretario de Culto de la Sinagoga Comunidad Israelita Sefaradí, también Alejandro Salomón de la Mezquita Attauhid, y vecinos de Recoleta.

“Es llamativo el cambio de sala de audiencia porque vimos a uno de los jueces ingresando a la sala SUM donde se venía realizando el juicio, y ni él estaba enterado del cambio a último momento. La excusa que brindaron para no dejarnos ingresar fue que estaban dando datos de la víctima de Stavros. Algo ridículo porque es la misma chica que vino hace un mes a la sede de la Alameda en colectivo con su hijo y su madre y nunca tuvo asistencia integral. Es más ya toda la mafia sabe quien es la única víctima que a través de su madre los denunció en la justicia”, afirmó Rattoni que fue la voz de los referentes religiosos que al retirarse rezaron por justicia y verdad que lejos está de producirse según las palabras de los referentes religiosos que fueron bloqueados.

Los referentes en la puerta de la Sala C donde fueron vetados

El Papa Francisco junto a referentes de todas las religiones en el Vaticano firmaron, a fines de 2014, un acuerdo que considera a las nuevas formas de esclavitud como delitos de lesa humanidad.

Se entiende por esclavitud moderna, el trabajo forzado, la prostitución, el tráfico de órganos, y la trata de personas.

Anuncios




La impunidad sobrevuela un juicio por trata

29 06 2018

Los jueces del Tribunal Oral Federal Nro. 3 devolvieron un inmueble donde funcionó por más de una década el narco-prostíbulo Stravos, en el barrio de Recoleta. Aunque había sido decomisado en primera instancia para su reutilización social. A su vez la víctima no es parte del juicio, no tiene asistencia y su madre como único sostén tiene cuatro juicios comerciales provocados por el tratante y proxeneta. Falta elevar a juicio a un policía y un alto funcionario de Habilitaciones del Gobierno porteño.

El presidente del Tribunal Oral en los Criminal Federal Nº 3, Andrés Basso, no brindó su aprobación pero sí su vicepresidente Fernando Machado Pelloni, y el vocal Javier Ríos decidieron devolver a los dueños el inmueble de Vicente López 2229 que sirvió por más de diez años de narco-prostíbulo en el barrio de Recoleta.

La decisión de los jueces es contradictoria con el artículo 23 del Código Penal que ordena el decomiso de todo inmueble donde ocurra secuestro o trata.

Este artículo fue esgrimido por el juez de primera instancia para resolver el decomiso preventivo. Sebastián Casanello designó al Gobierno de la Ciudad, más precisamente al aérea de Asistencia a la Víctima que reutilice el inmueble con un destino social junto a la Fundación Alameda. Este fallo nunca fue aplicado por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta pese a los pedidos de nuestra organización.

Este antro de la trata sexual, la explotación sexual, el narcotráfico y la coima sobrevivió más de una década con distintos nombres porque era camuflado con la habilitación de bar. Primero lo apodaron Hellas y luego Stravos. Desde hace tres semanas están siendo juzgados en juicio oral los proxenetas y tratantes Gabriel Nicolás “el Griego” Athanassopoulos, junto a su esposa Betiana Alles.

No son los únicos sentados en el banquillo de los acusados por explotar mujeres y traficarlas.

Gabriel Trovato, de la Dirección de Habilitaciones del Gobierno porteño, quien levantaba clausuras de Stravos y que quedó comprobado la amistad con Athanassopoulos con quien compartió tribuna en Brasil durante el Mundial de Fútbol de 2014.

También quedó implicado el policía Damián Vera de la Comisaría Nº 19 cómplice de esta mafia.

LA INVESTIGACIÓN PREVIA AL JUICIO

Fue el 15 de julio de 2016 que el titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal 7 – secretaria nº 14, en el exp. 3893/2016, procesó a los dueños del prostíbulo camuflado como bar Stravos. Fueron imputados del delito de trata de personas con fines de explotación sexual, agravado por la situación de vulnerabilidad de la víctima.

La causa inició en el 2013 en el marco de la declaración bajo identidad reservada de una mujer ante la Fiscalía Especializada en Trata y Explotación llamada PROTEX.

La víctima es una madre soltera que buscaba trabajo de camarera, fue un aviso en el diario Clarín que hizo conocer Hellas y así llegó a este bar que camuflaba un prostíbulo.

El domingo en A 24 Lucas Schaerer denunciando la debilidad del juicio oral

El proxeneta Athanassopoulos hizo de novio, la forzaba a la explotación y al consumo de cocaína para “aguantar el trabajo”. “el griego” conoce muy bien el sistema de sometimiento porque fue durante un tiempo lugarteniente del capo mafia, Raúl Martins, agente de los servicios de inteligencia de la entonces SIDE, que montaron una red de narco-prostíbulos VIP para la extorsión y acumular fortunas. Martins se mantuvo en nuestro país hasta que fue acorralado por el fiscal José María Campagnoli a fines de la década del noventa.

La víctima llegó a nuestra sede hace poco más de un mes junto a su hijo y su madre. En colectivo vinieron a nuestra sede ubicada en el barrio de Parque Avellaneda. Esto demuestra la falta de protección. Sumado a que hace pocos días fue robado su celular.

La desprotección sobre esta familia denunciante provoca que se llega a un juicio con un total desamparo de los denunciantes, con todos los implicados de poder que saben muy bien quien aportó el testimonio que los incrimina en un delito federal de extrema gravedad y además con los jueces que en su primera decisión devuelven el inmueble que sirvió de sometimiento a quienes hicieron la vista gorda durante diez años.

La víctima cuenta como único sostén económico a su madre, de profesión enfermera, quien por presión del proxeneta Athanassopoulos firmó pagares. Esto implica que la quieren ejecutar de cuatro juicios y el embargo de su salario. Que debería haberse declarado nulos pero nunca ocurrió. La falta de asistencia jurídica como ordena la ley de trata nunca fue aplicada.

Al punto que iniciaron la víctima y su madre dos denuncias por coacción, esto para demostrar que los pagarés eran firmados por la madre a cambio de la libertad de su hija. Agregar que estas dos denuncias se hicieron pese a no contar con ningún tipo de asesoramiento jurídico.

La desesperación de la víctima junto a su madre la acercaron a nuestra organización que hizo todos los esfuerzos posibles ante las distintas autoridades nacionales, porteñas y judiciales sin encontrar una real asistencia.

Tampoco han tenido asistencia permanente en lo psicológico, ni laboral.

EL DECOMISO DEL PROSTÍBULO

El 7 de Septiembre de 2016 el juez Casanello decomisó el inmueble aplicando el párrafo sexto del art. 23 del Código de Fondo que establece: “…En el caso de condena impuesta por alguno de los delitos previstos por los arts. 125, 125 bis, 127, 140, 142 bis, 145 bis, 145 ter y 170 de este Código, queda comprendido entre los bienes a decomisar la cosa mueble o inmueble donde se mantuviera a la víctima privada de su libertad u objeto de explotación. Los bienes decomisados con motivo de tales delitos, según los términos del presente artículo, y el producido de las multas que se impongan, serán afectados a programas de asistencia a la víctima”-.

De allí que el juez solicita a la Dirección General de Atención y Asistencia a la Víctima del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que junto a esta ong, y dice textual “elabore una propuesta de utilización provisoria del inmueble de la calle Vicente López 2229, de esta ciudad, para llevar adelante “programas de asistencia a la víctima” (de conformidad con lo normado por el art. 23 apartado sexto del C.P. (Párrafo sustituido por art. 20 de la Ley Nº 26.842 -B.O. 27/12/2012-)”.

Desde la Alameda nunca pudimos articular con la Dirección para la Víctimas.

Por año la gran participación de los vecinos de la cuadra y el barrio que durante varios años mostraron su descontento con los prostíbulos, puntualmente Stavros, al punto de realizar repudios públicos tras organizar el Mapa de los prostíbulos del barrio desde la Iglesia Patrocinio de San José.

Esta voluntad vecinal con el apoyo de las parroquias locales y la Alameda se reflejó en movilizaciones con cientos de vecinos y fuera reflejado en la prensa.

Por ende el contexto de un inmueble decomisado a estas mafias para ser reutilizado por el Estado junto a la ong vinculada a la denuncia y asistencia a las víctimas creemos que contará con una gran aceptación social algo no menor también en la concientización de la ciudadanía para evitar estos delitos que consideramos, al igual que El Papa Francisco, de lesa humanidad.

Se incautan autos de lujo para hacer publicidad pero no se vota el proyecto de ley por decomiso, ni se incauta para la reutilización social en favor de las víctimas de trata.