El Defensor del Pueblo en la Alameda

16 07 2019

Alejandro Amor, el titular de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, visitará la sede de la organización con comedor comunitario, cooperativa textil de ex víctimas de trata y la fundación que lucha contra las nuevas formas de esclavitud.

El Defensor del Pueblo porteño estará en la esquina más antigua del barrio porteño de Parque Avellaneda, en la Comuna 9, que es Av. Directorio y Lacarra. Este viernes 19 de julio, a partir de las 14 horas, Alejandro Amor dará una charla pública en el viejo bar La Alameda, que a partir del 2001 fue recuperado por la asamblea barrial que luego votada su utilidad pública para que funcione como centro comunitario.

Amor hablará en la Alameda puntualmente a las familias que asisten de lunes a sábados al comedor comunitario. Allí le explicará sus derechos. También el defensor del pueblo escuchará y atenderá otras demandas de la comunidad.

La Alameda desde hace casi dos décadas que existe un comedor comunitario, en el primer piso se conformó la cooperativa textil con ex víctimas de trata y trabajo esclavo y en el subsuelo es la Fundación dedicada a la lucha contra las nuevas formas de esclavitud (trata laboral, sexual, trabajo infantil, narcotráfico, tráficos de órganos).





El INTI vacia el Polo Textil para víctimas de trata

21 05 2019

Costureros en la puerta del Polo Textil

Jueces, fiscales y hasta Acción Católica enviaron nota al titular del INTI, Javier Ibáñez, para que no avance en el vaciamiento de la única política pública de reinserción laboral para víctimas de trata y explotación. Los organismos internacionales del Trabajo, OIT, y migrantes, OIM, fueron notificados del retroceso provocado por el gobierno de Cambiemos. 

La OIT (Organización Internacional del Trabajo), la OIM Cono Sur y Argentina (Organización Internacional para los Migrantes), jueces federales, fiscales federal, el Consejo Federal de Trata y hasta Acción Católica están preocupados por el vaciamiento del Polo Textil, en el barrio porteño de Barracas, por ser la primer y única política pública para víctimas de trata y explotación que salieron de talleres clandestinos o prostíbulos.

Nota recibida en OIT

Este retroceso lo encabeza Javier Ibáñez, titular del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), quien retiró a todo su personal técnico del Centro Demostrativo de Indumentaria (CDI), como se conoce formalmente al Polo, que tiene un tamaño de mil metros cuadrados, con 40 costureros y 180 maquinas. 

“Esto significa que los costureros ya no contamos con los técnicos en diseño, arreglo de maquinas, en lo administrativo, para la proyección económica, como  comercial todas aéreas claves para el funcionamiento del Polo frente a una industria que el 80 por ciento produce en talleres clandestinos, con trabajo esclavo, sin respecto de las leyes laborales o el pago de impuestos, con empresas que ganan licitaciones del Estado sin tener empleados o acreditado solo uno, encima todo esto en el marco de la brutal caída del consumo y la inflación que no para”, reflexionó Ezequiel Conde, miembro de la Alameda y una de las textiles en el Polo.

Nota en OIM

Asimismo el INTI retiró de su organigrama al CDI y esto fue justiciado por el propio titular del INTI en una reunión con los costureros. “Ibáñez nos chamuyó con el empredurismo y el sí se puede, pero ellos en los hechos ya dejaron la política pública abandonada, se retira el Estado, entonces tenemos una libertad en realidad falsa, porque nos bloquearon los teléfonos de las oficinas, no nos permiten ir a otros sectores del Polo, y lo único que dejan es un personal de seguridad privada para abrir y cerrar la puerta”, agregó Conde, quien no se olvida que este es el segundo recorte del INTI, el primero sucedió hace dos años atrás con el despido de 256 trabajadores, entre ellos del Polo Textil el delegado gremial y técnico, Néstor Escudero.

Asimismo, la Corporación del Sur, a cargo de Karina Spalla, también se le dirigió una nota por el vaciamiento del Polo Textil, porque de este organismo depende el predio y figuran como creadores de esta política pública, que en su momento fue inédito además por poder unir organismos del Estado nacional, porteño, justicia y trabajadores.

Juez Torres, ascendido a la Corte Bonaerense

Por otro lado, quien puso el grito en el cielo, fue el juez federal porteño que en el año 2008 decomiso la maquinaria de una fábrica esclavista y la entregó en comodato para la ayuda a los costureros.

“El Polo Textil es sanador y da dignidad”, así definió Sergio Torres, que hace días atrás fue ascendido a la Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires. Torres se refirió al Polo Textil de Barracas, en un encuentro del Equipo No a la Trata en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

Asimismo el magistrado, ascendido al máximo tribunal bonaerense, le dirigió una nota al titular del INTI, señalando su “preocupación porque mucha de las maquinas en el Centro son producto del secuestro en el marco de la causa 7.786/08, en el juzgado Nº 12” y de la que “considera de suma importancia que siga el centro bajo un régimen laboral acorde a la ley”.

Fiscales de PROTEX Colombo y Mangano

A la oficina de Ibáñez en el INTI también llegó una nota de preocupación firmada por los titulares de la Fiscalía Anti-Trata. Marcelo Colombo y Alejandra Mangano señalan que el Polo Textil “constituye un espacio de reinserción laboral de personas en situación de vulnerabilidad”, y le recordó las palabras del ingeniero Enrique Martínez, ex presidente del INTI, que dijo el día de la inauguración del Polo “se trata de una planta textil preparada para la instalación de cooperativas de trabajadores costureros”.

Estos fiscales además lograron hace pocos días que se aprobara una nota en defensa del Polo Textil por el Consejo Federal de Trata y Explotación, que va dirigir la misma una carta al Comité de Trata que depende de Marcos Peña, titular de la Jefatura de Gabinete de Ministros.

Los titulares de la Procuraduría sobre Trata y Explotación (PROTEX) señalaron que el INTI también es depositario judicial de las maquinas entregadas por el juzgado federal Nº 4, a cargo de Ariel Lijo, en el expediente 3692/2013 quien expresó en un fallo que “no tiene sentido que las maquinarias secuestradas se mantengan ociosas hasta el momento en que se dicte sentencia definitiva, mientras las víctimas se encuentran desocupadas y sin sustento”.

Por otra parte, Acción Católica Argentina (ACA), dirigió una nota, con la firma de su titular Rafael Corso, al presidente del INTI, donde explica que se reunieron con “trabajadores del Polo Textil y de la Fundación Alameda que nos han relatado que no queda personal técnico que administre la política pública como venía sucediendo desde hacía una década”, y hasta escucharon al “propio juez federal, Sergio Torres, que nos dejó un panorama que nos ha dejado muy preocupados sobre la falta considerable de políticas de Estado para revertir la plaga de la trata, el trabajo esclavo y la desocupación y por ello solicitamos todas las medidas posibles para no dejar el Polo Textil librado a la buena voluntad solo de los trabajadores de las cooperativas si no que el Estado se haga cargo de sus funciones en favor del bien de toda la comunidad y sobre todo los más vulnerables. Como el magisterio del Papa Francisco nos ha enseñado la trata de personas es un delito de lesa humanidad que daña en primera medida a la víctima, pero también a toda la sociedad”.





El gobernador Zamora recibió a Vera

4 02 2019

El titular de la Fundación La Alameda, Gustavo Vera, realizó una visita protocolar al Gobernador de lSantiago del Estero, Gerardo Zamora. También participó el secretario general del Sindicato de Camioneros de Santiago del Estero, Daniel Navarrete.

La reunión fue en el marco de una visita a Santiago del Estero que realizó Gustavo Vera para disertar en la conferencia “Nuevas formas de esclavitud en el siglo XXI” que se llevó a cabo en el paraninfo de la UNSE organizada por el Frente Nacional Multisectorial 21 F a nivel local.





Trata y esclavitud: Informe de la televisión alemana en Argentina

30 01 2019

Fidel entrevistado por Alejandro Rebossio

La cadena informativa internacional Deutsche Welle, de origen en Alemania, a través del periodista Alejandro Rebossio, visitó la textil de La Alameda para entrevistar a un costurero, Fidel, que padeció el abyecto mundo de la trata y esclavitud. Asimismo quedó claro nuestro trabajo de rescate a las víctimas a través de la marca internacional, No Chains. 

En la televisión Argentina este informe es imposible. Claro el presidente Mauricio Macri y su esposa la empresaria textil Juliana Awada vienen arrastrando causas penales por trata y esclavitud antes que sean la pareja presidencial.

Aquí el link del artículo: https://www.dw.com/es/argentina-trata-y-explotaci%C3%B3n-laboral/av-47271709





Los proveedores textiles bajo la lupa

24 01 2019

El cuarto de un taller esclavo

La Alameda presentó un pedido de informe a la Subsecretaria de Trabajo porteña para conocer si los proveedores textiles del Estado tienen sus talleres o fábricas registradas. En la Ciudad ya se suman 10 muertes en diez años de gestión PRO, con más de 3 mil talleres textiles clandestinos con 30 mil costureros reducidos a la servidumbre.

La industria textil en la Argentina tiene uno de los peores récord en cuestiones de derechos humanos y laborales. Más del 78 por ciento de la industria, dato reconocido por organismos estatales, judiciales y empresariales, está por fuera de la ley sin ningún reconocimiento básico, y gran parte de estos trabajadores en condiciones de esclavitud.

La Ciudad de Buenos Aires no escapa a esta lógica, y es escandaloso porque tiene todas las posibilidades de revertir el flagelo de la trata y esclavitud.

Primer hoja del pedido de informes

Desde el 2008 la Dirección General de Protección del Trabajo asume las competencias de la Ley 12.713 de trabajo a domicilio, transferidas por el Gobierno Nacional, asumiendo la totalidad de las facultades en lo que a registro, fiscalización y control laboral se refiere de los talleres textiles donde las marcas tercerizan su producción.

En este marco se crea el Registro Dadores de Trabajo a Domicilio y Rúbrica de Documentación Laboral, (vigente desde el 02/05/2008, por la disposición Nº 308-DGPDT), que determina la fiscalización de toda la cadena de producción de la industria textil.

Por ende toda persona física o jurídica, sea dador de trabajo, intermediario o tallerista y que utilice el sistema de Trabajo a Domicilio deben registrarse, inclusive no teniendo su domicilio en la CABA que encomienden trabajo a domicilio a talleres o a personas que estén dentro de la Ciudad.

Pero la contracara de esta resolución es la cruda realidad. Más del 70 por ciento de las empresas o personas jurídicas que ganan las licitaciones millonarias (confección de uniformes de la Policía, para hospitales, etc) de la Ciudad no registran la cantidad de empleados que corresponden para llevar adelante las producciones, y en la mayoría de los casos ni siquiera registran empleados y se dedican a otros rubros.

Por eso mismo, desde la Fundación Alameda se presentó un pedido de informe en la Subsecretaria de Trabajo porteña para ver quiénes de todos estos proveedores del Estado están inscriptos, y por ende si tienen inscriptos los talleres donde confeccionan la importante cantidad de prendas que dicen fabricar.

Es hora de aplicar una reconversión de la industria textil y no es difícil, sólo se debe tomar la decisión de conmoverse ante la trata y la esclavitud de 30 mil personas sometidas en 3 mil talleres textiles clandestinos

Para lograr una sana industria textil el Gobierno porteño debe salir del turbio entramado de los proveedores del Estado, que tan solo pasa por las manos de unos pocos irregulares que ni siquiera se animan a blanquear donde tercerizan.

El cambio de política que puede tomar el Estado porteño va generar más puestos de trabajo, en momentos de desocupación en alza, y nos evitará la vergüenza como el dolor de tragedias evitables, como sucedió este diciembre último donde producto de un incendio en un taller clandestino murió una niña, en el barrio de Mataderos. Que no es la única, en 10 años de gestión PRO llevamos diez niños muertos en la Ciudad de Bs As.

Como bien declaró un representante de la CTEP encargado de la parte textil, estos costureros habían recibido días atrás los cortes del fabricante. ¿Quién era el fabricante? Ahí tenemos que llegar para saber quiénes son los verdaderos responsables y dejar de cortar por el hilo más delgado.





G-20: Un monumento a la hipocresía que no escucha el clamor de los pobres, ni de la tierra

2 12 2018
Análisis de Gustavo Vera, titular de la Alameda y del equipo de coordinación del frente nacional Multisectorial 21 F, respecto al documento final del G-20 en nuestro país.
“La declaración del G-20 es un catalogo de generalidades que no establece ningún plan de acción concreto ante los temas más urgentes que enfrenta la humanidad.  Nos hablan de un desarrollo del mundo de ficción en supuesto “crecimiento” que omite que el 80 % de la población mundial son pobres y excluidos y  que lo único que “crece” es la especulación y un puñado cada vez más pequeño de multimillonarios; que ignora a los millones sometidos al trabajo forzado o las llamadas nuevas formas de esclavitud; que no fija ningún plan de acción puntual ante el calentamiento global y acepta irresponsablemente que Estados Unidos rompa con el acuerdo de París dando así lugar a que nadie lo cumpla; que omite reconocer lo que crece la desocupación ante el desarrollo tecnológico cuando el mismo está al servicio del lucro y no del bienestar de los seres humanos; que no dice palabra alguna de los paraísos fiscales , ni establece ningún mecanismo real de cooperación internacional en salvaguarda de los países menos desarrollados que no sea el endeudamiento y el ajuste sin fin.
La declaración es un monumento a la hipocresía en el que se repiten lugares comunes y vagos objetivos que suenen “políticamente correctos”, pero no se establecen medidas puntuales ante los principales flagelos de la humanidad y la casa común.
El temblor que precedió a la cumbre y el que afectó a parte de los Estados Unidos ayer o las movilizaciones en París contra el ajuste, quizás sean el llamado de atención más sensato dentro de la insensatez de los líderes mundiales que nos hablan de un mundo de fantasía mientras cada vez tenemos un planeta más injusto, menos inclusivo y menos sustentable.
La encíclica Laudato Si del Papa Francisco nos puede aportar luz en el camino de la lucha de los pueblos para construir sociedades justas, inclusivas y sustentables de verdad. Poniendo en el centro a los seres humanos y no al dios dinero. Planificando desde los gobiernos que representan al pueblo que el desarrollo tecnológico beneficie al conjunto y no a unos pocos, mientras descarta trabajadores. Garantizando que los gobiernos de  los pueblos prioricen el acceso a la tierra, el techo y el trabajo para todos sus habitantes como piso esencial de la dignidad. Y restableciendo la armonía entre la humanidad y de esta con la Casa Común”.




Robaron el Mapa del Delito

9 01 2018

Rodríguez Larreta capturó el mapa de los vecinos y luego depuró

El jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta borró de su Mapa del Delito toda denuncia de los vecinos sobre narcotráfico, trata sexual, prostíbulos, talleres textiles clandestinos, desarmaderos de autos, juego clandestinos y hasta trapitosLas Zonas Liberadas siguen garantizadas en este nuevo camuflaje del viejo pacto de omertá (código del silencio de la mafia italiana) que se convirtió la Policía de la Ciudad y que históricamente construyó la Policía Federal y los servicios de inteligencia de la ex SIDE.

El Mapa del Delito fue primero robado y luego depurado. Sin tapujos el 21 de diciembre, el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, junto a su ministro de Seguridad y Justicia, Martín Ocampo, decía ante los medios de prensa que habían construido el primer Mapa del Delito de la Ciudad. Con este anuncio provocaron dos cortocircuitos, al interior de su propio gobierno y hacia la sociedad.

Por parte del Ministerio Público Fiscal porteño, por lo bajo en las oficinas y en los cafés del microcentro, desmentían esta afirmación que es el primer Mapa del Delito. Es cierto que es más accesible. Pero todos los años el Ministerio Público Fiscal en manos de Germán Garavano (actual Ministro de Justicia Nacional) hace años venían imprimiendo en formato libro las estadísticas de las denuncias barrio por barrio, comuna por comuna.

El primer desacierto de Rodríguez Larreta y Ocampo (quien también fue Fiscal General de la Ciudad) por no haber reconocido el trabajo de Garavano, uno de sus hombres nacido en las inferiores del gobierno de Mauricio Macri.

Ministro Ocampo responsable de omitir el delito mafioso

OMITEN LOS DELITOS MAFIOSOS

“Por primera vez tenemos todos los delitos denunciados”. Anunciaba Rodríguez Larreta y reproducían los medios. El propio mapa y la realidad lo desmienten. Porque en este Mapa del PRO sólo figura homicidios, robos y hurtos. Nada dice, lo borraron adrede, sobre narcotráfico, narcomenudeo, transas.

Es llamativo que este nuevo Mapa no deje constancias, por citar un caso muy evidente, los miles de sumarios policiales iniciados sobre el narcotráfico instalado en la Villa del Bajo Flores, donde todos los años se producen allanamientos y decenas de causas penales.

Este depurado “Mapa del Delito” omite cualquier bunker, kiosco, bar, pool, boliche, donde se venda cocaína, pasta base, éxtasis o marihuana a lo largo de todos los barrios de la Ciudad de Buenos Aires.

Otro de los delitos de gran preocupación de la ciudadanía es la trata sexual y los prostíbulos. La esclavitud sexual no aparece en el Mapa del Delito de Larreta y Ocampo. Es evidente su ocultamiento del millar de prostíbulos judicializados instalados en la Ciudad de Buenos Aires por lo que se han producido decenas de cámaras ocultas, rescate de víctimas, hasta incautaciones de los inmuebles tampoco aparecen en este “Mapa del Delito”.

Las razones ocultas del jefe de Gobierno y su ministro en Seguridad han producido un Mapa que tampoco mencionan los talleres textiles clandestinos y la trata de personas para la industria de la moda.

Nada se menciona en la Ciudad que el PRO gobierna hace una década de los 3 mil talleres textiles clandestinos, con dos grandes tragedias con menores muertos en incendios y que produce por año 2 mil contagios de tuberculosis entre las 30 mil personas reducidas a la servidumbre.

La lista de delitos ligados al crimen organizado que fueron borrados por Larreta y su ministro Ocampo es más extensa. El juego clandestino, los desarmaderos de autos y hasta los llamados trapitos están denunciandos en cientos de sumarios iniciados en las 54 comisarias, pero no existen en el tan anunciado moderno Mapa del Delito.

Los jefes policiales también saben que este Mapa fue “depurado” de los delitos de la que ellos mismos hacen recaudación para nutrir las cuentas bancarias y bienes a familiares o testaferros, de ellos mismos y de miles de funcionarios de los tres poderes del Estado.

EL Mapa de los vecinos, la Alameda en las iglesias

EL MAPA DEL DELITO SIN CENSURAS

El Mapa del Delito sin recortes, ni omisiones, fue confeccionado por primera vez en el 2008 en pleno barrio de Constitución. Esta articulación de vecinos con la Alameda fue posible por la lucha pública contra los talleres textiles clandestinos y los prostíbulos. El método de la cámara oculta, el escrache callejero a estos tugurios mafiosos, la denuncia penal y mediática había generado tanto impacto entre los vecinos rodeados de mafia que ellos mismos pidieron en numerosas ocasiones ayuda a la Alameda.

Este método generó algunos resultados positivos, al punto que la experiencia se replicó en otros barrios cada vez que se enciende el reclamo vecinal por la inseguridad.

La Alameda en ese entonces con el respaldo del cardenal Jorge Bergoglio hizo que esa experiencia de construcción del Mapa del Crimen Organizado o el Mapa de las Zonas Liberadas se multiplicara en las parroquias incluyendo también Sinagogas y templos evangélicos.

Esta construcción comunitaria del Mapa del Delito dejó en evidencia que la madre de la inseguridad no es la falta de personas policial en las calles o recursos tecnológicos. Por el contrario es la presencia del Estado mediante policías, inspectores, fiscales, jueces quienes son los garantes de las zonas liberadas.

Quizás una razón de Rodríguez Larreta y su ministro Ocampo por depurar el Mapa del Delito es evitar el dolor de cabeza de mencionar la frase popularizada de “zonas liberadas”.

Está demostrado que la presencia policial (somos la Ciudad con más fuerzas de seguridad en territorio ya que contamos en distintos barrios con Gendarmería, Prefectura, PSA-) ni la tecnología (más de 2 mil cámaras de seguridad estatales y equipamiento a nuevo) hicieron aún descender el reclamo popular por la inseguridad.

Aunque si ha dado resultados más concretos los mapas de las zonas liberadas construido en diversos barrios de distintas clases sociales. Esta comunidad organizada más allá de las diferencias políticas o religiosas han reflejado a lo largo de casi diez años que si no se combate la corrupción de los funcionarios, y si no se nutre de valores a los funcionarios donde el dinero es el objetivo central, el drama de la inseguridad es imposible de terminar o si siquiera reducir.

LA POLICÍA SIN DERECHOS

Las bases policiales (incluyendo al personal civil administrativo) por la nueva Ley de Seguridad porteña siguen bloqueadas en el derecho de sindicalización.

Es rotunda la negativa de los jefes policiales argentinos en replicar la experiencia que sí existe en países de la región como Chile, Uruguay y Brasil. Nadie en cargos inferiores se anima a denunciar las zonas liberadas de los jefes porque saben los aprietes mafiosos en los que terminarían involucrados ellos y sus familias.

No sólo se debe parecer honestos además se debe ser. Y este pensamiento difícilmente aplique al propio ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, quien tiene un proceso judicial en curso porque pagó 4 pesos argentinos cada hectárea que compró en la localidad de Nueva Palmira, República Oriental del Uruguay, o un inmueble en el barrio de Belgrano al costo de 130 mil pesos, según consta en su propia declaración jurada.

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta tiene la oportunidad de revertir su política del ocultamiento de las zonas liberadas y del crimen organizado, y que la próxima presentación del Mapa del Delito refleje los negocios de las mafias que hace décadas en nuestra Ciudad vienen acumulando cada vez más poder, muerte y terror.