Robaron el Mapa del Delito

Rodríguez Larreta capturó el mapa de los vecinos y luego depuró

El jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta borró de su Mapa del Delito toda denuncia de los vecinos sobre narcotráfico, trata sexual, prostíbulos, talleres textiles clandestinos, desarmaderos de autos, juego clandestinos y hasta trapitosLas Zonas Liberadas siguen garantizadas en este nuevo camuflaje del viejo pacto de omertá (código del silencio de la mafia italiana) que se convirtió la Policía de la Ciudad y que históricamente construyó la Policía Federal y los servicios de inteligencia de la ex SIDE.

El Mapa del Delito fue primero robado y luego depurado. Sin tapujos el 21 de diciembre, el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, junto a su ministro de Seguridad y Justicia, Martín Ocampo, decía ante los medios de prensa que habían construido el primer Mapa del Delito de la Ciudad. Con este anuncio provocaron dos cortocircuitos, al interior de su propio gobierno y hacia la sociedad.

Por parte del Ministerio Público Fiscal porteño, por lo bajo en las oficinas y en los cafés del microcentro, desmentían esta afirmación que es el primer Mapa del Delito. Es cierto que es más accesible. Pero todos los años el Ministerio Público Fiscal en manos de Germán Garavano (actual Ministro de Justicia Nacional) hace años venían imprimiendo en formato libro las estadísticas de las denuncias barrio por barrio, comuna por comuna.

El primer desacierto de Rodríguez Larreta y Ocampo (quien también fue Fiscal General de la Ciudad) por no haber reconocido el trabajo de Garavano, uno de sus hombres nacido en las inferiores del gobierno de Mauricio Macri.

Ministro Ocampo responsable de omitir el delito mafioso

OMITEN LOS DELITOS MAFIOSOS

“Por primera vez tenemos todos los delitos denunciados”. Anunciaba Rodríguez Larreta y reproducían los medios. El propio mapa y la realidad lo desmienten. Porque en este Mapa del PRO sólo figura homicidios, robos y hurtos. Nada dice, lo borraron adrede, sobre narcotráfico, narcomenudeo, transas.

Es llamativo que este nuevo Mapa no deje constancias, por citar un caso muy evidente, los miles de sumarios policiales iniciados sobre el narcotráfico instalado en la Villa del Bajo Flores, donde todos los años se producen allanamientos y decenas de causas penales.

Este depurado “Mapa del Delito” omite cualquier bunker, kiosco, bar, pool, boliche, donde se venda cocaína, pasta base, éxtasis o marihuana a lo largo de todos los barrios de la Ciudad de Buenos Aires.

Otro de los delitos de gran preocupación de la ciudadanía es la trata sexual y los prostíbulos. La esclavitud sexual no aparece en el Mapa del Delito de Larreta y Ocampo. Es evidente su ocultamiento del millar de prostíbulos judicializados instalados en la Ciudad de Buenos Aires por lo que se han producido decenas de cámaras ocultas, rescate de víctimas, hasta incautaciones de los inmuebles tampoco aparecen en este “Mapa del Delito”.

Las razones ocultas del jefe de Gobierno y su ministro en Seguridad han producido un Mapa que tampoco mencionan los talleres textiles clandestinos y la trata de personas para la industria de la moda.

Nada se menciona en la Ciudad que el PRO gobierna hace una década de los 3 mil talleres textiles clandestinos, con dos grandes tragedias con menores muertos en incendios y que produce por año 2 mil contagios de tuberculosis entre las 30 mil personas reducidas a la servidumbre.

La lista de delitos ligados al crimen organizado que fueron borrados por Larreta y su ministro Ocampo es más extensa. El juego clandestino, los desarmaderos de autos y hasta los llamados trapitos están denunciandos en cientos de sumarios iniciados en las 54 comisarias, pero no existen en el tan anunciado moderno Mapa del Delito.

Los jefes policiales también saben que este Mapa fue “depurado” de los delitos de la que ellos mismos hacen recaudación para nutrir las cuentas bancarias y bienes a familiares o testaferros, de ellos mismos y de miles de funcionarios de los tres poderes del Estado.

EL Mapa de los vecinos, la Alameda en las iglesias

EL MAPA DEL DELITO SIN CENSURAS

El Mapa del Delito sin recortes, ni omisiones, fue confeccionado por primera vez en el 2008 en pleno barrio de Constitución. Esta articulación de vecinos con la Alameda fue posible por la lucha pública contra los talleres textiles clandestinos y los prostíbulos. El método de la cámara oculta, el escrache callejero a estos tugurios mafiosos, la denuncia penal y mediática había generado tanto impacto entre los vecinos rodeados de mafia que ellos mismos pidieron en numerosas ocasiones ayuda a la Alameda.

Este método generó algunos resultados positivos, al punto que la experiencia se replicó en otros barrios cada vez que se enciende el reclamo vecinal por la inseguridad.

La Alameda en ese entonces con el respaldo del cardenal Jorge Bergoglio hizo que esa experiencia de construcción del Mapa del Crimen Organizado o el Mapa de las Zonas Liberadas se multiplicara en las parroquias incluyendo también Sinagogas y templos evangélicos.

Esta construcción comunitaria del Mapa del Delito dejó en evidencia que la madre de la inseguridad no es la falta de personas policial en las calles o recursos tecnológicos. Por el contrario es la presencia del Estado mediante policías, inspectores, fiscales, jueces quienes son los garantes de las zonas liberadas.

Quizás una razón de Rodríguez Larreta y su ministro Ocampo por depurar el Mapa del Delito es evitar el dolor de cabeza de mencionar la frase popularizada de “zonas liberadas”.

Está demostrado que la presencia policial (somos la Ciudad con más fuerzas de seguridad en territorio ya que contamos en distintos barrios con Gendarmería, Prefectura, PSA-) ni la tecnología (más de 2 mil cámaras de seguridad estatales y equipamiento a nuevo) hicieron aún descender el reclamo popular por la inseguridad.

Aunque si ha dado resultados más concretos los mapas de las zonas liberadas construido en diversos barrios de distintas clases sociales. Esta comunidad organizada más allá de las diferencias políticas o religiosas han reflejado a lo largo de casi diez años que si no se combate la corrupción de los funcionarios, y si no se nutre de valores a los funcionarios donde el dinero es el objetivo central, el drama de la inseguridad es imposible de terminar o si siquiera reducir.

LA POLICÍA SIN DERECHOS

Las bases policiales (incluyendo al personal civil administrativo) por la nueva Ley de Seguridad porteña siguen bloqueadas en el derecho de sindicalización.

Es rotunda la negativa de los jefes policiales argentinos en replicar la experiencia que sí existe en países de la región como Chile, Uruguay y Brasil. Nadie en cargos inferiores se anima a denunciar las zonas liberadas de los jefes porque saben los aprietes mafiosos en los que terminarían involucrados ellos y sus familias.

No sólo se debe parecer honestos además se debe ser. Y este pensamiento difícilmente aplique al propio ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, quien tiene un proceso judicial en curso porque pagó 4 pesos argentinos cada hectárea que compró en la localidad de Nueva Palmira, República Oriental del Uruguay, o un inmueble en el barrio de Belgrano al costo de 130 mil pesos, según consta en su propia declaración jurada.

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta tiene la oportunidad de revertir su política del ocultamiento de las zonas liberadas y del crimen organizado, y que la próxima presentación del Mapa del Delito refleje los negocios de las mafias que hace décadas en nuestra Ciudad vienen acumulando cada vez más poder, muerte y terror.

Sin purga en la Policía de la Ciudad

Horacio Rodríguez Larreta

Horacio Rodríguez Larreta

Horacio Rodríguez Larreta sostiene a la mayoría de los viejos comisarios y subcomisarios de la PFA. De allí que lo presentado como una “reforma” es una falsa noticia. No hicieron más que rotar 31 comisarios y 15 subcomisarios que ahora serán jefes de seccionales. El análisis de los casos más turbios por el legislador porteño de Bien Común, el partido de la Alameda.

«No se puede sostener una nueva policía con los viejos comisarios y subcomisarios de la Policía Federal. La cero tolerancia a la corrupción policial que prometió Rodríguez Larreta no se cumple con estas designaciones de los que no se conocen su patrimonio, ni declaración jurada», aseguró el legislador porteño de Bien Común, el partido de la ong Alameda.

Gustavo Vera, titular de la Comisión de Trata y hace quince años líder de la Alameda, es conocido por sus denuncias sobre la connivencia policial a la trata laboral, sexual y el narcotráfico en la Ciudad de Buenos Aires.

«El jefe de la Policía de la Ciudad, comisario mayor José Potocar, junto al Ministerio de Justicia y Seguridad porteño que encabeza Martín Ocampo, dicen que cambiaron a 51 de los 54 jefes de las comisarías de la Ciudad, sin aclarar que 31 de ellos fueron rotaciones de comisarios que vienen de la PFA traspasada y 15 son subcomisarios que de ser segundos y terceros jefes pasaron a estar a cargo de diferentes dependencias».

Gustavo Vera desde el 2008 que viene realizando asambleas vecinales por parroquias, sinagogas, templos u otras entidades de la comunidad, para confeccionar los Mapa del Delito por barrio o comisaria. De allí su conocimiento sobre varios de los comisarios de la vetusta y corrompida PFA en la llamada nueva policía porteña.

«De los comisarios designados por el PRO de Rodríguez Larreta conocemos a varios por organizar e impulsar los mapas del delito que deja en evidencia las cajas de recaudación ilegal con las zonas liberadas. Por citar algunos casos. Azzolina es el comisario de Belgrano que hace un mes descubrimos por denuncias de los vecinos con un prostíbulo frente a su dependencia en plena av. Belgrano al 200. Otro comisario que no ha trabajado por el bien de la comunidad es Dolcemáscolo un viejo comisario de la PFA que ya en el 2011 tuvo que soportar el repudio de 500 vecinos y fue echado de esa seccional por el asesinato de un hincha de San Lorenzo en Veléz. Este mismo comisario hizo un descalabro cuando pasó por Boedo en la Comisaría 10 donde el delito hizo estragos».

Vera sigue dando detalles de los comisarios cuestionados por los mapas del delito. «Parece ridículo que Tomás Cowes sea ascendido a Director General cuando su paso por la Comisaría 5° en Congreso fue un desastre ya que la complicidad prostibularia es total en esa jurisdicción, lo sabemos por denuncias de vecinos y causas penales que avanzaron con procesamientos en privados ubicados al lado de la seccional que Cowes dirigía».

No todo fueron denuncias contra comisarios corruptos. Es recordado el caso de la policía Nancy Miño Velezquez que en el 2.010 denunció a los jefes de la PFA y la División Trata de Personas. Ella por su denuncia sobre complicidad de los jefes policiales con tratantes de mujeres y proxenetas fue echada de la fuerza y para salvar su vida se refugia durante tres meses en la sede de la Alameda, en el barrio Parque Avellaneda, con protección de fuerzas federales como Gendarmería y Prefectura. Además es recordada la foto del entonces cardenal Jorge Bergoglio junto a la policía denunciante, y a su vez el respaldo de varios diputados nacionales a su persona en una conferencia de prensa en el Congreso. Nancy Miño fue restituida en su cargo luego de una marcha de la Alameda encabeza por Vera al Departamento Central de la PFA en av Belgrano y Virrey Ceballos.

Para el legislador y titular de la Alameda existen dos jefes de circunscripción turbios.

Por un lado, la comisaria Roxana Corbo de la 54 (la última comisaria creada para Liniers y Villa Luro) «fue ascendida a comisario inspector pese a que la zona de Liniers se encuentra liberada desde bandas de pungas que roban a laburantes en las paradas de colectivos, las entraderas a vecinos, pasando por la trata que llega a la terminal de ómnibus, los prostíbulos simulados de bares o parrillas, los narcos y talleres textiles clandestinos».

Mientras que el Claudio De Proenca (estaba en Circunscripción IV) en Circunscripción V (dependencias 25ª, 27ª, 29ª, 31ª, 33ª, 37ª y 51ª) «viene de ser comisario en Recoleta primero en la 17 y luego 19 donde denunciamos decenas de narco-prostíbulos. Este Proenca jamás quiso reunirse con los vecinos y la Alameda en la iglesia a dar explicaciones, y sabemos sus miles de razones».

Por la Comisaría N° 44 donde hace años trabaja la Alameda aseguró el legislador que «sorprende que asciendan a los subcomisarios Gutiérrez y Miguel a responsables de comisarios cuando los vecinos de la jurisdicción 44 cada seis meses realizan multitudinarios reclamos porque las zonas liberadas nunca se terminan para los aguantaderos, las entraderas, y los narcos».

Gustavo Vera recuerda la falta de democratización y transparencia en la negativa de la sindicalización por parte del PRO en la Ciudad. «No quisieron poner en la ley de seguridad el derecho a la sindicalización que podría dar derechos a los escalafones inferiores para denunciar la corrupción de los altos mandos».

Se presentó el Mapa de los Delitos y Crímenes Comisaría 44

La rectora del colegio Perpetuo Socorro, Norma

La rectora del colegio Perpetuo Socorro, Norma, ante el comisario inspector Gavilán y comisario Tejido


Los vecinos de la jurisdicción comisaría 44 se pusieron de pie ante el delito organizado. Esto lo demuestra que un centenar de vecinos de Villa Luro, Villa Real, Versailles, Monte Castro y Liniers interrumpieron su rutina, este martes 1° de diciembre para agruparse en la esquina de Arregui y Bruselas y marchar ante la Comisaría 44 a dejar el Mapa de los Delitos y Crímenes.

saliendo buena

Acompañados por la Fundación Alameda, el cura del Perpetuo Socorro y las monjas de la escuela Perpetuo, los vecinos tomaron la palabra que al igual que un Cabildo Abierto le reclamaron al comisario Inspector Orlando M. Gavilan (jefe de la circunscripción VIII, o sea responsable regional) y al comisario de la 44, Marcelo Tejido que tomen denuncias, que hagan prevención, que hagan más presencia, que combatan la corrupción y los narcos.

También hubo reclamos de la familia de Fernando Sorroche, que fuera asesinado el 16 de agosto en el barrio Kennedy pegado a la cancha de Velez y donde dos patrulleros no intervinieron pese a estar a casos metros de la balacera.

Al megáfono comisario inspector Gavilán, al lado Comisario Tejido

Al megáfono comisario inspector Gavilán, al lado Comisario Tejido

Por otro lado, Lucas Schaerer integrante de La Alameda y nacido y criado en el barrio de Versailles, dio una detallada descripción de los delitos presentados en el mapa recordando la corrupción policial, la violación del año pasado, la presencia de Isabel Dovidensko madre de Cecilia Agüero asesinada en el 2011, los prostíbulos como uno frente a un destacamento policial, los narcos, talleres textiles, desarmaderos, etc.

cartel jueces y fiscales

Asimismo, la rectora del colegio Perpetuo mostró su preocupación por los robos y la venta de drogas alrededor de la escuela; además la monja Norma detallo el mapa que los chicos confeccionaron con 130 robos que sufrieron en los últimos cuatro meses.

El cura Horacio Ortiz ante la comisaría 44

El cura Horacio Ortiz ante la comisaría 44

Por su parte, el sacerdote Horacio Ortiz recalcó la vital participación de los vecinos y la cultura del encuentro como del diálogo para poder erradicar la corrupción, las mafias y los delitos.

El comisario inspector Gavilán como el comisario Tejido recibieron en formato CD el Mapa de los Delitos y Crímenes que quedaron en dar respuesta cuando los convoquemos al salón parroquial de la Iglesia Perpetuo Socorro (ubicada en Alcaraz e Irigoyen).

Tras el 10 de diciembre los vecinos llevaran los mapas ante las entidades nacionales, porteñas y a la justicia.

basta de zonas liberadas

Sigamos activos más allá de las diferencias políticas o religiosas para vivir en paz.mapa de los crimenes