Los curas villeros pidieron “terminar con los muros y la grieta”

16 01 2018

Artículo publicado en el diario Ámbito Financiero 

Primero fue Juan Grabois, uno de los referentes de los movimientos sociales más cercanos al Vaticano, quien cuestionó a Mauricio Macri al sostener que “necesita reafirmarse a partir de la degradación de quienes piensan distinto. Luego fue la Conferencia Episcopal advirtiendo a través de un comunicado que nadie tiene derecho a hablar en nombre de Francisco, concepto que completó luego el titular del organismo Jorge Oesterheld al afirmar que ni la Iglesia es “dueña de la palabra del Papa “.

Ayer fueron los curas villeros los que se sumaron a la polémica en un duro documento firmado por el equipo de sacerdotes de villas de Capital y provincia de Buenos Aires, entre los que se destacan el padre José María “Pepe” Di Paola y los obispos Gustavo Carrara y Jorge García Cuerva.

En el texto aseguran que “las reflexiones que se hacen sobre los pobres y las organizaciones que intentan organizar comunidades y superar la pobreza deben hacerse desde el conocimiento, la cercanía, el amor a los necesitados, pero sobre todo, desde una profunda conciencia de igualdad. Porque, si no, esas reflexiones contribuyen a levantar muros y a cavar grietas. Los muros y las grietas, que son el signo de nuestro tiempo comienzan en la mirada de creerse distinto, de no reconocerse iguales, hermanos”, sostuvieron los curas villeros.

Además alertaron que “históricamente hemos pedido la presencia inteligente del Estado en los barrios populares y facilitado en lo que hemos podido su estar ahí. Hay dependencias del Estado que están junto a nuestras capillas. Es el Estado el que tiene en sus manos las mejores herramientas para esta integración social y urbana, que nuestros vecinos anhelan. Y uno de los caminos concretos es la generación de trabajo para los sectores populares. Donde el Estado no está inteligentemente presente, aparecen las organizaciones criminales que principalmente afectan la vida concreta de los vecinos de nuestros barrios”.

Para Gustavo Vera -el ex legislador que encabeza la organización social La Alameda y otro de los hombres cercanos al Papa– se trata de un “debate absurdo” porque “Francisco habla y se expresa por sí solo, con su palabra y con sus acciones claramente del lado de los más desprotegidos y poniendo límites a los poderosos”. Respecto a la polémica sobre su relación con el Papa, Vera sostuvo que “a esta altura del partido no me jode en lo absoluto, porque la relación de Bergoglio con La Alameda es de muchísimo afecto, de impulsar cosas en común, de colaboración, y no hay que demostrar el grado de afinidad con las banderas que predica el Papa. Es algo que se empezó a construir de lo concreto a lo abstracto, es decir, en la agenda de Francisco figura lo que estaba en la agenda de Bergoglio. Contra las nuevas formas de esclavitud, contra la exclusión, del diálogo interreligioso, de la militancia en las villas para que se urbanicen. Si hay algo que él tiene es una lealtad absoluta a quienes le son leales, y uno debería preguntarse porque elige entre sus amigos a aquellos que renuncian a lo que más precia la sociedad capitalista: el dinero”.

Anuncios




Vera en la Villa 21/24

9 08 2017

Federico Rosale, Ximena Rattoni, Toto Vedia, Gustavo Vera y Pimpi Colombo

Por tercera vez en el marco de la campaña a la PASO, Gustavo Vera, candidato a renovar su banca de legislador, recorrió la villa 21/24 ubicada al costado del Riachuelo en el barrio de Barracas, que integra la Comuna 4.

Gustavo Vera se reunión con el cura villero Toto Vedia, visitó un comedor de ancianos, un centro integral para niños y dejó ofrendas floreales a los villeros desaparecidos en la última dictadura como al pionero de los curas en la villa, Daniel De la Sierra, que sus restos fueron sepultados en el año 1998 por gestión del entonces cura en la villa Pepe Di Paola.

Gustavo Vera, que encabeza la lista de legisladores de Honestidad y Coraje, fue acompañado por la segunda candidata a diputada nacional María Lucila “Pimpi” Colombo (ex Secretaria de Defensa del Consumidor y líder del gremio de Amas de Casa), la tercer candidata a legisladora porteña, Ximena Rattoni (miembro del gremio del Gas y Sec Adjunta de la CTA-A) y por Federico Rosales que ocupa el séptimo lugar en la lista de legisladores y vive en la Villa 21/24.

Los candidatos se reunieron en la esquina de Iriarte y Luna para luego visitar el comedor de ancianos Madre Teresa de Calcuta, el Centro Integral para Chicos El Alfarero, como la Iglesia Caacupé donde dejaron una ofrenda floral al padre Daniel de la Sierra (cura español uno de los primeros curas villeros en la 21/24 exiliado en la última dictadura en su país de nacimiento y luego su retorno en el año 98 sus restos en la iglesia) también flores a los detenidos-desaparecidos villeros.





Curas villeros: “a Juan Viroche lo mató la mafia que él denunció”

20 10 2016

curas-villeros

Los curas villeros dieron a conocer un comunicado en el que remarcaron que al cura de La Florida Juan Viroche “lo mató la mafia que él denunció y por la cual fue amenazado”.

En ese sentido, encabezados por el padre José María “Pepe” Di Paola, en el texto se remarcó que “la mafia es como una mancha de aceite que lo invade todo y no hay institución a la que no pueda alcanzar”, al tiempo que pidieron que no se confunda “la mafia del narcotráfico con dos pibes jóvenes que usan visera”.

El siguiente es el comunicado que dieron a conocer los curas villeros:

“El jueves 6 de octubre al mediodía rezamos junto a otros sacerdotes, en el Santuario de San Cayetano de Liniers, la Misa por el padre Juan Viroche.

“En Santuarios como el de San Cayetano se ponen en juego los valores más queridos por el pueblo argentino, en este caso: “Paz, Pan y Trabajo”. Este es un lugar simbólicamente muy fuerte, ya que allí se atesora el deseo que tiene nuestra gente de “vivir bien”.

“Sin embargo, las mafias que se han ido conformando en nuestro país se organizan desde otra lógica, el “pasarla bien”. Están detrás de la trata de personas y del narcotráfico por nombrar dos ejemplos, pero hay más. Las mueve el deseo de acumular dinero, sin importarles que esté salpicado de sangre inocente. Sin importarles el dejar hipotecadas vidas de niños y niñas, adolescentes y jóvenes.

“A medida que pasan los días crecemos en la certeza de que al padre Viroche lo mató la mafia que él denunció y por la cual fue amenazado.

“La mafia es como una mancha de aceite que lo invade todo, no hay institución a la que no pueda alcanzar. Y le seduce todo lo que de alguna manera detente poder. Por consiguiente no confundamos la mafia del narcotráfico con dos pibes jóvenes que usan visera.

“La mafia busca complicidades a través de la corrupción. La corrupción es proselitista, crece, contagia, se justifica y llega un tiempo en el que se terminan sacrificando al dios dinero las convicciones de toda una vida, amistades, la propia familia.

“Con una mirada creyente podemos decir que todos tenemos pecados, lo que no podemos permitirnos como sociedad es dialogar con la tentación de la corrupción en sus distintas formas. Si lo hacemos estaremos aportando el caldo de cultivo para que se consoliden las mafias en nuestra querida Patria.

“Hoy queremos enviarle un sentido saludo a la familia, a la comunidad parroquial y a los barrios donde el padre Juan ejerció su ministerio sacerdotal. Y un fuerte abrazo a todo el clero de Tucumán que ha perdido un hermano.

“Y celebrando con alegría la canonización del Cura Brochero –cuyo modelo sacerdotal, nos interpela e inspira–, renovamos el compromiso pastoral con nuestros barrios, con el anhelo de que a través de nuestras obras nuestro pueblo sepa que comprendemos su dolor.

16 de octubre de 2016

“P. José María Di Paola, villa La Carcova, 13 de Julio y Villa Curita. Diócesis de San Martín

Gustavo Carrara, P. Nicolás Angellotti, P. Eduardo Casabal, villa 1-11-14. Arquidiócesis de Buenos Aires

Lorenzo de Vedia, P. Carlos Olivero, P. Gastón Colombres, villa 21-24 y Zavaleta. Arquidiócesis de Buenos Aires

Guillermo Torre, P. Martín Carrozza, P. José Luis Lozzia de la Villa 31. Arquidiócesis de Buenos Aires

Domingo Rehin, villa Lanzone, Villa Costa Esperanza. Diócesis de San Martín

Juan Manuel Ortiz de Rosas, San Fernando.  Diócesis de San Isidro.

Basilicio Britez, Villa Palito, Puerta de Hierro, San Petesburgo y 17 de Marzo. Diócesis de San Justo

Franco Punturo, Villa 20. Arquidiócesis de Buenos Aires

Sebastián Sury, P. Damián Reynoso, Villa 15. Arquidiócesis de Buenos Aires

Pedro Baya Casal, P. Adrián Bennardis, Villa 3 y del Barrio Ramón Carrillo. Arquidiócesis de Buenos Aires

P: Javier Klajner, P. Sebastián Risso y de la Villa 6. Arquidiócesis de Buenos Aires

Alejandro Seijo, Villa Rodrigo Bueno. Arquidiócesis de Buenos Aires

Rodrigo Valdez, P. Mario Miceli, Villa Playón de Chacarita. Arquidiócesis de Buenos Aires

Andrés Tocalini, Villa los Piletones. Arquidiócesis de Buenos Aires

Juan Isasmendi, Villa Trujuy. Diócesis Merlo-Moreno.

Nibaldo Leal, V. Ballester. Diócesis de San Martin.

Eduardo Drabble, Santuario San Cayetano. Arquidiócesis de Buenos Aires.

Carlos Morena, Ángel Tissot, Mario Romanín, Alejandro León, Juan Carlos Romanín. Salesianos. Villa Itatí. Don Bosco.

Hernán Cruz Martín. Barrio Don Orione – Claypole. Obra Don Orione.

Dante Delia. Villa Borges. Diócesis de San isidro.

Antonio Mario Ghisaura. Villa Tranquila. Diócesis Avellaneda- Lanús”.