Vera unió a Moyano, Micheli y Palazzo

27 03 2017

Vera, Micheli, Moyano y Palazzo

El legislador de Bien Común, el partido de La Alameda, Gustavo Vera, reunió a los referentes de la CGT, CTA-A y CFT más representativos bajo el lema “El movimiento obrero frente al ajuste”.

El también titular de La Alameda fue el organizador de la charla en la Legislatura porteña que tuvo como oradores al secretario general de la Asociación Bancaria y la Corriente Federal de los Trabajadores, Sergio Palazzo; el secretario general Adjundo de Camioneros y del concejo directivo CGT, Pablo Moyano; y el secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina-Autónomos (CTA-A), Pablo Micheli.

En la presentación del encuentro, llevado a cabo en el Salón Juan Domingo Perón, Vera señaló que se vive “un momento de gran ebullición e incertidumbre por las medidas que está tomando el Gobierno” y por eso quería “escuchar en boca de los referentes sindicales cuál es el diagnóstico que tienen sobre la situación del país y del movimiento obrero”.

“Estamos muy contentos que Pablo Moyano, Pablo Micheli y Sergio Palazzo estén acá, porque honran la lucha del movimiento obrero. Son la brújula, el GPS de una lucha muy importante que se viene y en la que necesitamos la unidad del movimiento obrero“, precisó el diputado de Bien Común tanto en la apertura como en el cierre de la charla.

Asimismo, Vera reveló una conversación con el Papa Francisco. “Al Papa le dije que tenía que recibir a Pablo porque es el primero que llega y el último en irse de la CGT, porque él es el corazón de los paros y no podía no recibirlo”.

En la apertura de su intervención Pablo Moyano elogió la donación salarial del legislador Gustavo Vera. “Donó parte de sueldo, llegó al millón de pesos. Seguramente ese dinero va a estar bien administrado por comedores, iglesias y otras entidades a las que vos ayudas. Ojala que muchos diputados, intendentes, gobernadores o el mismo presidente de la Nación siguieran tu ejemplo. No sería una solución, pero ayudaría a muchísimos argentinos que están pasando un mal momento”, afirmó el referente de los camioneros.

Además, agregó Moyano que “es sistemático que cada Gobierno que asume ataca al movimiento obrero, tratando de bajar o modificar los convenios”, al tiempo que agregó que con esa actitud “no atacan al dirigente gremial sino que lo hacen para perjudicar a los trabajadores”.

“El primero fue el doctor Alfonsín con la famosa “ley Mucci” que apuntaba a rebajar los convenios. Luego vinieron los diez tristes años del menemismo, en el que la trajo la reforma laboral, lamentablemente apoyada por muchos sindicatos y dirigentes gremiales. Después llegó la Alianza con la ley Banelco, que todos sabemos como terminó y que apuntaba a modificar los convenios colectivos de trabajo”, precisó Moyano.

En ese sentido, añadió: “Después llegó la segunda etapa del kirchnerismo, donde se negaba la realidad, nose atendían los reclamos gremiales, hubo cinco paros pidiendo que se modificara el impuesto a las Ganancias y nunca dieron quórum para tratar de modificar una ley que ataca a millones de argentinos. Y ahora, hace pocos meses, Macri dijo que se deben modificar y modernizar los convenios de trabajo”.

Además, Moyano se refirió al encuentro que mantuvieron en su momento funcionarios del Gobierno y miembros y referentes de la CGT.

“Yo participé del diálogo social con algunos dirigentes de la CGT y con algunos funcionarios y se habló de cualquier cosa, de fútbol. Porque ellos ignoran y odian a los trabajadores. El presidente Mauricio Macri desprecia a los trabajadores y ama a los empresarios. Eso fue para la foto, nunca se acordó nada. Firmamos el bonito de fin de año de 2 mil pesos porque sabíamos que no iban a cumplir “, reveló el líder de Camioneros.

Fernando Spinoza, líder del PJ Bonaerense

Además, Moyano anticipó que el gremio que encabeza fijó “un piso del 30 por ciento para estas paritarias” y criticó a aquellos sindicatos que ya cerraron acuerdos en porcentajes similares a los que pide el Gobierno.

“El objetivo es simple: no al techo salarial, no a los despidos y que se baje la inflación. Sé que hubo dirigentes que arreglaron paritarias por un 20 por ciento en dos cuotas, bueno que le rindan cuentas a sus trabajadores. En nuestra organización hemos fijado como piso un 30 por ciento y vamos a pelear y lo vamos a defender como sabemos los camioneros”, advirtió.

También el referente de la CGT hizo un llamado a la unidad, ya que en el “gobierno anterior hubo cinco centrales, todo para dividirnos, nos quieren llevar a Chile donde no tenemos movimiento sindical, casi que no existe, son 10 gremios por empresa”.

Cuando intervino el líder bancario sostuvo que “está la pérdida de puestos de trabajo y del poder adquisitivo del salario como condicionante de lo que ellos denominaron el mercado laboral”, pero aclaró que “hay otras aristas en la pérdida de puestos de trabajo que se ve en la Argentina”.

“Hoy hay un reconocimiento oficial de casi 200 mil empleos formales que se perdieron en el primer año de gestión de este Gobierno. Esto implica entre dos y tres puestos informales de la economía informal que se pierden. Además, hubo muchos sectores que sufrieron la pérdida de entre un 4 y un 10 por ciento del salario a manos de la inflación en 2016”, señaló el líder gremial de los Bancarios.

Asimismo, precisó que “hay otras caras que tiene el ajuste y es importante que el movimiento obrero empiece a a bucear y una de ellas tiene que ver con el avance tecnológico y la robotización que afectan las fuentes de trabajo”.

“Uno de esos casos lo hablábamos con el amigo Pablo Moyano y que tiene que ver con el envío de tarjetas de crédito que lo hace el Banco Central por sistema. Eso no solo va a impactar en el empleo, sino que también lo hará en la formación profesional del trabajador. Hay que empezarlo a tener en cuenta”, señaló Palazzo durante la charla, que fue presenciada por el presidente del PJ Bonaeense, Fernando Espinoza, y el legislador porteño de la Corriente Nacional de la Militancia, Gabriel Fuks, entre otros.

Además, prosiguió Palazzo: “Nada nuevo están inventando con los proyectos que envió el ministro de Trabajo de la Nación (Jorge Triaca). Son los mismos que en los 90 llevaron a una desocupación récord en Argentina y a una precarización terrible del empleo”.

El líder de la Bancaria explicó que “hay que mirar lo que se denomina la fragmentación social, que busca debilitar los movimientos nacionales y populares que puedan confrontar con este modelo político, económico y social bajo estas circunstancias”.

“La Argentina tiene un movimiento sindical único en el mundo en materia de defensa de los trabajadores y cuando los dirigentes se ponen al frente de la lucha también tiene que ver con la redistribución en el país”, sostuvo Palazzo.

El sindicalista explicó que “todos los proyectos laborales que impulsa el Gobierno o los que circulan alrededor de la flexibilización laboral tienen que ver con recobrar la cultura de los ’90 de la individualidad por sobre lo colectivo, fragmentar al movimiento obrero, dividirlo y estigmatizarlo porque pelea y combate las políticas neoliberales del Gobierno”.

“La idea de ellos es que los trabajadores busquen en su individualidad la solución de sus problema, cuando la solución de todo pasa por lo colectivo. Por eso es importante que ante el avance del ajuste exista, de parte del movimiento obrero la responsabilidad suficiente para entender que debe convertirse en el articulador social de las protestas en la Argentina y pensar un modelo de país más allá de lo reivindicativo”, precisó.

Por otra parte, el sindicalista afirmó que “no queremos desestabilizar al Gobierno, nosotros lo que buscamos es tener un plan contundente de acción” e insistió en que “la gobernabilidad no la tenemos que garantizar nosotros, la tiene que garantizar el gobierno de turno”.

En tanto, Micheli de la CTA Autónoma sostuvo que deben “pelear para modificar esta triste realidad que se está atravesando” y señaló que “hay que sumar fuerzas para construir una unidad”.

Asimismo, consideró que el Gobierno lleva a cabo “una política antisindical y buscan hacerle creer a la gente que todo lo que hacemos en la calle es para desestabilizar al Gobierno”.

GABRIEL FUKS, LEGISLADOR PORTEÑO DE LA CNM

El secretario general de la CTA Autónoma remarcó que “se deben cambiar las ocas de raíz y añadió: “Los trabajadores no queremos ser furgón de cola, sino cabeza de una transformación. Se debe parar con los despidos inmediatamente, que Macri reflote la ley antidespidos que votó el Congreso, que se resuelva un aumento de emergencia para los jubilados, osea que le pague lo que dijo en el programa de Mirtha Legrand, 9 mil y pico”.

“También queremos que se resuelva la paritaria nacional docente y que se termine la persecución contra ellos, porque no se puede demonizar a quienes educan educan a nuestros hijos”, detalló Micheli.

Por último, pidió “paritaria libre y democrática” y si no se cumple lanzó una advertencia: “Gobierno argentino las tres centrales iremos a Ginebra a la asamblea anual, que se hará en junio, a denunciar al ministro de Trabajo (Jorge Triaca) por persecución gremial, por fomentar la explotación de los trabajadores, por la precariedad laboral y la política anticonvenio colectivo”, cerró.

Anuncios




“Que le pongan fecha al paro”

7 03 2017

El legislador porteño de Bien Común, el partido de La Alameda reclamó este martes al Gobierno nacional que “llame a una urgente concertación económica y social con los diferentes actores y que haya un cambio en la política económica”, porque sino “la situación va a tener cada vez más conflictividad”.

Gustavo Vera concentró en av 9 de Julio y Av Belgrano donde lo acompañaron de la Federación de Cooperativas Textiles (FeCooTex), que encabeza Ezequiel Conde, y miembros de su partido. 

Ezequiel Conde y Gustavo Vera

“Se está destruyendo la economía, las Pymes, los puestos de trabajo, hay una inflación a nivel del poder adquisitivo que esta destruyendo los salarios, se pretende poner un techo ridículo a las paritarias, se está presionando y persiguiendo a dirigentes que reclaman como corresponde un salario acorde a la canasta básica”, afirmo Vera.

GUSTAVO VERA Y EL PRESIDENTE DE FECOOTEX, EZEQUIEL CONDE

“La Alameda y Bien Común adhirieron y convocaron a esta movilización para pedir un cambio en la política económica. Estamos pidiendo una urgente concertación económica y social, porque la situación no da para más”,advirtió Vera.

Por último, señaló el legislador porteño que el triunvirato convoque a un paro de 24 horas porque el gobierno tiene que cambiar el rumbo económico”.





7M vamos por trabajo y salario

6 03 2017

La Alameda, su partido Bien Común y su agrupación gremial la Federación de Cooperativas Textiles (FeCooTex) este martes 7 de marzo junto al Sindicato de Camioneros concentramos a las 14 hs, en av 9 de Julio y av Belgrano, en el marco de la movilización anunciada por la CGT. En este contexto nuestro referente, Gustavo Vera, se reunió con Pablo Moyano (Camioneros), Sergio Palazzo (Bancarios) y Pablo Micheli (CTA-A).




Avalan el apriete a los camaristas

3 03 2017
EL CAMARISTA ENRIQUE ARIAS GIBERT 

EL CAMARISTA ENRIQUE ARIAS GIBERT

El repudio por la denuncia penal del Gobierno Nacional contra los camaristas que avalaron el aumento salarial para los trabajadores bancarios fue rechazado por el bloque oficialista con el apoyo del bloque Confianza Pública y Coalición Cívica.

El expediente 119/17 presentado por el legislador de Bien Común, Gustavo Vera, solicitaba “el rechazo y la honda preocupación ante el pedido de juicio político a los camaristas del fuero laboral doctores Enrique Arias Gilbert y Graciela Marino, quienes habían ordenado efectivizar el aumento salarial”.

La votación tuvo 25 votos a favor y 30 en contra (el PRO, los dos legisladores de la Coalición Cívica de Elisa Carrió y uno de Confianza Pública, fuerza que encabeza Graciela Ocaña), por lo que no se concretó el pedido de Vera.

En los fundamentos, el legislador porteño de Bien Común planteaba que “el mencionado pedido de juicio político por parte del Gobierno constituye una clara intención del Poder Ejecutivo de presionar, someter y amedrentar a todo el Poder Judicial, pero en particular al fuero laboral”.

Durante su exposición, Vera sostuvo que “mientras se destruye la paritaria nacional docente, en aquellas en las que se logra un aumento por encima de la estimación dibujada de un 18 por ciento de inflación aparecen estos mensajes muy preocupantes”.

“Los jueces actuaron a derecho y ratificaron la paritaria acordada. Esto ocurre a solo días de una movilización como la del 7 de marzo de la CGT, las CTA, que tiene que ver justo con esto: con paritarias y con la defensa del poder adquisitivo de los trabajadores. Es muy preocupante el doble mensaje del Gobierno, ya que por un lado desarma la paritaria nacional docente y por otro quiere intimidar y perseguir a los camaristas, que no hacen mas que cumplir con la ley”, precisó el diputado de Bien Común.





7M: “Marchamos con Camioneros”

2 03 2017

 

Lflyer-marcha-cgta Alameda, su partido Bien Común y su articulación gremial por medio de la Federación de Cooperativas Textiles (FeCooTex), marchará el próximo 7 marzo junto a Camioneros, en el marco de la movilización anunciada por la CGT.

 “Este 7 de Marzo la CGT juntos a organizaciones sociales y gremiales marcharan al Ministerio de Producción reclamando dentro de otras cosas para frenar la apertura de importaciones, que destruye la industria nacional, los despidos, la inflación, aumento de tarifas y precios zarpados”.

“El 7 de marzo junto a la CGT, las CTA, los movimientos sociales y las Pymes tenemos que unirnos para defender el trabajo y el salario”, sostuvo el legislador de Bien Común, el partido de La Alameda, Gustavo Vera.

Asimismo, Vera precisó que “cada despido es una mujer o un hombre al que le han quitado lo más esencial de su dignidad” y agregó que los mismos “pasan a se descartados del sistema”. 

Veamos algunos datos de la realidad que nos indican el rumbo explosivo al que nos esta llevando este gobierno:

– Protección arancelaria (importaciones que destruyen el trabajo interno): Se redijeron 18.000 restricciones, con lo cual las pymes continúan agonizando, cerrando o suspendiendo compañeros, principalmente rubros como metalúrgico, calzado, textil, juguetes, gráficos, etc son los mas afectados.

Además, hay 15.000 suspensiones en metalúrgicos, que pueden convertirse en despidos ya que no hay ninguna salida. Además, hay 15.000 suspensiones en metalúrgicos, que pueden convertirse en despidos ya que no hay ninguna salida.

-Solo en enero hubo 2000 despidos. En el 2016 se contabilizaron 250 mil despidos en el sector registrado. Si consideramos que cada 1 puesto de trabajo formal, se pierden 2 informales, estamos hablando de mas de medio millón de compañeros despedidos.

-Los precios de los alimentos en los supermercados están mas de 100% arriba que los valores que se encuentran en el Mercado Central. Terrible estafa de parte de los supermercadistas a los consumidores, con el aval gubernamental.

-Aumentos de servicios que van del 36% al 80% en el mejor de los casos aludiendo a la inflación. Pero insisten en que las paritarias deben discutirse con un techo del 18%

Las importaciones de tejidos de punto subió 91% y las de tejidos planos, 60 % el mes de Enero.

La importación de ropa aumentó un 70,7 por ciento en enero frente al mismo mes de 2016.

En este contexto es la importancia de la marcha del 7 de Marzo de la CGT, CTA y organizaciones sociales.

En estos momentos la unidad es mas importante que los conflictos menores.

Por eso es muy importante poder marchar juntos en esta movilización, además de empezar a pensar nuestros propios puntos de reclamos para llevar adelante.

Desde el 2016 más de 20.000 despidos y suspensiones en la industria

En este panorama, si no se logra avanzar con las protecciones frente a las importaciones, sin controlar los precios al consumidor, sin recomponer los salarios a niveles reales de inflación, entre otras medidas iremos inevitablemente a un conflicto social.

Nosotros no somos una isla apartada, y los problemas, que ya cada uno individualmente los viene sufriendo (aumentos de servicios y transportes, gastos escolares, precios en general y la falta de trabajo, etc) nos toca a todos.





El enero más caliente desde 2002

22 02 2017

El legislador porteño de Bien Común, Gustavo Vera, remarcó que “la situación económica y social se agravó tanto en el país” que no recuerda “que durante algún mes de enero la CGT haya acordado una movilización”, a excepción de la crisis de 2001 y en 1986 cuando para ese mes la Central Obrera salió a las calles por “la caída del Austral”.

El también titular de La Alameda sostuvo que “la hemorragia de despidos es imparable” y agregó que “lo que están planteando la CGT, las dos CTA y los movimientos sociales es que el descalabro que se produjo fue porque de las 19.500 posiciones arancelarias que había antes de que asumiera el presiente Mauricio Macri, legítimamente votado, hubo una reducción de más de 18.000”.

vera-mauro-viale

GUSTAVO VERA JUNTO A MAURO VIALE

“Y eso trajo una caída en la producción de mas del 4 por ciento, más de 120 mil despidos reconocidos oficialmente, que son muchos mas, porque si se suman los formales y los informales estamos casi en el medio millón. También la caída de más del 25 por ciento en los rubros del calzado, juguetes metalúrgico, textiles, y ahora el rubro informático”, planteó en declaraciones al programa “Periodistas, un equipo de A24”, que se emite por el canal América 24.

Vera advirtió que “si el Gobierno no convoca en serio,  no para marketing, a una concertación económica y social y no revisa el tema de las posiciones arancelarias y los excesivos aumentos de precios, este modelo así es insustentable”.

Por último, el titular de La Alameda planteó: “¿Qué vamos a hacer con el tema de los despidos en masa que  estamos teniendo en las pymes?”





La unidad en la acción y en el plano electoral

21 02 2017
gustavo-vera-formal

Gustavo Vera

 

El documento del referente de nuestro partido Bien Común que convoca a la unidad en los reclamos y en el plano electoral de todos aquellos que quieren empleo, salario y bajar los precios de los productos.

Por Gustavo Vera

De los $ 21.746 mensuales, una tercera parte ($ 7.323) de la canasta total se destina a compra de alimentos. Los servicios vinculados a la vivienda (gas, luz y agua) y al transporte subieron muy fuertemente. En diciembre de 2015, una familia pagaba por esos servicios $412, en diciembre de 2016 tuvo que disponer de $1.020, un aumento del 147%. Esto implica que estos gastos pasaron de representar el 2,6% del gasto total, a casi el 5 %. Esos servicios seguirán ganando peso porque este año las tarifas volverán a subir por encima de la inflación.

La mitad de la población económicamente activa percibe un salario promedio de $ 8000/10.000. Un 30 % aproximadamente oscila entre los $ 10.000 y $ 25000 y tan solo un 20 % está percibiendo por encima de los $ 25.000. En la práctica esto significa que más de la mitad de la población que trabaja está teniendo serios problemas para llegar a fin de mes. Hay un proceso de endeudamiento en los hogares para alimentos, algo que no se veía hace muchísimo tiempo. Vía tarjetas de crédito o aquellos informatizados recurriendo a préstamos usurarios, cada uno de estos hogares con problemas para completar el mes está generando una bola de endeudamiento que en breve tiempo les significará una espada de Damocles por los brutales intereses y el poco poder adquisitivo.

Por otra parte, el Banco Central ha habilitado disponer del dinero de los ahorristas para financiar la especulación financiera de grandes fondos en la compra de Lebac y esto a mediano plazo puede traer un corralito de facto para los ahorros del único sector de la población que todavía llega holgadamente a fin de mes y más inflación, porque la cancelación de la deuda de los Lebac es equivalente a prácticamente toda la circulación monetaria.

Con los aumentos de esta semana de peajes, gas, nafta, pan y transporte público la pérdida de poder adquisitivo se agrava y el impacto en los bolsillos se lo verá de lleno entre fines de marzo y mediados de abril.

El gobierno persiste en no restituir los aranceles de protección arancelaria (redujo casi 18 mil posiciones), con lo cual las Pymes continúan agonizando, suspendiendo y despidiendo gente. Rubros como la metalurgia, calzado, textiles, juguetes, gráficos , entre otros, son los más afectados y es altamente probable que , por ejemplo, las 15 mil suspensiones en el verano de metalúrgicos se transformen en marzo y abril directamente en despidos y así en los demás rubros.

Solo en enero hubo 2000 despidos de empresas formales. Se ignora el impacto entre sectores informalizados, pero se estima que por cada empleo registrado se pierden dos en negro. 

Durante el 2016 la cantidad de despidos en el sector formal privado llega a 250 mil. Si le sumamos los informales y siendo benignos, estamos hablando de medio millón de personas que fueron descartadas, medio millón de hogares que no tienen ingresos que se suman a las diez millones de personas que no tienen trabajo o están informalizados en condiciones de aguda pobreza..

También persiste en dejar a los formadores de precios establecer los precios de la canasta básica a discreción, lo cual significa que los precios en los supermercados de los alimentos están más de 100 % por encima de los valores en el Mercado Central. Tan escandalosa es la situación que hasta el oficialista Clarín reconoce que productos argentinos en el exterior son hasta 35 % más baratos que en la Argentina.

Una periodista inglesa del diario The Economist acaba de realizar un estudio comparativo entre Inglaterra y Argentina que echa luz sobre la situación: en Inglaterra el salario promedio es tres veces más alto que en la Argentina y los precios de la canasta básica de alimentos son un 72 % más baratos que en nuestro país.

Horacio Rodríguez Larreta justificó el aumento de los peajes entre el 36 % y 80 % con el argumento de que tenían que adecuarse a la inflación. Sin embargo, en las actuales negociaciones paritarias pretenden que los gremios se conformen con un 18 % de aumento, algo que naturalmente rechazan y por eso hay mañana un paro de tres días de bancarios, ayer hubo una gran movilización de los metalúrgicos y es altamente probable que no comiencen las clases.

Sin restituir las protecciones arancelarias, sin controlar los precios e impedir los abusos de las grandes cadenas y sin recomponer el salario a los niveles inflacionarios reales no hay chances de paz social, el conflicto es inevitable y por eso la movilización del próximo 7 de marzo en la que confluirán la CGT, las CTA, los movimientos sociales y las Pymes promete ser una de las más masivas de la que se tenga memoria.

Ante tal nivel de devastación, el pueblo sufriente empuja hacia la unidad en lo social, en lo sindical y en lo político. Tengo la certeza de que se castigará a quien divida en nombre de principiamos. La unidad en la acción es una cuestión de supervivencia del pueblo y no la alcanzan a percibir algunos políticos que ya están anestesiados con sus suculentos sueldos muy por encima de la realidad. La unidad en la acción es la herramienta para discutir en bloque las reivindicaciones urgentes del pueblo y exigir un cambio en la orientación económica que proteja el mercado interno, genere puestos de trabajo, establezca controles e impida abusos de los formadores de precios y avance hacia un país inclusivo.

Por supuesto que la unidad en la acción no significa renunciar a lo que se piensa y se sabe. No es una amnistía para los que tengan prontuarios. El centro de la pelea es poner las banderas del “Laudato Sí” al frente y trabajar por la reconstrucción del campo popular con referentes que sean expresión de la coherencia del decir y el hacer en la construcción del proyecto nacional.

No obstante, mientras discutimos nuestras diferencias dentro del campo popular, hay que enfatizar primero la patria y lo que nos une, que es la defensa del pueblo trabajador incluido y excluido. Para eso es urgente la máxima unidad en la acción.