Zona liberada: robo de medidores de agua

8 06 2018

Los vecinos de la jurisdicción Comisaría 44 coordinados por la Alameda en las parroquias siguen dando a conocer las zonas liberadas.

Esta vez fue noticia que a través de Versailles de Pie (la formación de vecinos, alameda e iglesia) un video que muestra un robo de medidor de agua. Esto ocurrió el martes 5 de junio, a las 3 am, a dos cuadras de comisaria 44, a pocos metros de una cámara estilo domo del Gobierno porteño.

En la filmación se puede ver como un delincuente saca el medidor de agua de casa ubicada en Lisboa al 600 y otro delincuente hace de campana.

Por la mañana varios vecinos amanecieron con las veredas desbordando agua y se contabilizaron 7 medidores robados por las calles de Lisboa, Lascano y Dupuy.

Le exigimos al jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, al ministro de seguridad Martín Ocampo que se hagan cargo y terminen con las zonas liberadas.

Anuncios




Un mapa del delito que omite los cometidos en connivencia con la policía

25 01 2018

nota de Tiempo Argentino

Lo presentaron Horacio Rodríguez Larreta y su ministro de Seguridad, Martín Ocampo, como una herramienta online para que los vecinos de la Ciudad denuncien y sepan dónde ocurren. Incluye robos y hurtos, homicidios y lesiones en hechos viales, pero invisibiliza prostíbulos, talleres clandestinos, puntos de venta de droga y hasta las denuncias contra “trapitos”.

Nota de Gastón Rodríguez publicada por Tiempo Argentino, el sábado 20 de Enero de 2018

https://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/74022/un-mapa-del-delito-que-omite-los-cometidos-en-connivencia-con-la-polica-a?utm_content=buffer7081a&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer#.WmSkuNY5_8M.buffer

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, junto con su ministro de Seguridad, Martín Ocampo, presentaron durante los últimos días de diciembre lo que llamaron el primer Mapa del Delito, “con datos actualizados que permitirán relevar la dinámica criminal en los diferentes barrios y su evolución mensual” y, de paso, acabar con el “apagón estadístico” de los últimos años.

En esta primera versión, aclararon los funcionarios, fueron incluidos sólo los hechos registrados como de “mayor impacto en la vida de las personas” (homicidios dolosos, homicidios y lesiones por siniestros viales) y los de “mayor ocurrencia” (robos y hurtos, sin considerar los que fueron calificados preliminarmente como tentativas o frustrados por la fuerza policial).

Pero pese a los argumentos oficiales, vecinos y organizaciones sociales critican que, convenientemente, fueron “invisibilizados” aquellos delitos que gozan de protección policial o que, por acción u omisión, dejan “mal parado” al Gobierno de la Ciudad.

“Este depurado Mapa del Delito omite cualquier búnker, kiosco, bar, pool o boliche donde se venda cocaína, pasta base, éxtasis o marihuana a lo largo de todos los barrios de la Ciudad. Además, es llamativo que no deje constancias, por citar un caso muy evidente, de los miles de sumarios policiales iniciados sobre el narcotráfico instalado en la villa del Bajo Flores, donde todos los años se producen allanamientos y decenas de causas penales”, se lee en el comunicado difundido por la organización La Alameda luego del anuncio de Rodríguez Larreta y Ocampo ante la prensa.

Respecto de esas omisiones, desde el gobierno sostienen que no incluye los puntos de venta de drogas para “evitar entorpecer las investigaciones” de la justicia federal. Idéntico argumento usa para los delitos sexuales. “Es para evitar identificar el domicilio del hecho, que suele coincidir con el de la víctima”.

Aun peor que esa escueta explicación es el silencio con respecto a la trata con fines sexuales y los prostíbulos. En octubre pasado, Tiempo publicó una nota denunciando los más de 500 prostíbulos que seguían funcionando en la Ciudad, pese a que ya había pasado un año de la sanción de la Ley 5639 que modificó el Código de Habilitaciones y Verificaciones derogando la figura de las “alternadoras”, que es la manera que tienen los tratantes de encubrir como empleadas a las mujeres que son explotadas sexualmente en locales nocturnos “Clase A”, identificados como whiskerías, cabarets, bares o boliches.

En la lista de delitos “borrados” también se encuentran los desarmaderos de autos, las denuncias sobre “trapitos”, el juego clandestino y los talleres textiles que se sostienen con trabajo esclavo.

Zonas liberadas

Este jueves, Larreta y Ocampo volvieron a mostrarse juntos para anunciar “el nuevo despliegue territorial de la Policía de la Ciudad” como parte del Sistema Integral de Seguridad Pública, por el cual “se asignarán las paradas policiales en base a criterios de densidad y circulación de la población, incidencia del mapa del delito y objetivos específicos de seguridad”. Sin embargo, este “despliegue” novedoso no es otra cosa que el viejo modelo de saturación policial que, en palabras de los especialistas, sólo sirve para mostrar que las autoridades “se están ocupando”, aunque nunca se logre la disminución del delito. Pero no es el único “vicio” enquistado. Para La Alameda, “los jefes policiales saben que este mapa fue depurado de los delitos que generan recaudación para ellos mismos y para funcionarios de los tres poderes del Estado”.

El 25 de abril del año pasado, el por entonces primer y flamante jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, quedó detenido (sólo obtuvo la excarcelación 100 días después con el pago de una fianza) cuando se presentó a declarar ante el juez Ricardo Farías en la causa en la que se lo acusa de ser el jefe u organizador de una asociación ilícita que le cobraba coimas a comerciantes y “trapitos” de Núñez y Saavedra.

El 30 de septiembre pasado, en la previa del partido de Los Pumas contra los All Blacks en el estadio de Vélez, los vecinos filmaron a los “trapitos” ubicando autos sobre la plazoleta Ceferino Namuncurá, a escasos 30 metros de la Comisaría 44ª. La impunidad para cobrar el espacio público se explica porque el jefe de la Comuna 10 es Daniel “El Tano” D’Ipollito, histórico barra de Vélez que supo hacer campaña con Rodríguez Larreta. Todo tiene más sentido al conocer que el actual jefe de seguridad del Fortín de Liniers es Eduardo Capuchetti, casualmente, excomisario de la 44ª. 

Una tarde en “la Siberia”, donde los policías nunca alcanzan

La mujer prácticamente le arrebata el micrófono a Juan Pablo Arenaza, subsecretario de Vinculación Ciudadana del Ministerio de Seguridad y Justicia porteño, agita su bastón y grita: “¡La Siberia dijo basta! ¿Usted sabe qué es la Siberia?”. El funcionario se excusa, dice que es de Pacífico, y se gana la reprobación de unos 200 vecinos de ese rincón de Villa Urquiza, casi todos mayores de 65 años, reunidos en la “milonga” del club Sin Rumbo para conocer cómo funciona el Mapa del Delito, desilusionados por la ausencia del ministro Ocampo y sobrecogidos por la muerte, dos días antes, de Mauro Díaz, de 36, baleado en medio de un tiroteo entre policías y ladrones. La vecina reclama mayor presencia policial y exige que venga Gendarmería: “Les damos hasta el domingo a la noche para que empiecen a patrullar, y si no, la Siberia se levanta”. La aplauden.

Los vecinos hablan de la “ausencia total” de policía, en un barrio donde, en realidad, los efectivos de a pie y las luces de LED azul de los patrulleros de la Policía de la Ciudad parecen omnipresentes día y noche. La cantidad de hombres no sería el problema, sino dónde, cuándo y cómo actúan o dejan de hacerlo. Un comerciante de Núñez y Zado, donde murió Díaz, toma la palabra y dice: “Nuestro barrio era muy tranquilo, pero ahora explotó”. Arenaza promete una próxima reunión de Ocampo con los comerciantes. Arrecian los reclamos de más retenes en los accesos desde la Provincia, más controles de alcoholemia, quejas contra los cartoneros, los pibes que se meten en las plazas ya enrejadas y contra todo lo que huela a pobre. Aún no se sabe si la bala que mató al vecino salió del arma de uno de los tres delincuentes que, tras evadir con un Citroën C4 robado un control en General Paz y Constituyentes, huyeron en su Fiat Uno, o si partió de los policías que los perseguían y que de hecho mataron a un ladrón.

Hasta que otra vecina, Rita, habla de un tipo de delito que no está en el mapa. Dice que tiene miedo de denunciar una casa donde venden droga, a una cuadra de la comisaría, que le cuesta creer que no tenga protección policial. Arenaza la invita a hacer la denuncia en el Ministerio. Un instante después, un solícito joven de camisa celeste (son como 12) se acerca a tomarle los datos a la señora. Otro vecino, Luis, señala lo obvio: que estos delitos “fáciles de denunciar”, robos y hurtos, son los subproductos del crimen organizado, del narco y la trata, ausentes en el mapa. Se pregunta por qué. Le explican que es “para no entorpecer la investigación de la justicia federal”. Vuelve a preguntarse: ¿no será el barrio una “zona liberada”?Ahora todos gritan, pero del laberinto de inseguridad de este barrio como tantos, casi nadie pretende salir por arriba: la invariable respuesta es el pedido y la promesa de mayor presencia policial. Y Arenaza regresa rápidamente a los argumentos habituales: muestra en el mapa que la incidencia de tal o cual delito coincide con esta o aquella villa,  y de paso promete un inventario de casas tomadas, “para ver dónde hay conflictividad”. Los vecinos se retiran en paz.





Trapitos: Zona liberada en la Comuna 10

12 10 2017

La plazoleta repleta de autos

Los vecinos del barrio Versailles nos aportaron las fotos de los autos que los llamados “trapitos” ubicaron de los concurrentes al partido de los Pumas en el estadio de Velez.

D’Ipollito con su padrino político Larreta

Por primera vez la zona liberada fue tan amplia y brutal que se hizo a 30 metros de la Comisaría 44 sobre la plazoleta Ceferino Namuncurá (ubicada en Arregui y Manuel Porcel de Peralta). El comisario Gerardo Rofrano no pudo evitarlo.

Es comprensible esta impunidad para cobrar el espacio público y su mal uso porque el jefe de Comuna 10 es Daniel “El Tano” D’Ipollito, quien antes de asumir en la Comuna fue barra brava de Veléz.

Tampoco es un dato menor que el jefe de seguridad del Club Veléz Sarfield es el ex comisario de la 44, Eduardo Capuchetti.

En Versailles el actuar mafioso de los funcionarios políticos y policiales parece no tener límites.





Video de la zona liberada en Monte Castro

6 09 2017

Aquí el video del robo en un supermercado a plena luz del día y sin importarle al ladrón que lo estuvieran filmando. Esta impunidad en la jurisdicción Comisaría N° 44 se debe a la zona liberada que tras las elecciones se vive con notable aumento de entraderas, los robos de autos y a los comerciantes que registra Versailles de Pie, la organización de vecinos, la Alameda y la iglesia. 

El comisario Gerardo Rofrano (que antes pasó por Constitución Comisiría N° 16) y su inmediato superior el comisionado mayor, Roberto Ahmed, están viendo por la tele como se suceden los delitos sin tomar intervención. 

En sus cómodos despachos Rofrano y Ahmed vieron por Canal 13, Canal 9, Crónica TV y C5N El hecho se produjo el pasado viernes a las 18:50 en un comercio ubicado en la calle Arregui, entre Cortina y Víctor Hugo y partir de un video que difundieron los vecinos de Versailles de Pie y de La Alameda, varios medios periodísticos se dieron a conocer las imágenes.

Este es el segundo video en menos de una semana que trasciende a los noticieros nacionales. El anterior fue un violento asalto a las tres de la tarde una joven ingresando a su casa. Sumado a otras entraderas como en un edificio de av Lope de Vega y también en Villa Real en el pasaje Curuzu Cuatiá.

Las zonas liberadas no son temas que preocupen, y que ni siquiera habla el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tampoco su ministro de seguridad, Martín Ocampo y el secretario de Seguridad que es además jefe de la Policía de la Ciudad, Marcelo D’Alessandro.

Nacimos de la tragedia de los asesinatos de vecinos en contextos de robos y por los altos índices de crimen organizado con el tráfico de personas a prostíbulos o talleres textiles, de drogas, desarmaderos.

Pese a que hemos presentado cuatro veces los Mapa del Delito de la jurisdicción Comisaría 44 no vemos que se combata la corrupción y el delito organizado que existe al interior del Estado.

Nos seguiremos reuniendo en las Iglesias Nuestra Señora de La Salud en Versailles o en el Perpetuo Socorro en Villa Luro como clubes o sociedades de fomento para que la comunidad busque los mejores mecanismos para mejorar.





Vecinos de Versailles presentaron un nuevo mapa del delito

29 01 2017
versalles

COMISIONADO MAYOR AHMED Y COMISARIO DE LA 44 ROFRANO

Luego del crimen del sargento Juan Carlos Lalia el viernes pasado, los vecinos del barrio porteño de Versailles, integrantes de La Alameda y de Versailles de Pie presentaron un nuevo mapa del delito, pidieron justicia por el uniformado muerto y armaron una lista de reclamos para mejorar la seguridad.

El acto se realizó el viernes a las 19:00 en la esquina de la casa del efectivo de la Policía de la Ciudad asesinado por delincuentes en un intento de robo, en Lascano y Avenida General Paz, y  hasta allí llegaron el comisario de la seccional 44 (además abarca los barrios de Villa Real, parte de Villa Luro y parte de Monte Castro), Gerardo Rofrano, y el jefe de Circunscripción VIII, comisionado mayor (en la Policía Federal es el equivalente a comisario inspector), Roberto Ahmed, ya que esa seccional está bajo su órbita.

Entre los pedidos que se hicieron a los jefes policiales figuran: control las 24 horas en todos los cruces de Avenida General Paz, sean puentes o calles; erradicación de los “aguantaderos” de “motochorros”; allanamientos en todos los desarmaderos, camuflados en talleres mecánicos, gomerías  y otros.

Cuando los habitantes enardecidos de ese barrio consultaron a Rofrano y a Ahmed qué novedades había sobre los delincuentes que mataron a Lalia, solo se limitaron a señalar que están “investigando”.

Asimismo, los vecinos criticaron el desempeño de los miembros de la Comuna 10 por su ausencia y remarcaron que el jefe comunal, Daniel D’Ippolito -“El Tano Cufi”-, “es un barrabrava de Vélez”.

“Ya no hay excusas, porque ahora toda la policía está unificada y forma parte de un mismo partido político. Sin embargo, nada cambió porque siguen matando gente y todos vivimos con mucho miedo”, precisó otro vecino durante el acto.

El mapa del delito que presentaron es una versión actualizada del que tiempo atrás habían armado y ahora agrupa  59 entraderas, 41 motochorros y 42 robos en la vía pública, 22 robos de automotores, 15 robo de ruedas.  

mapaversa

MAPA DEL DELITO DE VERSAILLES 2016

Este es el cuarto Mapa del Delito realizado por Versailles de Pie, el nombre de la red que impulsa la Alameda con los vecinos autoconvocados en las Iglesias Nuestra Señora de La Salud y Perpetuo Socorro,

versalles-2

ROFRANO Y LUCAS SCHAERER, MIEMBRO DE LA ALAMEDA Y VERSAILLES DE PIE

Los vecinos criticaron la salida de la Prefectura Naval y de la Gendarmería Nacional de los controles que había sobre todo el corredor de la Avenida General Paz, disposición a cargo de la ministra de seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

“Acá lo que ustedes están haciendo no es un plan de seguridad, es un plan de inseguridad.. Desde que sacaron a la Prefectura de la zona que todo está mucho peor, no se puede ni caminar por la calle”, sostuvo un vecino.

Rofrano y Ahmed no acercaron ningún plan de seguridad y solo prometieron que iban a gestionar la vuelta de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval a los controles de la Avenida General Paz.

En ese sentido, al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, como a su ministro en Seguridad, Martín Ocampo, al Jefe de la policía, José Pedro Potocar, se les venía señalando la ausencia de control policial en todos los cruces de la av General Paz.

El pasado 12 de diciembre de manera arbitraria la ministra de Seguridad  Patricia Bullrich Pueyrredón, dio marcha atrás con la custodia de fuerzas federales en los cruces de General Paz, y hasta el momento los vecinos no recibieron explicación alguna sobre el tema.





Nueva Policía con ascensos turbios

10 01 2017
Comisario Attili en la puerta de la comisaría N° 38

Comisario Attili en la puerta de la comisaría N° 38

Fueron ascendidos comisarios cuestionados por zonas liberadas como el titular de la Comisaría N° 38 del barrio de Flores, apartado tras el asesinato de Brian, la comisaria del barrio de Liniers donde explotó un cohete en el cuadro de Martín Ocampo, y  al comisario del barrio de Once como de Floresta cuestionados a través de los Mapas del Delito de los vecinos y la Alameda. Asimismo serán comisarios mayores jefes de circunscripción cuestionados por las zonas liberadas por parte de sus subalternos. Gustavo Vera además sugiere propuestas para transparentar a la nueva policía porteña que permita bajar la inseguridad.

El legislador porteño titular de la Comisión de Trata, Gustavo Vera, cuestionó a los nuevos ascensos en la Policía de la Ciudad “por ser comisarios ligados a las zonas liberadas que venimos denunciados con los mapas del delito que confeccionamos con los vecinos y el apoyo de distintas iglesias o instituciones barriales”.

Al megáfono el comisario mayor Gavilán en la puerta Comisaría N° 44

Al megáfono el comisario mayor Gavilán

Este lunes 9 de enero, a través del boletín Oficial Nacional, en el marco del convenio de traspaso de las 54 comisarías a la Ciudad de Buenos Aires, con la aprobación del jefe de la Policía Federal Nacional, Néstor Roncaglia, y del subsecretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, se ascendieron a comisarios inspectores (esto significa que estarán a cargo de una circunscripción que controla por lo menos seis comisarias) a comisarios muy cuestionados entre ellos a Alejandro Carlos Attili quien fuera apartado de la Comisaría N° 38 del barrio de Flores por el crimen del adolescente Brian Aguinaco. “Parece una broma de mal gusto el ascenso de Attili quien desde la comisaría 38 se sucedieron tres crímenes en un año alrededor de la seccional e hizo la vista gorda liberando la zona con más de diez prostíbulos, de los narcos y transas como de los 50 talleres textiles clandestinos”.

Gavilán hoy comisario mayor

Gavilán hoy comisario mayor

Asimismo pasó a Comisario inspector, la titular de la más nueva de las comisarias “pero con viejos vicios de corrupción porque la comisaria Roxana Corbo desde la 54 no bajó el delito en el barrio de Liniers que sigue viviendo las entraderas, robo pirañas en banda, la terminal de ómnibus con miles de traficados para los talleres, lo narco-prostíbulos”, aseguró Vera legislador porteño de Bien Común, el partido de la Alameda.  

“El barrio de Once que se encuentra hace años cruzado por una poderosa red mafiosa tuvo de comisario a Valdivia (Héctor Gerardo) ahora ascendido pese a que en octubre de 2013 ya dejábamos en evidencia con los vecinos y la iglesia las galerías con venta de celulares robados, los aguantaderos con narcos, más de diez prostíbulos y decenas de talleres textiles clandestinos”, recordó Gustavo Vera que encabezó reuniones en la Iglesia Nuestra Señora de Balvanera (más conocido por celebrarse San Expedito) o en el entonces Teatro IFT.

Comisaria Corbo de Liniers

Comisaria Corbo de Liniers

Otro de los comisarios conocidos por la Alameda y el legislador es el comisario José Ricardo Celeste, quien a fines de diciembre de 2013 en la Comisaría N°43 del barrio de Floresta recibió en mano tras una marcha que encabezó un sacerdote, una comunera y los vecinos le dejaron el mapa del crimen organizado con más de cien talleres textiles clandestinos, y que en el tema narcotráfico reconocía no tener en ese momento ningún expediente en curso cuando es sabido y lo hicieron saber los vecinos en un reclamo a principios de marzo de 2014 que denunciaron con un nuevo mapa las zonas liberadas alrededor de los colegios para la venta de drogas y los robos de los motochorros.

COMISARIO MAYOR

Por el ascenso a Comisario Mayor, o sea el equipo más cercano al jefe de policía porteño José Pedro Potocar, es cuestionado Orlando María Gavilán (hasta hora jefe de la circunscripción VIII, o sea responsable regional de las comisarias 15ª, 17ª, 19ª, 21ª, 23ª y 53ª) a “Gavilán lo conocemos bien porque estaba el 2 de diciembre en el 2015 frente a la comisaria 44 cuando más de 500 vecinos marcharon con bronca por las zonas liberadas que demostramos con el Mapa del Delito que confeccionamos en las Iglesias Perpetuo Socorro y Nuestra Señora de La Salud. Gavilán luego vino a una reunión en la iglesia donde también participó la comisaria Corbo, las respuestas efectivas fueron muy bajas y las promesas quedaron en vano ya que no pudieron resolver crímenes aún impunes (por ejemplo caso Fernando Sorroche), no desterraron ningún aguantadero de mnotochorros y transas”, afirmó Vera.  

Corbo y Gavilán juntos en una reunión de vecinos

Gavilán toma nota y Corbo a su lado en una reunión de vecinos

El otro comisario mayor recién ascendido por decreto con la firma del presidente de la Nación Mauricio Macri, y de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich Pueyrredón, con el visto bueno de Roncaglia y D’Alessandro, es Jose Jesús Ascona quien fue comisario en la seccional 1 en el microcentro porteño dominada por los prostíbulos de tipo privado, y que en esa época tenía a Potocar de colega en la Comisaría 3. Ascona viene de ser el titular de la Dirección General de Conducción Operativa.

Comisario Celeste

Comisario Celeste

PROPUESTAS PARA MEJORAR

Gustavo Vera aporta propuestas para terminar con las zonas liberadas. “Tenemos que ir a auditorias externas por comisaría, que la nueva policía la encabece un civil, que se pidan declaración jurada del personal de brigada para arriba, subcomisarios, comisarios y demás, y se debe ir por más democracia y transparencia que es otorga la sindicalización para que los policías que no pasan la gorra se separen de los corruptos”, cerró el legislador y titular de la Alameda.  

BOLETÍN OFICIAL CON LAS DESIGNACIONES





Zona liberada por la Comisaría N° 44

24 06 2016

vecinos mejor

Los vecinos ganaron masivamente la calle. Más de 600 vecinos acompañaron la convocatoria realizada por Versailles de Pie, que integra y fundó la Alameda con la Iglesias católicas La Salud y Perpetuo Socorro con vecinos autoconvocados. En este reclamo masivo y pacifico el lunes 13 de junio fue acompañado por los medios masivos de comunicación. La cúpula de la Comisaría 44 a cargo de Osvaldo Tejido junto al jefe de Circunscripción VIII, a cargo de Jorge Monzón recibieron en la vereda a los vecinos pero tuvieron muy pocas respuestas concretas al drama de la zona liberada para entraderas, aguantaderos, motochorros y venta de drogas.

vecinos

No solo quedamos en un reclamo. También pedimos a las autoridades que vengan con una respuesta dos semanas después de la protesta. Invitamos al Ministerio de Seguridad Nacional, a cargo de Patricia Bullrich, y ministerio porteño, a cargo de Martín Ocampo. Se ausentaron. Mientras que sí concurrió Tejido y el subcomisario Diego Gutierrez.

salud2

Más de 120 vecinos se acercaron al salón de la Iglesia Nuestra Señora de La Salud. Los reclamos fueron por los aguantaderos como Nogoya y Ruiz de los Llanos, los robos de autos, los motochorros a los estudiantes de los colegios, la venta de drogas en la Plaza Banff y cámaras, entre otros casos. Y empezada la reunión se acercaron dos comuneras.

Quedaron los vecinos en volverse a ver el lunes 4 de Julio a las 19 hs.

La lucha para terminar con la zona liberada generada por la corrupción continua. 

Comisario Tejido mira a Lucas Schaerer al micrófono

Comisario Tejido mira a Lucas Schaerer al micrófono