Trapitos: Zona liberada en la Comuna 10

12 10 2017

La plazoleta repleta de autos

Los vecinos del barrio Versailles nos aportaron las fotos de los autos que los llamados “trapitos” ubicaron de los concurrentes al partido de los Pumas en el estadio de Velez.

D’Ipollito con su padrino político Larreta

Por primera vez la zona liberada fue tan amplia y brutal que se hizo a 30 metros de la Comisaría 44 sobre la plazoleta Ceferino Namuncurá (ubicada en Arregui y Manuel Porcel de Peralta). El comisario Gerardo Rofrano no pudo evitarlo.

Es comprensible esta impunidad para cobrar el espacio público y su mal uso porque el jefe de Comuna 10 es Daniel “El Tano” D’Ipollito, quien antes de asumir en la Comuna fue barra brava de Veléz.

Tampoco es un dato menor que el jefe de seguridad del Club Veléz Sarfield es el ex comisario de la 44, Eduardo Capuchetti.

En Versailles el actuar mafioso de los funcionarios políticos y policiales parece no tener límites.

Anuncios




Video de la zona liberada en Monte Castro

6 09 2017

Aquí el video del robo en un supermercado a plena luz del día y sin importarle al ladrón que lo estuvieran filmando. Esta impunidad en la jurisdicción Comisaría N° 44 se debe a la zona liberada que tras las elecciones se vive con notable aumento de entraderas, los robos de autos y a los comerciantes que registra Versailles de Pie, la organización de vecinos, la Alameda y la iglesia. 

El comisario Gerardo Rofrano (que antes pasó por Constitución Comisiría N° 16) y su inmediato superior el comisionado mayor, Roberto Ahmed, están viendo por la tele como se suceden los delitos sin tomar intervención. 

En sus cómodos despachos Rofrano y Ahmed vieron por Canal 13, Canal 9, Crónica TV y C5N El hecho se produjo el pasado viernes a las 18:50 en un comercio ubicado en la calle Arregui, entre Cortina y Víctor Hugo y partir de un video que difundieron los vecinos de Versailles de Pie y de La Alameda, varios medios periodísticos se dieron a conocer las imágenes.

Este es el segundo video en menos de una semana que trasciende a los noticieros nacionales. El anterior fue un violento asalto a las tres de la tarde una joven ingresando a su casa. Sumado a otras entraderas como en un edificio de av Lope de Vega y también en Villa Real en el pasaje Curuzu Cuatiá.

Las zonas liberadas no son temas que preocupen, y que ni siquiera habla el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tampoco su ministro de seguridad, Martín Ocampo y el secretario de Seguridad que es además jefe de la Policía de la Ciudad, Marcelo D’Alessandro.

Nacimos de la tragedia de los asesinatos de vecinos en contextos de robos y por los altos índices de crimen organizado con el tráfico de personas a prostíbulos o talleres textiles, de drogas, desarmaderos.

Pese a que hemos presentado cuatro veces los Mapa del Delito de la jurisdicción Comisaría 44 no vemos que se combata la corrupción y el delito organizado que existe al interior del Estado.

Nos seguiremos reuniendo en las Iglesias Nuestra Señora de La Salud en Versailles o en el Perpetuo Socorro en Villa Luro como clubes o sociedades de fomento para que la comunidad busque los mejores mecanismos para mejorar.





Vecinos de Versailles presentaron un nuevo mapa del delito

29 01 2017
versalles

COMISIONADO MAYOR AHMED Y COMISARIO DE LA 44 ROFRANO

Luego del crimen del sargento Juan Carlos Lalia el viernes pasado, los vecinos del barrio porteño de Versailles, integrantes de La Alameda y de Versailles de Pie presentaron un nuevo mapa del delito, pidieron justicia por el uniformado muerto y armaron una lista de reclamos para mejorar la seguridad.

El acto se realizó el viernes a las 19:00 en la esquina de la casa del efectivo de la Policía de la Ciudad asesinado por delincuentes en un intento de robo, en Lascano y Avenida General Paz, y  hasta allí llegaron el comisario de la seccional 44 (además abarca los barrios de Villa Real, parte de Villa Luro y parte de Monte Castro), Gerardo Rofrano, y el jefe de Circunscripción VIII, comisionado mayor (en la Policía Federal es el equivalente a comisario inspector), Roberto Ahmed, ya que esa seccional está bajo su órbita.

Entre los pedidos que se hicieron a los jefes policiales figuran: control las 24 horas en todos los cruces de Avenida General Paz, sean puentes o calles; erradicación de los “aguantaderos” de “motochorros”; allanamientos en todos los desarmaderos, camuflados en talleres mecánicos, gomerías  y otros.

Cuando los habitantes enardecidos de ese barrio consultaron a Rofrano y a Ahmed qué novedades había sobre los delincuentes que mataron a Lalia, solo se limitaron a señalar que están “investigando”.

Asimismo, los vecinos criticaron el desempeño de los miembros de la Comuna 10 por su ausencia y remarcaron que el jefe comunal, Daniel D’Ippolito -“El Tano Cufi”-, “es un barrabrava de Vélez”.

“Ya no hay excusas, porque ahora toda la policía está unificada y forma parte de un mismo partido político. Sin embargo, nada cambió porque siguen matando gente y todos vivimos con mucho miedo”, precisó otro vecino durante el acto.

El mapa del delito que presentaron es una versión actualizada del que tiempo atrás habían armado y ahora agrupa  59 entraderas, 41 motochorros y 42 robos en la vía pública, 22 robos de automotores, 15 robo de ruedas.  

mapaversa

MAPA DEL DELITO DE VERSAILLES 2016

Este es el cuarto Mapa del Delito realizado por Versailles de Pie, el nombre de la red que impulsa la Alameda con los vecinos autoconvocados en las Iglesias Nuestra Señora de La Salud y Perpetuo Socorro,

versalles-2

ROFRANO Y LUCAS SCHAERER, MIEMBRO DE LA ALAMEDA Y VERSAILLES DE PIE

Los vecinos criticaron la salida de la Prefectura Naval y de la Gendarmería Nacional de los controles que había sobre todo el corredor de la Avenida General Paz, disposición a cargo de la ministra de seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

“Acá lo que ustedes están haciendo no es un plan de seguridad, es un plan de inseguridad.. Desde que sacaron a la Prefectura de la zona que todo está mucho peor, no se puede ni caminar por la calle”, sostuvo un vecino.

Rofrano y Ahmed no acercaron ningún plan de seguridad y solo prometieron que iban a gestionar la vuelta de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval a los controles de la Avenida General Paz.

En ese sentido, al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, como a su ministro en Seguridad, Martín Ocampo, al Jefe de la policía, José Pedro Potocar, se les venía señalando la ausencia de control policial en todos los cruces de la av General Paz.

El pasado 12 de diciembre de manera arbitraria la ministra de Seguridad  Patricia Bullrich Pueyrredón, dio marcha atrás con la custodia de fuerzas federales en los cruces de General Paz, y hasta el momento los vecinos no recibieron explicación alguna sobre el tema.





Nueva Policía con ascensos turbios

10 01 2017
Comisario Attili en la puerta de la comisaría N° 38

Comisario Attili en la puerta de la comisaría N° 38

Fueron ascendidos comisarios cuestionados por zonas liberadas como el titular de la Comisaría N° 38 del barrio de Flores, apartado tras el asesinato de Brian, la comisaria del barrio de Liniers donde explotó un cohete en el cuadro de Martín Ocampo, y  al comisario del barrio de Once como de Floresta cuestionados a través de los Mapas del Delito de los vecinos y la Alameda. Asimismo serán comisarios mayores jefes de circunscripción cuestionados por las zonas liberadas por parte de sus subalternos. Gustavo Vera además sugiere propuestas para transparentar a la nueva policía porteña que permita bajar la inseguridad.

El legislador porteño titular de la Comisión de Trata, Gustavo Vera, cuestionó a los nuevos ascensos en la Policía de la Ciudad “por ser comisarios ligados a las zonas liberadas que venimos denunciados con los mapas del delito que confeccionamos con los vecinos y el apoyo de distintas iglesias o instituciones barriales”.

Al megáfono el comisario mayor Gavilán en la puerta Comisaría N° 44

Al megáfono el comisario mayor Gavilán

Este lunes 9 de enero, a través del boletín Oficial Nacional, en el marco del convenio de traspaso de las 54 comisarías a la Ciudad de Buenos Aires, con la aprobación del jefe de la Policía Federal Nacional, Néstor Roncaglia, y del subsecretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, se ascendieron a comisarios inspectores (esto significa que estarán a cargo de una circunscripción que controla por lo menos seis comisarias) a comisarios muy cuestionados entre ellos a Alejandro Carlos Attili quien fuera apartado de la Comisaría N° 38 del barrio de Flores por el crimen del adolescente Brian Aguinaco. “Parece una broma de mal gusto el ascenso de Attili quien desde la comisaría 38 se sucedieron tres crímenes en un año alrededor de la seccional e hizo la vista gorda liberando la zona con más de diez prostíbulos, de los narcos y transas como de los 50 talleres textiles clandestinos”.

Gavilán hoy comisario mayor

Gavilán hoy comisario mayor

Asimismo pasó a Comisario inspector, la titular de la más nueva de las comisarias “pero con viejos vicios de corrupción porque la comisaria Roxana Corbo desde la 54 no bajó el delito en el barrio de Liniers que sigue viviendo las entraderas, robo pirañas en banda, la terminal de ómnibus con miles de traficados para los talleres, lo narco-prostíbulos”, aseguró Vera legislador porteño de Bien Común, el partido de la Alameda.  

“El barrio de Once que se encuentra hace años cruzado por una poderosa red mafiosa tuvo de comisario a Valdivia (Héctor Gerardo) ahora ascendido pese a que en octubre de 2013 ya dejábamos en evidencia con los vecinos y la iglesia las galerías con venta de celulares robados, los aguantaderos con narcos, más de diez prostíbulos y decenas de talleres textiles clandestinos”, recordó Gustavo Vera que encabezó reuniones en la Iglesia Nuestra Señora de Balvanera (más conocido por celebrarse San Expedito) o en el entonces Teatro IFT.

Comisaria Corbo de Liniers

Comisaria Corbo de Liniers

Otro de los comisarios conocidos por la Alameda y el legislador es el comisario José Ricardo Celeste, quien a fines de diciembre de 2013 en la Comisaría N°43 del barrio de Floresta recibió en mano tras una marcha que encabezó un sacerdote, una comunera y los vecinos le dejaron el mapa del crimen organizado con más de cien talleres textiles clandestinos, y que en el tema narcotráfico reconocía no tener en ese momento ningún expediente en curso cuando es sabido y lo hicieron saber los vecinos en un reclamo a principios de marzo de 2014 que denunciaron con un nuevo mapa las zonas liberadas alrededor de los colegios para la venta de drogas y los robos de los motochorros.

COMISARIO MAYOR

Por el ascenso a Comisario Mayor, o sea el equipo más cercano al jefe de policía porteño José Pedro Potocar, es cuestionado Orlando María Gavilán (hasta hora jefe de la circunscripción VIII, o sea responsable regional de las comisarias 15ª, 17ª, 19ª, 21ª, 23ª y 53ª) a “Gavilán lo conocemos bien porque estaba el 2 de diciembre en el 2015 frente a la comisaria 44 cuando más de 500 vecinos marcharon con bronca por las zonas liberadas que demostramos con el Mapa del Delito que confeccionamos en las Iglesias Perpetuo Socorro y Nuestra Señora de La Salud. Gavilán luego vino a una reunión en la iglesia donde también participó la comisaria Corbo, las respuestas efectivas fueron muy bajas y las promesas quedaron en vano ya que no pudieron resolver crímenes aún impunes (por ejemplo caso Fernando Sorroche), no desterraron ningún aguantadero de mnotochorros y transas”, afirmó Vera.  

Corbo y Gavilán juntos en una reunión de vecinos

Gavilán toma nota y Corbo a su lado en una reunión de vecinos

El otro comisario mayor recién ascendido por decreto con la firma del presidente de la Nación Mauricio Macri, y de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich Pueyrredón, con el visto bueno de Roncaglia y D’Alessandro, es Jose Jesús Ascona quien fue comisario en la seccional 1 en el microcentro porteño dominada por los prostíbulos de tipo privado, y que en esa época tenía a Potocar de colega en la Comisaría 3. Ascona viene de ser el titular de la Dirección General de Conducción Operativa.

Comisario Celeste

Comisario Celeste

PROPUESTAS PARA MEJORAR

Gustavo Vera aporta propuestas para terminar con las zonas liberadas. “Tenemos que ir a auditorias externas por comisaría, que la nueva policía la encabece un civil, que se pidan declaración jurada del personal de brigada para arriba, subcomisarios, comisarios y demás, y se debe ir por más democracia y transparencia que es otorga la sindicalización para que los policías que no pasan la gorra se separen de los corruptos”, cerró el legislador y titular de la Alameda.  

BOLETÍN OFICIAL CON LAS DESIGNACIONES





Zona liberada por la Comisaría N° 44

24 06 2016

vecinos mejor

Los vecinos ganaron masivamente la calle. Más de 600 vecinos acompañaron la convocatoria realizada por Versailles de Pie, que integra y fundó la Alameda con la Iglesias católicas La Salud y Perpetuo Socorro con vecinos autoconvocados. En este reclamo masivo y pacifico el lunes 13 de junio fue acompañado por los medios masivos de comunicación. La cúpula de la Comisaría 44 a cargo de Osvaldo Tejido junto al jefe de Circunscripción VIII, a cargo de Jorge Monzón recibieron en la vereda a los vecinos pero tuvieron muy pocas respuestas concretas al drama de la zona liberada para entraderas, aguantaderos, motochorros y venta de drogas.

vecinos

No solo quedamos en un reclamo. También pedimos a las autoridades que vengan con una respuesta dos semanas después de la protesta. Invitamos al Ministerio de Seguridad Nacional, a cargo de Patricia Bullrich, y ministerio porteño, a cargo de Martín Ocampo. Se ausentaron. Mientras que sí concurrió Tejido y el subcomisario Diego Gutierrez.

salud2

Más de 120 vecinos se acercaron al salón de la Iglesia Nuestra Señora de La Salud. Los reclamos fueron por los aguantaderos como Nogoya y Ruiz de los Llanos, los robos de autos, los motochorros a los estudiantes de los colegios, la venta de drogas en la Plaza Banff y cámaras, entre otros casos. Y empezada la reunión se acercaron dos comuneras.

Quedaron los vecinos en volverse a ver el lunes 4 de Julio a las 19 hs.

La lucha para terminar con la zona liberada generada por la corrupción continua. 

Comisario Tejido mira a Lucas Schaerer al micrófono

Comisario Tejido mira a Lucas Schaerer al micrófono





Crítica a la designación del nuevo jefe policial

17 03 2016

recuadro GV La Nacion

El legislador Gustavo Vera dijo que la elección es “inentendible” en un reportaje en el diario La Nación

La designación del comisario general Néstor Roncaglia como jefe de la Policía Federal no fue bien recibida por el legislador porteño, líder de la Fundación La Alameda, Gustavo Vera, que calificó la decisión del gobierno nacional como “inentendible”.

“Bajo el gobierno kirchnerista el comisario Roncaglia estuvo al frente de la Superintendencia de Drogas Peligrosas y durante su gestión la Argentina pasó a ser el tercer exportador mundial de estupefacientes. Bajo su período creció el narcotráfico. No se entiende el premio de nombrarlo jefe de la Federal”, sostuvo ayer a LA NACION Vera, que desde la Fundación La Alameda denunció zonas liberadas y lugares de venta de droga al menudeo.

Vera, hombre cercano al papa Francisco, hizo otra grave acusación. Dijo que en el ascenso de Roncaglia tuvo mucho que ver el ex hombre fuerte de la Secretaría de Inteligencia Antonio Stiuso. “Es vox populi que Stiuso tuvo mucho que ver con el ascenso de Roncaglia”, añadió Vera.

Explicó también que La Alameda hizo una denuncia con 1200 puestos de venta de droga al menudeo y que el fiscal federal Federico Delgado acreditó la presentación. “Lástima que después la causa quedó en manos del juez Norberto Oyarbide y no avanzó”.

Vera afirmó a LA NACION: “Roncaglia tuvo que ver con el avance del narcotráfico en la Argentina. No se entiende su designación, salvo que quieran liberar más la zona y regular el narcotráfico”.

Ayer, pocas horas después del acto de asunción de Roncaglia, La Alameda difundió un comunicado que tituló “el prontuario de Roncaglia”. Entre otras denuncias, se afirmó: “La primera vez que conocimos a Roncaglia fue en Liniers, en allanamientos a cinco prostíbulos. En ese momento controlaba la División Delitos Complejos y su operativo fue una fiel demostración de complicidad con el crimen organizado, ya que no detuvieron a los cabecillas, la comisaría 44» implicada con los prostíbulos participó de los allanamientos, y los perejiles detenidos, en su mayoría clientes, se fueron sin esposar y en un colectivo de la línea 109”.

Link del reportaje en Los Leucos de TN donde se muestra muy nervioso Roncaglia con nuestras denuncias: http://m.tn.com.ar/politica/el-nuevo-jefe-de-la-federal-dijo-que-las-acusaciones-en-su-contra-por-narcotrafico-son-un-delirio_659385

Aquí la nota del diario Clarín que deja bien claro el fastidio de la nueva jefatura de la PFA 

nota clarin

Lo dijo el comisario Néstor Roncaglia. Y le anticipó a Clarín que van a crear 31 divisiones antidroga en el Interior.

“No le tengo miedo al trabajo y al que trabaja a veces le tiran piedras.

No se preocupen de lo que se dice y habla. Quédense tranquilos, nosotros no negociamos con narcotraficantes y nunca lo vamos a hacer”. Rompiendo el protocolo del acto casi castrense en el cual fue nombrado oficialmente jefe de la Policía Federal, el comisario general Néstor Roncaglia mezcló ayer en su discurso consignas y agradecimientos con algunos mensajes para su detractores.

Roncaglia nunca mencionó puntualmente a la organización La Alameda, que en los últimos días reflotó una vieja denuncia en su contra de complicidad con los narcos de la villa 1–11–14. Pero el nombre del legislador porteño Gustavo Vera –que lidera ese espacio– flotó todo el tiempo en el Patio de las Palmeras. Allí, en el corazón mismo del Departamento Central de la Policía, asumió Roncaglia ayer por la mañana en presencia de la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich; el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco; familiares, amigos, jefes policiales y un nutrido grupo de funcionarios judiciales.

Es que, además de ser el jefe de la Federal más joven de la historia (55 de edad, 35 en la Fuerza), Roncaglia es reconocido en los Tribunales federales y ordinarios por su gestión al frente de la Superintendencia de Drogas Peligrosas, cargo que ocupó hasta ayer.

Junto con Roncaglia fue nombrada como número dos de la Fuerza la comisaria general Mabel Franco, quien estaba al frente del aérea de Asuntos Internos.

Entre discursos –y algún cantito sorpresivo de “Sí, se puede/sí, se puede”– en el acto de ayer quedaron claros tres conceptos que solo el tiempo dirá si pasan de las palabras a la realidad: la prioridad es la lucha contra el delito organizado (principalmente el narcotráfico); la Federal tendrá una fuerte presencia en todo el país; y no se tolerarán actos de corrupción. Luego del acto Roncaglia habló con Clarín y se mostró optimista: -Algunos sostienen que la guerra contra las drogas está perdida…

-Yo no diría perdida, pero sigue siendo un desafío. Lo que ocurre es que las ganancias del narco son muy grandes: el kilo de cocaína que en Bolivia se paga 300 dólares cotiza en Buenos Aires a 5.000 dólares y en Europa se paga 38.000. Con esos márgenes de ganancia metés preso a uno y aparece otro a ocupar su lugar. No es que se arregle con los narcos, es que estos se reproducen rápido.

-¿Es por eso que se pretende que la PFA actúe como un FBI? -La consigna que nos dieron es combatir el crimen organizado (narcotráfico, trata de personas, venta de remedios falsos). En cuanto al problema de la droga, se van a crear 31 divisiones antidroga en todo el país. La idea es federalizar la Federal, que durante años se manejó y percibió como la policía de la Capital Federal.

-¿No hay cierto resquemor interno con el pase de las comisarías a la órbita del Gobierno de la Ciudad? -Se está hablando cláusula por cláusula.

Es un nuevo esquema al que hay que acostumbrarse y aceptar.

Hay resquemores, pero le vamos a encontrar la vuelta y lo haremos por el bien de todos. Las peleas sólo nos llevan a la destrucción y a la parálisis.





El prontuario de Roncaglia, el nuevo jefe de la Policía Federal Argentina

15 03 2016
Roncaglia al micrófono

Roncaglia al micrófono

Hace horas asumió la jefatura de la Policía Federal, Néstor Roncaglia. El slogan CAMBIEMOS del nuevo gobierno nacional no se traduce en esta designación, ya que Roncaglia es un hombre de la vieja guardia de la PFA que logró bucear todas las purgas de la fuerza ante los evidentes hechos de corrupción y complicidad con el crimen organizado.

Aquí pasamos a reproducir los antecedentes que la Alameda conoció de Roncaglia en el ejercicio de nuestra lucha contra la mafia. La primera vez que conocimos a Roncaglia fue en el barrio de Liniers, en allanamientos simultáneos a cinco prostíbulos. El nuevo jefe de la PFA en ese momento controlaba la División Delitos Complejos y su operativo fue un fiel demostración de complicidad con el crimen organizado, ya que no se detuvieron a los cabecillas de la banda, la comisaría 44 implicada con los prostíbulos participó de los allanamientos, y los perejiles detenidos en su mayoría clientes se fueron sin esposar y en un colectivo de la línea 109. 

Luego volvimos a cruzarnos con Néstor Roncaglia por su labor como titular de Drogas Peligrosas. El libro Laboratorios narcos de la Ciudad de Buenos Aires, escrito por el ex funcionario del Ministerio de Seguridad Nacional, fue editado en la Legislatura porteña por pedido de Gustavo Vera. En este libro se compilaron los informes remitidos a la entonces ministra Nilda Garré, y a la justicia federal donde dejó en evidencia el actuar mafioso de la Drogas Peligrosas, que por ejemplo nunca pudo desbaratar los narcos instalados en la villa del Bajo Flores con por lo menos diez laboratorios de producción de cocaína. 

“Roncaglia es encubridor de los narcos”

23/06/2015

El denunciante denunciando. Así se resume la historia de Jorge Rodríguez, el ex asesor de la entonces ministra de Seguridad Nacional Nilda Garré, que terminó en la fría mañana de este martes 23 de junio en un juzgado federal como querellado por calumnias e injurias por parte del jefe de Drogas Peligrosas, Néstor Roncaglia, y no por su investigación de cinco años sobre los laboratorios narcos instalados en la villa del Bajo Flores.

Es paradójico que por la denuncia penal sobre los 10 laboratorios de producción de cocaína en plena Capital Federal Rodríguez nunca fue citado a ratificar o prestar testimonio en el juzgado federal de Sebastián Ramos y Sergio Torres, y por el contrario es citado en el juzgado Federal de Julián Ercolini por la denuncia en su contra del comisario inspector Roncaglia.

Para el titular de la Alameda y legislador porteño del bloque Bien Común, Gustavo Vera, “Si Roncaglia fuera un hombre de bien debería denunciar a la Alameda y no solo a Rodríguez. Porque nosotros ratificamos todo lo dicho y volvemos a decir que Roncaglia es un encubridor de los narcotraficantes”.

“Es llamativo que el jefe de la división drogas de la PFA envió la carta documento a mi domicilio particular cuando fije domicilio en el despacho del bloque Bien Común”,sostuvo Jorge Rodrìguez a la salida de la audiencia judicial donde estuvo cara a cara con Roncaglia ante quien ratificó todos sus dichos.

Los narcos instalados en el Bajo Flores, según la denuncia penal en el juzgado de Ramos, operan con 300 hombres con armas de guerra y comandados por Marcos Estrada González, que estuvo varios años preso por asociación ilícita por narcotráfico.

Jorge Rodríguez antes de contactarse con la Alameda llevó su denuncia a la presidenta de la Nación con carta documento, al Concejo de la Magistratura y Corte Suprema. En su presentación Rodríguez dejó en evidencia el actuar de Nilda Garré, Cristina Caamaño (entonces Secretaría de Seguridad y actual fiscal), Natalia Fedelman (Sobrina de Horacio Verbistky en la dirección de Recursos Humanos del Ministerio), y Ricardo Dios, entre otros altos funcionarios en la cartera de seguridad donde Rodríguez trabajó durante dos años.

carta documento de Roncaglia

carta documento de Roncaglia

Jefe de Drogas denuncia al denunciante de los laboratorios narcos

22/06/2015

Carta documento de Roncaglia contra Rodríguez

Marcha de la Alameda a los tribunales federales en la calle Comodro Py 2002 (Retiro) este martes 23 de junio, a las 10 hs, en defensa del denunciante de los laboratorios narcos, Jorge Rodríguez, ex asesor de la entonces ministra de seguridad Nilda Garré, que ahora fue denunciando por el jefe de Drogas Peligrosas de la PFA, Néstor Roncaglia.

Los jefes de la Policía Federal y el actual jefe de Gabinete Nacional estallaron de bronca por la denuncia de los laboratorios narcos en la villa del Bajo Flores que difundió la Alameda. Al punto que decidieron iniciar una inédita demanda judicial contra el denunciante. De ahí que Jorge Rodríguez, ex asesor de la entonces ministra de Seguridad Nilda Garré, este martes 23 de junio a las 10 hs deberá presentarse en los tribunales federales de Retiro (Comodoro Py 2002) por la primer audiencia judicial por calumnias e injurias realizada por el titular de la División Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina, Néstor Roncaglia. Es llamativo que utilice los recursos del Estado este alto miembro de la PFA (una estructura verticalista) contra un ciudadano que se jugó la vida siendo empleado del propio Estado al investigar a un ejército de 300 hombres armados extranjeros que custodian 10 laboratorios de producción de Clorhidrato de cocaína.

Roncaglia perdura a todas las depuraciones de la PFA. Y por ello es un viejo conocido de la Alameda. En el 2010 era titular de la División Delitos Complejos. Fue encargado por el juez federal Sergio Torres de instrumentar allanamientos a una red de prostíbulos en el barrio de Liniers. La denuncia fue presentada por una ex víctima cooptada y esclavizada en esta red de prostíbulos. Fue Roncaglia responsable que este operativo no detuviera a los cabecillas de la banda prostibularia/tratante, se llevaron detenidos volanteros, y clientes en un colectivo de la línea 109 y sin ser esposados y por último los allanamientos fueron presenciados por los propios efectivos de la comisaría Nº 44 vinculada justamente a la red mafiosa en la jurisdicción que debería reprimir el delito.

Mañana la Alameda, con su titular el legislador de Bien Común Gustavo Vera, encabezará un acto de apoyo a Jorge Rodríguez. Ya que este ataque sobre un denunciante es una intimidación para todos aquellos que quieran enfrentar a las bandas criminales que envenenan hace décadas al futuro de nuestro país.

Es notorio que en la carta documento, según Rodríguez que Roncaglia “revela los nombres de una fuente informativa, cuya reserva de identidad a partir de mis declaraciones testimoniales y escritos presentados, estaba en manos del juez federal Sebastián Ramos, de su secretario letrado D’elía y de Mara Embeita. Por esto interpreto que Roncaglia debe ser investigado por revelar investigación confidencial de una causa judicial”.

Roncaglia viola el artículo 31 sexies de La ley de Estupefacientes nº 23737 que dice “el funcionario o empleado público que indebidamente revelare la real o nueva identidad de un agente encubierto o, en su caso, la nueva identidad o el domicilio de un testigo o imputado protegido, será reprimido con prisión de dos a seis años, multa de diez mil a cien mil pesos e inhabilitación absoluta perpetua.El funcionario o empleado público que por imprudencia, negligencia o inobservancia de los deberes a su cargo, permitiere o diere ocasión a que otro conozca dicha información, será sancionado con prisión de uno a cuatro años, multa de un mil a treinta mil pesos e inhabilitación especial de tres a diez años“.

Roncaglia le recrimina a Rodríguez haber dicho ante los medios “la ex SIDE es una cueva de ladrones igual que la cúpula de policía federal que lo agarren al comisario inspector Roncaglia que supuestamente maneja la superintendencia de drogas peligrosas, a los cuales los llamamos los ladrones peligrosos de drogas peligrosas porque en los allanamientos se roban todo, si les hacen una rinoscopia el 90% de esa gentes son adictos a la cocaína”.

El jefe de Drogas Peligrosas autorizó a 17 letrados de la PFA contra el denunciante de los laboratorios narcos.

Video con imágenes desde adentro de los prostíbulos allanados en Liniers

14/06/2010

El viernes el allanamiento fue sobre cinco prostíbulos por trata y proxenetismo. El actuar de la justicia se debe a una denuncia de la Alameda. Producto de la intervención judicial se encontraron varias mujeres migrantes sin documentos y fueron detenidos e incomunicados 9 tratantes y proxenetas.

LINK DEL VIDEO: http://www.youtube.com/watch?v=Q0MiZlgGIiY

Para que se entienda este video pasamos a puntualizar el listado de irregularidades durante el allanamiento. La siguiente información la podemos aportar a la causa con testigos y material fílmico:
 
1. La Oficina de Rescate o la OFAVI (en el lugar decían que era la Oficina de Rescate pero el periodista dice que OFAVI), acompañada solamente por efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA), encontró que no había trata de personas a pesar del testimonio en contrario de la denunciante, que cuenta un caso clarísimo y aberrante de trata de personas. Evidentemente, rodeadas por la policía cómplice, las mujeres no se atrevieron a denunciar. Lo decimos en las capacitaciones y lo reiteramos ahora: la práctica de tomar declaraciones in situ en los casos de trata es una mala práctica. La OFAVI y la Oficina de Rescate lo saben muy bien. Las mujeres rescatadas deben ser llevadas a un lugar seguro, alejadas de los proxenetas y la policía y declarar ante el juez cuando se encuentren emocionalmente estables. Hacerlo en forma diferente significa obstaculizar el acceso a la justicia de las víctimas y, posiblemente, este caso quede -como tantos otros- en la impunidad. Según el informe oficial oral que dio el comisario a cargo del operativo, Néstor Roncaglia, de las 31 mujeres no había una sola victima de trata.
 
2. En el prostíbulo de Avenida Gral. Paz 10610 había un sujeto que sería policía de la provincia, con auto afuera e identificación como tal, que salió del prostíbulo durante el operativo (hay fotos y testigos). En Rivadavia 11330 salieron dos más que según lo que contaron los policías que estaban a cargo del operativo a los periodistas eran agentes encubiertos. Cinco mujeres antes del allanamiento y dos después del mismo salieron de Gral. Paz (en este último caso fue filmada una de ellas y fotografiada la otra).
 
3. Ninguno de los detenidos, ni siquiera los incomunicados salieron esposados o precintados de ninguno de los prostíbulos como se ve claramente en las filmaciones. Incluso en el caso de Rivadavia fueron subidos a un colectivo de la línea 109 (?) sin ser esposados y trasladados supuestamente a Madariaga.
 
4. En Rivadavia, policías a cargo del operativo se dedicaron a filmar a la gente que manifestaba pacíficamente afuera y que nunca obstaculizó el procedimiento. En el caso de Gana 243, la policía le sacó la cámara de fotos a un miembro de la Alameda porque sacaba fotos del operativo a metros del lugar (?)
 
5. Personal de la comisaría 44 incluido el comisario entraban y salían del prostíbulo de Rivadavia, pese a no ser del operativo y ser sospechados de cohecho en la denuncia que se realizó previamente.
 
6. Pese a que el comisario Roncaglia aseguró que todos los prostíbulos allanados serían clausurados con consigna, lo cierto es que a excepción de Gral. Paz, ninguno de ellos tenía faja de clausura y en ninguno de los cinco había consigna al día siguiente.
 
7. En Gana 243 , donde los policías sacaron dos veces la cámara de fotos a un compañero nuestro, casualmente no encontraron ningún proxeneta o madame e informaron de la presencia de 4 mujeres que aparentemente trabajarían por su cuenta.
 
8. En el caso Gana 243 salió una mujer paraguaya de apellido Muñoz que en la lista de la policía figuraba como Núñez en estado de total ebriedad a su casa por su cuenta. Nos preguntamos si en este contexto se puede determinar si era victima de trata o no.

prostíbulo de liniers

prostíbulo de liniers

La Trata trata de protegerse

04/06/2010

El articulo de Pagina 12 de hoy narra lo ocurrido en los allanamientos a cinco prostíbulos de Liniers. Pero hubo muchas más irregularidades aún y la mayoría de ellas están filmadas por miembros de la Alameda que estuvieron en los operativos hasta su final en plena madrugada.

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-147553-2010-06-14.html

Una chica denunció haber sido prostituida. Allanaron cuatro locales. Participó la seccional 44ª, acusada por la denunciante.

Por Emilio Ruchansky

“La orden la conseguimos por una piba de 23 años que buscaba laburo, pero es uno de los 600 prostíbulos que denunciamos el año pasado. En febrero le dieron un papelito en la calle, un volante, donde le ofrecían cien pesos por día para limpiar un bar en Liniers. Cuando fue, vio que estaba vacío el lugar. Parecía todo normal y cuando terminó de limpiar no la dejaron salir. Le decían que tenía que esperar a la dueña. Bueno. La dueña, que es Alicia Frías, no aparecía. Una hora y media después, cuando la piba insistió, empezó la violencia. La cagan a trompadas, la violan y la encierran una semana. Así la ablandan. La obligan a ponerse lencería, no la dejan tener contacto con otras chicas y un día, ella no sabe bien cuándo, porque perdió la noción del tiempo, hubo una pelea entre clientes y proxenetas y logra escapar. Se toma un taxi, va a lo de su hermana y su hermana busca, encuentra el prostíbulo y hace la denuncia.”

El relato de Gustavo Vera, hecho la noche del viernes pasado en el hall de la cooperativa La Alameda, cerca de Parque Avellaneda, viene con una advertencia: “Van a allanar ese lugar en media hora y otros cuatro en la misma zona. Serían de la misma dueña. La idea es que la prensa esté para fiscalizar el operativo, no sea cosa que nos monten un circo”. Los lugares en cuestión están en Liniers: avenida General Paz 10.610 (a media cuadra de una garita policial), Rivadavia 11.330, Carhué 91, Gana 112 y 243. Todos fueron allanados simultáneamente por orden del juez federal Sergio Torres, y a cargo del comisario Néstor Roncaglia, de Delitos Complejos de la Federal.

El primero en salir de la puerta celeste de Rivadavia 11.330 fue un cliente, bastante borracho por cierto, y luego dos mujeres dominicanas. En la puerta había tres autos particulares, una camioneta de Delitos Complejos y dos patrulleros de la comisaría 44ª, denunciada como cómplices por la víctima. Uno de ellos no tenía inscripción del número del móvil pero sí patente: GVC 819. “Nada raro, pasaron a ver de qué se trataba”, dijo un oficial. Los patrulleros presenciaron casi todo el operativo, en principio, sólo como colegas interesados.

Al advertir la situación, los militantes del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y de La Alameda, que marcharon al lugar, les dedicaron un canto mientras marchaban por Rivadavia: “En Argentina hay una banda / hay una banda de delincuentes / que explotan pibes, trafican gente / y está la cana que los defiende”. Con la vereda tomada por los manifestantes y las cámaras apagadas, dos hombres salieron del prostíbulo esquivando las miradas y acompañados por un policía. Llegaron hasta la esquina, el policía les habló brevemente y luego se fueron caminando rápido, sin mirar atrás.

Hasta ese momento, la policía sólo había respondido de rigor a las consultas: “Recién llegamos”, decían. O informaban que “no hubo resistencia”, que había “muchas mujeres extranjeras”. Otro simplemente dijo “no” cuando se le preguntó si había llegado el fiscal (que al final no se presentó). Pero el mutismo se interrumpió cuando este cronista le comentó lo extraño de la situación a un colega y un policía que parece saber leer los labios se acercó. “Son dos infiltrados nuestros con cámaras y todo. Por eso se fueron”, dijo. ¿Consiguieron pruebas? “Muchísimas.”

“Que conste, el juez debe saber si había agentes encubiertos. Aunque la verdad debería haber venido, no está obligado, pero tampoco está bien tercerizar todo el operativo, sabiendo que la policía podría estar implicada. Digo. Porque ni siquiera mandaron un secretario”, comentó Vera, al enterarse del hecho. Desde el primer piso del lugar, uno de los uniformados salió al balcón y filmó a los militantes que aguardaban sobre la vereda. “Son lobos cuidando a las ovejas”, les gritó alguien de la multitud.

Juan Gravois, del MTE, dio un pequeño discurso en la calle, donde algunos vecinos y transeúntes se habían detenido al ver semejante operativo a sólo una cuadra de la estación de tren de Liniers. “Este lugar y otros parecidos forman parte de la recaudación policial, la plata con la que los comisarios se compran esos lindos autos que tienen. Nosotros vinimos acá a cagarles el circo porque este procedimiento es ridículo, está armadísimo”, gritó el joven. En la puerta celeste del prostíbulo, desde donde se veía una cama y una pared de cajones de cerveza, un uniformado apretaba la mandíbula y buscaba a sus colegas con la mirada, al escuchar el discurso.

A pocas cuadras, en otros prostíbulos, la policía les retiró las cámaras de foto y video a los militantes, que acusaban a los uniformados de avisar a los proxenetas. “Si en la whiskería de General Paz se fueron cinco chicas antes de que llegara el operativo”, aseguró un integrante de La Alameda. Las treinta mujeres que salieron de los prostíbulos fueron interrogadas por la Oficina de Asistencia Integral a la Víctima del Delito, quienes determinaron que no se trataba de casos de trata. “¡Y qué van a responder las chicas, si ven un montón de uniformados en el operativo y saben de las complicidades que hay! Lo único que quieren es volverse a casa”, se quejó Vera.

En total se detuvo a 29 personas, de las cuales nueve quedaron incomunicadas, aunque de no probarse la trata de personas podrían recuperar la libertad en breve.