El Palomar: denuncian que el aeropuerto nació para reemplazar las pistas clandestinas de narcotráfico

El titular de la Fundación La Alameda, Gustavo Vera, cuestionó al gobierno nacional por el surgimiento de la terminal aérea en el oeste del conurbano donde actualmente funcionan las low cost Flybondi y JetSmart. 

Publicado por Infocielo: https://infocielo.com/nota/100428/denuncian_que_el_aeropuerto_de_el_palomar_nacio_para_reemplazar_las_pistas_clandestinas_de_narcotrafico/#.XD9EY9isIBw.twitter

El titular de la Fundación La Alameda y ahora integrante de la multisectorial 21F, Gustavo Vera, denunció al gobierno nacional por idear el surgimiento del polémico aeropuerto de El Palomar para “reemplazar las pistas clandestinas de narcotráfico”. A su vez, consideró tomaron un compromiso con la mafia calabresa la ‘Ndrangheta para la liberación de las rutas aéreas de estupefacientes.

De este modo, en declaraciones públicas, manifestó que “el Gobierno está retomando la continuidad de los negocios sucios que ya había en la Base de El Palomar cuando cayeron presos los hermanos Juliá por llevar desde allí 1.000 kilos de cocaína a Barcelona, España”.

Entonces, explicó que no es casual que el principal autor intelectual del “aeropuerto trucho de El Palomar” haya sido Julian Cook, el CEO de Flybondi. Es que recordó que esa persona se desempeñó como ejecutivo de la extinta aerolínea argentina Southern Winds hasta que estalló el escándalo de las “narco-valijas” que volaban en las bodegas de los aviones de dicha compañía.

En esa línea, relacionó su denuncia con la creación del sindicato de trabajadores de Flybondi en el cual participa Matías Miret, el piloto que estuvo dos años preso por volar el avión que transportó una tonelada de cocaína con destino a Barcelona tras haber despegado de El Palomar.

Asimismo, el ex aliado de Elisa Carrió contó que uno de los factores que llevaron a la aerolínea Norwegian a desistir operar en la terminal aérea emplazada en el oeste del conurbano fue para evitar quedar involucrada en este tipo de situaciones poco transparentes. Por ese motivo, a pesar de las presiones recibidas por el Ministerio de Transporte encabezado por Guillermo Dietrich, la low cost resolvió funcionar desde Aeroparque.

Además, realizó una grave acusación a la familia del presidente, Mauricio Macri, al denunciar que forman parte de ‘Ndrangheta, la mayor organización criminal del mundo cuyo principal negocio y especialidad es el tráfico internacional de cocaína por vía aérea. Por ese motivo, detalló que el 26 de febrero de 2017 el primer mandatario nacional y Juliana Awada volaron hacia Argentina en un vuelo de Aerolíneas Argentinas desde Madrid, España, y que en la aeronave llegaron al país 64 mil pastillas de éxtasis.

Las pastillas estaban escondidas en un doble fondo de las valijas y viajaron a pocos metros del mandatario argentino. Al respecto, Vera opinó que no fue casual, sino que se trató de un recordatorio de la ‘Ndrangheta a Macri para que cumpla uno de los compromisos asumidos a cambio de los fondos que recibió de la mafia calabresa para la campaña presidencial 2015, la liberación de las rutas aéreas de estupefacientes.

Justamente pocos días después del regreso de Macri de España, el CEO de Flybondi se apersonó en la pista de la Base Militar de El Palomar el 10 de mayo de 2017, caminó por el medio de la pista y subió una foto suya a Twitter hablando del “aeropuerto” de El Palomar, a pesar de que para ese entonces Flybondi ni siquiera tenía ninguna ruta concesionada para operar.

En el mismo sentido, el fundador de La Alameda y hombre cercano al Papa Francisco, expresó que todas estas situaciones explican los motivos de los fallos escandalosos que emitieron los jueces que permitieron los vuelos comerciales, a pesar de las contundentes denuncias, juicios iniciados y del masivo rechazo de los vecinos de Hurlingham, Morón, Tres de Febrero, La Matanza, San Martín y San Miguel.

Por último, Vera afirmó que es llamativo el silencio de Elisa Carrió sobre el polémico aeropuerto de El Palomar, el conflicto social con los vecinos y las múltiples denuncias sobre temas que la diputada nacional conoce como corrupción y narcotráfico.

Vera pidió investigar la relación de Macri con la mafia calabresa ‘Ndrangheta. El trafico de cocaína y las Low Cost

POR KONTRA INFO

Mucho se ha hablado de la posible relación de Mauricio Macri con la mafia calabresa ‘Ndrangheta, una de las principales mafias de tráfico de cocaína a nivel mundial. En este caso fue el ex legislador y dirigente social de La Alameda, Gustavo Vera, quien sugirió investigar esa relación, ya que el  sospechoso “apuro por las Low Cost” podría ser “una forma de blanquear la logística del tráfico de drogas”, tal el caso de Avianca, también de estrecha relación con la familia Macri.

“La situación del narcotráfico en la Argentina no se ha modificado, por más que Patricia Bullrich nos presente la caza de perejiles para hacer estadística. Nos preocupa mucho el apuro por inaugurar el sistema de aviones Low Cost, donde hay casos de lavado narco como en el caso de Avianca. No se habla más de las más de 2000 pistas clandestinas. Habrá que averiguar si con el Low Cost no se estará blanqueando alguna de las tantas maniobras de la mafia calabresa ‘Ndrangheta que tanta presencia tiene en la Argentina y que se dedica a la logística en estupefacientes. Habrá que averiguar si el clan Macrì, tiene algo que ver con Mauricio Macri”, afirmó Vera.

La mafia calabresa supo ser dirigida por Antonio Macrì, jefe de la ’Ndrangheta en Siderno, a 30 km de Polistena, donde el abuelo del presidente hizo fortuna como constructor y concesionario del Correo antes de dedicarse a la política y emigrar. Por su parte, Vicenzo Macri coordinó por más de diez años el tráfico de drogas como la cocaína y el hachís venidos de La República Dominicana, Holanda y Marruecos con destino a Italia, informó la policía.

Avianca, aerolíneas colombiana, pero cuya marca en Argentina pertenece a los Macri (tras una venta figurada de Mac Air a Avianca), estuvo involucrada en 2016 en una importante red de tráfico de drogas a Europa.

La trama mafiosa de los prostíbulos en la Ciudad PRO

 

 

Así se publicó en Tiempo argentino

 Aquí la columna de opinión que publicó el diario Tiempo Argentino del legislador porteño, titular de la Comisión de Trata y presidente de la ong Alameda, Gustavo Vera.

La doble desaparición de Nadia Rojas, hallada en el mismo lugar donde los familiares decían que estaba con su proxeneta, y la de Layla Nayeli Sainz Fernández, el año pasado, se produjeron en la Ciudad que gobierna hace diez años el PRO, que en este período sumó más de 1200 prostíbulos, sin olvidar que los laboratorios de producción de cocaína se instalaron en la Ciudad PRO y que nuestro país tiene una penetración del narcotráfico que nos ha posicionado como el tercer exportador de cocaína en el mundo. Tampoco nos olvidamos que el propio presidente Mauricio Macri tiene estrechos vínculos con la mafia de la trata internacional, como demuestra la foto que se tomó en el narco-prostíbulo Mix, de la ciudad de Cancún, México, junto al condenado por explotación sexual Gabriel Conde, quien comandó hasta fines de los ’90 el prostíbulo Shampoo, en el barrio de Recoleta, hasta que lo metió preso el fiscal José María Campagnoli.

Desde la Legislatura y desde nuestra ONG en la calle podemos decir que la desaparición de adolescentes, jóvenes y mujeres es un negocio del crimen organizado, porque tras la captación de las chicas, vienen la explotación sexual y el narcotráfico, que usa a estas víctimas no sólo para captar clientes prostibularios sino también en lo que respecta al consumo de drogas. Tanto para usar a las drogas como esclavitud química para sus víctimas, como para multiplicar sus ganancias con los prostituyentes/clientes.

Desde nuestro bloque hemos avanzado en un reclamo histórico, que consiste en poner fin a las habilitaciones en comercios (boliches, whiskerías, pubs) donde se explota sexualmente a las mujeres, mal llamadas coperas o alternadoras. Ahora también tenemos que lograr la aplicación del cierre de los prostíbulos con la adecuada asistencia a sus víctimas, para tener una exitosa reinserción social.

Esto debe construirse de abajo hacia arriba. Ya que en la Ciudad no es política pública la lucha antimafia. Y esto es notorio: los dos jefes de policía que eligió el propio jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, José Pedro Potocar y Guillermo Calviño, terminaron presos por corrupción en las zonas liberadas.