Ley de Seguridad: «¿El traje de Cenicienta le quedará bien al conde Drácula?»

vera-tv-publicaEl legislador porteño de bien Común, el partido de La Alameda, Gustavo Vera, advirtió que el traspaso de 19 mil efectivos de la Policía Federal a la Ciudad se llevó a cabo «sin beneficio de inventario» y planteó si con esta Ley de Seguridad Pública ¿le quedará bien el traje de Cenicienta al conde Drácula», en referencia a la corrupción policial.

Vera indicó en declaraciones a la TV Pública que el problema no es con la ley de seguridad pública que tratará este jueves la Legislatura porteña, sino con el traspaso de efectivos, entre los que están los jefes recaudadores, ya que «desde jefe de brigada para arriba «participaban de un circuito de recaudación de cajas negras del crimen organizado».

«Con la ley de seguridad de la Ciudad tenemos pequeñas objeciones, pero reconocemos que se trabajó con mucho consenso parlamentario. El problema es con este traspaso sin beneficio de inventario de los efectivos de la Federal a la Ciudad, en el cual desde el jefe de la para arriba estaban todos participando de un circuito de recaudación de cajas negras del crimen organizado que daba una cifra superior al presupuesto que recibían las 54 comisarias».

LA RECAUDACIÓN ILEGAL

El diputado de la Ciudad sostuvo que «en 2009 la cifra de recaudación ascendía a 4.500 millones de pesos en una investigación que se hizo con varios periodistas» y afirmó que ese desempeño irregular de los jefes policiales «ya era algo habitual».

«Es una caja negra que se usaba para el funcionamiento habitual de la comisaría en menor medida, luego para enriquecimiento de los jefes y después para la política y la Justicia. Esto era vox pópuli, todo el mundo lo sabía, todo el mundo lo sabe y no se han tomado las medidas pertinentes para ir al fondo de la cuestión, que significaría una depuración importante en la fuerza y el pedido de la declaración jurada de todos los comisarios de la Ciudad», precisó.

EL MAPA DEL DELITO VECINAL

Por otra parte, recordó que se logró «la destitución del comisario de la seccional 10ma. (Marcelo Suárez), a partir de un mapa del delito que armaron los vecinos de Boedo, con 200 lugares donde había talleres clandestinos, lugares de explotación, zonas  liberada» y agregó que este jefe «los estaba encubriendo».

EL JEFE DE POLICÍA CALVIÑO

«Me parece que se está yendo todavía muy a mitad de camino. Hay que recordar que (Guillermo) Calviño es el jefe de la Federal traspasada y está muy fuertemente imputado en una causa que se tramita en el Juzgado Federal de Sebastián Casanello por encubrir a policías ‘coimeros'» y hay escuchas telefónicas que lo involucran muy severamente. Hay un problema que hay que resolver que se lo resuelve  con auditoría externa por parte de la Sociedad Civil», concluyó.

Miles de Policias de base en la PFA son estafados por el Banco Patagonia

banco-patagonia

En la semana que pasó, miles de suboficiales y policías de base de la PFA se encontraron con la sorpresa de que su salario había sido incautado completamente por el Banco Patagonia. Como desde ahora les liquidara el sueldo el Banco Nación, el Banco Patagonia resolvió descontarles unilateralmente todo el saldo deudor de quienes tenían tarjetas de crédito en esa entidad violando la disposición que establece un tope del 20 por ciento a los descuentos por deudas de este tipo por el carácter alimentario del salario.

Quienes tenían tarjetas de crédito habían acordado que se les descontará el saldo mínimo como ocurre habitualmente, pero ante el traspaso el Banco Patagonia, cuyo 51 % de las acciones están en manos del Banco Do Brasil resolvió quedarse con los sueldos de los suboficiales que literalmente se quedaron sin un peso.

Violando la ley y aprovechando el silencio que se les impone a los policías rasos por no estar sindicalizados, el Banco Patagonia dispuso la retención masiva de salarios y a cambio ofreció darles un «prestamo» con intereses y lucrar con la necesidad de quienes no percibieron un peso por su trabajo.

No es la primera vez que el Banco Patagonia procede violando la ley. Años atrás había sido denunciado por La Unión de Usuarios y Consumidores, Consumidores Argentinos y Consumidores Libres que encararon en conjunto, distintas demandas contra bancos que a sus clientes de tarjetas de crédito les cobraron cargos no autorizados -algunos hasta principios de 2003- con diferentes nombres como «reserva de fondos», «costos de financiamiento» o «gestión de cobranza».

Con total impotencia, suboficiales y policías rasos se encontraron con sus cajas de ahorro vacías y saqueadas ilegalmente por el Banco, algo que no preocupa a muchos de sus jefes que viven como reyes por la recaudación millonaria de sus múltiples «cajas negras».

Cuando el rumor de autoacuartelamiento comenzaba a difundirse entre la tropa, el jefe de la policía sacó un comunicado informando que «Se lleva a conocimiento que en el día de la fecha el sr jefe dela PFA ha realizado tratativas para que el Banco Patagonia realice a la brevedad el reintegro del dinero que en la fecha ha retenido al percibirse los haberes correspondiente al mes de julio» y que la próxima semana «estará resuelto» el tema,.

Pero los almacenes, supermercados, alquileres y deudas no esperan y hoy la mayoría de los policías de base que viven de su salario y no de las coimas sufren angustia y toman conciencia de la importancia de estar sindicalizados no sólo para defender sus derechos, sino para enfrentar la corrupción de sus jefes entre sus propias filas.

Desde la Alameda, donde hemos denunciado a más de un centenar de jefes policiales corruptos, nos solidarizamos con los policías rasos y alertamos que la maniobra que hizo el Banco Patagonia es completamente ilegal porque no se puede descontar todo el salario por su carácter alimentario.

A su vez, los convocamos a seguir luchando por la sindicalizaciòn de la policía para que los atropellos y la corrupción dejen de ser moneda corriente entre la fuerza.

Más información:

4115-5071 / 4671-4690