El PRO entrega hasta los adoquines

16 05 2017

La nota del diario Perfil escrita por el periodista Claudio Corsalini respecto al manejo turbio con lo adoquines por parte de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta.

 

http://www.perfil.com/sociedad/el-gobierno-analiza-quitar-los-adoquines-de-las-calles-de-la-ciudad.phtml

SOCIEDAD  ESTAN PROTEGIDOS POR LEY

El gobierno analiza quitar los adoquines de las calles de la Ciudad

En los próximos días, el Ejecutivo enviaría un proyecto de ley a la Legislatura para que se permita asfaltar encima o reemplazarlos. Denuncian que se venden online.

13|05|17 00:48

 

Cambio de paisaje. Si bien algunos ya se reubicaron en distintos espacios, organizaciones vecinales aseguran que se sacan porque asfaltar costaría nueve veces menos que repararlos.

Cambio de paisaje. Si bien algunos ya se reubicaron en distintos espacios, organizaciones vecinales aseguran que se sacan porque asfaltar costaría nueve veces menos que repararlos.

Al igual que los rieles de los tranvías, los vagones de madera de la línea A de subtes y los colectivos, los adoquines representan un inconfundible símbolo de porteñidad. Sin embargo, todo parece indicar que tienen sus horas contadas: en los próximos días, el Gobierno de la Ciudad estaría en condiciones de presentar en la Legislatura un proyecto de ley que tendrá como eje el retiro paulatino de los adoquines de unas 5 mil cuadras –el 21% del total de la Ciudad– porteñas. La tarea recaería sobre el Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

Pero más allá de su valor nostálgico, los adoquines son patrimonio cultural de la Ciudad, según establece la Ley 4.806/13. Según pudo averiguar PERFIL, el futuro proyecto buscaría “dar mayor poder de decisión” al Ejecutivo para determinar si una calle debe ser asfaltada o no.

Entre las razones que se barajan para impulsar esta iniciativa, distintas fuentes coinciden en destacar la cantidad de parches que presentan algunas calles adoquinadas y la reducción de costos que implica asfaltar una calle, en lugar de reemplazarlos o repararlos: reparar una calle adoquinada sería nueve veces más caro que desparramar asfalto sobre la superficie, aseguran fuentes del sector.  Otro problema que surge es la falta de artesanos especializados o de operarios que sepan cómo colocarlos.

El futuro proyecto de ley contemplaría también un posible destino para los adoquines removidos, ya que la ley vigente no lo especifica. Si bien algunos de ellos ya se reubicaron en plazas y espacios públicos de los barrios Cildáñez y Fátima, en el sur porteño; y en algunas calles de las villas 21-24 y la 31, según varias denuncias de organizaciones vecinales, muchos otros fueron comercializados a través de internet o utilizados en barrios cerrados del conurbano bonaerense.

Alerta. Expertos señalan que, además del valor patrimonial, los adoquines son de gran utilidad para drenar el agua de la lluvia, son reductores naturales de velocidad de los autos y, durante las noches de verano, disminuyen las temperaturas, lo que permite ahorrar energía.

Varios entes y legisladores de la oposición aseguran que la Ciudad resta protección al patrimonio histórico comunal: “Cambiaron la protección a pasajes, cortadas y pequeñas calles (vías terciarias), y las comunas nunca hicieron el inventario que marca la ley”, señala Gustavo Vera, legislador por Bien Común, que pone dos ejemplos concretos: el pasaje 5 de Julio, junto a la iglesia de Santo Domingo, en Montserrat; y San Ireneo, en Caballito, que también es eje de otra polémica con vecinos (ver aparte). “En Montserrat quitaron la arena que existía debajo de los adoquines para poner una cama de cemento. No sólo es un cambio patrimonial, sino que afecta al medio ambiente, ya que disminuye la capacidad de escurrimiento del agua. En San Ireneo, por ejemplo, taparon con asfalto los adoquines. Presentamos un amparo que frenó la obra un tiempo, pero la Justicia dio marcha atrás y la obra siguió”, indica Vera.

Desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad, por su parte, señalan que las calles empedradas “siempre fueron un problema para la gestión del PRO en la Ciudad”. Para Jonatan Baldiviezo, titular de la ONG, “no resulta extraño que también se estén retirando los granitos que forman los cordones de las veredas”, que son reemplazados por cemento. “Primero, se toparon con la Ley 65, que protegía las calles adoquinadas que alimentaban a las avenidas principales, con lo que una gran cantidad de arterias ya estaban protegidas. Con la ley siguiente se determinó que la protección alcanza también calles cortas, pasajes y cortadas, con lo que el alcance disminuyó drásticamente”, agrega Baldiviezo.

“Llama la atención la forma de actuar del gobierno, ignorando a las comunas; además de interponer cuestiones de costo o rapidez en las obras sobre las patrimoniales o de cuidado del medioambiente. La Ciudad cada vez está más estandarizada: las calles, plazas, parecen todas iguales. Los barrios van perdiendo identidad”, afirma, contundente, Luis Cúneo, ex integrante de la Junta Comunal 15 y amparista del decreto que logró implementar la Ley 4.806.

Nota de Perfil

El asfalto sumó una polémica al pasaje San Ireneo

Además de la polémica que se generó en torno a la construcción de un complejo edilicio en el pasaje San Ireneo y Rosario, donde antes funcionaba el colegio Santa Rosa, en pleno Caballito, los vecinos no salieron de su asombro cuando vieron que los clásicos adoquines del pasaje fueron tapados por asfalto.

Con un tercio de la superficie de la calle asfaltada, Gustavo Vera (Bien Común) presentó una medida cautelar para frenar las obras. Si bien al principio el juez Víctor Trionfetti falló a favor del amparo a principios de marzo de este año y ordenó “la inmediata suspensión de toda obra vinculada con la remoción, retiro o sustitución de adoquines en toda la traza dela calle”, unos días después la Justicia porteña resolvió no hacer lugar a la cautelar.

El nuevo fallo del Juez Martín Converset, titular del juzgado N° 5 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, rechazó la medida solicitada por Vera por entender que no se acreditó que el pasaje figure en el catálogo definitivo de calles construidas con adoquinado granítico que se encuentren protegidas por su valor patrimonial. Actualmente el pasaje se encuentra asfaltado en su totalidad.





Iniciativa por la Casa del Obispo Podestá

12 05 2017

Ex Obispo Podestá junto a su mujer Clelia Luro

El legislador porteño de Bien Común, el partido de La Alameda, Gustavo Vera, presentó un proyecto para crear la Casa Museo Monseñor Jerónimo Podestá como patrimonio cultural viviente que ya cuenta con el respaldo de otros seis diputados de la Ciudad.

El objetivo es hacer el Museo en las viviendas ubicadas en la Avenida Gaona 1355, 1363 y 1367 en el barrio porteño de Caballito, según el proyecto que ingresó para ser tratado con el número 1432-D-2017.

Los legisladores que avalaron la iniciativa son María Rosa Muiños (Bloque Peronista), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), Adrián Camps (Socialista Auténtico), Marcelo Depierro (Confianza Pública), Roy Cortina (Partido Socialista) y Gabriel Fuks (Corriente Nacional de la Militancia).

PROYECTO DE GUSTAVO VERA RESPALDADO POR OTROS LEGISLADORES

Asimismo, Vera pidió que ese predio quede afectado a la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico, dependiente de la Subsecretaría de Gestión Cultural del Ministerio de Cultura del Gobierno porteño.

 





Fallo judicial en defensa de los adoquines

6 03 2017

La Justicia falló a favor del recurso de amparo presentado por el legislador porteño de Bien Común para preservar los adoquines de un pasaje en el barrio de Caballito.  

Con el objetivo de evitar el asfaltado o pavimento del Pasaje San Irineo y dejar la estructura con los adoquines originales es que Gustavo Vera presenta el amparo logrando por determinación judicial que se frené la obra iniciada por el Ministerio de Espacio Público y Ambiente, a cargo de Eduardo Macchiaveli.

En ese aspecto, pavimentaron una cuadra y media de las tres que posee el pasaje con la primera capa, por lo que se exigió que todo vuelva a su estado original, con los correspondientes adoquines.

“El temor de los vecinos es que el asfaltado genere una salida rápida para los vehículos en el contexto de la cuestionada obre de las empresas con aval del gobierno PRO por demoler el colegio Santa Rosa y construir edificios; mientras que los vecinos y un amplio arco de legisladores quieren sostener el edificio del colegio para trasladar allí otras escuelas, donde los estudiantes hoy están hacinados”, remarcó Vera..

En ese sentido, hay dos colegios que funcionan en un mismo predio (el Normal Nº 4 que comparte su edificio con el Liceo Nº 2) y otros tres que lo hacen en otro edificio (el Nacional Nº 17 lo hace con los Comerciales Nº 23 y 29, en Avenida Rivadavia 5161/71), por lo que el edificio del excolegio Santa Rosa serviría para descomprimir un poco el problema educacional.

La decisión judicial fue tomada el viernes 4 de marzo, por el titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario número 15, Víctor Trionfetti.

La medida cautelar presentada por Vera señalaba lo siguiente:

“Vengo por la presente en mi calidad de habitante de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a interponer acción de AMPARO COLECTIVO contra el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con el objeto de que:

A) Se declare la nulidad de todos los actos administrativos que autorizan la realización de las obras de asfaltado o pavimento del Pasaje San Ireneo y se ordene al GCBA la inmediata paralización de los trabajos de asfaltado o pavimento en éste pasaje.

 “B) Se ordene a la demandada la recomposición del ambiente dañado, ordenando el restablecimiento al estado anterior del Pasaje San Ireneo conforme a los arts. 27 y 28 de la Ley General del Ambiente Nº 25.675.

 “C) Se ordene a la demandada a que paulatinamente lleve al Pasaje San Ireneo a su estado original por tener sectores reparados con materiales distintos al empedrado y adoquinado, retirando los segmentos realizados con aquellos materiales y sustituyéndolos por los originales como lo ordena el art. 2 de la ley N° 65”.

 De esta manera, el Gobierno de la Ciudad deberá reponer los adoquines para que todo vuelva a su estado original. 





Nicky Caputo “ocupa”

28 10 2016

ocupaEl empresario Nicolás Caputo, íntimo amigo del presidente de la Nación Mauricio Macri, usurpó un predio destinado al Corredor Verde del Oeste y lo usa como obrador de la construcción de dos torres.

Se trata de 2.300 metros cuadrados que tienen un valor de mercado de unos 2.500.000 dólares y que están ubicados entre las vías del Ferrocarril Sarmiento y la calle Federico García Lorca 202.

Sin embargo, el temor de los vecinos es que Caputo Construcciones , una vez que termine las torres llamadas “Dosplaza” se apropie de ese terreno y en lugar de ser un parque público lo convierta en un parque privado para quienes compren alguno de los departamentos que está construyendo el empresario macrista.

Por su parte, el legislador porteño de Bien Común, Gustavo Vera, presentó dos proyectos, uno con un pedido de informes al Ejecutivo de la Ciudad y uno de Ley para rezonificar estos terrenos de UF (Urbanización Futura) a UP (Urbanización Parque), lo que garantice la apertura del mismo como plaza publica.

Los vecinos de ese barrio presentaron fotos que constatan la presencia del “obrador”, armado hace ya dos años, “cuando en realidad debería haberse armado dentro del predio donde Caputo está encarando las construcciones”, señaló Gustavo Desplats, coordinador de la ONG Proto Comuna Caballito, encargada de iniciar las denuncias sobre la ocupación ilegal que lleva adelante el empresario amigo de Macri.

Asimismo, los habitantes de Caballito remarcaron que la responsable de cuidar que nadie intruse ese predio debía ser la Agencia Gubernamental de Control (AGC) que era encabezada por Juan José Gómez Centurión y ahora por Matías Álvarez Dorrego.  

En 2008, Caputo había procedido de una manera similar y en la zona destinada al Corredor Verde del Oeste montó su showroom para vender los departamentos, pero ante el reclamo de los vecinos tuvo que desmontarlo.





Caballito: quieren parques y escuelas

27 09 2016

whatsapp-image-2016-09-27-at-18-55-31

El legislador porteño de Bien Común, el partido de La Alameda, Gustavo Vera, participó estte martes de una movilización junto a los vecinos de Caballito, quienes reclaman la construcción de un colegio y que haya más espacios verdes en lugar de construir un shopping como quiere la Ciudad.

La manifestación pacífica de 300 vecinos se inició esta tarde en la intersección de la Avenida Rivadavia y la calle Acoyte bajo el lema “Sí al Parque Caballito, No al shopping de IRSA.

“Nuestro proyecto busca que el terreno donde estaba el excolegio Santa Rosa, que cerró sus puertas en 2012, pase a ser un colegio público. Eso es muy importante para cinco comunas de la ciudad de Buenos Aires, porque Caballito tiene varios colegios que están instalados en solo dos edificios. El Normal 4, el Liceo 2 y el Colegio de Profesores comparten el edifico en tres turnos y hay 750 personas entre alumnos, administrativos y profesores”, detalló el legislador de Bien Común y titular de la ong Alameda.

El legislador Vera hablando con los vecinos

El legislador Vera hablando con los vecinos

Y añadió Vera ante los 300 vecinos que “sería muy bueno que los legisladores incorporen 6.500 metros cuadrados cubiertos, que es lo que tenía el Santa Rosa, a la Educación Pública de la ciudad de Buenos Aires”.

Por último, el legislador recordó que durante las dos gestiones del PRO, la de Mauricio Macri y la Horacio Rodríguez Larreta, “el Gobierno porteño se desprendió de 220 hectáreas de tierras públicas de la Ciudad. Son 220 manzanas que equivalen a 2.200.000 metros cuadrados que fueron vendidos o concesionados a 20 o 30 años. Planteamos que la Ciudad compre esos 6.500 metros cuadrados, porque en verdad puede hacerlo para esta necesidad que es urgente”, concluyó el titular del partido Bien Común.

Entre los pedidos de los habitantes de ese emblemático barrio figuraban “la construcción de más escuelas y no de más torres, no a la demolición del colegio Santa Rosa y basta de problemas con la luz, el agua y el gas”.

Martín Iommi, integrante de “Encuentro en defensa del espacio público y la ONG SOS Caballito, sostuvo que “el barrio necesita más espacios públicos y por eso está el proyecto para crear un parque en el predio de la playa ferroviaria, en lugar del shopping”.

“En Caballito saben todos que hay muchos cortes de luz desde hace tiempo  y hay un proceso de construcción indiscriminada muy grande. Necesitamos en el barrio más espacios públicos, más espacios verdes. Y en el caso de la playa ferroviaria, donde se pretende instalar el shopping de IRSA, nosotros pretendemos que se construya un gran parque público”, explicó Iommi en declaraciones al programa “La Verdad Concreta”, que conduce Gustavo Vera por la radio on line Conexión Abierta.

Iommi reveló que “el Gobierno de la Ciudad tiene una relación muy estrecha con IRSA”, ya que “Augusto Rodríguez Larreta (hermano menor de Horacio) fue el gerente de Relaciones Institucionales hasta 2012”.

“Por eso vemos que quizás haya presión de su entorno  para que el jefe de Gobierno porteño presente este proyecto o definitivamente después de cinco veces de haberlo presentado ahora tiene los votos para poder aprobar la iniciativa”, indicó.

Además, Iommi señaló que hay un proyecto que presentaron los vecinos de Caballito para construir un parque que incluirá “una pista de atletismo, una pileta de natación, una serie de espacios educativos para el barrio y la necesitad de recuperar la vegetación nativa y espacios culturales, además de la construcción del museo de Norberto de la Riestra”.

“El PRO y el jefe de Gobierno usan como herramienta de extorsión a los vecinos diciendo que es un predio abandonado sin uso. Pero con esto le planteamos una alternativa con un espacio publico”, sostuvo Iommi.

 santa-rosa-caballito





Vera presentó un proyecto para crear un colegio público en Caballito

14 09 2016

El legisladCaballitoor porteño de bien Común, el partido de La Alameda, Gustavo Vera, presentó este miércoles un proyecto de ley para crear un colegio público en el barrio de Caballito ante el déficit de establecimientos educacionales en esa zona de la Ciudad.

El proyecto, que lleva el número de entrada 2964-D-2016, es para aprovechar el edificio deshabitado tras el cierre del colegio Santa Rosa, que estaba situado en la manzana que comprende Pasaje San Irineo 154 y las calles Rosario 638 y Guayaquil 627/37.

La iniciativa de Vera está acompañada por los legisladores Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica y presidente de la Comisión de Educación), Lorena Pokoik García (Frente para la Victoria), Gabriel Fuks (Frente para la Victoria), Adrián Camps (Partido Socialista Auténtico),  Marcelo Depierro (Confianza Pública), Natalia Fidel (Suma +) y Marcelo Guouman (Suma +).

firma

En el informe se destaca que “el establecimiento educativo tenga nivel inicial, primaria y secundaria, ante la imposibilidad que tuvo la Ciudad de cubrir la demanda de vacantes para los jardines maternales y de los otros niveles y del déficit de edificios para escuelas” que padece Caballito.

Asimismo, “durante una reunión de vecinos de ese barrio, luego del cierre de la escuela Santa Rosa, se presentó uno de los herederos de Madre Cabrini (fundadora del Colegio) quien dejó asentado en ese acto un legado donde la fundadora expresaba que ese lugar debía ser siempre un establecimiento educacional”.

En tanto, vecinos y ONG’s de Caballito, entre ellas Proto Comuna Caballito y SOS Caballito, realizaron este miércoles por la noche un encuentro en la calle Rosario 638 para pedir por la utilización del predio que figura en el proyecto para hacer una escuela pública. 

vera-vecinos-2

“No hacemos más que canalizar la demanda de los vecinos. Y esa demanda es que este lugar sea un establecimiento educativo como corresponde. Digo hacemos porque hubo diputados de la UCR, del bloque de Martín Lousteau, del Frente para la Victoria, de Confianza Pública y del Partido Socialista Auténtico”, indicó Vera durante la movilización.

Asimismo, el legislador porteño de Bien Común indicó que “el Estado tiene que imponerlo como establecimiento educativo” y añadió: “Este Gobierno ya ha vendido, concesionado 200 hectáreas que son 2.200.000 metros cuadrados que eran tierras o propiedades públicas. Mientras este proyecto abarca  6.500 metros cuadrados”.

Acceda al Proyecto de Ley y sus fundamentos haciendo click aquí.





Piden la clausura e inmediata demolición de una obra ilegal en Caballito

26 08 2016

Caballito MéndezEl legislador porteño de Bien Común, el partido de La Alameda, Gustavo Vera, pidió la inmediata clausura y demolición de una obra ilegal en el barrio porteño de Caballito.

En ese sentido, se trata de un predio ubicado en la calle Méndez de Andes 527, donde hay una obra que ya lleva ocho pisos construidos y tendrá como obra final dos torres de 13 pisos cada una, cuando el Código de Planeamiento Urbano (CPU) solo permite construcciones de hasta cinco pisos.

Vera sostuvo que en ese lugar empezó a construirse un edificio en 1997 y la obra se frenó dos años después, por lo que si permanece de esa forma por seis mese o más tienen que pedir un nuevo permiso de obra.

La empresa a cargo de esta obra siguió con la construcción cuando debería haber solicitado un nuevo permiso, porque la construcción está vencida 30 veces, según lo que exige el CPU.

“Quieren hacer una construcción que está prohibida por el Código de Planeamiento Urbano  y con un permiso del siglo pasado”, denunció el legislador de Bien Común.

“En 2008, la ley 2722 dispuso rezonificar 80 manzanas de Caballito y permitir solo construcciones de cinco pisos. Y ese predio, catalogado como R2b1 en el plano catastral, está dentro de las 80 manzanas”, agregó.

Por ese motivo, Vera exigió “la clausura y demolición” de ese emprendimiento, por lo que giró el pedido de informe a la Comisión de Planeamiento de la Legislatura porteña para su tratamiento, con el número 2669D2016.

El diputado de la Ciudad pidió la demolición basándose en un fallo dispuesto la semana pasada por el magistrado Roberto Andrés Gallardo, titular del Juzgado número 2 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quien dispuso una medida similar con un edificio ubicado en Palermo.

“El pedido nuestro es a partir del reclamo de vecinos de Caballito que vienen reclamando desde hace más de 10 años por este tema”, completó Vera.

La protesta fue protagonizada por vecinos y asociaciones de ese barrio porteño como Proto Comuna Caballito y SOS Caballito.