Charla sobre economía y política

21 05 2018

Charla sobre economía y política en Esteban Echeverría. Está convocando y organiza la Multisectorial 21F. Hablarán Gustavo Vera, titular de la Alameda, y Agustín D’Attelis, economista.

Anuncios




Las mentiras del “supermartes”

16 05 2018

Uno de los pocos economistas que no replica el falso análisis del “supermartes”. Nos explica la vuelta de un fondo buitre que litigó contra nuestro país y porque los bancos llevaron los encajes de los depósitos a los Lebacs, una antesala peligrosa a un “corralito”. Además estima una inflación del 30 por ciento y una fuerte estanflación, que es estancamiento económico con alta inflación.

Por Agutín D’Attelis

El día de ayer, martes 15 de mayo, el Banco Central enfrentaba el vencimiento de lebacs más alto desde el inicio de su gestión, en un contexto de corrida cambiaria y mercados financieros convulsionados. La expectativa sobre el vencimiento tenía que ver con la fuerte presión cambiaria que hubiese implicado liberar un porcentaje importante del monto del vencimiento, que en un escenario de suba del dólar hubiese generado más presión, tornando insostenible la situación y conduciendo a una devaluación abrupta, a niveles muy altos.

Finalmente, el Banco Central colocó lebacs por $584.814 millones, frente a un vencimiento de $615.877 millones, generando una expansión monetaria de $31.063 millones. Sin embargo, en valores nominales, aumentó la cantidad emitida de lebacs en $ VN 5.053 millones.

Lo que enciende una luz de alerta es que durante el último mes, los bancos aumentaron su stock de lebacs en $112.457 millones, deshaciéndose de Pases y Leliq (otros instrumentos de más corto plazo que emite también el BCRA para los bancos). Además, el stock total de lebac bajó $61.304 millones en el mismo período.

Por lo tanto, el desarme de lebacs de otros inversores (presumiblemente minoristas residentes y no residentes) habría alcanzado $173.761 millones (13% del stock de hace un mes).

Es decir, los inversores minoristas han decidido retirarse, mientras que se presionó a los bancos a compensar esa pérdida.

De esta forma, la renovación no sólo resultó a una tasa muy alta e insostenible (40%), sino que la demanda se transformó en compulsiva, a la vez que pone en riesgo al sistema bancario debido a la alta exposición a lebacs, involucrando hasta los encajes.

Los encajes son un porcentaje (alrededor del 25%) de los depósitos, que los bancos deben mantener inmovilizado en el BCRA para dar respaldo y solidez al sistema. El hecho de haber relajado este requisito y haber presionado para que coloquen estos fondos en lebacs dota al sistema bancario de una gran fragilidad. El stock de lebacs de 1 billón 200.000 millones de pesos (por encima monetaria), creciendo a una tasa de interés del 40%, se torna de la base insostenible en el tiempo.

De esta forma, en caso de tener que recurrir en algún momento a un “Plan Bonex”, es decir, un canje de estas letras de corto plazo por algún título de más largo plazo no negociable, con el objetivo de descomprimir la presión devaluatoria, se comprometería muy fuertemente la sostenibilidad del sistema, ya que al afectar la liquidez surgiría la imposibilidad de enfrentar una salida de depósitos, pudiendo conducir a lo que en la Argentina conocemos como “corralito”.

La tasa de interés para la letra más corta (30 días) resultó de 40,0%, mientras que el porcentaje de lebacs adjudicadas en el plazo más corto se redujo a 65% del total (desde 75% en la licitación primaria del mes pasado), observando un alargamiento de plazos. Esto debido al carácter compulsivo de la compulsa, que llevó a los bancos y a organismos del gobierno a extender los plazos para descomprimir un poco el vencimiento del mes que viene.

Por otra parte, el Tesoro Nacional reabrió ayer la licitación de Bonos del Tesoro (BOTES) en pesos a tasa fija. El monto adjudicado fue $64.178 millones (el equivalente a U$S 2.591 millones). Los vencimientos fueron a 2023 y 2026. El más corto de estos bonos resultó con una tasa de interés del 21% y el más largo del 19,9%. Estos dos instrumentos tampoco fueron colocados en una licitaciónabierta y voluntaria, sino que se colocaron de manera directa a dos fondos de inversión internacionales, Black Rock y Templeton. El primero de ellos fue uno de los fondos buitres que litigo contra la Argentina. Esta colocación se realizó para dar una señal de confianza en el día de ayer, a cambio de compromisos que desconocemos por el momento.

Como estrategia de contención del dólar, el Banco Central empezó el día ofreciendo vender U$S 5.000 millones en 25, y durante el transcurso de la rueda fue presionando el valor del tipo de cambio a la baja, hasta cerrar en 24,1 en el mercado mayorista. De todas formas, al final del día vendió U$S 791 millones (acumulando ventas por U$S 10.159 millones desde el 5 de marzo). Esto demuestra que la presión sobre el tipo de cambio no cedió. Desde el inicio de la corrida cambiaria el peso acumula una devaluación por encima del 20%. Esto comienza a tener traslado a precios, con lo cual la inflación proyectada para este año tiene ya un piso de 30%. Por otra parte, el debilitamiento del mercado interno, la elevada incertidumbre, y las altas tasas de interés, condicionan la actividad económica. Nos conducimos a un año de fuerte estanflación, esto es, estancamiento económico con alta inflación.

En una jornada con la atención puesta en el vencimiento de lebacs y el mercado cambiario, el INDEC publicó la tasa de inflación mensual más alta del año, un 2,7% para el mes de abril. De esta manera, la inflación acumula un 9,6% para lo que va del año y un 25,5% para los últimos 12 meses. Se destacó el aumento de los precios regulados, que se incrementaron un 5,3% mensual en abril (desde 2% en marzo). El componente núcleo tuvo un incremento mensual de 2,1% en abril (desde +2,6% en marzo). Esto marca una importante aceleración inflacionaria, que no considera aún el impacto pleno del traslado a precios de la devaluación de las últimas dos semanas, con lo cual la inflación de mayo resultará muy probablemente por encima, transformándose en la más alta del año.

En síntesis, el impacto económico conduce a un escenario de estanflación, y en el plano financiero se gana tiempo agudizando los problemas y conduciendo a una situación cada vez más vulnerable, insostenible en el tiempo





“Los grandes grupos económicos ven en el Papa una amenaza”

30 04 2018

Agustín D’Atellis economista argentino

El Vatican Insider, la web del diario italiano La Stampa, publicó una entrevista a un economista argentino sobre la influencia de Francisco en la realidad económico-financiera global. “No se trata de acabar con el capitalismo, sino de poner la economía al servicio del bien común”

Agustín D’Attellis, economista argentino

PUBBLICATO IL 26/04/2018

Por ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ

La gran economía, obnubilada por el “dios dinero”, favorece al crimen organizado. Existe un vínculo cada vez más estrecho entre los paraísos fiscales, los grandes bancos internacionales y los grupos delictivos más peligrosos del planeta. Por eso, cuando el Papa critica el capitalismo salvaje y la economía de exclusión, muchos grandes poderes lo ven como una amenaza. Quizás no lo critican abiertamente, pero alimentan la resistencia en su contra.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads

Es la convicción de Agustín D’Attellis, economista argentino. Docente de la Universidad de Buenos Aires, especialista en macroeconomía y mercados financieros, en entrevista con el Vatican Insider habla del impacto de “Laudato Si” en el debate económico-financiero mundial.

¿Qué impacto tiene el pensamiento de Francisco en la economía mundial?
El mensaje del Papa incluido en la encíclica “Laudato Si” apunta a un cambio en los pilares mismos sobre los cuales está sostenido el actual modelo económico-financiero que, en estas épocas de retorno neoliberal en el mundo, empieza a dar cada vez más margen para que el crimen organizado tenga una participación fuerte. A final de cuentas se trata de finanzas y moral. Los mercados financieros se rigen, entre otras cosas, por la competencia pero esta conduce a comportamientos muy cuestionables desde lo moral. Poner en duda estas cosas es enfrentar intereses muy poderosos del mundo real.

Entonces, ¿qué se debería hacer?
Tenemos que ir a un esquema que ponga al sistema económica al servicio de lo productivo, del empleo, del bien común. Es ahí donde el mensaje del Papa enfrenta intereses reales y no sólo de mafias o de grupos que trabajan en la ilegalidad, sino de un esquema financiero internacional que está al servicio de ellos. No se pueden negar los vínculos estrechos que existen entre los paraísos fiscales, las empresas “off shore” y los grandes bancos internacionales. No sirve de nada denunciar a los paraísos cuando estos operan con bancos reconocidos, con presencia en todo el mundo y que parecieran estar al margen de esto pero no, trabajan en conjunto. Cuando el Papa denuncia el abuso de las finanzas está apuntando al corazón de Wall Street.

Pero a Wall Street no le interesa lo que el Papa tenga para decir, ¿para qué sirve su palara?
Para empezar a cuestionarnos todas estas cosas, para empezar a armar y organizar fuerzas que contrasten con este modelo enfermo y tratar de ganar la disputa.

Es como la historia de David contra Goliat…
Si, Francisco es como David pero en un espacio estratégico porque el Papa está ubicado en un lugar que no es menor para poder plantear esta disputa. Igualmente creo que es necesario organizarse desde diferentes sitios. Como la Red Antimafia de Argentina, con movimientos sociales y sindicales, así como con otras organizaciones. No es una unidad sólo de dirigentes, sino una unidad de abajo hacia arriba, para que varios sectores de la sociedad puedan poner en jaque el esquema en su base. No es fácil, porque estamos hablando de personas que manejan cientos de millones de dólares todos los días.

¿Sería descabellado pensar que, tarde o temprano, estos intereses promoverán una resistencia al Papa, aunque no sea abierta y desfachatada?
Si, porque los grandes grupos de poder económico concentrado ven en la figura del Papa una amenaza. Él está en un lugar estratégico y, con una habilidad importante, cuestiona los fundamentos del sistema sobre el cual estos grupos operan. Es el individualismo por encima de una sociedad pensada en términos de bien común y de conjunto. Eso Francisco lo pone en cuestión y habla de comportamientos colectivos, del otro, de la necesidad concreta de apuntar contra estas herramientas que permiten el crecimiento de las organizaciones delictivas en el mundo.

¿No es una mirada muy teórica, demasiado global? ¿Eso le importa a la gente?
Toda esa economía macro, obnubilada por el “dios dinero” y corriendo atrás de él, permite que sean cada vez más estrechos los vínculos entre los grandes capitales y el crimen organizado. Pero la consecuencia se da en la microeconomía, en la realidad de todos los días: en ese chico que vende droga y termina matando al vecino por una disputa, en el aumento en los niveles de inseguridad y violencia en los barrios, en las familias. El Papa, desde una visión muy clara del mundo, va en otra dirección. Por eso, la disputa necesariamente pasará a los hechos, porque si bien muchos de estos poderes se cuidan de criticar directamente al Papa por el rol que ocupa y la popularidad que tiene, por abajo se nota que promueven la resistencia a su discurso.

No todos los críticos representan a grandes capitales, una cierta “clase media” dice no comprender al Papa, su crítica al capitalismo salvaje y lo mira con recelo. ¿A qué se debe?
Ahí es muy importante comunicar, llevar el mensaje de “Laudato Si” a la gente que no lee documentos papales. Ese escrito aborda muchas temáticas, no sólo religiosas, por eso se debe transmitir no sólo desde las estructuras de la Iglesia sino desde otros espacios. De otra manera, sectores de clase media confundidos y empujados por esta lógica del retirarse en el interés por las cosas públicas, del individualismo, terminan siendo víctimas del sistema.

¿Por qué dice eso?
Por mensajes cruzados que les llegan a estas personas, por ejemplo, terminan criticando la figura del Papa y defendiendo inocentemente, hasta sin quererlo, cuestiones indefendibles como que ciertos funcionarios públicos sean dueños de sociedades “off shore” en paraísos fiscales. Al hacerlo terminan, sin darse cuenta, defendiendo estructuras que tienen un impacto muy directo sobre las operaciones del crimen organizado. Son los mismos grupos que, después, los afectan a ellos mismos en materia de seguridad. En casos como este, grandes sectores de la “clase media” se activan en contra de sus propios intereses. Inocentemente, sin saberlo, por el mar de confusión al cual se los conduce.

¿Se trata de cambiar el sistema o de reformar lo que ya existe? Porque se suele decir que es absurdo cuestionar al capitalismo siendo el único sistema que “realmente funciona”.
El mundo ya tuvo ese debate de la oposición entre dos sistemas, el capitalista y el socialista. Todo terminó cómo ya sabemos. Hoy por hoy no existe un modelo alternativo al vigente. Entonces deberíamos ir modificando las cosas para evitar que el capitalismo se convierta en salvaje y se ponga al servicio de las mafias que hoy, según algunas estadísticas, manejan negocios por el cinco por ciento del Producto Interno Bruto mundial. Si seguimos así el crimen organizado será cada vez más grande, sus vínculos con el poder cada vez más estrechos, la simbiosis entre la política y estos grupos va a ser completa, los Estados van a trabajar directamente para ellos y terminaremos en sociedades fragmentadas, violentas, invivibles. Eso hay que frenarlo lo antes posible.

¿La palabra del Papa puede ayudar?
Es muy importante en un contexto difícil. Justo después de la crisis económica de 2008 algunas personalidades habían comenzado a cuestionar el impacto de la desregulación financiera y los paraísos fiscales, pero ahora volvimos atrás. Ante un nuevo auge de la cultura neoliberal, que se torna muy peligroso, la figura del Papa resulta clave. Si no tuviéramos a Francisco haciendo contrapeso con otra visión estaríamos en una situación aún más grave.

¿Es realista pensar que las cosas pueden cambiar?
El Papa está donde está, llegó donde llegó, pero no podemos pretender que él desde ahí, solo, cambie el mundo. Es una tarea que nos debemos muchos, cada uno desde su lugar, creando células chiquititas pero con la esperanza de crecer, crecer y sumar a otras personas. Sí, el sistema que tenemos es capitalista, pero como lo plantea el Papa debemos empezar a cuestionar estructuras. No se trata de acabar con las finanzas o con el crédito, por ejemplo, sino de transformarlos y hacer que funcionen al servicio de una sociedad mejor.

La “Laudato Si”, ¿tiene algún tiempo de impacto fuera de la Iglesia?
Creo que sí, me ha tocado estar en varias reuniones en las cuales se cita la encíclica y antes jamás había visto algo por el estilo. Mucha gente que no pertenece a la Iglesia y ni siquiera es creyente toma en cuenta a ese documento, está empezando a influir en diversas ramas del pensamiento. Claro, a nivel de operadores financieros ellos la ignoran completamente, primero porque no la entienden, y luego porque, sin conocerla mucho, la asumen como un enemigo o la etiquetan ideológicamente. Hay mucho de eso.

¿Se estigmatiza la propuesta del Papa?
Si, a través de las redes sociales y con mensajes cruzados se empieza a instalar cierta estigmatización ideológica hacia la figura del Papa. Ahí es importante hacer un contrapeso. Claro, uno lo intenta hacer desde el contenido y desde el pensamiento filosófico, pero jugás contra unos monstruos capaces de impactar sobre millones de perfiles de Twitter o Facebook con una gran capacidad tecnológica. Pero si todo esto sigue y no lo frenamos a tiempo, puede terminar muy mal.





Vera y Santa María darán una charla

10 05 2017

Con el disparador en pregunta ¿qué se juegan en estas elecciones? el legislador porteño y referente del partido Bien Común organizó una charla con el presidente del Partido Justicialista de la Capital Federal.

Este viernes 12 de mayo, a partir de las 19 hs, en el bar Oviedo, esquina Lisandro De La Torre y Av. De los Corrales, en el barrio de Mataderos, darán la charla Gustavo Vera y Víctor Santa María.

Acompañarán al legislador porteño el economista Agustín D’Attelis, y al presidente del PJ porteño, Matías Barroetaveña el director del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM).

Para más información: 

4338-3050

WhatApp: 15 6621 5919





Charla de Bien Común y Movimiento Emancipador

26 04 2017
Te invitamos a la charla con el disparador ¿Es posible pasar de la unidad en la acción a la unidad electoral?
Nos reunimos este viernes 28 de abril, a las 18.30 hs, en el barrio de Paternal, a tres cuadras del cruce de las avenidas Juan B. Justo y Av. San Martín.
La charla será encabeza por el referente de nuestro partido y legislador porteño, Gustavo Vera, junto al economista Agustín D’Attelis, y la referente del Movimiento Emancipador y socióloga, Mariana Vuttuone.
El Centro Cultural Plumerillo donde se realizará la charla es en la calle Camarones 1497 casi av San Martín.
Nuestros teléfonos: 
4338-3050 / WhatsApp: 15 6621 5919