20 años: un día como hoy nacía La Alameda

En todas las circunstancias en que la Alameda se desarrolló durante estas dos décadas, con sus aciertos y errores, tuvo como Principio Rector la defensa de la Dignidad humana y como objetivo central construir una sociedad sin esclavos, ni excluidos. Una comunidad basada en la fraternidad, la justicia, la inclusión y el cuidado de la casa común. Bajo esas premisas llegamos a nuestros primeros 20 años de vida y lucha y con las mismas premisas seguiremos caminando junto al pueblo muchas décadas más.

El 8 de junio de 2002 comenzó a funcionar en su sede histórica de Lacarra y Directorio, frente al Parque Avellaneda, la Alameda. Allí constituyó su sede la Asamblea Popular 20 de Diciembre de Parque Avellaneda que había nacido al calor de las jornadas del 19 y 20 de diciembre del 2001. Inmediatamente comenzó a funcionar un comedor comunitario que asiste a màs de dos centenares de vecinos hasta el día de hoy y también la Cooperativa “20 de diciembre” que dió trabajo y sustento a varias decenas de costureros que fueron rescatados de situaciones de super explotación en talleres clandestinos durante estas dos décadas.

La Alameda fue expropiada por la Legislatura porteña en 2004 aunque la ley fue vetada por el entonces Jefe de Gobierno y nuevamente expropiada en el 2007. Refaccionada integralmente por el GCBA mediante la Corporación del Sur entre 2007 y 2008.

Entre 2002 y 2004 fue sede de encuentros de Economía Solidaria, colaboró activamente con el Movimiento de Fábricas Recuperadas y fue anfitriona de plenarios de asambleas barriales.

Entre 2005 y 2012 se constituyó la Unión de Trabajadores Costureros que agrupó a los trabajadores que luchaban contra la explotación en los talleres clandestinos y promovieron su organización gremial.

A partir del 2005 la Alameda comenzó a denunciar junto a la Defensoría del Pueblo la trata y explotación en talleres clandestinos y denunció judicialmente a más de 120 marcas de ropa por basar su producción en el trabajo esclavo y a más de 4 mil talleres clandestinos.

Entre el 2007 y 2009 trabajó junto a la Justicia Federal, el Gobierno de la Ciudad y el INTI en la creación del Centro Demostrativo de Indumentaria, popularmente conocido como Polo Textil, donde trabajaron y trabajan cientos de costureros de manera digna y registrada, muchos de los cuales habían salido de talleres clandestinos. Este Polo Textil, primera política pública de reinserción de sobrevivientes de la trata, funciona hasta nuestros días.

Entre 2007 y 2010 La Alameda acompañó la lucha de los trabajadores de las marcas Soho y Lacar que basaban su producción en trabajo esclavo y precipitaron quiebras fraudulentas donde la justicia determinó por la ley de quiebras ceder a los trabajadores constituidos en cooperativas los bienes de esas firmas. Ambas cooperativas trabajan en el Polo Textil.

En el 2007 se trabajó junto la Asamblea de Palermo, varias cooperativas y el Gobierno de la Ciudad la recuperación de un viejo mercado para convertirlo en el Mercado de Economía Solidaria de la calle Bonpland al 1600 que funciona hasta la actualidad.

Entre el 2010 y 2013, la Cooperativa Mundo Alameda lanzó la marca global “No Chains”, libre de trabajo esclavo junto cooperativas de Tailandia, Indonesia, Hong Kong y Filipinas realizando actividades internacionales de sensibilización contra el trabajo esclavo en la que también se articuló con la Campaña Ropa Limpia en Europa.

En el 2008 se llevó adelante la primer denuncia por trata con fines de explotación sexual en un prostíbulo de Flores que sería allanado y clausurado. Entre 2008 y 2013 la Alameda denunció más de 1300 prostíbulos en CABA, a cientos de prostíbulos de Mar del Plata, Rosario y Santa Cruz donde logró el cierre de las Casitas de Río Gallegos. En 2016 se sancionó en la legislatura una ley para cerrar todos los bares y whiskerías que camuflaban prostíbulos, por autoría del diputado Gustavo Vera, uno de los fundadores de la Alameda.

A partir del 2008 La Alameda comenzó a denunciar trabajo esclavo en el ámbito rural precipitando allanamientos en campos de varias empresas de Mendoza que explotaban personas mayores y menores de edad en el ajo, la cebolla y la vid y visibilizó la explotación infantil de las granjas avícolas de Nuestra Huella.

En el 2007 se constituyó la Fundación Alameda para querellar en causas judiciales por trata y explotación. Entre las causas más emblemáticas sobresalen el cierre de las Casitas de Río Gallegos, los casos de Madahos, Casita Azul y la Posada en Mar del Plata, la red de trata conducida por Raul Martins, la denuncia por explotación rural en campos de Batán y Sierra de los Padres, entre otras cientos de denuncias de alto impacto. También desde esas causas judiciales se logró la incautación de maquinarias que fueron reutilizadas socialmente para constituir talleres cooperativos en pueblos originarios de Chaco y Formosa.

En el 2010 La Alameda denunció junto a una mujer policía a la primera División de Trata de la Policía Federal que en lugar de combatir el delito, lo encubría. A consecuencia de esa denuncia, no solo fue desmantelada la primer División , sino que además se iniciaron investigaciones judiciales en las que fueron desplazados más de 60 comisarios de la Federal.

También en el 2010 La Alameda, junto a numerosas organizaciones de la sociedad civil, participó en los debates parlamentarios que llevaron a la reforma de la ley para prevenir y sancionar la trata de personas, logrando eliminar la figura del consentimiento, consolidando el agravamiento de las penas y la constitución del Comité Ejecutivo y el Consejo Federal Contra la Trata como organismos de trabajo en red y multicontrol.

Desde el 2008 en adelante, el Cardenal Jorge Mario Bergoglio y luego Papa Francisco acompañó la lucha de La Alameda contra la trata y la esclavitud. Desde aquel año hasta la fecha todos los 23 de septiembre se realizan misas en la Plaza Constitución a favor de la liberación de las víctimas de trata y bajo el lema “Por una Sociedad sin esclavos, ni excluidos”. Ya en el Vaticano, el Papa Francisco promovió numerosos coloquios y actividades contra la trata y a favor de víctimas y refugiados con académicos, líderes religiosos, alcaldes, jueces y organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo.

A los fines de instalar fuertemente en la agenda pública la lucha contra la trata y el crimen organizado y a favor de la incautación y decomiso de los bienes de mafiosos y tratantes para reparación de las víctimas y su reutilización social, La Alameda organizó entre 2013 y 2018 seis congresos de la Red Antimafia con jueces, políticos, académicos, sindicatos y organizaciones de la sociedad civil.

Entre 2013 y 2017 uno de los fundadores de la Alameda, Gustavo Vera, ocupó una banca en la legislatura porteña desde donde promovió una ley de cierre de los prostíbulos en CABA, creó la primer Comisión Especial de Lucha Contra la Trata, logró la sanción de la ley del Día del Recolector entre otras leyes. El bloque de La Alameda, pese a ser pequeño, fue el tercer bloque que más proyectos y leyes presentó en ese período y con la particularidad de que su diputado devolvió todos los meses ante escribano público el 60 % de su salario para donarlo a organizaciones de la sociedad civil y sostuvo que los legisladores debían vivir con un salario equivalente a un mix entre un Director de Escuela y de Hospital.

En el 2013 la Alameda lanza con la CGT, conducida por Hugo Moyano, una Campaña Nacional Contra el Trabajo Esclavo en la que se realizaron más de 400 denuncias en sede judicial por trata y trabajo forzado.

Entre 2012 y 2014 La Alameda acompaña la lucha de los vecinos del pueblo de Malvinas Argentinas (Córdoba) contra la instalación de una planta de Monsanto. Luego de una tenaz resistencia se logra impedir el desembarco de la multinacional y los principales referentes de esa lucha ganan las elecciones municipales del 2019.

En el 2016 La Alameda impulsa junto a Felipe Solá la convocatoria a la mesa “Laudato Si-Modelo Nacional” en la que participaron numerosos dirigentes políticos y sindicales del peronismo como Pino Solanas, Gabriel Katopodis, Eduardo Valdes, Gustavo Menendez, Alicia Pierini, Hector Daer, Omar Plaini, Maria Cristina Alvarez Rodriguez entre otros y elaboran documentos que establecen coincidencias estrategias entre la Encíclica Socio Ambiental “Laudato Si” y el “Modelo Nacional” de Juan Domingo Peron. También la Alameda participa del “Pacto de Padua” en la que cientos de intendentes se comprometen a impulsar ideas del “Laudato Si” en la gestión municipal. Además ese año se crean mesas interinstitucionales contra la trata y el narcotráfico en los municipios de Marcos Paz, Merlo, Esteban Echeveria, Almirante Brown, Cañuelas y Junín.

A partir del 2018 La Alameda junto con Pablo Moyano y el Sindicato de Camioneros impulsan el Frente Multisectorial 21 F en el que se constituyen 60 multisectoriales de Usuahia a La Quiaca en la que se agrupan màs de dos mil organizaciones sindicales, politicas y sociales. Quienes elaboran colectivamente un programa de 21 puntos y juegan un papel destacado en la reunificación del campo popular contra las políticas neoliberales. El 21 F jugará también un rol importante en actividades socio comunitarias en varias provincias.

Desde 2009 la Alameda comienza a federalizarse, llegando la constitución de Alamedas primero en Mar del Plata y luego en Rosario. A partir del 2017 comienza a multiplicarse en Provincia de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Corrientes, Salta, Jujuy, Tucuman, Misiones, Chaco, Mendoza, La Rioja, Chubut, Santiago del Estero, San Luis, Neuquén, Entre Ríos, entre otras localidades. Hoy tiene presencia en 20 provincias de la Argentina.

A partir de marzo del 2020 Gustavo Vera, principal referente de la organización, asume como Director del Comité Ejecutivo de Lucha contra la Trata y Explotación de Personas dependiente de Jefatura de Gabinete. Desde allí se impulsa un plan bienal que crea programas para evitar que las víctimas sean revictimizadas y reconstruyan un proyecto de vida. Se destaca el plan de capacitación e inclusión laboral, el estatuto especial de acceso a la vivienda, las leyes provinciales de inclusión laboral, las ordenanzas de cupo laboral, entre otras. También se federaliza el trabajo en red de lucha contra la trata con la constitución de 28 mesas interinstitucionales en toda la Argentina en la que convergen organismos nacionales, provinciales, municipales, judiciales y sindicales para avanzar en la coordinación, capacitación y comunicación eficaz entre los organismos. Desde el Comité también se promueve una mayor eficacia en la detección de indicios de explotación y en el seguimiento de la ruta del dinero y se impulsa un trabajo mancomunado con UATRE, la División contra el trabajo ilegal de la AFIP, la UIF y las asociaciones de magistrados.

Estos y muchísimos más son los aportes y acciones que La Alameda ha desarrollado en estas dos primeras décadas y que no entran en esta apretada síntesis. Sin embargo, en todas las circunstancias en que la Alameda se desarrolló, con sus aciertos y errores, tuvo como Principio Rector la defensa de la Dignidad humana y como objetivo central construir una sociedad sin esclavos, ni excluidos. Una comunidad basada en la fraternidad, la justicia, la inclusión y el cuidado de la casa común. Bajo esas premisas llegamos a nuestros primeros 20 años de vida y lucha y con las mismas premisas seguiremos caminando junto al pueblo muchas décadas más.

La Multisectorial 21F, junto al programa Potenciar Trabajo, consiguió máquinas textiles para Chaco y Formosa

La Multisectorial 21F, con el apoyo técnico de la Cooperativa 20 de Diciembre Alameda, firmó un convenio con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en el marco del programa Potenciar Trabajo para proyectos productivos.

Gracias al acuerdo, se pudieron comprar máquinas textiles para emplear en las provincias de Formosa y Chaco, con el objetivo de producir diversas prendas de vestir y uniformes.

Mientras que en Chaco ya se pudo comenzar con la producción, en Formosa primeramente se va a arrancar con una capacitación por parte de una compañera de la organización, estudiante de la Tecnicatura en Indumentaria.

Cabe mencionar también que en la provincia de Formosa hay otros emprendimientos llevados a cabo por compañeros y compañeras de Alameda y la Multisectorial 21F, como los de sublimado, peluquería, etc.

«La idea es comenzar a generar diferentes productos y así reemplazar o complementar el salario que se brinda con el programa Potenciar, que consiste en solo medio salario mínimo, vital y móvil», sostiene Tamara Rosenberg, dirigente de La Alameda, organización que forma parte de la Multisectorial y además responsable de la Cooperativa Textil 20 de Diciembre «La Alameda».

Participa también un estudiante de Administración de Empresas, que va a colaborar con la gestión del emprendimiento textil que es el que más potencial tiene de incorporar mano de obra.

El emprendimiento textil se va a desarrollar en la sede del sindicato de Custodios, que presta generosamente el espacio.

Luis «Gringo» Baez, referente formoseño y Tamara Rosenberg, dirigente nacional de La Alameda

La Alameda Mar del Plata: una historia de compromiso social y combate a la trata de personas

La Alameda Mar del Plata fue parida en octubre del año 2009, tras haber establecido un contacto con Gustavo Vera. Hasta ahí se sabía solo de la lucha de La Alameda a través de algunas redes, información que llegaba por mails y foros. A partir de ese contacto, se realizaron luego los primeros encuentros, en los que estaban compañeros como Tulio Pidone, Patricia Gordon, Silvina Elías y otros que ya no están, como Alejandra y Jerónimo.

En 2010, hubo una investigación muy importante sobre alrededor de 400 prostíbulos en Mar del Plata, que funcionaban a plena luz del día, con situaciones de trata y explotación. Una megadenuncia que dio lugar a lo que luego se siguió trabajando en La Alameda, no solo de trata sexual sino también laboral.

En 2011, hubo un debate histórico sobre las complicidades políticas, judiciales, policiales. El famoso caso de “el loco de la ruta”, que quedó impune, sobre el asesinato y desaparición de personas en contexto de prostitución a fines de los años ‘90, fue un símbolo de aquellos años. De manera sintomática, tras ese debate y denuncia, quien estaba a cargo de investigar y combatir, desde la policía, se tuvo que retirar finalmente de la discusión, lo que resultó altamente significativo. La explotación de la prostitución estaba tristemente naturalizada, en una supuesta “ciudad feliz” que no mostraba esta otra cara.

A partir de ese debate, Mar del Plata fue una de las primeras ciudades del país que logró crear dos ordenanzas para la asistencia a las víctimas del delito de trata, y es una de las localidades en donde se han realizado más juicios y condenas, lo que ha sido un muy buen inicio, en una ciudad que permanecía callada y en el contexto de una sociedad que también permanecía callada. Se pudo poner en la agenda pública el tema y el propio intendente tuvo que reconocer que no se había estado a la altura de lo que ocurría.

«Hubo investigaciones, realizadas al comienzo en forma algo precaria, para poder presentar pruebas para futuras denuncias. De esos primeros tiempos, han quedado muchas anécdotas. Una de ellas fue la incursión en el cordón frutihortícola de Batán disfrazados de Reyes Magos para el Día del Niño, al mejor estilo de “Los Simuladores”, con el apoyo de organizaciones de la ciudad y con el objetivo de obtener información acerca de dónde se encontraban los niños explotados de los que se venía hablando, pudiendo luego efectivamente certificar que había menores que estaban siendo obligados a trabajar», señala Patricia Gordon.

Mar del Plata tenía prostíbulos históricos que hoy ya no existen más como los casos de “Dulcinea”, “La Posada”, “La Casita Azul”, “La Gestoría” y otros. La segunda ordenanza tenía que ver precisamente con la prohibición de estos lugares en los que claramente había trata y explotación. Estos lugares ya no existen pero las formas de captación van mutando.

Lucha contra el basural

A comienzos de 2014 se realiza la denuncia del trabajo infantil en el basural de Mar del Plata, ubicado a 50 cuadras de la playa, donde por ese año comían y trabajaban un centenar de niños y adolescentes, en las mismas extremas condiciones inhumanas que lo hacían unos 400 adultos, con la complicidad del Estado por acción u omisión. La denuncia fue presentada ante la Justicia local por parte de la Fundación Alameda, a través de su presidente Gustavo Vera y el abogado penalista Mario Ganora. En Capital Federal, en tanto, hubo una movilización a la Casa de Mar del Plata.

El basural estatal, ubicado en la Avenida Antártida Argentina y la 57, recibe todos los días sin importar el calor del verano o el frío del invierno, a más de 100 menores y 400 adultos que revuelven la basura para encontrar comida y material reciclable, trabajando sin elementos de seguridad e higiene, sin suministro estable de agua potable bajo el rayo del sol o el barro que provoca la lluvia.

El Hospital Materno Infantil recibe frecuentemente menores accidentados en el basural, quienes es habitual que se corten o lleguen al nosocomio por traumatismos. También se han registrado casos de tuberculosis y hasta accidentes graves que provocaron discapacidades permanentes.

Un hecho que tuvo repercusión mediática fue el homicidio de un joven por otro, ambos, víctima y victimario concurrían al basural desde los 11 años. El asesinato del joven en 2013 llegó a juicio oral y los militantes de la Alameda Mar del Plata declararon como testigos en el juicio describiendo las condiciones de vida y trabajo inhumanos en el basural.

El 10 de septiembre de 2018 el obispo Mestre se había reunido con los trabajadores recicladores y organizaciones sociales para elaborar una propuesta por el basural para el poder político. Se conformó una «Mesa de Diálogo del Basural» para abordar la problemática de manera integral, en base a la mirada de las organizaciones involucradas y con la intención de encontrar soluciones a la preocupante situación social.

El documento que fue la primer iniciativa de la Mesa de Diálogo del Basural fue firmado por: la Pastoral del Basural de la Diócesis de Mar del Plata, Pastoral Social de la Diócesis de Mar del Plata, Fundación Alameda, Cooperativa CURA, Fundación Fortaleciendo Futuro, el coordinador del Plan Estratégico, el presidente del Parque Industrial, ONG Conciencia, Barrios de Pie, Obra Don Orione, Cáritas Mar del Plata, Federación Argentina de cartoneros carreros y recicladores, CTEP y de trabajadores independientes del Basural.

En septiembre de 2019, Los candidatos a la intendencia de Gral. Pueyrredón para las elecciones generales de ese año firmaron un compromiso con la Mesa de Diálogo del Basural, que preside el Obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre. El acta de compromiso contó con la firma de Fernanda Raverta, por el Frente de Todos; Guillermo Montenegro, por Juntos por el Cambio; Gustavo Pulti, por Acción Marplatense; Santiago Bonifati, por Consenso Federal y Marisa Zizmond, por el Frente Nos. Entre los puntos comprometidos por los candidatos estuvieron: promover un sistema de recolección de residuos domiciliario diferenciado o lo que se conoce como separación en origen, la implementación del Programa de Puntos Sustentables, cumplimiento del programa de becas y aplicación efectiva de las normativas que regulan el tratamiento de los residuos sólidos urbanos.

Expropiación de inmuebles destinados a la trata sexual de personas

Para septiembre de 2019, la Mesa Interinstitucional contra la Trata de Personas de Mar del Plata, que integra entre otros la Alameda local, conmemoró el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños el 23 de septiembre de 2019, con la satisfacción de la sentencia del juez en lo Contencioso Administrativo, Simón F. Isacch, a favor de la expropiación del inmueble de calle 20 de septiembre N°57, más conocido como el prostíbulo La Casita Azul.

“Pasaron más de cinco años en busca de expropiar el inmueble abandonado y donde funcionara el prostíbulo, donde decena de mujeres fueron explotadas sexualmente. Todo fue probado en la causa federal que en el año 2011 condenara a sus responsables por el delito de trata”, expresó Silvina Elías, miembro de la Alameda Mar del Plata.

El proyecto para convertir el lugar en el Centro de la Memoria y Lucha contra la Trata había sido presentado en el año 2013. El Concejo Deliberante local aprobó la expropiación N° 14.592 en el mes de abril de 2014. La lucha prosiguió con numerosas reuniones con distintas áreas de los gobiernos provincial y municipal, de la realización de actos y jornadas frente al inmueble, en especial la entrega de premios del III Concurso Intercolegial contra la Trata 2018 bajo el lema “Expropiemos Casita Azul”.

En abril de 2022, El juez Santiago Inchausti, a cargo del Juzgado Federal N°3 de Mar del Plata, ordenó que el local donde funcionó el prostíbulo «La Posada» en el barrio de La Perla, cuyos propietarios serán juzgados por trata de personas, sea alquilado bajo administración de un organismo del Estado con la condición que los ingresos se preserven para una eventual reparación económica a las víctimas. La medida deriva de un planteo presentado por el Ministerio Público Fiscal en la causa que se sigue a Aníbal Raúl Ramón Soria y María del Carmen Castrege, responsables de La Posada. Ambos afrontan una acusación por lavado de activos procedentes de la explotación sexual de mujeres.

El juez procesó a los sospechosos, les prohibió la salida del país y trabó embargo sobre sus bienes por un monto de 100 millones de pesos. Entre los inmuebles decomisados está el local en 11 de Septiembre al 3000, donde funcionó el bar que era la fachada detrás de la cual se ocultaba el negocio de la prostitución.

Inchausti dispuso que esa propiedad quede bajo conservación y custodia de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) para que lo alquile y logre una renta con destino a la reparación económica a las víctimas de trata, medida que podría surgir del juicio que afrontarán los dos acusados.

El bar conocido como La Posada fue uno de los más conocidos prostíbulos que tuvo la ciudad de Mar del Plata hasta mediados de la década pasada. Llegó a su fin a partir de las denuncias presentadas por la ONG La Alameda.

«La Alameda es un equipo muy fraterno, muy humano, con personas capaces de generar lazos con las víctimas que pueden transformar su dolor en algo muy distinto. Hay muchas compañeras que son sobrevivientes del abuso sexual y que hoy ayudan a otras personas», expresa Patricia Gordon.

Otra cuestión fundamental es la lucha contra la explotación laboral en el cordón frutihortícola de Mar del Plata-Batán, donde hace más de 10 años que venimos bregando por los derechos de trabajadores y trabajadoras que permanecen en situación de explotación lisa y llana, excediendo la precarización. El abordaje de esta problemática también fue un antes y un después en la ciudad, gracias a las denuncias en el Poder Judicial y la intervención de diversos organismos.

A partir de 2018, la Alameda confluye con la Multisectorial 21F en diversas movilizaciones, en el contexto de las políticas de ajuste neoliberal del gobierno de Mauricio Macri. Fue en ese marco que se concretó la jornada de protesta impulsada por Hugo Moyano a nivel nacional que incluyó una movilización en Capital Federal y en las principales localidades del país. Tras la importante movilización del Movimiento Obrero Organizado y a través de asambleas llevadas adelante por Gustavo Vera, pudieron crearse multisectoriales regionales en toda la Argentina, siendo Mar del Plata una sede de la misma.

En enero de 2019, detrás de una bandera con la consigna “No a los tarifazos” avanzó por el centro de Mar del Plata en la denominada «Marcha de Antorchas» que agrupaciones gremiales, sociales, políticas y de consumidores impulsaron en repudio a los aumentos que el Gobierno nacional impuso a los servicios públicos de gas, luz, agua y transporte. La movilización fue multitudinaria y la Multisectorial 21F marchó junto a las dos CTA (Autónoma y de los Trabajadores) y gremios que integran el Frente Sindical para el Modelo nacional, más cientos de personas que se acercaron de manera autoconvocada al monumento a San Martín. 

Hoy la Alameda en Mar del Plata trabaja en conjunto con otra organización que se llama En Red, no solo en temas de trata de personas, sino también de otro tipo de violencias, como la violencia sexual hacia niños, niñas y adolescentes, así como de personas adultas que han sido abusadas en la infancia.

La Alameda Mar del Plata, con su recorrido de compromiso férreo en la construcción de una sociedad sin esclavos ni excluidos, sigue desarrollando actividades tendientes a bregar por los derechos de niños, niñas y adolescentes vulnerados, a combatir la trata de personas y la esclavitud en todas sus formas y a construir lazos de contención, afecto y propuestas concretas que potencien políticas públicas que no sólo prevengan y castiguen los delitos, sino que ayuden a los y las sobrevivientes a recuperar un proyecto de vida.