Cámara oculta a Madaho’s: narco-proxenetismo en Recoleta

1 02 2012

Madaho’s es el narco-prostíbulo más TOP de argentina. Se ubica frente al cementerio de Recoleta, en la esquina de Azcuénaga y Vicente López, a tan solo cien metros del Ministerio de Seguridad Nacional y a tres de la comisaría Nº 17. Desde la Fundación Alameda realizamos una investigación con cámara oculta en el interior de Madaho’s. Allí queda comprobado el proxenetismo y la venta de cocaína. En la denuncia que presentaremos este jueves por la mañana se asegura que la Comisaría Nº 19 cobra $20.000 pesos para protección, al igual que varios agentes de la SIDE, sin contar las otras divisiones de la policía federal como Drogas Peligrosas.
Por la tarde, a las 20 horas, realizaremos un acto de repudio en la puerta del prostíbulo. Nos concentraremos en el cruce de las avenidas Pueyrredón y Las Heras. Desde allí marcharemos junto al Movimiento de Trabajadores Excluidos, vecinos y otras organizaciones con actividad en el barrio.

CONTACTO:
Gustavo Vera: 15 6158 4835 / Mario Ganora, abogado, 15 5883 0233

Madaho’s fue habilitado como local boliche clase C, según los datos del gobierno de la Ciudad y quien firma la legalidad de Madaho’s durante la gestión PRO es Martín Farell y Vanesa Berkowski, dos funcionarios expulsados por su poca transparencia en la gestión.
La sociedad real del prostíbulo es SAFAGO SRL, sociedad que integran Mario Sasain (SA), Daniel Fayn (FA), y Gustavo González (GO). El local fue creado bajo el expediente 14.781/05. En tanto que la habilitación es Nº 30.490/05. Los domicilios Azcuénaga 1902 y Vicente López 2201/09. El apoderado de SAFAGO SRL, Ricardo D. Petrella, y en el 2006 estaba Daniel Alberto Fay, también como apoderado y figura como dueño. Su gerente es Horacio Rossetto. Por dentro Madaho’s cuenta con planta baja, sótano, entrepiso y primer piso. Su capacidad máxima, según la habilitación, es 396 personas.
Los teléfonos de Madaho’s: 4805-3208 / 4807-1311, hasta cuenta con página web: http://www.madahos.com que evidencia la incitación a la prostitución que es un delito según señala la ley de Profilaxis, una norma transferida a la Ciudad desde septiembre de 2010.
El prostíbulo cuenta detector de metales en su ingreso y custodios privados. Donde está los guardarropas existe un sector donde se comercializa al mejor estilo kiosco productos Madaho’s. En el video se habla de los perfumes que cuestan de 80 a 500 pesos, y a su vez se venden billeteras, encendedores, remeras, etc. Mientras que en el salón dos cajas registradoras, que debajo tiene un rompe papeles, y allí se puede pactar el pase con las mujeres. En el salón, un tal Julián ex gerenciador del prostíbulo Black (en Ayacucho y Alvear), también ofrece a las mujeres para el sistema de pases y sus costos.
Quienes venden drogas son las mujeres muchas de ellas adictas para sostener el nivel de vida de alcohol y la explotación. Los estupefacientes se buscan en el primer piso donde se encuentra el llamado sector VIP y la oficina de los jefes. Además vende un mozo de apodo El Gato y los propios taxistas apostados en el ingreso. En el baño se puede ver a quienes consumen.
Es habitual ver que concurren a este prostíbulo personalidades de la farándula como narcotraficantes internacionales, agentes de la SIDE, policías federales y funcionarios del poder ejecutivo nacional y la Ciudad.
El Hotel Acapulco, en la misma cuadra de Madah’os, es donde se realizan los pases.

LA CÁMARA OCULTA
Un volantero sobre Azcuénga a metros del shopping intenta convencer a los investigadores, que simulan ser clientes/prostituyentes, para que ingresen al prostíbulo “Hellas” o Play’s. El volantero comenta los precios de Madaho’s que son de $180 la entrada con una consumición, $ 300 pesos conversar con alguna chica y desde $ 500 pesos para el pase. El hotel Acapulco cuesta $150 pesos. Se asegura que el RR.PP de Madaho’s es un tal Pato, quien posee Facebook.
Para ingresar a Madaho’s se paga la entrada de 180 pesos con una consumición. Se sientan en la mesa y un mozo les pregunta que quieren tomar. Luego se acerca una mujer a conversar con ellos. Una de ellas le dice que el plantel es de 200. El pase es 1.000 (mil) pesos y la habitación depende de cual elija, que puede ir desde 100 a 150 pesos. La chica que hace el pase se llama Daina. La joven se tiene que cambiar para hacer el pase, ya que tiene que caminar para poder hacer el pase en el hotel. Se le pide fuego al mozo quien además coloca un cenicero. En los baños también arriba de los mingitorios hay ceniceros. Algo prohibido por la legislación de la Ciudad que allí al ser zona liberada no se aplica.
Para comprar droga la chica pide la plata con disimulo, 200 pesos, y va al primer piso y luego trae la dosis. La mujer además le exige hacer un pase. Cuando el investigador se niega la mujer lo increpa para que deje algo de plata ya que ella hizo la transacción para conseguir cocaína o “porquería” como señala la jerga prostibularia.
En los alrededores del cementerio de la Recoleta, su iglesia, el Centro Cultural, existen otros locales para la explotación sexual y la venta de estupefacientes. Solo en media cuadra de Vicente López al 2200, entre Azcuénaga y av. Pueyrredón, existen cuatro prostíbulos: Madaho’s, Azcuénaga 1908; Hella’s Vicente López 2229. Tel: 4803-0819 / celu: 15 5103 2777 y su página web http://www.hellaskalamata.com.ar; Brut Vicente López 2257; Sodoma Vicente López 2233, tel: 4804-8176 / 4807-5146 / http://www.sodomanight.com.ar / sodomadisco@hotmail.com. En la periferia existen otros comercios de la explotación sexual: Play’s Night Club Vicente López 2188, Hippopotamus Junin 1787 / 4802-0500 / http://www.newhippopotamus.com / New Port Junín y Vicente López.
Todos estos locales manejan el sistema de volanteros en la calle. Cada uno de ellos se encuentra vestidos de manera formal, con sacos y pantalón de vestir, y están conectados a través de Nextel o celulares. La presencia policial, jurisdicción de la comisaría Nº 19, es notoria hasta muchas veces custodiando la puerta de los night club, y vale recordar que la sede del Ministerio de Seguridad Nacional se encuentra a tan solo una cuadra, sobre la calle Gelly y Obes 2289.
El tránsito de autos es constante. A partir de las 22 horas empiezan a llegar a los locales antes citados decenas de mujeres con bolsos. Algunas llegan caminando, otras en autos de lujo, o en taxis. Ellas se cambian de ropa en cada local. Donde realizan shows en los llamados caños o escenarios, en algunos casos los pases con los hombres se realizan en los mismos VIP (ver Sodoma) o en cuartos del local como Play’s. El sistema es el consumo de alcohol. Los hombres ingresan pagando una entrada que incluye una bebida y dentro debe pagar la copa a la mujer. En todos los locales se fuma violando normativas de la Ciudad. A su vez estos comercios de la explotación sexual cuenta con habilitaciones de boliches clase C. Cuando en realidad no se dedican a bailes. A diferencia del resto de las zonas donde se ubican prostíbulos aquí no es habitual los conflictos violentos, desmanes o disputas entre bandas narcos. La custodia policial permanente y el contexto de un barrio de elite alejan toda posibilidad de conflictos evidentes que perjudiquen un criminal negocio que recauda millones y millones a costa de mujeres y con la complicidad de las estructuras del poder nacional y capitalino.

About these ads

Acciones

Information

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 260 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: