Hoy a las 19 horas escrache a la marca de ropa Kevingston

10 06 2011

Hoy viernes 10 de junio, a partir de las 19 hs., los costureros escrachan a la marca de ropa Kevingston. De avenida Santa Fé y Cerrito, en Barrio Norte, saldrá el escrache de los trabajadores que producen Kevingston en la fabrica Compañía Argentina de la Indumentaria, quienes a su vez estarán acompañados por sus pares de otras empresas textiles organizados en la agrupación gremial de la Alameda, la Unión de Trabajadores Costureros (UTC).

Los costureros presentarán un petitorio dirigido a la patronal de Kevignston, que son los hermanos Roberto, Diego y Gustavo Sterman, una empresa que factura por mes 12 millones de pesos pero paga salarios por debajo del convenio colectivo. Respecto a la fábrica Compañía Argentina de la Indumentaria es la principal proveedora de esta marca, por ende, Kevignston, es solidariamente responsable de todo lo que sucede allí adentro, como está establecido en la ley de Trabajo a Domicilio Nº 12.713.

La fábrica Compañía de la Indumentaria, ubicada en Sanabria y Álvarez Jonte en el barrio de Monte Castro, es propiedad de SERGIO LOSTZ. Ahí trabajan más de 300 costureros en pésimas condiciones. Es costumbre del empresario Lostz pagar 1.800 pesos al mes, por una jornada semanal de 50 horas, cuando el convenio del sindicato de costureros establece un piso de 2.800 pesos mensuales. No solo el misero sueldo. Existen terribles condiciones de higiene y seguridad en la fábrica que ponen en riesgo la vida de los trabajadores. Si la estafa del sueldo y la precariedad en el espacio laboral no fuera poco se suma la impunidad para el maltrato del empresario Sergio Lostz. Existe persecución sindical, acoso, y discriminación racial como sindical.

Frente a estos ataques patronales los costureros se organizaron y lograron votar democráticamente una comisión interna que haga valer sus derechos. La primera respuesta del empresario Lostz fue echar a más de 80 compañeros, previo haberles gritado cosas como “bolivianos, paraguayos y peruanos muertos de hambre, con ustedes me limpio el culo…”. Los despidos y ataques xenófobos fueron frente a la presencia cómplice del secretario gremial del Sindicato Obrero de la Industria del Vestido y Afines (SOIVA), Jorge Rojas.

Los costureros se pusieron de pie y lograron reincorporar a sus compañeros despedidos y sentar a la patronal en una mesa de negociación en el Ministerio de Trabajo donde se le presentó una serie de reclamos puntuales. De todas las violaciones a las leyes ninguna fue revertida, la discriminación continúa, el pago por debajo del convenio, las amenazas y las pésimas condiciones de higiene y seguridad.

Así que mientras que la marca Kevignston tiene una facturación superior a los 10 millones de pesos por mes, solo en sus locales de los Shooping y la avenida Santa Fe. Los costureros que le fabrican la ropa no superan los $ 1.800 mensuales y son sometidos a las peores condiciones por Sergio Lozt.

Los hermanos Sterman, dueños de Kevingston, tienen que intervenir con urgencia para que esto se solucione y se respeten todos los derechos laborales establecidos, además de los derechos humanos que se pisotean sistemáticamente dentro de la fábrica.

Contacto

Mario Luna delegado gremial: 15 3702 8130

Ezequiel Conde  UTC-Alameda: 15 3654 3195

Mail   utc_alameda@hotmail.com

Reproducimos el petitorio que se presentara a los hermanos Sterman:

Srs. Roberto, Diego y Gustavo Sterman:

Los costureros de Compañía Argentina de Indumentaria, los cuales somos los principales proveedores de sus prendas, venimos a solicitarle la urgente intervención dentro del establecimiento, a fin de que mejoren nuestras pésimas condiciones de trabajo.

Les pasamos a contar una serie de hechos cotidianos que sufrimos dentro:

DENIGRACION SISTEMATICA POR MEDIO DE CACHEOS: nos obligan a desnudarnos dentro de cuartos para “comprobar” que no robamos nada como si fuéramos delincuentes.

CASTIGOS ARBITRARIOS: Suspensiones, amonestación o perdida del empleo sin ninguna justificación.

INCUMPLIMIENTOS DEL CONVENIO COLECTIVO: no se pagan los premios, se descuentan días arbitrariamente, se paga en cuotas sin llegar nunca a completar el sueldo entero, horas extras en negro y todos mal categorizados. SUELDO PROMEDIO $1800.-

FALTA DE HIGIENE Y SEGURIDAD: pocos baños, algunos clausurados, sin elementos higiénicos, con cucarachas, hormigas y sin limpiar.

PERSECUCION SINDICAL: no solo a los delegados, sino a todo costurero que se acerque a consultar.

DISCRIMINACION: Ataques sistemáticos y violentos racistas. Hay un expediente abierto en el INADI firmado por más de cien costureros.

Frente a esta realidad exigimos:

Que se paguen nuestro salario como los establece el convenio, respetando todos los premios, las categorías y que se pague por quincena, no mediante vales truchos.

Realizar urgentemente las modificaciones correspondientes en materia de Higiene y Seguridad.

Que se termine el “cacheo” denigrante al que somos sometidos

No ser más victimas de discriminación de ninguna índole, ni perseguidos, ni maltratados.

Que se respete la estabilidad laboral de los costureros.

Estos puntos son los mínimos e indispensable para lograr trabajar dignamente.

Confiamos en que ustedes tomaran rápidamente cartas en el asunto, para evitar asi que se agrave la situación

Atentamente

CUERPO DE DELEGADOS

DE COMPAÑÍA ARGENTINA

DE LA INDUMENTARIA

Mario Luna, delegado gremial

Celular: 15 3702 8130

About these ads

Acciones

Information

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 251 seguidores

%d personas les gusta esto: