Escrache a la saladita del dueño de Cromañón

31 08 2009

textirama_2El lunes 31 a las 19 horas la Alameda con los cartoneros del MTE, junto a los familiares de las victimas de Cromañón y vecinos de Once realizaremos una protesta y clausura simbólica del megaemprendimiento textil que pretende inaugurar el verdadero dueño de Cromañón, Rafael Levy, en la misma manzana de la tragedia.

En efecto, Levy, quiere inaugurar una inhabilitada saladita y en la misma manzana en la que 194 chicos perdieron sus vidas en el boliche del cual Levy es el dueño. Su negocio textil, relacionado a talleres clandestinos (vale recordar el taller textil descubierto en el subsuelo de Cromañón) y marcas falsificadas, es posible por la misma empresa fantasma, National Urnamus Corporation, que lo encubrió para organizar recitales en Cromañón.

Textirama, la saladita de Levy, fue clausurada por obra clandestina y luego continúo en actividad. Tiene dos ingresos, por la avenida Rivadavia 3011 y Ecuador 50 frente a la Plaza Miserere, todo a metros del santuario por los 194 muertos en el incendio.

Levy irá a juicio oral y público por la tragedia. Pero sobre lo que nunca avanzó la justicia es sus empresas radicadas en paraísos fiscales. La Sala D de la Cámara Comercial y la jueza María Cristina O’Reilly archivan la causa.

Los padres de las victimas de Cromañón y la Alameda y el MTE no se cansarán de reflotarla hasta que haya justicia.

 

Informes: 1561584835 (Gustavo Vera)

Hay videos disponibles con imagenes de la Saladita que Levy pretende inaugurar

 

De Página 12 de hoy. 

 

ABRIRA UN LOCAL SIN HABILITAR A LA VUELTA DE CROMAñON

Un escrache a Levyatán

Militantes de La Alameda y familiares de Cromañón denuncian al “shopping textil” que pretenden abrir, a la vuelta de la disco, los dueños de la sociedad propietaria del local incendiado.

 

Por Eduardo Videla

 

Hay por lo menos dos personas que aún no rindieron cuentas con la Justicia por la tragedia de Cromañón. Se trata de los empresarios Rafael Levy y Raúl Vengrover, dueños del local que fue una trampa mortal para 193 personas, y también de gran parte de los locales ubicados en la misma manzana del barrio de Once: la cueva donde funcionó un taller clandestino de costura, un local nocturno donde se ejercía la explotación sexual de mujeres y un hotel alojamiento no habilitado como tal, ambos clausurados en diciembre. Ahora se suman los locales de Textirama, una gran feria de indumentaria ubicada en la estratégica esquina de Rivadavia y Ecuador, frente a Plaza Miserere, a la vuelta del local incendiado, que está a punto de inaugurarse, pese a que no cuenta con habilitación del Gobierno de la Ciudad.

Textirama se promueve como “el primer Shopping textil de Argentina”. Gustavo Vera, presidente de la Fundación La Alameda, dedicada a la lucha contra el trabajo esclavo, advierte que “las prendas que se van a comercializar en el lugar provienen en su mayoría de talleres clandestinos, con lo cual esto se convertiría en una nueva ‘Saladita’ en pleno Once”, dijo, en alusión a las ferias que funcionan en Puente La Noria y en Constitución. Hasta esa esquina llegará hoy a las 19 un grupo de familiares de víctimas de Cromañón y militantes de La Alameda, para denunciar esta nueva actividad del dueño del local donde ocurrió la tragedia.

Los dueños del local donde ocurrió la tragedia en diciembre de 2004 no llegaron al juicio oral que finalizó hace diez días con la condena a Omar Chabán, el manager de Callejeros, Diego Argañaraz, y el subcomisario Carlos Díaz. Pero Levy, que fue procesado por el juez Alberto Baños y sobreseído luego por la Cámara del Crimen, volvió a ser investigado por orden de la Cámara de Casación. Es que, como propietario del local, sería el responsable de la habilitación e incluso de la colocación de las media sombras cuya combustión intoxicó a la mayoría de las víctimas.

De acuerdo con una investigación de la publicación digital Noticias Urbanas, la propiedad de los locales de Textirama en el Registro de Inmuebles y el permiso de obra en el Gobierno porteño están a nombre de las empresas Nacional Uranumus y Leven SA, dos compañías off shore creadas por Levy y Vengrover para manejar las propiedades de esa manzana. Así lo había determinado una investigación de la Inspección General de Justicia (IGJ) publicada en su momento por Página/12. La denuncia de la IGJ para desactivar esa off shore se encuentra en la justicia comercial desde hace cuatro años.

Los locales de Textirama comenzaron a construirse en forma irregular, de acuerdo con una denuncia de una organización vecinal de Balvanera, que dio lugar a una causa que se tramita ante la Fiscalía de Cámara Nº 2, a cargo de Verónica Guagnino, y una clausura, el 16 de febrero. En julio último hubo una nueva denuncia por el derrumbe de una cortina metálica en el frente de los locales, accidente en el cual, milagrosamente, no se registraron víctimas. La feria iba a ser inaugurada este fin de semana, pero la apertura fue suspendida. “No tiene habilitación, si la abren, la vamos a clausurar”, dijo a Página/12 una fuente de la Agencia Gubernamental de Control del gobierno porteño.

Los negocios del dueño Levy no se limitan al boliche de la tragedia o al shopping Textirama. A fines del año pasado, tras la publicación en este diario de que en Rivadavia 3007 funcionaban un prostíbulo y un hotel alojamiento clandestino, ambos locales fueron clausura-

dos. Se trata de la whiskería Quatro Cat’s y el Hotel Leblon. La propiedad de ambos locales se atribuyó a las empresas off shore de Levy y Vengrover. La clausura se realizó después de una denuncia penal por el presunto delito de trata de personas, presentada por la Defensoría del Pueblo y una cámara oculta realizada por militantes de La Alameda, donde quedaba en evidencia la explotación sexual de mujeres. El único comercio abierto hoy en esa esquina es el Hotel Star, sobre la calle Ecuador. Allí fijó su domicilio Vengrover cuando se le tomó declaración indagatoria.

En cuanto al local donde funcionó República Cromañón, la propiedad estaba registrada a nombre de Nueva Zarelux, una sociedad off-shore radicada en Islas Vírgenes Británicas. La habilitación del comercio estaba en posesión del Hotel Central Park –también propiedad de Levy– y figuraba a nombre de otra empresa off shore, Lagarto S.A., que según el juez Baños también controlaba Levy.





Cuenta regresiva para la burocracia del SOIVA

11 08 2009

S5031035A las 18 hs de este lunes 10 comenzó una manifestación de más de 150 costureros de varias fábricas en blanco en la puerta del SOIVA (gremio que representa a los costureros con sede en Tucumán 737). Allí se movilizó  reclamando por el funcionamiento de la obra social que ha sido desmantelada, exigiendo plan de lucha por aumento salarial ($1080 el miserable salario de convenio), elección de comisiones internas en todas las fábricas y cese de la persecución a los costureros que defienden sus derechos.

 

La dirección del SOIVA, responsable del crecimiento imparable de los talleres clandestinos con trabajo esclavo y de la degradación laboral y salarial de los costureros, comienza a verse acorralada por los delegados de base que fueron siendo electos en las fábricas estos años de la mano de la Alameda y la Unión de Trabajadores Costureros (UTC). La lucha por redireccionar al sindicato hacia la defensa de los intereses de los costureros ha comenzado y esto no es sólo más que el primer capítulo.

 La semana anterior el secretario gremial Rojas dejo plantados a los compañeros de SPORTECH en una asamblea pactada en la que se iba a discutir el aumento de salario.
Al otro día no apoyo a los compañeros de la fábrica CAYNA en una medida de fuerza legítima por el cobro de su mísero sueldo, encima cuando fue a la fábrica maltrato a las dos delegadas (tenemos pruebas filmadas que pronto estarán a disposición de todos ustedes).
Esto sumado a que a los costureros de la fábrica spring  ya va es tercera vez que los bicicletean cuando fueron a pedir delegados.

Al llegar quisimos entrar los delegados de sportech, las delegadas de cayna, los compañeros de spring, el escribano y el abogado de la UTC-Alameda.
Los parásitos del soiva bloquearon la entrada y después de los forcejeos dejaron pasar al delegado de sportech, al cual una vez adentro lo amenazaron diciéndole “esto te va a salir caro”, “nos vamos a vengar”, entre otras apretadas cobardes, lo que desato una furia entre los compañeros presentes.
Obviamente todo esto figura en el acta del escribano público, como así también los nombres de los compañeros que participaron, para poder cubrirlos por si la patronal quiere tomar alguna medida contra ellos.

Estuvo presente el canal 26, que entrevistó a los compañeros en vivo. Se denuncio las amenazas sufridas y las pésimas condiciones en las que estamos los costureros.

La luccha continúa y paraello se convocará próximamente a un plenario de costureros. 

Adjuntamos declaración elaborada por los delegados de base de las fábricas movilizadas:

Los directivos del SOIVA (Ranú, Rojas, Suarez, Encarnación, etc) hace rato que dejaron de representar a los costureros:
- Dejaron pelada la obra social, dejandonos cada vez con menos clinicas y posibilidades de atención médica.
- Nos dejaron con uno de los salarios de convenio más bajos del país, con un aumento que son unas chirolas (97 pesos en 3 cuotas!!!)
- Al que se acerca al Soiva a reclamar o pedir delegados para su fábrica, al poco tiempo la patronal lo echa.
- No nos defienden frente al maltrato de los patrones y permiten que haya decenas de miles de costureros esclavizados en talleres clandestinos en lugar de pelear para que estén en blanco.
Por eso y muchas cosas más hoy nos movilizamos!!!
Es hora que el sindicato haga lo que tiene que hacer: defender a los costureros y no quedarse gratuitamente con nuestros aportes para que en las fábricas nos exploten y encima ni siquiera tengamos un médico que nos atienda en la obra social!!!

AGRUPACION UTC (Unión de Trabajadores Costureros)

Contacto: Ezequiel Conde: 15 3654 3195

POR UNA NUEVA DIRECCION EN EL SOIVA





Trabajo infantil: nada que celebrar para un millón y medio de chicos argentinos

10 08 2009

Los explotan tanto en zonas rurales (más de la mitad de los niños que trabajan lo hacen en el campo) como en las ciudades. Denuncias y un pedido al Gobierno y a la Mesa de Enlace.

 

Por Silvina Fiszer Adler, redactora de la página web del diario Perfil

 

Más de un millón y medio de niños en la Argentina no recibirán hoy un regalo ni saldrán a pasear. No jugarán con el resto de los niños de la familia, no se sentirán especiales ni serán consentidos porque hoy es su día. Quizá, no sonrían en todo el día porque alguien, aprovechándose de su pobreza, les robó su infancia y los puso a trabajar.

Según un informe global realizado por el Ministerio de Trabajo y la OIT-IPEC hay en el país más de un millón y medio de niños que trabajan. El relevamiento data de 2002. Desde entonces, las cifras no se han actualizado.

En 2004, el Observatorio de Trabajo Infantil y Adolescente realizó la Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes en el marco, también, de la cartera laboral. De allí se desprende, por ejemplo, que del total de niños y niñas de cinco a trece años que trabajan el 27 por ciento lo hace en un negocio, una oficina, un taller o una finca. Entre cartoneros y vendedores ambulantes suman, por su parte, el 24,5 por ciento.

Igualdad, trabajo y educación. Hoy en día, pese al trabajo de organismos independientes o la acción de espacios como La Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil, el trabajo infantil sigue existiendo. “Hay una política pública en contra del trabajo infantil que produce algunas acciones y algunos programas, pero no hay una solución de fondo del problema”, explica la licenciada Daniela Zulcovsky, miembro de la conducción directiva del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (CASACIDN).

“La solución de fondo pasa porque los padres tengan trabajo, porque haya un ingreso ciudadano para la niñez, porque los chicos puedan ir a la escuela, que los padres no los exploten. Tienen que cambiar muchísimo las políticas públicas como para que el número de chicos explotados descienda”, agregó la profesional.

Entre la tierra y el sol. Las actividades a las cuales son sometidos los niños son diversas. Las más comunes se dan en la industria textil, la del calzado, en la construcción, la minería y en la fabricación de ladrillos. Además, miles de niños trabajan en la vía pública o son explotados sexualmente. Más de la mitad de los niños que trabajan lo hacen en el sector rural. Allí se los utiliza para la recolección de zanahoria, tomate, arándano, vid y calabaza, entre otros productos.

“En el caso de la recolección de ajo y cebolla, los chicos son mejores que las máquinas, que marcan los frutos y después se complica exportarlos. Lo mismo pasa con la recolección de huevos”, cuenta Gustavo Vera, presidente de la Cooperativa La Alameda. Los miembros de esta ONG, que busca combatir el trabajo esclavo, saben del tema.

Tras una investigación realizada en las plantaciones de ajo en Mendoza pudieron demostrar la terrible situación que atraviesan los chicos. Además, trabajaron en conjunto con otras agrupaciones para desenmascarar el estado en que viven familias enteras en las granjas avícolas Nuestra Huella SA, ubicadas en Exaltación de la Cruz. Allí, “el trabajo infantil en masa está constatado”. La denuncia por “trabajo infantil”, “reducción a la servidumbre” y “fraude al fisco” ya está realizada y se esperan novedades para dentro de un mes.

Carta al Gobierno y a la Mesa de Enlace. El 11 de junio, pocos días antes de las elecciones, integrantes de La Alameda y del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) le pidieron a la Mesa de Enlace que expulse a las empresas que explotan a los niños de sus filas. En una nota entregada a los ruralistas figuraba una lista de 22 empresas comprometidas.

El 31 de julio, cuando comenzó el diálogo entre el Gobierno y las autoridades rurales, se repitió el pedido y se solicitó que el tema del trabajo infantil sea tratado en la reunión. En esa ocasión, representantes de la Sociedad Rural Argentina les informaron que no había empresas explotadoras bajo su ala, pero que denunciarían a las que tengan chicos explotados. Hasta ahora, no se han mostrado avances, y el tema no fue todavía tratado, pese a la importancia central que merece.








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 251 seguidores